saltar al contenido principal

Oficios de cine (II)

El maquillaje supone un elemento imprescindible de cualquier largometraje de cine, y de las series o programas de televisión. “Un hombre lobo americano en Londres” inauguró la categoría del Oscar al Mejor Maquillaje en 1981, y “El exorcista” no hubiera sido una obra de culto si no se hubiese dado importancia al aspecto de la protagonista. Incluso en la filmografía nacional podemos encontrarnos con casos donde la caracterización ha sido una de las partes más importantes del proyecto, como en “REC”.

 

Hablamos con Gloria Pinar, maquilladora profesional de cine, sobre las características y experiencias en torno al maquillaje cinematográfico. Formada en la escuela EFX en Efectos especiales de maquillaje, Gloria Pinar ha trabajado en distintos largometrajes como Los miércoles no existen, Chevrolet, Las huellas borradas, Miguel y William y La conjura de El Escorial.

Además ha participado en diversos programas de televisión con José Mota, y en la serie Juego de tronos. En 2013 ganó el premio a Mejor Maquillaje y Peluquería en el Festival de Cortos de Valladolid La Fila, por Efímera.

¿Cómo debe formarse alguien que quiere ser maquillador de cine?

Debe acudir a escuelas adecuadas. Y sobre todo tener vocación y tener claro que esta profesión es muy bonita, pero también es difícil poder vivir de ella.

¿Hay que tener algún requisito previo?

Como digo, primero hay que tener vocación, pero sobre todo creatividad, habilidad.

Gloria Pinar 2¿Qué diferencias existen entre el maquillaje convencional y el cinematográfico?

El maquillaje tradicional se utiliza para tapar imperfecciones de la piel, corregir volúmenes y embellecer un rostro, resaltando los rasgos. El maquillaje cinematográfico, en la mayoría de los casos, se utiliza para lo mismo. Salvo que se tenga que transformar el rostro, como envejecer, afear, crear un personaje característico… según el requerimiento del guión cinematográfico. En muchos casos, se utilizan prótesis o piezas de posticería.

¿Qué trucos se utilizan para dar realismo frente a una cámara?

Depende del profesional del maquillaje y de las características del actor o personaje a transformar.

Ha llegado a ejercer de maquilladora en Juego de Tronos en 2015. ¿Cómo surge este trabajo?

Como en otras profesiones, los contactos son muy importantes. Estos te requerirán para determinadas producciones. Cuando llega a España una producción de la categoría de Juego de Tronos, el coordinador selecciona a maquilladores, y uno de ellos me recomendó, así fue como entré a formar parte del equipo.

¿Cuál ha sido el maquillaje que más le ha costado realizar? ¿Y el que más le ha satisfecho?

El maquillaje más difícil fue el que realicé en la película La hora fría. Tuve que ‘crear’ seres infectados, sin piel y constantemente sangrando. Aunque en la película no se aprecian todos los detalles, estaban ahí y el trabajo fue duro.

Los maquillajes que más me han llenado son los que realizo en el programa de José Mota, en el especial de fin de año y en los que estoy trabajando actualmente. También aquellos en que no se ve el maquillaje, como el de Carmen Elías en La distancia más larga, y el de Concha Velasco en la serie Yo una mujer. ¿Por qué? Sencillamente, porque son como si la actriz no estuviese maquillada, pero, sin embargo, hay un trabajo muy sutil que realza la belleza natural de la persona. 

Lleva desde 2010 trabajando con José Mota, ¿cómo es tenerlo de compañero?

Es un genio y un jefe estupendo, muy exigente con su trabajo y, por tanto, con el mío. Los dos somos muy exigentes y perfeccionistas. Diariamente hace que me enfrente a retos, como hacer que se parezca a Trump, Rubalcaba, Montoro, Bono, Almodóvar, etc. Trabajar con él es realmente fantástico.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE