saltar al contenido principal

Oficios de cine (VI)

El actual cine espectáculo no sería posible sin los llamados VFX Artists, que se ocupan de crear por ordenador imágenes que se integran en posproducción con las que se han rodado. Quizás los medios españoles no estén destacando suficientemente que España tiene ilustres representantes de esta disciplina en Hollywood, como es el caso de Carolina Jiménez García, que ha colaborado en importantes superproducciones con asombrosos efectos visuales como “El hobbit”, “El amanecer del planeta de los simios” o “Liga de la Justicia”, que llega el viernes a las carteleras. Trabaja a un ritmo tan rápido en el departamento de layout (si no sabes lo que es, tranquilo, ella misma lo explica muy bien a continuación) que resulta un honor que haya atendido a decine21.

 

¿Siente reconocida su profesión o la gente no distingue los VFX de los FX?

Carolina Buzz Lightyear

El reconocimiento llega con el conocimiento. Mucha gente aún no valora el trabajo de los artistas de VFX, no porque no crean que tiene valor, sino porque no lo conocen. No es aún comprendido por el público en general el talento, esfuerzo y tiempo que hay detrás de los efectos visuales digitales de las películas. A veces da la sensación de que como se hacen por ordenador debe ser algo sencillo y rápido de hacer. Lo cierto es que los VFX han avanzado tanto que ni siquiera es fácil valorar cuánto trabajo digital hay en una película incluso por nosotros los profesionales de la industria, pero lo cierto es que están mucho más presentes de lo que pueda parecer en un simple vistazo.

Éste es uno de los motivos por los que me gusta tanto compartir los detalles y técnicas del trabajo que realizamos los artistas de VFX. En mi experiencia, cuando el público comprende mejor en qué consiste el trabajo que hacemos mis compañeros y yo automáticamente sienten más aprecio y respeto por esta apasionante profesión. Y también se despiertan mayores inquietudes e incluso vocaciones, personas que desean saber más y más e incluso unirse al gremio.

¿A qué técnicos de efectos visuales admiras?


La mía no es una profesión de grandes individualidades, sino de equipo. Lo cierto es que admiro a todos mis compañeros. Sin la unión del de grupo nuestro trabajo no es posible, y aprendemos todos los unos de los otros a diario.

He tenido la suerte de tener muy buenos supervisores siempre, que son el pegamento que mantiene unido y en funcionamiento a cada departamento. Y si he de mencionar a profesionales que me hayan marcado en mi trayectoria no puedo olvidarme de mi profesor José Antonio Navarrete, que me inició con pasión en el camino de amar mi profesión desde la escuela de 3D, y mentores como Peter Plantec o Frank Belina, que han sido consejeros y guías inestimables para mí.

Ya eras fan de siempre de “Star Wars”, pero ibas para arquitecta. ¿Cómo se te ocurrió dedicarte a los efectos visuales? ¿Es una vocación que te viene desde joven? ¿Pensaste que era una profesión con más futuro en Hollywood pero que una española lo tendría difícil?

Aunque el cine me ha entusiasmado desde siempre, yo de niña quería ser científica. Además de por mi amor a la ciencia, porque aun siendo muy aficionada al cine no concebía que eso de hacer películas fuera una profesión real a la que alguien pudiera dedicarse. Pero circunstancias ajenas a mí hicieron que acabara estudiando arquitectura, una carrera sin duda muy interesante, pero que no había sido nunca mi vocación. Gracias a la arquitectura tuve mi primer contacto con programas informáticos de creación de entornos en 3D, que por aquel entonces empezaban a hacerse populares para representar digitalmente diseños arquitectónicos de manera realista y no sólo delineación de planos o maquetas físicas. Enamorada por igual del arte y la tecnología, aquello para mí fue un descubrimiento insospechado: crear en 3D imágenes realistas de entornos diseñados por mí en los que las casas nunca se me iban a caer ni requerían permiso de obra alguno. Me resultaba muy difícil limitarme a modelar edificios y no distraerme en diseñar naves espaciales o planetas remotos imposibles.

El senor de los anillosY entonces dejaste la carrera…

Parecía claro que la arquitectura no iba a ser lo mío, de modo que dejé la carrera sin tener muy claro qué quería hacer. Dio la casualidad de que en ese momento se estrenaban los DVDs de la versión extendida de la primera entrega de la trilogía de El Señor de los Anillos, película que unos meses antes me había fascinado en las pantallas de cine, que me convirtió en gran fan de J.R.R. Tolkien y que hizo que me leyera los 4 libros en tiempo record. Aquellos DVDs incluían documentales sobre cómo se había hecho la película con un nivel de detalle que no había visto nunca hasta entonces.

En aquellos documentales se veía a artistas entusiasmados con su trabajo, personas normales contando con detalle cómo se hacía una película así. Yo admiraba la tecnología detrás del cine desde películas como Parque Jurásico o Terminator 2, pero nunca había visto con tanta cercanía la realidad tras una gran superproducción. Resultaba que gente normal tras un ordenador, usando programas similares al que yo acababa de descubrir, generaban aquellos mundos, historias y personajes que tanto me fascinaban. Y me dije "yo tengo que dedicarme a eso". Así que busqué en Madrid una buena escuela donde estudiar 3D, modelado y animación virtual, y convertí el trabajo de los artistas de Weta digital a las órdenes de Peter Jackson en mi estandarte de sueño a alcanzar.

Ciertamente no parecía un sueño sencillo de hacer realidad desde un lugar tan alejado de Hollywood o de Nueva Zelanda como es Guadarrama, mi pueblo en Madrid. Pero pensé que sólo lo sabría si lo intentaba. Y allá me lancé.

¿Qué formación recibiste?

Hice un máster 3D, animación y postproducción en la escuela CICE de Madrid.

¿Puedes contarnos brevemente en qué consiste tu trabajo? ¿Siempre tienes parte de imagen real o a veces creas imagen desde cero?

La postproduccion de una película, es decir, todo lo que sucede después del rodaje en sí, incluye varios procesos, y unos de ellos es el de VFX, los efectos visuales por sus siglas en inglés, que hoy en día son digitales, es decir se realizan por ordenador. Yo formo parte del equipo de Layout.

La labor del departamento de Layout es un paso intermedio en el proceso de producción en un estudio de VFX que consiste a grandes rasgos, en componer la escena tomando todos los elementos necesarios, proporcionados por los departamentos que van antes, colocarlos en su lugar y posicionar y mover la cámara, cuando es necesario, cuadrando el aspecto final de la toma.

En producción de VFX, técnicamente la postproducción de una película, muchos planos consisten en imagen real, rodada en set o en localización con escenarios y personajes al menos parcialmente reales, combinadas posteriormente con recreaciones digitales de todo lo que falta. Esto pueden ser fondos, escenarios, elementos concretos y personajes enteros.

Todo lo que vemos en los "making-of" que va en verde croma ("chroma green") es después sustituido por algo.

 El proceso de trabajo digital en cine, ya sea en animación pura o en VFX, se denomina “pipeline”, lo que en inglés significa algo así como línea de tuberías, porque representa un proceso lineal en el que por un extremo entran los elementos que conforman la producción y por el otro extremo sale el producto final, es decir, la película, después de pasar por varias fases.

En Layout recibimos el metraje real de set, las cámaras digitales que concuerdan los las cámaras de rodaje, los elementos digitales de modelado, tales como entornos, atrezzo o personajes, y con todo ello componemos el armazón de la escena. Son responsabilidad de Layout la composición de la escena, el movimiento de cámara, la continuidad, la posición e interpretación iniciales de los personajes digitales, asegurándonos de que todo ello cuenta con la adecuada narrativa visual al servicio de la historia a contar. Después de nosotros vienen los departamentos de animación, que refinan y detallan el movimiento de las partes móviles, iluminado, texturizado, efectos, composición, etc.

Liga de la justiciaParece muy complicado…

Cuánto control narrativo recae sobre Layout depende mucho del tipo de plano, que a su vez depende del tipo de película. Hay películas que requieren pocos VFX y otras que dependen fuertemente de ellos. Hay planos que vienen de rodaje prácticamente terminados, y solo requieren borrar o añadir un elemento o dos, y planos que no contienen imagen real en absoluto y todo se hace digitalmente (lo que llamamos un plano "full CG"). Y todas las posibilidades intermedias. Hay planos en los que la imagen rodada en set (lo que llamamos "plate") es solo un personaje real interpretado por un actor al que colocar en un entorno virtual, y hay ocasiones en que un plano comienza en un set de imagen real y acaba en un entorno 3D en el que la cámara de rodaje se convierte en cámara digital.

Lógicamente cuantos más elementos digitales tenga una escena y menos dependa ésta de lo rodado en set, más control y posibilidades creativas recaen en todo el personal de VFX. Siempre bajo la dirección del director de la película, que sigue siendo quien toma las decisiones y aprueba los resultados hasta el día del estreno, los planos full CG suelen ser los más divertidos y creativos para Layout, porque podemos colocar y animar la cámara sin restricciones y proponer creativamente posibilidades que dan forma final a la película en sí.

¿Se hacen mejores efectos visuales si se tiene más dinero siempre?

Sí. En general sí. Obviamente la calidad final no depende solo del dinero. Depende de otros factores como el talento y experiencia de los artistas, la buena organización, la calidad de los equipos utilizados o el tiempo de que se disponga. Pero en general todas estas cosas pueden obtenerse en las cantidades necesarias si se tiene un buen presupuesto.

Aunque se dan también casos en que películas de alto presupuesto acaban estrenando escenas que podrían ser mejores por falta de tiempo al final de la producción cuando se nos echa encima la fecha de estreno y los retrasos se acumulan.

¿Crees que la profesión está bien pagada?

Depende un poco del país y la empresa, pero en mi experiencia no está mal pagada. Yo no vivo con lujo alguno pero la calidad de vida es buena acorde a la ciudad en la que vivimos. Sobretodo en los últimos años, los artistas de VFX estamos siendo cada vez más valorados.

El hobbit¿De qué película estás más orgullosa y por qué?

Sin duda de la trilogía de El hobbit. Principalmente porque fue el reto más grande al que me he enfrentado profesionalmente y un sueño personal hecho realidad.

(Puedes visitar el blog de Carolina Jiménez García aquí).

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto