saltar al contenido principal

Se indaga con la animación en la filosofía del cineasta

La sede de la Academia de Cine fue el lugar escogido para la proyección de “2001 Destellos en la oscuridad”, que celebra el medio siglo recién cumplido por el mítico film de ciencia ficción “2001: Una odisea del espacio”. La película dirigida por el español Pedro González Bermúdez cuenta con el mismísimo Keir Dullea para prestar su voz a Stanley Kubrick. TCM la emite el próximo sábado 12 de mayo.

2001rueda2Había expectación por este sencillo y emotivo homenaje a la película de Stanley Kubrick, que cumple 50 años. 2001 Destellos en la oscuridad recrea una entrevista que Eric Norden hizo al cinesta para Playboy, acudiendo a técnicas de animación. Y Pedro González Bermúdez pensó que nadie mejor que Keir Dullea, el astronauta Dave Bowman en 2001: Una odisea del espacio, para prestar su voz a Kubrick en esta singular recreación.

Keir Dullea, que tiene 81 años muy bien llevados, asegura en Madrid que “le puse voz, pero no intenté imitarle, él tiene un fuerte acento neoyorquino que no era cuestión de imitar, yo incidí a sostener su punto de vista”. El actor que veía por primera vez la película, terminada hace apenas dos días, aseguró sentir cierta “emoción retrospectiva” y aprovechó para felicitar a Pedro, “que ha logrado evocar en mí tantos recuerdos acerca del rodaje”.

Cuando le preguntamos sobre lo que él saca de la película, las ideas que pretende comunicar Kubrick, el actor lo tiene claro. “Cada uno lo verá de modo distinto, distintas experiencias vitales llevan a viajes distintos, es como hablar lo que uno siente tras escuchar una sinfonía de Beethoven, las percepciones emocionales son diferentes”. En cualquier caso, dar vueltas al tema le permite percibir que trabajó “no sólo con un director genial, sino también con alguien con mente filosófica”.

Dullea se confiesa admirador incondicional de Kubrick desde que era muy joven. “Fui a ver Senderos de gloria con un amigo cuando acudía a una escuela para prepararme como actor, y me entusiasmó desde el minuto tres, además esa película se convertiría en mi favorita de entre las que ha dirigido Kubrick”. Luego, por supuesto admiraría toda la filmografía del director, pero aún recuerda estupefacto la llamada de su agente diciéndole que Kubrick le quería para 2001, “no me lo podía creer”. En efecto, “estaba trabajando con Otto Preminger en El rapto de Bunny Lake, que no fue una experiencia satisfactoria”.

2001destellos3Contradiciendo otros puntos de vista, Dullea asegura que “trabajar con Kubrick fue una excelente experiencia, era alguien abierto a las sugerencias, que escuchaba, luego podía hacerte caso o no. Por supuesto, era un perfeccionista, le recuerdo tomando 50 polaroids para dar con la luz que quería para un plano, y sí, hacía muchas tomas, pero era porque buscaba lo mejor. Además, nunca subía el tono de voz cuando te ordenaba algo” Además, explica, cómo el maestro le escuchó con una sugerencia bien concreta, en los últimos compases de la película, cuando su personaje va viendo a versiones de sí mismo con más edad, donde percibe algo y con un sonido se cambiaba el punto de vista. “Le sugerí que podía estar en la mesa y al ir a comer algo tirar el vaso y que esto justificara uno de esos cambios, y lo incorporó”.

Por supuesto el actor sabe que 2001 es su película más popular, pero aunque no menciona cuáles piensa que ha hecho mejores papeles, porque suponían un mayor reto actoral. En cualqueir caso “haber trabajado con un genio lo vale todo”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto