saltar al contenido principal

Biografía

Daniel Monzón

16/09/2010
Premios: 2 Goya (más 2 nominaciones) Ver más
Goya
2015
Nominado a 2 premio
Goya
2010
Ganador de 2 premios
De crítico a cineasta
Daniel Monzón

Primero escribió de cine, luego escribió cine, finalmente dirigió cine. Daniel Monzón es un apasionado del cine de género, y su cinefilia ha sabido canalizarla poco a poco en sus trabajos, hasta su obra de madurez, Celda 211.

Daniel Monzón nació en Palma de Mallorca en 1968. Desde pequeñito la apasionaba el cine, pues siendo un crío desarrolló con papel vegetal unos rudimentarios dibujos que proyectaba a los amigos que querían verlos. Sus primeros trabajos en el mundillo, fueron periodísticos. Monzón fue crítico de la veterana revista de cine Fotogramas, trabajó en radio en programas de Andrés Aberasturi y Julia Otero, y finalmente llegó a ser subdirector del programa de Televisión Española “Días de Cine”. En pantalla Monzón comunicaba su pasión por las películas, había algo del desparpajo natural de un actor.

Se suele decir que en todo crítico de cine hay un cineasta frustrado, que hubiera querido hacer cine, pero que por falta de valor o comodidad, se ha quedado juzgando (y condenando) el trabajo ajeno. Sea o no injusta esta apreciación, el hecho es que Daniel Monzón afirmó que “el cine se aprende viendo cine”, y cuando ya había visto lo suficiente dio el salto al desarrollo de películas. En primer lugar lo haría como coguionista junto a Santiago Tabernero de un film de Gerardo Herrero de 1994, el apañado thriller rodado en inglés Desvío al paraíso. Era lógico tras esto que Monzón buscara el control, o sea, que desempeñara labores de dirección. Y eso haría en su debut en estas lides con El corazón del guerrero (1998), una especie de Conan, el bárbaro a la española en plan rolero, ambicioso en su planteamiento comercial, y que se alejaba de los trillados terrenos de comedietas y filmes políticos al uso. No obstante, el film era poca cosa, pues la combinación aventura-humor cutre (ahí estaba el ‘amiguete’ Santiago Segura) no casaba.

El director es un convencido de que las películas hay que hacerlas pensando en su potencial público, ofrecer entretenimiento y no mirarse el propio ombligo. Fiel a esta máxima entrega en 2002 un film del siempre agradecido subgénero de robos, El robo más grande jamás contado. La idea de que se quiere sustraer nada menos que el Guernica de Picasso del Museo Reina Sofía tiene su gracia, pero de nuevo teníamos un film algo desequilibrado en sus intenciones gamberras, un querer y no poder, aunque se agradecía su falta de pretensiones, el deseo de que el espectador pasara un buen rato y ya está.

Seguramente Monzón se dio cuenta de que el humor era un elemento que debía controlar mucho mejor en sus historias. También necesitaba un socio guionista que le ayudara a ello, y lo encontró en Jorge Guerricaechevarría, habitual colaborador de Álex de la Iglesia, con quien coescribió La caja Kovak, que rodó en inglés con Timothy Hutton de protagonista. La idea de un novelista enredado en una situación que recuerda a una de sus obras da cierto juego. Aunque el film no sea redondo, demostraba que el director había madurado.

El terreno pues quedaba abonado para la mejor película de Monzón, la que más alegrías le ha dado. Celda 211 se basa en una novela de F.P. Gandul, y de nuevo el guión lo firmaban el director y Guerricaechevarría. La idea de un nuevo funcionario de prisiones, que simula en su primer día ser un recluso cuando estalla un motín, da muchísimo juego, tiene su originalidad. El film se inscribe a la perfección en el subgénero carcelario, depara sorpresas, y cuenta con un reparto formidable, el brillante Luis Tosar y el descubrimiento Alberto Ammann. El director se atrevía a tratar el terrorismo de ETA, aunque fuera colateralmente, y había cierta perspectiva moral. En alusión al personaje de Tosar, explicaba que “podríamos decir que Mala Madre es como Long John Silver en ‘La isla del tesoro. Es el malo, pero del que al final te enamoras. Vas descubriendo que tiene un código de honor y una nobleza mucho mayor que la de los vigilantes del orden.” La película arrasaría en los Goya, con 8 “cabezones” incluidos los de mejor film, dirección y guión adaptado. Al recoger sus premios, el director no dejaría de acordarse de su mujer Ana y de su hija de tres años Sofía. Desde este momento empieza la etapa de un Monzón consolidado como cineasta, cuya carrera permite albergar muchas esperanzas, y al que llegan ofertas tentadoras de Hollywood, como es natural, que el quiere analizar con la cabeza fría.

Trabajos destacados

Filmografía

Guionista

Guionista (7 títulos)
2018 | Yucatán
estrella
6
2014 | El Niño
estrella
6
2009 | Celda 211
estrella
6
2006 | The Kovak Box
estrella
4
2002 | El robo más grande jamás contado
estrella
3
2000 | El corazón del guerrero
estrella
4
1994 | Desvío al paraíso
estrella
6

Director

Director (6 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE