IMG-LOGO

Biografía

Brigitte Sy

Brigitte Sy

Brigitte Sy

Filmografía
Las invisibles

2018 | Les invisibles

L'Envol es un centro social para mujeres sin techo en donde trabajan Audrey, Manu, Hélène y Angélique. Diariamente reciben en la instalación a un buen grupo de mujeres, la mayoría en edad madura, que están solas y no cuentan con los recursos necesarios para vivir. Allí se asean, comen y pasan el rato. Pero la situación se va a poner difícil cuando el ayuntamiento anuncia el cierre del centro. Las cuatro asistentes sociales elaborarán entonces un plan oculto para intentar que las mujeres que dependen de L'Envol puedan salir adelante por sí mismas. Adaptación del libro de investigación de Claire Lajeunie, que ya tuvo su versión documental y que ahora el director Louis-Julien Petit adopta con un sesgo más bien humorístico y optimista, aunque no reste gravedad a la situación desesperada de las mujeres sin techo. Las invisibles es por una parte un retrato de una parte de la sociedad que existe, pero a la que probablemente no se le dedica demasiada atención, tantas mujeres mayores que por diversos azares de la vida acabaron en la calle y a las que les resulta prácticamente imposible encontrar empleo. Pero sobre todo es un homenaje a otras muchas mujeres anónimas que dedican su vida a los demás, luchando día a día por construir un futuro para esas personas desfavorecidas. La película logra crear ese fresco solidario de modo convincente, en donde sobresale una especial conexión femenina, con mucha cháchara, desacuerdos, contradicciones y risas, situaciones que transmiten un buscado realismo y espontaneidad. El guión contiene momentos especialmente logrados (ese encuentro entre “Julia Roberts” y “Hugh Grant”, las charlas de Audrey con su hermano), así como puntuales y efectivos gags, pero también cabe achacarle un cierto desorden que da lugar a una trama excesivamente deslavazada. Esto se nota en que la mayoría de los personajes están desdibujados o simplemente desaprovechados, perdidos entre el popurrí general. Se salvan algunos, como el de Chantal (esa mujer que siempre dice la verdad) o el de Audrey, la magnífica y generosa protagonista interpretada por Audrey Lamy.

5/10
Tout nous sépare

2017 | Tout nous sépare

Declaración de guerra

2011 | La guerre est déclarée

Juliette conoce a Roméo. El amor surge a primera vista. Comienzan a convivir. Se aman de verdad. Con el tiempo llega un hijo, Adam. Los días son felices, aunque duros para unos padres primerizos. Pero hay algo más: con el tiempo el niño se comporta de modo raro, llora demasiado, vomita de repente, es incapaz de caminar... Tras unas pruebas médicas, les es revelada una tremenda noticia: Adam tiene un tumor en el cerebro. Segundo largometraje de Valérie Donzelli, tras La reine des pommes. Como en su primera película, además de ponerse tras la cámara, Donzelli escribe y también protagoniza la historia, y cuenta igualmente como compañero de reparto con Jérémie Elkaïm, coautor de guión y con quien la propia Donzelli tiene un hijo en la vida real. Quizá porque hablan de sus propias vidas, ambos componen el matrimonio sufriente de la historia, con inusitada naturalidad y convicción. Sin embargo, en el fondo las actuaciones aquí resultan secundarias, porque el absoluto peso de la película lo lleva la terrible trama. Es demasiado doloroso contar durante dos horas los sufrimientos continuos y las zozobras angustiosas de un matrimonio que experimenta el horror de la enfermedad grave de un hijo de dieciocho meses. Y eso es lo que aquí hay, ni más ni menos. Sinceramente, el atractivo es nulo. Declaración de Guerra es inmisericorde también a la hora de contar los sucesos. Nada es impostado, sino casi terriblemente ordinario (y de ahí su fuerza): pruebas médicas, hospitales, visitas, operación, rutinas diarias, compasión ajena... Y sobrellevar este tipo de vida es una durísima prueba también para el amor. En fin, que se comprende que debido a la naturaleza del argumento es difícil enganchar emotivamente con este film. Y eso que Donzelli narra sin excesos truculentos, con optimismo e incluso rompiendo los moldes con algunos momentos de música y canciones, o usando la narración en tercera persona, al modo que a veces hacía con maestría François Truffaut, como si se tratara de un cuento o una fábula.

5/10
Una vida mejor

2011 | Une vie meilleure

París. Cuando Yann va a un restaurante a buscar trabajo conoce a Nadia, camarera. Se gustan rápidamente un comparten esa noche. Nadia es madre soltera de un hijo 9 años, Slimane. Los tres tienen proyectos para formar una familia y con la idea de prosperar deciden comprar una casa frente a un lago, con la idea de poner allí un restaurante. Sin embargo, pronto se darán cuenta de que no pueden afrontar los créditos concedidos por los bancos. Poco a poco la situación económica empieza a volverse insostenible. Desesperada, Nadia decide dejar a su hijo al cuidado de Yann, mientras ella marcha a trabajar a Canadá por un tiempo. Mientras, Yann y Slimane sobreviven en la miseria, y con el paso de los meses dejan de tener noticias de Nadia. Dura y realista película escrita y dirigida por Cédric Kahn (Tedio, Roberto Succo), quien cambia de registro desde la esfera nihilista y sórdida de otros de sus filmes para entregar un drama familiar que podría ser algo parecido a la versión francesa (más sobria, más gris) de En busca de la felicidad. De hecho, ambos títulos hacen referencia a ese estado de alegría y estabilidad siempre anhelado, aunque toda la trama se desarrolle irónicamente por derroteros muy trágicos. En el caso de Una vida mejor, el director Kahn se sitúa cerca de la crítica social del mundo actual, con un sistema capitalista que es capaz de entrampar a miles de familias y de ahogar en la frustración cualquier ansia de prosperidad de los más desfavorecidos. En este sentido, el propio Kahn habla de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne y del británico Ken Loach como claras influencias de Una vida mejor. Por otra parte, es verdad que aquí también los hechos se muestran desnudos, sin efectismos sentimentales, pero se agradece el tono de fondo esperanzado y nada derrotista, pues el sufriente Yann saca fuerzas una y otra vez de donde no hay, para ir saliendo adelante en situaciones cada vez más difíciles. Guillaume Canet (Juntos, nada más) hace un gran trabajo llevando prácticamente todo el peso de la historia.

6/10
Versalles

2008 | Versailles

Pierre Schöller pasa a la dirección después de haber sido guionista, en particular de une excelente película de  Eric Guirado -Quand tu descendras du ciel-, alusión a una canción de Navidad que trataba ya del tema de los marginados de nuestra sociedad. Estos ocupan el primer plano de esta película, que solo un rasgo de humor ha concedido el título de Versalles. Es la historia de una mujer sin domicilio fijo, que se desplaza con su hijo y que encuentra a un vagabundo, al que deja el niño con intención de venir a recuperarlo unas semanas después. Sin embargo, el hombre debe abandonar su cabaña en un bosque y partir así con el niño, del que asume la responsabilidad de padre. El film contiene numerosas peripecias y el luego fallecido Guillaume Depardieu se afirmaba como un buen actor. El niño Max Baissette de Malglaive aporta a la película la nota de ternura que el ambiente de la historia no favorece especialmente.

5/10
Oigo más la guitarra

1991 | J'entends plus la guitare

Hermética película sobre el amor y el desamor del francés Philippe Garrel. Se estructura alrededor de los desajustes amorosos de dos parejas, una querría tener un hijo, en la otra no se oye nunca decir "te quiero". Los hombres hablan entre ellos de sus cuitas, y pronto se advierte lo vacío de sus vidas, una existencia anodina que les asoma al abismo del aburrimiento mortal por mirarse siempre el ombligo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos