saltar al contenido principal

Biografía

Narciso Ibáñez Serrador

01/07/2009
(Montevideo, Uruguay, 04/07/1935)
El rey del terror y los concursos
Narciso Ibáñez Serrador

Se le recordará como uno de los grandes pioneros de la televisión, y sobre todo como creador del fenómeno televisivo ‘Un, dos, tres’. Pero Chicho Ibáñez Serrador es un hombre inquieto, que ha ejercido de director teatral, actor, dramaturgo, guionista y realizador de cine y televisión. En el campo de la ficción dramatizada, su gran especialidad son las películas de terror.

Nacido en Montevideo (Uruguay), el 4 de julio de 1935, Narciso Ibáñez Serrador, más conocido como Chicho, se pasó la infancia acompañando a sus padres, la argentina Pepita Serrador y el asturiano Narciso Ibáñez Menta, dos reputados actores que triunfaban sobre todo en Argentina, en sus giras teatrales a través de todo el territorio americano. Teniendo en cuenta estos antecedentes, no es de extrañar que debutara pronto en el teatro. De hecho, cuando sólo tenía 8 días –según recordaba su padre– ya salió por primera vez a un escenario, en brazos de una actriz, aunque su debut oficial fue a los ocho años, cuando dobló al conejo Tambor, en la versión para todos los países de habla hispana de Bambi, en 1943.

Tras establecerse en España, en 1951, Chicho se formó como actor, e inicia una intensa actividad en las tablas. También dirige la obra teatral ‘El zoo de cristal’, de Tennessee Williams y al final acaba estrenando, en 1959, ‘Aprobado en inocencia’, escrita, dirigida e interpretada por él. En 1960 escribe utilizando el pseudónimo de Luis Peñafiel la película cinematográfica Obras del terror, basada en relatos de Edgar Allan Poe, dirigida por Antonio Carreras, y protagonizada por su padre y por él mismo. Por aquella época, le requerían constantemente para diversos programas televisivos, sobre todo para ‘Estudio 3’, donde ejerció de director, guionista y actor, de relatos autoconclusivos de diferente temática. También fue el creador de la serie Mañana puede ser verdad, que recreaba diferentes historias de género fantástico, suspense y terror, basadas en relatos de escritores como Ray Bradbury, o con guiones originales escritos por él. Aunque su mayor éxito de ficción televisiva fue la legendaria serie Historias para no dormir, compuesta por relatos de terror que él mismo presentaba al estilo humorístico de Alfred Hitchcock, en la serie Alfred Hitchcock presenta. A pesar del evidente riesgo de imitar al maestro del suspense, lo cierto es que el carismático Ibáñez Serrador salió airoso del empeño, y marcó a los espectadores de la época. También fue muy popular la producción televisiva Historias de la frivolidad, con Irene Gutiérrez Caba, muy crítico con la censura de la época.

Experto en cine de terror, la gran pasión de su padre, escogió este género para su debut como director de cine, La residencia, protagonizada por la veterana Lili Palmer. Interpretaba a Madame Fourneu, severa directora de una residencia para señoritas con problemas. A veces alguna intenta escapar, pero muere asesinada sin que sus compañeras vuelvan a saber nada de ella. Una esmerada puesta en escena, inspirada en las producciones británicas de Hammer, y un guión brillante, convierten en esta cinta en una de las mejores cintas de terror jamás rodadas en España.

Pero Ibáñez Serrador era un creador hiperactivo que necesitaba hacer cosas muy diferentes. Por eso cambió completamente de registro convirtiéndose en el creador del concurso de la televisión española más famoso de todos los tiempos, ‘Un, dos, tres... Responda otra vez’, que empezó a emitirse en 1972, presentado por Kiko Ledgard. Su nombre hace referencia a que constaba de tres partes muy diferenciadas, una de preguntas y respuestas, una prueba física, y una parte, la subasta, en la que los concursantes escogen un premio. Un personaje malvado, don Cicuta, se alegraba si metían la pata. Hicieron furor las bellas ‘secretarias’ del programa, algunas de las cuales se hicieron muy populares como Victoria Abril, Silvia Marsó o Lydia Bosch.

El programa favorito del propio Ibáñez Serrador es El televisor, de 1974, protagonizado por su padre, que advertía de los riesgos de la adicción televisiva.

En 1976, Chicho regresó al terror cinematográfico con la espeluznante ¿Quién puede matar a un niño?, basado en una novela de Juan José Plans. Un matrimonio británico recala en una isla habitada por niños angelicales únicamente en apariencia... Poco después, el incombustible autor presenta a Televisión Española un proyecto titulado Cartas al director, para una serie de suspense. Es rechazado, pero a cambio le colocan como presentador de ‘Mis terrores favoritos’, antología de las mejores películas de terror de todos los tiempos, presentadas por él. Pero desde entonces abandonó el género casi por completo, dedicándose a la etapa más larga del ‘Un, dos, tres’, presentada por Mayra Gómez Kemp, que posteriormente fue sustituida por Jordi Estadella y Luis Larrodera. Creó también otros programas como ‘Waku, Waku’, ‘Hablemos de sexo’ y ‘El semáforo’.

A pesar de su avanzada edad, y de que anda medio jubilado, Ibáñez Serrador, ha seguido estando activo en los últimos años. En 2002 estrenó la obra teatral ‘El águila y la niebla’, protagonizada por Luis Merlo. En 2005 regresó al terror con La culpa, en la que una enfermera cree escuchar unos golpes tras una puerta cerrada. Formaba parte de la excelente serie de telefilmes, Películas para no dormir, que reunía a los mejores realizadores españoles especializados en el género del momento, y que pudo ser un gran éxito de no haber sido maltratada en su emisión televisiva.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (4 títulos)
2006 | La culpa
estrella
5
1976 | ¿Quién puede matar a un niño?
estrella
6
1969 | La residencia
estrella
4
1964 | Historias para no dormir | Serie TV
estrella
3

Guionista

Guionista (4 títulos)

Creador

Creador (1 títulos)

Intérprete

Intérprete (1 títulos)

Argumento

Argumento (1 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE