saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Por trece razones (2ª temporada)

Por trece razones (2ª temporada)

13 Reasons Why

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Por trece razones (2ª temporada)

La segunda temporada comienza retratando las consecuencias de la muerte de Hannah y el inicio de un viaje complicado para el resto de personajes de cara a curar las heridas del pasado. Liberty High se prepara para ir a juicio, pero alguien tratará de impedir a toda costa que la verdad sobre la muerte de Hannah salga a la luz. Una serie de polaroids ayudarán a Clay y a sus compañeros a destapar un oscuro secreto y conspirar para esconderlo.

Galería de imágenes

Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)
Por trece razones (2ª temporada)

Crítica decine21.com

estrella
6
La hora del juicio
La hora del juicio

Segunda temporada de la serie basada en la obra de Jay Asher que tanta polvareda ha levantado, por sus posibles efectos entre un público joven vulnerable, que pueda verla sin el espíritu crítico y la tutela adecuados. De hecho recibió duras acusaciones de que podía inducir al suicidio.

En esta ocasión en Netflix se han puesto puesta la venda antes de la herida, y los actores han grabado una intervención en que recuerdan que se trata de una historia de ficción. Y advierten de que la serie trata sobre temas duros como el suicidio, las agresiones sexuales, la droga… Incluso manifiestan que puede ser recomendable que la vean acompañados de adultos, y hablar sobre lo visionado. Además remiten en cada país a una web donde pueden recibir ayuda los jóvenes con problemas. De todos modos, surge la duda de si es sincero todo este planteamiento "pedagógico" y "educativo", pues las tramas presentan comportamientos y actitudes retorcicas y profundamente egocéntricas, casi nada de lo que vemos puede calificarse de verdaderamente "constructivo".

Si en la primera entrega de Por trece razones el hilo conductor eran las cintas que Hannah había dejado antes de suicidarse, ahora la narración se vertebra alrededor de la demanda judicial de su madre contra el Instituto Liberty, aunque recurriendo a otro elemento retro, unas enigmáticas fotos polaroid. La narración comienza con la incorporación tardía a las clases de Jessica y Alex, afectados por todo lo ocurrido, mientras Bryce, quien violó a Jessica y abusó de Hannah, continúa con su vida de matón, entre el grupo de los amos del instituto y el equipo de béisbol.

Un poco al estilo de Mujeres desesperadas, donde un personaje muerto tenía importante presencia, Hannah sigue asomándose a la trama, puesto que todo sigue girando en torno a su suicidio, con “apariciones” a Clay, o través de flash-backs, se sigue insinuando que aún hay secretos y puntos oscuros que aclarar.

La sensación con esta nueva tanda de episodios es que se desea corregir algo que en la otra temporada se echaba en falta: la implicación de los padres y del orientador del instituto, que resultaba bastante marginal. Al menos parece que hay más empeño por mostrarnos a los adultos, aunque sus consejos y preocupaciones no dejen de ser bastante convencionales, resulta difícil decantarse sobre quiénes son más inmaduros, si los adolescentes o sus progenitores. De todos modos casi todo se pliega a planteamientos ideológicos en boga, por ejemplo en torno a la diversidad sexual y distintos modelos de familia, véase la pareja gay, padres de Courtney.

A la hora de abordar cuestiones como las relaciones sexuales precoces, se insiste sobre todo en que haya consentimiento explícito entre los implicados, como se ve en la escena en que el orientador advierte a los chicos del equipo de béisbol con clara intención, para nada se apela a la responsabilidad. No falta la reincidencia en temas como el acoso escolar o el sexting.

En cualquier caso llama la atención lo plana y superficial que resulta en general la vida de los adolescentes, nadie lee, ni va al cine, ni escucha o pone música. Todo es pasillo de instituto, móviles y portátiles y el día a día, y brilla por su ausencia la amistad, sólo hay uniones grupales, la pertenencia a un clan. Y faltan las grandes preguntas que ahonden en el porqué de las cosas, reduciéndose todo a problemas tremendamente superficiales típicos de personajes narcisistas, que a falta de pisar tierra con desafíos reales, se crean sus contrariedades que conducen a la mirada perpetua al propio ombligo.

Plataformas digitales
Distribuye: Netflix
Extras: Español e inglés 5.1.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Serie TV



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE