IMG-LOGO

Biografía

Emilio Aragón

Emilio Aragón

Filmografía
Historias de nuestro cine

2019 | Historias de nuestro cine

Una de las caras más conocidas del cine español, Antonio Resines, debuta como realizador con este ligero pero ameno documental, que firma junto a Ana Pérez-Lorente, su pareja desde 1992, que también escribió la biografía del actor. Se limitan a reunir a un buen puñado de amiguetes, sobre todo actores, como Maribel Verdú, José Coronado, El Gran Wyoming o Loles León, pero también directores, como Fernando Trueba, el intérprete pero sobre todo crítico de cine Carlos Boyero, y el productor Enrique Cerezo, que ha aportado las escenas de diversas películas que también aparecen en pantalla. En el primer segmento todos ellos repasan la obra de los grandes directores surgidos desde que en 1896 se proyectasen en el Circo Price las primeras imágenes en movimiento que llegaban a la península. Se reivindica la figura de Segundo de Chomón, inventor de asombrosos efectos especiales, y se repasan los incendios en laboratorios que destruyeron la mayor parte de nuestro cine mudo. Se rememora algún capítulo interesante, y poco conocido, como la relación entre Luis Buñuel y José Luis Sáenz de Heredia, al que salvó la vida cuando los republicanos le apresaron en Madrid durante la Guerra Civil. Pero resulta más divertida la segunda parte, cuando los entrevistados cuentan anécdotas vividas a lo largo de los años en el desarrollo de su profesión. Que nadie espere un análisis profundo del estado del cine español o de sus problemas más acuciantes; es más, algún entrevistado saca a relucir que la situación siempre ha dejado mucho que desear, pero lo hace con humor, mezclado con cierta resignación. Esa falta de pretensiones del film juega a su favor, ya que se ve como un encuentro distendido de viejos conocidos, donde prima el humor. Destaca por su gracia natural el ‘gamberro’ Jesús Bonilla, que cuando Resines se equivocaba durante el rodaje de La niña de tus ojos, le gritaba a Santiago Segura: “Los galanes baratos salen caros”. Quizás resulta un poco sospechosa la arenga patriótica de David Trueba, que explica que se sintió orgulloso de ser español cuando asistió a una proyección de Buñuel en París, como si hubiera aprendido la lección de su hermano Fernando, cuando con un discurso de signo opuesto, se ganó innecesariamente enemigos.

6/10
Una noche en el viejo México

2013 | A Night in Old Mexico

Red Bovie es un anciano cowboy texano al que han quitado su rancho, su destino más probable es una residencia de la tercera edad, algo que no encaja con su arrolladora personalidad. Tal circunstancia coincide con la llegada de su nieto Gallie, un joven al que no conocía, que siempre ha vivido en la gran ciudad, y cuyo atuendo de vaquero parece más propio de una tienda de disfraces que de un auténtico cowboy. Ambos emprenden un viaje en coche al viejo México, y en el camino recogen a dos tipos mal encarados, a los que acaban echando del vehículo aprovechando una parada, lo que hace que sin saberlo llevan una bolsa rebosante de dinero. Después de Pájaros de papel, Emilio Aragón ha emprendido, como tantos cineastas españoles, su particular aventura americana, rodando en inglés y con un reparto donde sobresalen el oscarizado Robert Duvall, y el protagonista de War Horse (Caballo de batalla) Jeremy Irvine. Aunque la idea de Una noche en el viejo México es simpática –abuelo y nieto estrechando lazos, transmitiendo veteranía el primero, ganando experiencia y venciendo la bisoñez y la ingenuidad el segundo, con el ‘macguffin’ de una trama de dinero del narco, un modelo que tuvo como maestro en el western a John Wayne– y se ha contado con William D. Wittliff, uno de los guionistas de la mítica El corcel negro y varias cintas con vaqueros, el director no puede evitar cierta blandura en su película, no hay espacio para escenas verdaderamente dramáticas o de cierto impacto, todo resulta más que previsible, también en lo relativo a la subtrama amorosa. Así pues es una cinta amable, de buena factura en su diseño de producción, y se disfruta de la interpretación de Duvall; pero nunca logra sorprender o emocionar.  

5/10
Pájaros de papel

2010 | Pájaros de papel

Madrid, guerra civil española. Jorge del Pino, un cómico, pierde a su esposa y a su hijo en un bombardeo. Un año después, acabada la contienda, vuelve al tajo en una compañía de vodevil junto a su gran amigo Enrique, ventrílocuo, y la cupletista Rocío, entre otros. Al grupo se une un niño huérfano, Miguel, al que Jorge trata con excesiva brusquedad, tal vez porque despierta en él el recuerdo de una ausencia muy dolorosa. Irán a actuar a un pueblo extremeño, marcados de cerca por el ejército, que hasta infiltra a uno de los suyos sospechando actividades subversivas. Decepción. El debut en el largo de Emilio Aragón no se salda con el resultado apetecido, no conmueve a pesar del enorme esfuerzo de producción, una estupenda recreación de época. Resulta difícil saber si el guión de Aragón y Fernando Castets era coherente sobre el papel, pero en la pantalla es una mezcolanza de intenciones desequilibrada e increíble, a la que no ayuda nada la enfática partitura musical, obra también del director. Los elementos manejados podrían resumirse en: 1) "dramón", el que afecta a Jorge y Miguel por sus pérdidas, más otros "dramitas", el del homosexual Enrique y el de cierta jovencita engañada por un fascista; 2) desahogo cómico, el proporcionado por Rocío; 3) crítica a la dictadura desde la profesión del cómico, "Con un Franco no se puede vivir" y tal; 4) homenaje a los artistas populares, con múltiples escenas de ensayos y números, más el colofón-homenaje del final; y 5) complot contra Franco, en lo que se diría la variante hispana de Malditos bastardos. Está claro que en esta línea son filmes más logrados ¡Ay, Carmela! y Viaje a ninguna parte. Aunque desde el punto de vista ideológico, se intenta no cargar las tintas en la cuestión de las dos Españas, la cosa se escora en el sentido imaginable, con bromas que acaban cansando, por la reiteración. En el reparto, Imanol Arias no logra dar relieve a su plano personaje, y las escenas del niño Roger Príncep son repetitivas, por no decir cargantes. Puestos a destacar a un actor nos quedamos a Lluís Homar, sobrio en un personaje difícil.

4/10
Carlitos y el campo de los sueños

2008 | Carlitos y el campo de los sueños

Carlitos es un niño huérfano que vive en un orfanato regentado por el malvado don Hipólito. El pequeño tiene dos grandes deseos: que una familia lo adopte y jugar al fútbol. Dada su edad –12 años–, Carlitos cree que cada vez habrá menos posibilidades de que una familia quiera adoptarlo. Así que se llena de ilusión cuando comprueba que puede hacer realidad su segundo sueño, ya que se han anunciado unas pruebas para formar parte de la selección española de fútbol junior. Pero el incipiente sueño pronto se convierte en pesadilla, pues don Hipólito se opone a que participe. El director debuta en el largometraje con esta tierna historia que gustará a los más pequeños de la casa. A pesar de que Del Cerro procede de televisión (Médico de familia, Un paso adelante), la película no tiene su inspiración en la pequeña pantalla, sino más bien en el cine norteamericano y en títulos como Once más uno. De hecho, se trata de una trama clásica, de las de toda la vida. Una historia que enseña a los chavales la importancia de la amistad, el trabajo duro, la constancia y la comprensión. Lo que de entrada podría parecer una aburrida lección sobre cómo ser un buen crío, está perfectamente aderezado con grandes dosis de humor, que compensan el contenido dramático del film. Así, si Carlitos es un chaval entrañable que hará las delicias del público, sus amigos Trampas y Seta lo cautivarán. Este trío junto con la Flaca, forman un divertido grupo de amigos, que protagonizan numerosos episodios graciosos. A los mayores les resultarán especialmente simpáticas las reuniones que se celebran cada noche en el cuarto de los chicos.

5/10
7 vidas (9ª temporada)

2005 | 7 vidas | Serie TV

En la novena temporada, y tras la marcha de Carmen Machi, aparecen nuevos personajes. Llega Pablo (Leandro Rivera), el hermano de Sergio, que está estudiando medicina y empieza a compartir piso con Vero, que espera la vuelta de Sergio. Pablo no podrá evitar enamorarse de la joven, a pesar de que ella y su novio tienen planes de boda. Por otro lado, Gonzalo sigue trabajando en el bar junto a Mónica, la cual sigue colada por él, pero no sabe cómo decírselo. Nuevos episodios de esta sitcom española tan exitosa. En esta temporada, reaparece Paz Vega en el papel de Laura, que ya interpretó al principio.

4/10
Javier ya no vive solo

2002 | Javier ya no vive solo | Serie TV

Serie compuesta por dos temporadas, producida y protagonizada por Emilio Aragón. El showman es Javier, un soltero que vive en un piso estupendo en el que cobija a uno de sus mejores amigos que no tiene ni oficio ni beneficio, pero que tiene un techo gracias a la hospitalidad de su colega. Pronto los dos inquilinos pasan a ser cuatro cuando Javier se hace cargo de sus dos sobrinas después de que su padre haya ingresado en prisión. Como suele ser habitual en las producciones de Emilio Aragón, el susodicho se reserva papeles de tíos estupendos. Si el Nacho de Médico de familia era todo un encanto, no se puede decir menos de Javier.

4/10
7 vidas (4ª temporada)

2001 | 7 vidas | Serie TV

Cuarta temporada de la serie televisiva, que de nuevo describe en formato de "sitcom" las inestables relaciones sentimentales y desequilibrios emocionales de los protagonistas. En esta entrega Paco se ha marchado de casa porque quiere participar en un reality show. En su lugar viene Félix (Florentino Fernández), el otro hijo de Sole, el cual se acaba de divorciar de su mujer con la que no acabó demasiado bien y con la que debe repartirse la custodia de su hija Blanca. Por otro lado, Gonzalo y Carlota, continúan sus andanzas como matrimonio y Richard (Guillermo Toledo), un amigo de toda la vida de Gonzalo, llega al 'Kasi ke no'.

4/10
Periodistas

1998 | Periodistas | Serie TV

Serie española que cosechó un gran éxito y que, al igual que Compañeros, se mantuvo en antena entre 1998 y 2002, con un total de 120 capítulos. La trama se centra en la redacción de un periódico local llamado 'Crónica Universal'. Ahí trabajan el jefe Luis, el redactor jefe Blas, las redactoras Ana y Ali, los fotógrafos Clara y Willy, más becarios y secretarias. Los capítulos tratan sobre las vidas de cada uno de los personajes y sus diferentes relaciones, al tiempo que se urden historias en torno a las noticias de actualidad que van saliendo. Hay un poco de todo: comedia, romance, drama y un punto de intriga. La serie, que reúne a un buen elenco de actores españoles, estaba producida por Globomedia y se da la peculiaridad de que el personaje de Clara, interpretado por Belén Rueda, ya aparecía en la otra serie de éxito de la misma productora televisiva, Médico de familia.

4/10
Médico de familia

1995 | Médico de familia | Serie TV

Una de las series de más éxito en la historia de la televisión española. Se mantuvo líder de audiencia durante cinco años y contó con nueve temporadas. Producida por Globomedia, más tarde fue llevada a la pequeña pantalla en otros países, como Portugal, Bélgica, Finlandia o Italia, entre otros. Narra las vicisitudes diarias de Nacho, un médico joven que se ha quedado viudo y que tiene a su cargo a tres hijos y un sobrino. El médico está enamorado de su cuñada, Alicia, y con el tiempo acabará por casarse con ella. En la casa también se encuentran el padre de él, Manolo, y la asistenta Juani. Las tramas de los capítulos son tan variadas como las aventuras diarias de una familia normal de clase media. Emilio Aragón debutó como actor de ficción con enorme éxito y la guapa Lydia Bosch dejó de ser para siempre la pizpireta presentadora del programa concurso "Un, dos, tres".

5/10
Policía

1987 | Policía

Gumer ingresa en la Academia de Policía para convertirse en agente de la ley. Él piensa que no es lo suyo, pero por influencia de su tío se ve obligado a hacerse policía. Muy pronto, cuando empieza a ejercer el servicio activo, le irá cogiendo el gustillo a intervenir en atracos y peleas criminales, y a la vez encontrará el amor de una mujer. Una de las contadas películas serias dirigidas por Álvaro Sáenz de Heredia (Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera), quien contó con actores también pocos habituales en el género criminal, como Emilio Aragón y Ana Obregón. El resultado es muy discreto.

2/10
Javier ya no vive solo

2002 | Javier ya no vive solo | Serie TV

Serie compuesta por dos temporadas, producida y protagonizada por Emilio Aragón. El showman es Javier, un soltero que vive en un piso estupendo en el que cobija a uno de sus mejores amigos que no tiene ni oficio ni beneficio, pero que tiene un techo gracias a la hospitalidad de su colega. Pronto los dos inquilinos pasan a ser cuatro cuando Javier se hace cargo de sus dos sobrinas después de que su padre haya ingresado en prisión. Como suele ser habitual en las producciones de Emilio Aragón, el susodicho se reserva papeles de tíos estupendos. Si el Nacho de Médico de familia era todo un encanto, no se puede decir menos de Javier.

4/10
Médico de familia

1995 | Médico de familia | Serie TV

Una de las series de más éxito en la historia de la televisión española. Se mantuvo líder de audiencia durante cinco años y contó con nueve temporadas. Producida por Globomedia, más tarde fue llevada a la pequeña pantalla en otros países, como Portugal, Bélgica, Finlandia o Italia, entre otros. Narra las vicisitudes diarias de Nacho, un médico joven que se ha quedado viudo y que tiene a su cargo a tres hijos y un sobrino. El médico está enamorado de su cuñada, Alicia, y con el tiempo acabará por casarse con ella. En la casa también se encuentran el padre de él, Manolo, y la asistenta Juani. Las tramas de los capítulos son tan variadas como las aventuras diarias de una familia normal de clase media. Emilio Aragón debutó como actor de ficción con enorme éxito y la guapa Lydia Bosch dejó de ser para siempre la pizpireta presentadora del programa concurso "Un, dos, tres".

5/10
El robobo de la jojoya

1991 | El robobo de la jojoya

Dos hermanos planean robar la valiosa joya del ojo de Nefertiti, pero lo que ellos no saben es que no son los únicos que lo desean. Disparatada comedia protagonizada por el dúo humorístico Martes y 13, formado por los actores y cómicos Josema Yuste y Millán Salcedo. Se trata de una película sin apenas gracia y sin ningún nivel cinematográfico. 

2/10
Policía

1987 | Policía

Gumer ingresa en la Academia de Policía para convertirse en agente de la ley. Él piensa que no es lo suyo, pero por influencia de su tío se ve obligado a hacerse policía. Muy pronto, cuando empieza a ejercer el servicio activo, le irá cogiendo el gustillo a intervenir en atracos y peleas criminales, y a la vez encontrará el amor de una mujer. Una de las contadas películas serias dirigidas por Álvaro Sáenz de Heredia (Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera), quien contó con actores también pocos habituales en el género criminal, como Emilio Aragón y Ana Obregón. El resultado es muy discreto.

2/10
Pulsaciones

2016 | Pulsaciones | Serie TV

Alex (Pablo Derqui), un reputado y ambicioso neurocirujano, sufre un infarto y tiene que ser trasplantado de urgencia. A partir de ese momento, empezará a sufrir unas inquietantes pesadillas relacionadas con su donante de corazón que le impedirán retomar su vida anterior junto a su mujer, Blanca, (Leonor Watling) y le llevarán a una inexplicable atracción por otra, Marian (Ingrid Rubio). En su investigación, Álex estará acompañado por Lara (Meritxell Calvo), una joven periodista que pondrá todo su empeño en descubrir qué se esconde tras la muerte de su mentor: Juan Diego Botto, un personaje que estará presente a lo largo de la temporada a través de las recurrentes ensoñaciones que tendrá el neurocirujano.

Una noche en el viejo México

2013 | A Night in Old Mexico

Red Bovie es un anciano cowboy texano al que han quitado su rancho, su destino más probable es una residencia de la tercera edad, algo que no encaja con su arrolladora personalidad. Tal circunstancia coincide con la llegada de su nieto Gallie, un joven al que no conocía, que siempre ha vivido en la gran ciudad, y cuyo atuendo de vaquero parece más propio de una tienda de disfraces que de un auténtico cowboy. Ambos emprenden un viaje en coche al viejo México, y en el camino recogen a dos tipos mal encarados, a los que acaban echando del vehículo aprovechando una parada, lo que hace que sin saberlo llevan una bolsa rebosante de dinero. Después de Pájaros de papel, Emilio Aragón ha emprendido, como tantos cineastas españoles, su particular aventura americana, rodando en inglés y con un reparto donde sobresalen el oscarizado Robert Duvall, y el protagonista de War Horse (Caballo de batalla) Jeremy Irvine. Aunque la idea de Una noche en el viejo México es simpática –abuelo y nieto estrechando lazos, transmitiendo veteranía el primero, ganando experiencia y venciendo la bisoñez y la ingenuidad el segundo, con el ‘macguffin’ de una trama de dinero del narco, un modelo que tuvo como maestro en el western a John Wayne– y se ha contado con William D. Wittliff, uno de los guionistas de la mítica El corcel negro y varias cintas con vaqueros, el director no puede evitar cierta blandura en su película, no hay espacio para escenas verdaderamente dramáticas o de cierto impacto, todo resulta más que previsible, también en lo relativo a la subtrama amorosa. Así pues es una cinta amable, de buena factura en su diseño de producción, y se disfruta de la interpretación de Duvall; pero nunca logra sorprender o emocionar.  

5/10
Pájaros de papel

2010 | Pájaros de papel

Madrid, guerra civil española. Jorge del Pino, un cómico, pierde a su esposa y a su hijo en un bombardeo. Un año después, acabada la contienda, vuelve al tajo en una compañía de vodevil junto a su gran amigo Enrique, ventrílocuo, y la cupletista Rocío, entre otros. Al grupo se une un niño huérfano, Miguel, al que Jorge trata con excesiva brusquedad, tal vez porque despierta en él el recuerdo de una ausencia muy dolorosa. Irán a actuar a un pueblo extremeño, marcados de cerca por el ejército, que hasta infiltra a uno de los suyos sospechando actividades subversivas. Decepción. El debut en el largo de Emilio Aragón no se salda con el resultado apetecido, no conmueve a pesar del enorme esfuerzo de producción, una estupenda recreación de época. Resulta difícil saber si el guión de Aragón y Fernando Castets era coherente sobre el papel, pero en la pantalla es una mezcolanza de intenciones desequilibrada e increíble, a la que no ayuda nada la enfática partitura musical, obra también del director. Los elementos manejados podrían resumirse en: 1) "dramón", el que afecta a Jorge y Miguel por sus pérdidas, más otros "dramitas", el del homosexual Enrique y el de cierta jovencita engañada por un fascista; 2) desahogo cómico, el proporcionado por Rocío; 3) crítica a la dictadura desde la profesión del cómico, "Con un Franco no se puede vivir" y tal; 4) homenaje a los artistas populares, con múltiples escenas de ensayos y números, más el colofón-homenaje del final; y 5) complot contra Franco, en lo que se diría la variante hispana de Malditos bastardos. Está claro que en esta línea son filmes más logrados ¡Ay, Carmela! y Viaje a ninguna parte. Aunque desde el punto de vista ideológico, se intenta no cargar las tintas en la cuestión de las dos Españas, la cosa se escora en el sentido imaginable, con bromas que acaban cansando, por la reiteración. En el reparto, Imanol Arias no logra dar relieve a su plano personaje, y las escenas del niño Roger Príncep son repetitivas, por no decir cargantes. Puestos a destacar a un actor nos quedamos a Lluís Homar, sobrio en un personaje difícil.

4/10
Pulsaciones

2016 | Pulsaciones | Serie TV

Alex (Pablo Derqui), un reputado y ambicioso neurocirujano, sufre un infarto y tiene que ser trasplantado de urgencia. A partir de ese momento, empezará a sufrir unas inquietantes pesadillas relacionadas con su donante de corazón que le impedirán retomar su vida anterior junto a su mujer, Blanca, (Leonor Watling) y le llevarán a una inexplicable atracción por otra, Marian (Ingrid Rubio). En su investigación, Álex estará acompañado por Lara (Meritxell Calvo), una joven periodista que pondrá todo su empeño en descubrir qué se esconde tras la muerte de su mentor: Juan Diego Botto, un personaje que estará presente a lo largo de la temporada a través de las recurrentes ensoñaciones que tendrá el neurocirujano.

Pájaros de papel

2010 | Pájaros de papel

Madrid, guerra civil española. Jorge del Pino, un cómico, pierde a su esposa y a su hijo en un bombardeo. Un año después, acabada la contienda, vuelve al tajo en una compañía de vodevil junto a su gran amigo Enrique, ventrílocuo, y la cupletista Rocío, entre otros. Al grupo se une un niño huérfano, Miguel, al que Jorge trata con excesiva brusquedad, tal vez porque despierta en él el recuerdo de una ausencia muy dolorosa. Irán a actuar a un pueblo extremeño, marcados de cerca por el ejército, que hasta infiltra a uno de los suyos sospechando actividades subversivas. Decepción. El debut en el largo de Emilio Aragón no se salda con el resultado apetecido, no conmueve a pesar del enorme esfuerzo de producción, una estupenda recreación de época. Resulta difícil saber si el guión de Aragón y Fernando Castets era coherente sobre el papel, pero en la pantalla es una mezcolanza de intenciones desequilibrada e increíble, a la que no ayuda nada la enfática partitura musical, obra también del director. Los elementos manejados podrían resumirse en: 1) "dramón", el que afecta a Jorge y Miguel por sus pérdidas, más otros "dramitas", el del homosexual Enrique y el de cierta jovencita engañada por un fascista; 2) desahogo cómico, el proporcionado por Rocío; 3) crítica a la dictadura desde la profesión del cómico, "Con un Franco no se puede vivir" y tal; 4) homenaje a los artistas populares, con múltiples escenas de ensayos y números, más el colofón-homenaje del final; y 5) complot contra Franco, en lo que se diría la variante hispana de Malditos bastardos. Está claro que en esta línea son filmes más logrados ¡Ay, Carmela! y Viaje a ninguna parte. Aunque desde el punto de vista ideológico, se intenta no cargar las tintas en la cuestión de las dos Españas, la cosa se escora en el sentido imaginable, con bromas que acaban cansando, por la reiteración. En el reparto, Imanol Arias no logra dar relieve a su plano personaje, y las escenas del niño Roger Príncep son repetitivas, por no decir cargantes. Puestos a destacar a un actor nos quedamos a Lluís Homar, sobrio en un personaje difícil.

4/10
Pulsaciones

2016 | Pulsaciones | Serie TV

Alex (Pablo Derqui), un reputado y ambicioso neurocirujano, sufre un infarto y tiene que ser trasplantado de urgencia. A partir de ese momento, empezará a sufrir unas inquietantes pesadillas relacionadas con su donante de corazón que le impedirán retomar su vida anterior junto a su mujer, Blanca, (Leonor Watling) y le llevarán a una inexplicable atracción por otra, Marian (Ingrid Rubio). En su investigación, Álex estará acompañado por Lara (Meritxell Calvo), una joven periodista que pondrá todo su empeño en descubrir qué se esconde tras la muerte de su mentor: Juan Diego Botto, un personaje que estará presente a lo largo de la temporada a través de las recurrentes ensoñaciones que tendrá el neurocirujano.

Lucha de gigantes

2018 | Lucha de gigantes

Una idea original de Emilio Aragón da lugar a este documental producido por la ONG internacional "Acción contra el Hambre", con el objetivo de sensibilizar a la sociedad contra una de las mayores lacras: el hambre. En efecto, Lucha de gigantes explica que más 800 millones de personas sufren hambre en el mundo, una de cada cinco. De ellas, 51 millones son niños, de los cuales 8.500 mueren cada día. Son datos escalofriantes que este documental lustra con diferentes casos de familias que sufren hambre severa en diferentes partes del planeta. El director Hernán Zin (Morir para contar), especializado en concienciar a la opinión pública respecto numerosas injusticias, deja a un lado los documentales bélicos para ofrecer una mirada a esta otra tragedia que asola a gran parte del mundo. Asistimos así a diferentes historias de supervivencia, narradas en primera persona por los propios protagonistas a través de las cámaras de teléfonos móviles. Entre otras personas, escucharemos a Sokhina, que huyó de la guerra de Myanmar hasta Bangladesh; a Rawatten, que vive en un vertedero de Filipinas con sus nueve hijos; a Mahros, que sobrevive en Gaza vendiendo basura con sus seis hijos; a Kafaa, que huyó de Siria y está refugiada en el Líbano con otros nueve hijos. Además se narran otros casos extremos de hambre que afectan países de Europa, como España. El documental cumple su función de concienciar acerca del problema del hambre, aunque también es bastante limitado debido a su formato (personas que exponen sus cuitas dirigiéndose a la pantalla) y a que no hay un guión propiamente dicho. Sin embargo, una cosa queda clara: la producción de alimentos en el mundo es ampliamente suficiente para que toda la población pueda comer, por lo que urge que los países se pongan de acuerdo en realizar un reparto ordenado y eficaz para que todas las personas tengan acceso a una alimentación adecuada.

5/10

Últimos tráilers y vídeos