saltar al contenido principal

No acaba ningún año sin que se haya estrenado algún film que, aun teniendo momentos e ideas interesantes, no acaba de responder a lo que se esperaba de él, tal vez por lo que ahora está de moda llamar exceso de 'hype', o sea de expectativas. En 2016 han abundado las secuelas que no han estado a la altura de sus predecesoras, y alguna obra por debajo de lo anteriormente dirigido por su autor.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti