saltar al contenido principal

Vuelven los dinosaurios de “Jurassic World”, dispuestos a arrasarlo en taquilla de la mano del español Jota Bayona, no es tarea imposible. Pero hay otros títulos que no llamarán tanto la atención, y que valen la pena, por eso me permito recomendarlos a los amantes del cine con capacidad de riesgo.

Por ejemplo, merece la pena, y mucho, A Taxi Driver. Los héroes de Gwangju, película coreana seleccionada por su país en los Oscar, que triunfó en la taquilla local, y que ahora llega a cines y también a Movistar+. Con telón de fondo histórico, sigue a un pícaro taxista, viudo y padre de una niña, que lleva a un periodista a cubrir una revuelta estudiantil en los años 80. Es divertida, humana y vibrante, recomiendo encarecidamente no dejar de verla. Y siguiendo la estela de los hechos reales, también se estrena un estimable film ruso que se arriesga a pasar inadvertido, Salyut 7, héroes en el espacio, astronautas rusos en el espacio reparando una estación espacial, con riesgo de sus vidas, cine épico de primera división, aunque no tenga actores conocidos.

Me quedo tranquilo una vez mencionados este par de títulos, y ya puedo hablar de Jurassic World: El reino caído, muy entretenida, pero que no alcanza el nivel de su predecesora, que dirigió su también guionista Colin Trevorrow. De todos modos, diversión asegurada, con momentos impactantes como la subasta, hasta ese momento la cosa marcha muy bien, luego se desinfla un poco, aunque lo dicho, Jota Bayona ha hecho historia dirigiendo para Steven Spielberg, con grandísima profesionalidad y personalidad.

Y volvemos a los hechos reales. Un poquito descafeinada es la mirada a la escritora Marguerite Duras. París 1944, sus padecimientos por el riesgo que toma su marido, miembro activo de la Resistencia, hay una factura que pagar, qué duda cabe. Más interés ofrece En tiempos de luz menguante, que muestra la decadencia de una familia del partido en la Alemania Oriental, con la caída del muro, la celebración en honor del patriarca cobra aires de funeral, con algo parecido al humor negro. Soberbio el trabajo actoral de Bruno Ganz.

La comedia llega a cuento del balón y el cercano mundial en El fútbol o yo, película argentina que muestra a un verdadero adicto a este deporte, lo que pone en peligro la estabilidad familiar. Es graciosa, pero podía ser mucho más divertida de lo que es, y es que Adrián Suar acapara en exceso el protagonismo, no da con el necesario equilibrio. Mientras, Normandía al desnudo es la típica comedia amable francesa, con un argumento que empieza a resultar manido, el de unos lugareños dispuestos a desnudarse por la buena causa de llamar la atención por cómo la crisis económica afecta al mundo rural. François Cluzet lo hace muy bien, pero falta un poco de chispa. Curiosamente tiene un pequeño papel Toby Jones, que está además en la peli jurásica, casualidades de la cartelera.

Resulta cuando menos curiosa Indiana, cinta del español Toni Comas rodada en Estados Unidos, con aires de terror, pero que es más que eso, se acerca con originalidad al drama social. Petitet es un documental que retrata a este músico, gitano del Raval barcelonés, que no se deja amilanar por una enfermedad rara a la hora de desarrollar su arte. Y siguiendo por el terreno documental, McQueen sigue a este personaje, artista singular e icono de la moda masculina.

Finalmente, para los más peques, la propuesta animada de la semana es Beyond Beyond.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE