saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La familia Savages

La familia Savages

The Savages

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
7
La vida sigue
La vida sigue

Lenny Savage es un anciano con principio de demencia senil. Durante años ha vivido con su pareja –la esposa abandonó el hogar, por razones nunca totalmente aclaradas en el film–, otra anciana, en la casa de la hija casada de ella. Pero al “enviudar” (por así decir), la familia política no está dispuesta hacerse cargo de Lenny. Y aduce un documento que les libera de cualquier compromiso, por lo que piden a los hijos, Wendy y Jon, que asuman sus deberes filiales. Ambos rondan los 40 años, y lo cierto es que se parecen bastante. Son intelectuales que aspiran a ser escritores. Ella acepta los trabajos que puede, mientras trata de colocar una obra teatral basada en su propia experiencia familiar; incapaz de comprometerse con nadie hasta la fecha, mantiene una relación sin futuro con un vecino casado. Por su parte Jon es un profesor universitario, experto en Bertolt Brecht, que convivía con una polaca que deberá abandonar Estados Unidos, pues él no está dispuesto a contraer matrimonio. Los dos han permanecido mucho tiempo sin visitar a su padre, a quien consideran que no deben nada. Pero de pronto deben ocuparse del progenitor, así que inician la búsqueda de una residencia que pueda acogerle.

La desconocida Tamara Jenkins, guionista y directora (su libreto fue nominado al Oscar, al igual que la estupenda interpretación de Laura Linney), realiza una habilísima disección, salpicada de un humor muy ácido, de la burguesía americana, representada por la familia Savage, inmersa en un desconcierto vital y afectivo cerrado a la trascendencia, muy de nuestros días. Se nota ahí la influencia de uno de los productores de la cinta, Alexander Payne (Entre copas y A propósito de Schmidt, este último un título que comparte el tema del declive en la tercera edad). Con un asombroso equilibrio tragicómico logra plasmar el sentido de culpa que se despierta en los hermanos, sobre todo en ella, por no haber sabido cultivar el amor paternofilial en ambas direcciones a lo largo de los años; pues la excusa de que el padre no se portó bien, no parece servirles de excusa.

Ciertamente la película no condena la decisión de los hijos de ingresar a su padre en una residencia, queda claro que se desea lo mejor para el anciano. Pero se subraya meridianamente que un paso de esta naturaleza es más fácil de dar cuando no se ha descuidado el trato con el discurrir de los años; aquí las dudas de si su modo de proceder no será egoísta son más angustiosas, porque se admite tácitamente una previa culpabilidad; además, está presente toda una reata de pequeños y grandes egoísmos, en las relaciones sentimentales y en el modo de plantearse las metas profesionales. Jenkins sabe ser sutil, algo difícil en una trama de esta naturaleza, con detalles como el del padre desconectando su audífono ante una terrible discusión entre los hermanos; o con inteligente subtexto –el paquete difícil de alcanzar en un supermercado; ese globo que llevan al padre al comienzo del film, que habla de lo volátil que es su relación; la planta que se ha secado por falta de riego; el orden en el desorden de los libros de Jon…–, subrayar el tema clave de la película, la necesidad de dar y recibir amor, sin condiciones. Qué grande es el trabajo actoral de la Linney, y no menor es el de Philip Seymour Hoffman.

DVD
Distribuye: Fox
Extras: Español e inglés 5.1. Escenas extendidas. Documental. Galería.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE