IMG-LOGO

Biografía

Alfonso Parra

Alfonso Parra

Alfonso Parra

Filmografía
Paisito

2009 | Paisito

La navarra Ana Díez vuelve al largometraje de ficción, terreno que no pisa desde 2001, cuando rodó Algunas chicas doblan las piernas cuando hablan, ya que desde entonces sólo ha rodado el documental Galíndez y un fragmento del film colectivo electoralista ¡Hay motivo!. Parte la directora de un guión del uruguayo Ricardo Fernández Blanco, que se ha inspirado en su propia experiencia vital y la de sus padres, tras el golpe militar de 1973. La acción comienza en Pamplona, donde Xavi, un futbolista, se incorpora a un equipo local. Una vez instalado se reencuentra con Rosana, que fue su primer amor, y con quien resurge la pasión. Juntos, rememoran su infancia, cuando eran vecinos en Uruguay. Xavi era hijo de Manuel, un republicano español exiliado que ejercía de zapatero, mientras que el padre de Rosana es Roberto, jefe de la policía de Montevideo, un hombre recto y bastante moderado. La situación en el país es cada vez más tensa, pues el régimen reprime brutalmente a los opositores del movimiento Tupamaro, que ha sido derrotado. Ambos deciden enviar a sus hijos a un pueblecito más tranquilo, donde estos descubrirán que se sienten atraídos el uno por el otro. Es notable el esfuerzo de la directora y el guionista por reflejar el momento histórico con imparcialidad. Sus personajes –muy bien interpretados por actorazos como Emilio Gutiérrez Caba y Roberto Severgnini– son de carne y hueso, sean de la ideología que sean, pues todos quedan retratados con humanidad. Arremete únicamente la cinta contra los extremistas, culpables de la violencia que asoló el país, y que está presente en la cinta casi siempre fuera de campo, sin que se muestren los detalles más desagradables. Y es que está claro que a Ana Díez le interesa más mostrar la ruptura de la inocencia que provoca esa violencia. Aunque se desarrolle en Uruguay, queda claro que pretende hablar de cualquier situación de enfrentamiento civil. Es una pena que todo se quede en buenas intenciones. El film resulta demasiado discursivo, lleno de diálogos pretenciosos y poco creíbles. Y acusa una enorme falta de presupuesto. A la trama de iniciación amorosa le falta lirismo, y el resto parece tratar de conseguir un tono nostálgico que nunca llega. Y si se suprime toda la parte que se desarrolla más o menos en el presente en España, con la reunión de los protagonistas, no pasaría nada.

4/10
Eloxio da distancia

2009 | Eloxio da distancia

En su obra más conocida, 'La lluvia amarilla', Julio Llamazares describía como nadie la decadencia del medio rural, a través del monólogo del último habitante de un pueblo abandonado. El escritor codirige con Felipe Vega –con quien colaboró como guionista en El techo del mundo– un documental que reivindica la vida sencilla de los pueblos, actualmente cada vez más vacíos. Estamos ante un canto a una vida sencilla, pero llena de momentos irrepetibles, que tiende a desaparecer. Los cineastas han tomado espectaculares imágenes –la fotografía es uno de los grandes atractivos de la obra– de las tierras de Burón, donde confluyen León, Galicia y Asturias. En este entorno natural privilegiado aún viven más de 30.000 personas, cuya forma de vida tiene poco que ver con la de las grandes ciudades. Dividido en cuatro partes, tituladas con el nombre de las estaciones del año, cada una de ellas sigue a un personaje característico del lugar: el cartero Raúl, la alternativa Luz, que vive con otras personas en una especie de comuna hippy, Bolaño, el dueño de un restaurante, y una veterinaria del lugar. Como advierte el título, los autores realizan una reivindicación de la distancia del lugar, no sólo física, sino también temporal, por las costumbres ancestrales que coexisten con elementos modernos, y porque parece que estamos contemplando un lugar que pertenece a otra época. Se trata de un documental artístico de creación, en la línea de José Luis Guerín y su mítica Innisfree, y de su discípula Mercedes Álvarez con El cielo gira –ambos sobre el medio rural–. Las imágenes recogen la espontánea religiosidad de los lugareños, su sentido del humor –impagable el hilarante abuelillo que realiza una apología del vino–, sus bailes y sus costumbres y el sonido del birimbao (arpa de boca) y de las gaitas; quizás los hippies y su nudismo resultan un tanto estrambóticos, pero en general estamos ante un valioso documento.

6/10
7 minutos

2009 | 7 minutos

A pesar de ser argentina, la directora Daniela Féjerman parece encontrar su inspiración en la más rancia comedia española, a juzgar por sus películas Semen. Una historia de amor y A mi madre le gustan las mujeres. Esta vez parte de un guión que ella misma ha coescrito con Ángeles González Sinde, antes de que ésta fuera elegida ministra de Cultura. La idea es bastante loable, pues consiste en realizar un retrato costumbrista de los nuevos métodos de búsqueda de pareja en la rápida sociedad moderna, donde la gente tiene poco tiempo para conocerse de forma espontánea. En concreto, Féjerman describe los ‘speed dating’, encuentros entre solteros que consisten en que los chicos hablan con cada una de las chicas de una cita durante 7 minutos –de ahí el título del film–. Al final, cada participante entrega a la organización un papel con el nombre de las personas con las que le gustaría seguir en contacto. Si coinciden ambas partes, se les da a los dos el número de teléfono o la dirección de mail. En una de estas veladas de ‘speed dating’ coinciden los protagonistas de esta comedia coral. Allí acude Zulu –un divorciado con dos niños, que ejerce de entrenador de fútbol–, Nerea –una profesora neurótica–, Luismi –un supuesto abogado con aire de macarra–, Sonia –una música tan exigente que ningún hombre le parece perfecto– y Ana –una amiga de ésta, felizmente casada, que sólo ha ido para acompañarla–. También tiene mucho protagonismo en el film Vicente, el hermano gay de Zulu, que aunque vive con otro hombre se plantea que quizás le gusten en realidad las mujeres. La idea podría haber dado lugar a una comedia fresca, y de hecho alguna secuencia tiene su gracia, como la sesión de cine en una conocida sala de versión original. También contiene algún apunte que da que pensar sobre la soledad de los protagonistas, representativos de la sociedad moderna. Pero los personajes son tópicos, y abusa del humor soez típico del cine español hasta extremos agotadores, con algunos diálogos muy pobres, impropios del talento demostrado por González Sinde en otras ocasiones. La subtrama del hermano gay, primero un personaje muy secundario que de repente acaba acaparando protagonismo, está metida con calzador. No todo el reparto está al mismo nivel, pues si Pilar Castro y Luis Callejo tienen cierta espontaneidad, otros como Antonio Garrido no llegan a resultar creíbles.

3/10
Días Azules

2006 | Días Azules

La historia de tres hermanos, en dos tiempos, separados por una tragedia en forma de accidente mortal de tráfico. Ellos veranean en un pueblo de Galicia, y no pueden ser más distintos. Boris es ácrata, hace lo que quiere, es incapaz de comprometerse. Carlos dirige el negocio familiar heredado del padre, es muy responsable, y tiene pánico a tomar decisiones. Álex, el pequeño, es el hermano listo, además de romántico, y gracias a una beca piensa ir a Estados Unidos a hacer un máster. Un film muy de nuestro tiempo, sobre tres jóvenes que no son malas personas, y que se quieren sinceramente, pero que toman decisiones éticamente cuestionables, todas relacionadas con la huida de la responsabilidad, la incapacidad de asumir las consecuencias de los propios actos: conducir bajo los efectos del alcohol, afrontar las posibles consecuencias penales de un homicidio involuntario, dejar pasar la oportunidad de casarse con la chica que realmente quieres… Miguel Santesmases dirige con cierta frescura su historia, donde lo más atractivo es el afecto que se profesan los tres hermanos. Es una pena que no ahonde más, pues el film se queda en el enunciado de la vida frívola de los personajes. El dibujo de sus relaciones sentimentales es también muy de la época: dictadas por el sentimiento, por lo que ahora mismo me apetece; nadie diría por lo que se ve en el film que el amor hay que trabajarlo día a día… El reparto está muy bien, pero sobresale Óscar Jaenada, la promesa joven más firme en el panorama interpretativo hispano.

5/10
La bicicleta

2006 | La bicicleta

Fallido film del hispano Sigfrid Monleón, con historias alrededor de una bicicleta, que manejan un niño, una mensajera y una anciana. La idea no está mal, pero falta cohesión y planteamientos claros; y los diálogos acartonados, y la apolillada reivindicación del pedaleo como alternativa a los vehículos contaminantes, no ayudan.

2/10
Mujeres en el parque

2006 | Mujeres en el parque

Tercera colaboración del cineasta Felipe Vega con el escritor Manuel Hidalgo, tras Grandes ocasiones y Nubes de Verano. En un panorama cinematográfico español repleto de ‘Torrentes’, se agradecen las buenas intenciones de Vega e Hidalgo de abordar asuntos de interés, en este caso las consecuencias de la liberación sexual de los 70. Desde entonces arrastra graves problemas el matrimonio formado por Daniel, reputado pianista y profesor de música, y Ana, una galerista. Sus discusiones provocan que decidan separarse, después de muchos años de unión. Daniel se refugia en los brazos de Clara, otra mujer con la que parece mantener una relación desde hace bastante tiempo, con el consentimiento de su ex mujer. La separación de Daniel y Ana afecta sobre todo a Mónica, hija de la pareja, una estudiante de periodismo que se enfrenta a la dura tarea de encontrar trabajo. No sólo parte Felipe Vega de un conflicto interesante, sino que además  ha escogido a correctos actores, hasta ahora relegados a papeles secundarios casi siempre. Destaca la joven Bárbara Lennie, que demostró su valía en Obaba. Además del dolor de la destrucción familiar, aborda asuntos de interés, como la incomunicación y el choque generacional. Por desgracia, todo se queda en buenas intenciones, pues a la hora de la verdad, Felipe Vega no logra secuencias con la intensidad dramática que la historia le pide. Y es que Vega es un director academicista, tan correcto como insulso. 

4/10
Nubes de verano

2004 | Nubes de verano

En un pueblo de la Costa Brava, Daniel se dispone a pasar el verano, como todos los años, con Ana, su mujer, y su pequeño hijo. Pero la felicidad del matrimonio se verá truncada por dos de sus amigos, Marta, la panadera enamorada de Daniel, y Robert, anticuario fascinado por Ana, que conspiran para seducir a los cónyuges. Tras Grandes ocasiones, el escritor Manuel Hidalgo vuelve a coescribir un guión con el director Felipe Vega. Esta vez componen un drama sobre la infidelidad, claramente inspirado en Extraños en un tren y Las amistades peligrosas, y que no intenta pronunciarse sobre el comportamiento de los protagonistas.

5/10
La flaqueza del bolchevique

2003 | La flaqueza del bolchevique

Pablo López trabaja fuera del horario de oficina. Su rutina incluye viajes en avión y ligues ocasionales. Un día tiene un pequeño accidente de tráfico. La mujer que va en el otro coche se comporta como una energúmena. De modo que el afectado se toma su pequeña venganza: le hace la vida imposible con llamadas anónimas amenazantes. Un día la sigue y descubre que tiene una hermana adolescente, María: mona, inocente, lista, llena de encanto. Se entabla entonces una relación de amistad, y quién sabe si de amor en el futuro. Manuel Martín Cuenca, a partir de la novela de Lorenzo Silva, describe con acierto, paulatinamente, el progreso de la relación, una especie de juego de mutuas desconfianzas, que va haciéndose entrañable. Pero aquello resulta un amor imposible, y la fatalidad actuará de modo terrible. La peli, bien llevada, habla de esas vidas que a veces llevamos, y que no son vida; y apela a la necesidad de una mirada limpia, del disfrute de las cosas sencillas, como pasar una tarde con alguien a quien aprecias. Excelentes las interpretaciones de Luis Tosar y la debutante María Valverde.

6/10
El regalo de Silvia

2003 | El regalo de Silvia

Tres personajes y un solo nexo de unión: todos recibieron un órgano de una donante llamada Silvia. Ésta, agotada ante el panorama que le ofrecía la sociedad, decidió suicidarse y donar esos órganos. Dionisio Pérez Galindo, que dio el argumento para Lágrimas negras, debuta con un film algo desesperanzado, pero en el que aletea cierto aliento poético. Rodado en vídeo digital, se trata de un film español a descubrir, con excelente reparto.

5/10
Mamá es boba

1997 | Mamá es boba

Palencia. El pequeño Martín pasa por una situación muy desagradable: todos los días se caga en el colegio. Aunque pueda parecer divertido, lo cierto es que el chaval está atravesando un calvario. Para colmo, no aguanta a sus padres, Gema y Toribio, siempre sonriendo, tan enamorados, y con ademán de pedir perdón por todo. Ni por asomo se dan cuenta de lo que le está pasando a su hijo. El vasco Santiago Lorenzo escribe y dirige una película de temática bastante vulgar y enfoque cómico, pero que produce cierto desagrado por su patetismo. No acaba de funcionar.

4/10
Seda, sangre y sol

1942 | Seda, sangre y sol

Melograma sobre un triángulo amoroso en el mundo del toreo, lo protagonizan Jorge Negrete y Gloria Marín, que entonces eran pareja también en el mundo real.

5/10

Últimos tráilers y vídeos