IMG-LOGO

Biografía

John Seale

John Seale

John Seale

Premios: 1 Oscar (más 1 nominaciones)

Oscar
2016

Nominado a 1 premio

Oscar
1997

Ganador de 1 premio

Filmografía
Mad Max: Furia en la carretera

2015 | Mad Max: Fury Road

Un futuro postapocalíptico y distópico, en que ya nada es lo que era, queda apenas la lucha por la supervivencia y poco más, con un ejército de guerreros que se mueve en motos y vehículos pesados. En un mundo desértico y radioactivo, Inmortan Joe se ha hecho fuerte en La Ciudadela, desde donde gobierna una sociedad decadente, en que la mayoría de la gente vive en la miseria suspirando por un poco de agua, bien que escasea junta a la también preciosa y estimada gasolina. En esta tesitura personas como Max pueden ser valiosas por su grupo sanguíneo. También es el caso de las mujeres a las que guía en su fuga la Imperator Furiosa hacia las Tierras Verdes, y que a modo de cuidado harén, mima Inmortan Joe para que le procuren descendencia. Una persecución implacable posibilita lo que parecía una alianza improbable entre Max y Furiosa. Formidable reinvención de la saga Mad Max, a cargo de su propio creador, George Miller, tres décadas después de que entregara su conocida trilogía. Juega con los mismos elementos, aunque esta vez entrega una cinta de acción verdaderamente modélica, muy coherente narrativamente en su sencillez, con una imaginería y unas acrobacias verdaderamente fabulosas. Viene al pelo aquí aquello tan trillado de que Miller "no deja resuello al espectador en ningún momento". Es como si por fin el australiano tuviera a su disposición todos los medios materiales para hacer lo que ha querido, a la vez que una madurez y experiencia que le conceden sus 70 años recién cumplidos. Los conocedores de la trilogía descubrirán algunos guiños, sutiles, a lo anterior, porque la idea es ofrecer algo nuevo, con el mismo telón de fondo, en que se saca un formidable partido al desierto y a las nubes polvorientas, y a las interminables escenas que implican vehículos, casi todas, con momentos que retrotraen a los westerns clásicos o a Indiana Jones en su trepidación, aunque con los muchos caballos de los motores de esos tremendos camiones, donde no faltan las explosiones a granel y las colisiones, con violencia, sí, pero más contenida que en los salvajes títulos de los 70 y los 80, sobre todo los dos primeros. Verdaderamente el trabajo de los especialistas y el resto de técnicos es sencillamente asombroso, con pasajes y planos de gran belleza, y un uso de armas y maquillaje, que hace pensar a veces en Apocalypto, y una música en vivo en las persecuciones que recuerda a la idea de la cabalgata de las valkirias de Apocalypse Now, ambas cintas con tintes apocalípticos, por cierto. Llama la atención la importancia que se concede aquí a la mujer, en tal sentido se puede decir que Charlize Theron roba la función a Tom Hardy, la idea de que las féminas –y a la postre, las personas– no son cosas, tienen un valor en sí mismas, la encarnan Furiosa y sus chicas perfectamente, hay que reconocer la humildad del actor que encarna a Max, seguramente consciente de que ha pasado aquí veladamente a segundo término, incluso desvelando su nombre sólo en los últimos compases del film. También conviene destacar a Nicholas Hoult, que encarna a Nux, un guerrero que empezará a cuestionarse las sinrazones que han guiado su vida hasta entonces. Estamos ante lo que podríamos denominar un "cómic fílmico", muy bien llevado, y en que unas pocas ideas, de rabiosa actualidad, vertebran bien el relato. El mensaje ecologista está ahí, por supuesto, con una mención al agua y a los necesarios cultivos, las semillas que hay que preservar. En un mundo sin esperanza se entiende la existencia de los jóvenes "cafrekazes", dispuestos a inmolarse por su jefe para alcanzar un pretendido paraíso, alusión nada velada al fanatismo yihadista. Y ante el nihilismo y el autoengaño se presenta el sacrificio que vale verdaderamente la pena, las plegarias que sí vienen al caso, y los caminos –carreteras– de la esperanza y de la redención, que hay que saber transitar sabiamente, aunque a veces domine la furia... y la locura.

8/10
The Tourist

2010 | The Tourist

Elise es una enigmática mujer, vigilada por la policía en París, pues esperan que se ponga en contacto con un célebre estafador que ha robado dinero a la mafia, y con el que mantiene una relación sentimental. Como no conocen el rostro del hombre que buscan, éste pide a Elise que se enrede en el tren que la lleva a Venecia con el primer tipo que tenga con él cierto parecido físico. El elegido es Frank, un turista americano, profesor universitario que ignora el significado de la expresión “emociones fuertes”. Hasta ahora. Remake de la estupenda película francesa El secreto de Anthony Zimmer, que ha dirigido el alemán responsable de La vida de los otros Florian Henckel von Donnersmarck, en su primera aventura de corte hollywoodiense. Entre los guionistas de la cinta figura Christopher McQuarrie, que deslumbró con el sorprende libreto de Sospechosos habituales. En realidad, y con respecto a su modelo, la cinta poco aporta si se deja a un lado el generosísimo presupuesto, el marco maravilloso de Venecia, y el glamour de la pareja protagonista, Angelina Jolie y Johnny Depp. Por supuesto que se mantienen las sorpresas y la idea hitchcockiana de tipo normal metido en líos y deslumbrado por una mujer bellísima. Pero, si nos apuran, hay que decir que la nueva cinta tiene algún momento de estancamiento, cuando se trata de reforzar la descripción de la subtrama romántica. En cualquier caso es un digno divertimento, pero debemos ser honrados y subrayar que se está aprovechado un buen film previo.

5/10
Prince of Persia: las arenas del tiempo

2010 | Prince of Persia: The Sands of Time

Feliz adaptación del popular videojuego del mismo nombre, desarrrollado en 1989 por Jordan Mechner, el cual también ha ideado ahora la historia del film. Sin ser una maravilla, el resultado es muy superior a otras lamentables adaptaciones de las consolas, como Doom, Max Payne o Hitman, por nombrar sólo los fiascos más sonados. Aquí, la función está dirigida por un director de cierto peso, Mike Newell (Harry Potter y el Cáliz de fuego), lo cual se nota sobre todo porque da prioridad a la historia, aventurera y romántica, por encima de los inevitables efectos especiales. Cuando era un chavalín despierto, valiente y temerario, el pequeño Dastan (Jake Gyllenhaal) fue recogido por el noble rey de Persia y llevado a palacio, en donde fue criado como uno de sus propios hijos. Con el tiempo creció y demostró su valor y destreza en la guerra, aptitudes que comparte con sus hermanos Tus y Garsiv. La familia real –compuesta por el rey Sharaman, su hermano Nizam, y los tres príncipes– forma una unidad muy compacta, pero su cohesión va a ser puesta a prueba cuando tras la llegada de unos informes sobre tráfico de armas, se decide invadir la ciudad sagrada de Alamut, regentada por la bellísima princesa Tamina (Gemma Arterton). Pero cuando el ejército persa celebra la victoria, el rey muere asesinado, y todo apunta a que el responsable es el príncipe Dastan. Película de aventuras de toda la vida, para verla con palomitas y regresar a los sueños de infancia, con castillos y fortalezas, princesas y príncipes, malvados oscuros y traiciones perversas, duelos con espadas y persecuciones malabares, magia y hechicería, tesoros y pasadizos secretos. El film bebe de los aires clásicos de los relatos de "Las mil y una noches" y también de la atmósfera y la puesta en escena de otras aventuras exóticas, no exentas de humor, al estilo de La momia. Y aunque la simpleza de algún diálogo incita a la risa y la historia es tan previsible como uno puede imaginar, el film gana enteros gracias a la labor del equipo de guionistas formado por Boaz Yakin (Titanes. Hicieron historia) y los socios Carlo Bernard y Doug Miro (responsables de El gran rescate y Presencias extrañas). Todos ellos se las arreglan para entregar un variado grupo de personajes bien definidos, cuidados con esmero, y que cuentan con minutos suficientes como para no ser simples comparsas, especialmente la princesa interpretada por Gemma Arterton o el simpático y característico sinvergüenza encarnado por un excelente Alfred Molina. En honor a la verdad, el film se desinfla hacia el final, cuando abusa de la fantasía y de unos efectos especiales de feria, efectistas y ridículos, y la trama se deja llevar demasiado por las zarandajas místicas y esa cansina moda olímpica de hablar de los dioses. Menos mal que gran parte del film obvia todo esto y se centra en ofrecer acción a raudales, diálogos humorísticos, ritmo modélico, escenarios variados, amor y sacrificio, y en fin, todo eso que ha de tener una película de aventuras para no aburrir.

6/10
Poseidón

2006 | Poseidon

Esperado remake de La aventura del Poseidón, filmada en 1972. Durante la celebración de fin de año en el enorme transatlántico Poseidón, un extraño fenómeno marino crea una gigantesca ola que golpea al buque. Como consecuencia del impacto, éste se tumba de tal modo que queda completamente boca abajo. Según el capitán del navío, las paredes exteriores están preparadas para contener el aire y aguantar la presión del agua, hasta que lleguen a rescatarlos. Sin embargo, unos cuantos supervivientes deciden ascender ellos mismos hasta el casco, aun a riesgo de encontrar la muerte por el camino. La película tiene a su favor la pericia de Wolfgang Petersen –quien vuelve a estar bajo el agua tras El submarino (1981)– y el uso de los modernos efectos especiales. Así, el accidente y sus consecuencias devastadoras están resueltos con brillantez, al igual que algunas tomas posteriores, donde predomina la sensación claustrofóbica. Sin embargo, es el tratamiento de los personajes el que no funciona del todo. El guión en este punto es ingenuamente esquemático, apenas hay presentación de los mismos antes de entrar en faena y no da tiempo de implicarse emocionalmente, al contrario de lo que ocurría en la versión de 1972. Hay, eso sí, varios momentos para el heroísmo, pero también “cantan” demasiadas casualidades a la americana. Entre el reparto destaca la argentina Mía Maestro, a la que hemos visto en la serie Alias, y junto a ella un grupo de actores consagrados como Russell, Lucas o Dreyfuss.

4/10
Spanglish

2004 | Spanglish

Los Clasky son la típica familia americana. De clase acomodada, la componen el matrimonio de John, un afamado chef, y Deborah, una diseñadora que recientemente se ha quedado sin empleo; los dos hijos, Bernice y Georgie; y Evelyn, la madre de Deborah, que vive con ellos. Bajo una fachada de aparente felicidad, cada uno tiene sus problemas. A Evelyn le gusta tomar un par de copitas de más, y suele estar un poco achispada; Bernice se siente acomplejada por ser algo gruesa, lo que su madre le recuerda sin mucha sutileza; el marido anda agobiado por el prestigio de su restaurante, pero sobre todo por… Deborah, que es la más problemática: mujer guapa pero ya madura, atraviesa una etapa de inseguridad histérica que vuelve locos a todos los que están a su alrededor. A este hogar, dulce hogar, se incorpora como empleada doméstica Flor, una joven mexicana. Aunque no sabe ni papa de inglés, logra hacerse entender. Inicialmente no desea involucrarse en la vida cotidiana de la casa, sólo hacer su trabajo y recoger su sueldo. Pero finalmente, al tener que irse a la residencia de verano de los Clasky, les cuenta que es madre de Cristina, una niña de 10 años (el marido les abandonó), y poco a poco empieza un entendimiento entre dos culturas muy diversas, la hispana y la anglosajona. James L. Brooks ha orquestado una inteligente película. Autor del guión además de director, utiliza como narradora a la pequeña Cristina, y toda su historia es una metáfora de las dificultades de comunicación entre las personas, que pueden deberse a la diferencia de idioma, pero también a la falta de diálogo y comprensión de los problemas de los demás, ya sean una hija, un marido, una madre, una empleada… El cineasta, lejos de convertir la historia en un dramón, o caer en el polo opuesto del pastel empalagoso, logra un prodigioso equilibrio, con sitio para el humor con clase y los buenos sentimientos. El reparto es de quitarse el sombrero. Sorprende lo contenido que está el habitualmente pasado de rosca Adam Sandler, o lo bien que Téa Leoni plasma la inseguridades de una mujer que se está haciendo mayor, y está a punto de fracasar como madre y esposa. Pero requiere especial atención nuestra Paz Vega, sensacional con un papel como caído del cielo, pues tiene la suerte de tener un alto protagonismo en una producción de Hollywood, y que sus dificultades reales con el inglés sean, a la postre, las de su personaje.

7/10
El cazador de sueños

2003 | Dreamcatcher

Jones, Henry, Pete y Beaver son amigos desde la infancia. En una ocasión, salvaron a un chico aparentemente retrasado, Duddits, de ser golpeado por el matón de la clase. Duddits se convirtió en miembro del grupo y les transmitió extraños poderes. Ahora, ya adultos, los cuatro se reúnen cada año en una cabaña del bosque para rememorar antiguas anécdotas. Pero un extraño cazador llega hasta el lugar con síntomas de locura, durante una extraña ventisca. El grupo se ve obligado a dispararle en defensa propia, ignorando que está poseido por un extraño ser de origen extraterrestre. En su afán de cambiar constantemente de registro, Lawrence Kasdan, autor de films tan dispares como Fuego en el cuerpo y Silverado, hace sus pinitos en el terror, tomando como base una obra de Stephen King, el especialista más popular del género. Su novela ha sido adaptada por el guionista William Goldman, que había hecho lo propio con otras dos: Misery y Corazones en Atlántida. La historia es un compendio de todas las novelas de King, incluida su obsesión por lo escatológico.

4/10
Cold Mountain

2003 | Cold Mountain

La guerra de secesión americana. Inman, un soldado que combate en el bando sudista, resulta herido. En la etapa de convalecencia llega a sus manos una carta de su amada Ada, hija de un clérigo, con la que apenas mantuvo dos breves conversaciones y un beso antes de partir. En esas encendidas líneas, ella le cuenta sus penas, la muerte de su padre, su práctica inutilidad a la hora de sacar adelante su granja. Y le dirige una orden imperiosa: que deje todo lo que tiene entre manos (el ejército, por tanto) y vuelva junto a ella. Conmovido, sabedor de que ese amor a primera vista es lo que da sentido a su vida, Inman emprenderá el largo camino a casa. Adaptación de la voluminosa novela de Charles Frazier, ganadora del prestigioso National Book Award americano, que muestra cómo el amor es un motor más poderoso que las guerras a la hora de que el mundo siga dando vueltas. Anthony Minghella, director y autor del guión, sabe vertebrar bien la historia, que se inicia con Inman en el frente. Los flash-backs nos permiten conocer cómo se fraguó el delicado amor entre una tímida damisela del Sur, perfecta señorita nada práctica, y un tosco granjero, al que cuesta articular más de dos palabras seguidas. Una vez cumplido este primer objetivo, Minghella narra paralelamente las penalidades de Ada para sobrevivir en su granja y las de Inman para regresar. Ella contará con la ayuda inesperada (quizá demasiado, pues la chica llega casi como llovida del cielo) de Ruby, una moza sin demasiados modales, pero muy trabajadora y con un corazón de oro. Pero debe soportar el acoso de un bruto pretendiente, que más que a ella lo que desea son sus tierras. Mientras él, al modo de un Ulises del siglo XIX, encontrará en su camino múltiples personajes, oráculos, ciegos y cantos de sirena. Minghella pone un especial cuidado en las transiciones entre uno y otro hilo narrativo. Una buena herramienta para ello es la música: el director la usa, no sólo como un elemento que sirve para dar paz en medio del clima bélico, sino para pasar de una historia a otra; el piano de Ada y los violines del grupo del padre de Ruby, vienen para eso al pelo. El film es el clásico título concebido para arrasar en los Oscar. De hecho, obtuvo 7 nominaciones (de las cuales materializó una, la estatuilla de Renée Zellweger), pero curiosamente, no en los apartados de película y director. El diseño de producción, fotografía, música, son apabullantes, así como el reparto, sembrado de actores de primera línea. Nicole Kidman (no nominada, quizá por su premio de Las horas el año anterior) prueba que es una de las mejores estrellas que pueblan la galaxia Hollywood, creíble en su modosito personaje y en su transformación; también Jude Law (él, sí, nominado) hace creíble un personaje parco en palabras, pero en cuyo rostro es bien visible la huella de la guerra; y René saca todo su jugo a un personaje agradecido, apoyo necesario para la heroína. El resto –Atkins, Gleeson, Hoffman, Portman, Ribisi, Shuterland, Winstone…–, secundarios de lujo, cumplen sus papeles a la perfección.

7/10
Harry Potter y la piedra filosofal

2001 | Harry Potter And The Philosopher's Stone

¿Qué pasa cuando vives con una familia adoptiva, los Dursley, que no te quieren demasiado? Pues puede pasar que empieces a saber quién eres realmente cuando un buen día recibes una carta de Hogwarts, una escuela de magos, que dice haberte admitido en su primer curso. Siempre que haya una lechuza persistente en entregar sus mensajes, y un gigante, el simpático Hagrid, dispuesto a echarte una mano. Una vez que Harry se hace con sus enseres de mago, acude al andén nueve y tres cuartos, y de allí parte rumbo a un mundo nuevo, donde los “profes” son magos, y donde se pueden hacer amigos estupendos como Ron y Hermione, y hasta crearte alguna que otra rivalidad con la casa de Slytherin. El film abunda en situaciones humorísticas (magnífico el sombrero seleccionador), pero también en otras dramáticas (como Harry ante el espejo que devuelve el reflejo de sus padres muertos, cuando Dumbledore le dice que “no conviene atarse a los recuerdos demasiado” sabiendo que las nostalgias paralizantes pueden ser un peligro), o de suspense sin límites (la partida de ajedrez). El secreto del éxito del film viene dado por la fidelidad que Chris Columbus (Solo en casa, Señora Doubtfire) y su guionista Steve Kloves (Jóvenes prodigiosos) guardan al libro original de J.K. Rowling, con la clásica historia de un internado, donde los chicos van mostrando sus virtudes y defectos, siempre con deseos de ir mejorando. La escritora reconoce que le encantaban las 'Crónicas de Narnia' de C.S. Lewis, aunque ella trata de ser más subliminal en los contenidos de sus historias. En cuanto al parecido con la serie 'Los cinco de Enid Blyton', dice que la diferencia principal es que ella pretende que sus personajes crezcan. A los que critican su visión optimista de la vida, lo que se refleja en sus filmes, Columbus les replica: “Puedo entender que es válido mostrar a la gente las cosas feas de este mundo, pero también pienso que hay un lugar para películas que dejen a la gente un sentido de esperanza. Si tu película no consigue eso, creo que no vale la pena hacerla.” Este hombre familiar, casado y con cuatro hijos, ha vuelto a las raíces más puras de su cine para toda la familia. Y hasta se ha trasladado a vivir a Inglaterra, y puede que acabe dirigiendo las siete películas que pueden dar los libros de Rowling. Dice haberse inspirado, a la hora de dar con el aire adecuado, en sus tempranos trabajos en Gremlins y El secreto de la pirámide.

7/10
La tormenta perfecta

2000 | The Perfect Storm

Gloucester es el puerto pesquero más antiguo de EE.UU. Pero en 1991 la población de peces de los Grandes Bancos estaba en franco declive, debido en parte a la pesca de arrastre industrial. Pero algunos pescadores se resistían a dejar su noble oficio, y se adentraban mar adentro en el Atlántico. Lo que no saben el capitán Billy Tyne y sus hombres del Andrea Gail es que está a punto de desencadenarse la llamada “tormenta perfecta”, en la que un huracán está a punto de colisionar con dos frentes increíbles. George Clooney, el protagonista, estuvo tres semanas saliendo en barco para acostumbrarse a su manejo: “Por suerte, no destruí el muelle, que es algo que se pide encarecidamente a cualquier capitán que no haga. Practicamos algo de pesca de altura y pasamos algunas noches en el mar, lo que me dio la oportunidad de apreciar el modo en que se ganan la vida los pescadores.”

5/10
A primera vista

1999 | At First Sight

Virgil es un masajista ciego que un día conoce a la arquitecto Amy, con la que traba amistad. En seguida surge el flechazo entre ambos, y ella le anima a que se someta a una operación para recuperar la vista. Cuando vuelve a ver, Virgil descubre todo un mundo ante sus ojos: el color del cielo, el aspecto de las cosas, la cara de las personas que más quiere... pero se dará cuenta de que no todo hay que juzgarlo con el prisma de la vista, sino con el del corazón. Romántica película basada en hechos reales y dirigida por Irwin Winkler (La red), con la presencia de Val Kilmer (Batman Forever) y Mira Sorvino (Poderosa Afrodita) como protagonistas.

4/10
El talento de Mr. Ripley

1999 | The Talented Mr. Ripley

Tom Ripley es un joven brillante, pero sin posición social. Le gusta aparentar más de lo que es. Una confusión le lleva a recibir un encarguito de un rico constructor: debe traer de vuelta a casa a su hijo Dickie, que lleva una vida de playboy en Italia junto con su novia Marge. Es el comienzo de un juego de fingimientos, donde Tom, en palabras del director Anthony Minghella, empieza a comportarse "como un niño que ha vertido jugo de tomate sobre el mantel y, en un intento por ocultar su error, vuelca una tetera, rompe un plato, araña la mesa, le pega fuego y acaba por prender la casa entera". El film recrea de modo maravilloso la Italia de los años 50, y la atmósfera de dolce vita de unos jóvenes desocupados. Desasosegadoras son las situaciones que conducen al crimen, y más de uno ha discutido la atracción homosexual entre Tom y Dickie sugerida por Minghella, que según el director está latente en la novela original de Patricia Highsmith. En cualquier caso, lo más fascinante del film es el planteamiento de que "esquivar la responsabilidad no es lo mismo que eludir la justicia. No se sale impune de nada. (...) El pacto con el diablo de Ripley consiste en preferir ser una falsa persona importante que un don nadie auténtico. (...) Se describe el precio implícito por abandonar la propia personalidad para convertirse en aquél que te gustaría ser". El film ha servido para confirmar lo buen actor que es Jude Law, candidato al Oscar por su papel. El resto está a la altura. Estupenda la música de Gabriel Yared.

6/10
City of Angels

1998 | City of Angels

Ángeles. Espíritus puros que viven una felicidad inefable y ayudan al hombre en el trance de la muerte, sin nunca forzar su libertad. Seth es uno de ellos. Pese a su dicha, se pregunta con frecuencia cómo será la naturaleza humana. Sobre todo en un aspecto que no puede ni imaginar: el corporal. Tocar, oler, saborear... amar a una mujer. El encuentro con Maggie, una bella y competente doctora, torturada porque no pudo salvar a uno de sus pacientes, acrecienta su anhelo de ser humano. Cassiel, un compañero ángel, le explica que Dios les ha dejado la opción de convertirse en humanos; pero una vez tomada la decisión, el resultado es definitivo. Seth deberá elegir. El guión resalta interesantes contrastes. El mundo sereno de los ángeles con el ajetreo humano; la profesión médica que busca salvar vidas con el misterio inexorable de la muerte; sanar corazones con amar de corazón; el ajetreo de la planificación con la quietud de la simple contemplación. Se muestra la biblioteca a modo de santuario donde resaltan los pensamientos de los humanos, sus reflexiones, su goce de la belleza; es el sitio donde más próximos se encuentran hombres y ángeles. El deseo de Seth por conocer el amor entre hombre y mujer ayuda a subrayar la especial belleza que encierra; aunque el film no aborde claramente el matrimonio. Mostrar el dolor como parte integrante y misteriosa de la realidad humana resulta, también, muy sugerente. Falta quizá al film un pelín de brío. No acaba de dar Silberling (Casper) con el ritmo para contar una historia tan especial. Pero la emotividad de lo narrado es tan fuerte que se supera el escollo. La atención la acaparan Seth y Maggie –inspirados Nicolas Cage y Meg Ryan– que tienen escenas compartidas memorables, como la de su primer encuentro en el hospital. Menos presencia tienen personajes como Cassiel, mero comparsa, o Messenger, un ex ángel. La música y las canciones que acompañan al film son muy hermosas. No en vano se escucha el tema de U2 "If Would Send His Angels".

6/10
Fantasmas del pasado

1996 | Ghost from the Past

Un prestigioso abogado blanco de Mississippi se juega su carrera cuando reabre, después de treinta años, el caso del asesinato de un líder negro a manos de un racista fanático, ahora septuagenario. En 1963 el racista Byron asesinó a Medgar Evers, un activista caracterizado por haber llevado a cabo una intensa lucha en favor de los derechos civiles. Cometió el delito a sangre fría, ante los ojos de su mujer y sus hijos, delante de su casa. Tras dos juicios amañanados, cuyo jurado estaba compuesto exclusivamente por blancos, el asesino salió absuelto. Treinta años después, la esposa de la víctima continúa buscando pruebas, lo que le permitiría reabrir el juicio. Su desesperada abnegación le lleva a contactar con un joven pero inteligente ayudante de fiscal, casado con la hija del juez que llevó el caso. Ambos se unen para esclarecer la verdad, pero tienen en contra un sistema lleno de corrupción, lo que dificultará su tarea. Rob Reiner resuelve este alegato contra el racismo, basado en un hecho real, con hondura psicológica y una férrea dirección de actores. El reparto está compuesto por grandes nombres. Entre todos ellos destaca James Woods (Érase una vez en América, Contact) en el papel del asesino, con el que demuestra su versatilidad. Junto a él Alec Baldwin (La caza del octubre rojo, Malice) realiza una correcta interpretación del ayudante del fiscal, mientras que Woopy Goldberg, conocida sobre todo por comedias como Ghost, pero que también había interpretado dramas como El color púrpura, realiza una buena composición del personaje de la mujer de la víctima. El filme consiguió dos nominaciones a los oscars y una a los globos de oro.

4/10
El paciente inglés

1996 | The English Patient

En los años de la Segunda Guerra Mundial, un inglés sobrevive milagrosamente a un accidente aéreo. Aparentemente amnésico, con el rostro desfigurado, el conde Laszlo de Almassy recuerda su apasionada relación amorosa, en el desierto egipcio, con Katherine Clifton. Ella es la esposa de uno de los hombres que le ayudan a trazar mapas para la Sociedad Geográfica Británica. Adaptación de una novela de Michael Ondaatje, ganadora del Booker Prize. Logró doce nominaciones al Oscar, de los que materializó nueve, incluido el de mejor película. Los entusiastas han elevado la película a la altura de Casablanca, la quintaesencia del cine romántico. Más dura será la caída, pues El paciente inglésno es la maravillosa historia de amor que algunos pretenden. Consiste, en todo caso, en el hábil relato de una pasión amorosa, teñida de fatalismo, a la que Almassy es incapaz de poner freno, y donde los intentos de Katherine por detenerla apenas son apuntados. Al marido engañado, tercer vértice del triángulo amoroso sobre el que pivota el film, apenas se le dedican unas tenues pinceladas. La habilidad está en la estructura del guión –Anthony Minghella elabora muy bien el entramado de flash-backs–, en el apoyo de la hermosa fotografía del desierto –debida a John Seale– y de los demás departamentos artísticos. Los actores están muy bien seleccionados y encarnan muy bien sus personajes, ya sean principales o secundarios. Donde debería amor, apenas hay otra cosa que egoísmo. Se puede entender que Almassy se enamore de una mujer casada, pero la ausencia de principios al enfocar la atracción, la disposición a sacrificar todo –la lealtad a la patria, la amistad, la propia vida mediante el suicidio o la eutanasia– en aras a ese supuesto amor, lastran al film privándolo de su teórica razón de ser: mostar un amor que va más allá de la muerte. Hay momentos emotivos –el amor entre la enfermera Hana y el militar hindú Kip propicia la hermosa escena de la contemplación de los frescos de una iglesia–, pero la película se resiente de su larga duración y de su planteamiento amoral de fondo.

6/10
El presidente y Miss Wade

1995 | The American President

Original comedia romántica que tiene como protagonista al presidente de los Estados Unidos y muestra sus dificultades para entablar una relación sentimental. El presidente Andrew Shepherd, viudo, se enamora de Sydney Wade, miembro de un lobby ecologista. Poco después, los índices de popularidad del presidente comienzan a descender, a pesar de la ayuda de sus asesores y ayudantes. Michael Douglas realiza una cuidada interpretación de un presidente que recuerda a la figura de Bill Clinton. La realización corrió a cargo de Rob Reiner (La princesa prometida, Cuando Harry encontró a Sally).

5/10
Más allá de Rangún

1995 | Beyond Rangoon

Tras perder a su marido e hijo, Laura, una joven mujer, viaja con su hermana Andy a Birmania. En ese momento, el país está pasando por un cruento conflicto político que vivirá en sus propias carnes. Drama protagonizado por Patricia Arquette (Medium), que se pone en la piel de una mujer que huye de su propio dolor para involucrarse de lleno en un dolor mayor. Dura crítica a la despreocupación humana ante los problemas mundiales. Le acompaña en el reparto Frances McDormand. La épica banda sonora de Hans Zimmer es excelente.

6/10
The Paper. Detrás de la noticia

1994 | The Paper

Interesante y audaz película que indaga con atrevimiento en la ética de la profesión periodística. Narra 24 horas en un periódico sensacionalista llamado "New York Sun". Hay de todo en un día de ese diario, pero sobre todo mucha prisa, horarios extenuantes, enfados, decisiones inamovibles y, cómo no, una gran disparidad de criterios. El diario es llevado con mano férrea por Alicia Clark (Glenn Close), su Redactora Jefe. Todo comienza cuando el periódico descubre la verdad sobre una historia: dos chicos inocentes son acusados de asesinato. Pero en un periódico lo más importante y prioritario son las ventas, el dinero... En una carrera contrarreloj deberán decidir qué harán con la noticia. ¿La verdad está antes que la marcha del periódico? Esta es la clave de esta película que cuenta con el ritmo frenético propio de las redacciones periodísticas. Con unas estupendas interpretaciones de todos los actores, Ron Howard (Un horizonte muy lejano, Llamaradas, Willow) firma una historia de gran calado humano y verdaderamente actual.

6/10
La tapadera

1993 | The Firm

Mitch McDeere (Tom Cruise) es un joven y ambicioso abogado, que ha conseguido su graduación en la prestigiosa Universidad de Harvard. Pronto comienza en un prestigioso bufete de abogados de Memphis, con un sueldo de aúpa. Él y su esposa, interpretada por Jeanne Tripplehorn, son felices con su trabajo y su acomodada vida. Pero una llamada del FBI viene a enturbiar sus felices días. Han descubierto que tras el, en apariencia pequeño bufete, se esconden un montaje para blanquear dinero de la mafia. Mitch se deja llevar por su honestidad, y se propone descubrir toda la verdad. Pero las cosas se complican por momentos, y Mitch tendrá que enfrentarse en una carrera contrarreloj a los resortes ocultos de la mafia. Un eficaz thriller dirigido por todo un especialista en el género, adaptación de la popular novela de John Grisham. La película más significativa de Pollack es Memorias de África (1983), por la que consiguió el Oscar como mejor director, pero también destaca Los tres días del cóndor (1975). Una película atractiva, con grandes dosis de tensión e intriga. Tom Cruise realiza aquí uno de sus papeles más creíbles.

6/10
El aceite de la vida

1992 | Lorenzo's Oil

Un chaval sufre una rara enfermedad degenerativa. ¿Habrá remedio? Los doctores dicen que no, pero el amor de unos padres puede ser muy tozudo  Así que por su cuenta se ponen a buscar un fármaco que pueda ayudar al pobre Lorenzo, que así se llama el niño. Emotiva película basada en hechos reales. El australiano George Miller abandona la trepidación de Mad Max para sumergirse en un drama humano sobre fe y coraje. Destaca Susan Sarandon como la madre inasequible al desaliento.

7/10
El doctor

1991 | The Doctor

Jack MacKee, un brillante cardiólogo, se ve obligado a ingresar en su propio hospital cuando le diagnostican un cáncer. Descubrirá la deshumanización con la que se trata a los pacientes del lugar, y se dará cuenta de que él mismo era parte del problema. Randa Haines, responsable de Hijos de un dios menor, vuelve a contar con el protagonista de aquella, William Hurt, en esta recreación de la historia real del doctor Edward Rosenbaum. El guión se basa en la autobiografía de Rosenbaum, titulada `Probando mi propia medicina´.  

6/10
El Club de los poetas muertos

1989 | Dead Poets Society

Existen pocas películas que hayan conseguido llegar hasta el público tanto como esta impresionante y profunda creación dirigida por el australiano Peter Weir (Gallipoli, El año que vivimos peligrosamente, El show de Truman). Otoño de 1959. La Academia Welton, un internado privado muy tradicional, situado en las montañas de Vermont, va a comenzar el año lectivo con un nuevo profesor de literatura llamado John Keating (Robin Williams). Éste, con métodos bastante heterodoxos, va a lograr poco a poco que sus alumnos comiencen a pensar por sí mismos y les descubrirá que cada uno tiene en sus manos hacer de su vida algo extraordinario. Su arriesgada propuesta es recibida de distinta manera por unos adolescentes todavía inmaduros e idealistas, hasta que desemboque la tragedia. Pero ninguno de ellos podrá olvidar jamás al profesor que les cambió para siempre. Película magníficamente rodada, que cuenta con un guión (Tom Schulman) realmente sobresaliente, que fue premiado con un Oscar. Robin Williams logró uno de los mejores papeles de su carrera y algunos de los alumnos se convirtieron en estrellas consagradas. La música de Maurice Jarre no tiene desperdicio. Una película sobre la educación, distinta, arriesgada e impresionante.

9/10
Rain Man

1988 | Rain Man

Charlie Babbit descubre que no ha heredado la fortuna de sus padres. El beneficiario es Raymond, un hermano mayor que Charlie ni sabía que existía, y que padece autismo. Charlie parte en su busca, para llevarle a cobrar, pero éste se niega a montar en avión, por lo que tendrán que atravesar EE.UU. por carretera. 4 Oscar, incluyendo mejor película, avalan la calidad de este melodrama, donde Tom Cruise aguanta el tipo frente a un inmenso Dustin Hoffman. Compartimos el agotamiento de Cruise con el acertijo de ‘Quién juega en la primera base’. Inolvidable la música del entónces jovencísimo Hans Zimmer.

7/10
Gorilas en la niebla

1988 | Gorilas In The Midst. The Adventure Of Diane Fossey

Dianne Fossey (Sigourney Weaver) es una antropóloga con una voluntad de hierro, que decide dedicar su vida al estudio de los gorilas en su medio natural. Cuando llega a la selva africana, se encuentra con varios factores en contra que superará con personalidad y mucho trabajo, enfrentándose a desafíos que le llevarán a enormes avances en sus investigaciones. Una historia real, basada en la propia vida de Diane Fossey. La poderosa presencia de Sigourney Weaver consigue que la historia tenga una total credibilidad. Tanto los paisajes, como las escenas de la vida cotidiana de los gorilas, son espectaculares, y cautivan desde el principio al espectador. La composición musical, de Maurice Jarre, se adapta muy bien al tono de la película.

6/10
Procedimiento ilegal

1987 | Stakeout

Dos policías (Richard Dreyfuss y Emilio Estevez) son los encargados de montar un piso de vigilancia a la novia de un criminal, en espera que éste aparezca en cualquier momento. Lo malo es que uno de ellos comienza a sentirse atraído por la chica (la por aquel entonces desconocida Madeleine Stowe), llegando incluso a incumplir las normas y entablar una relación con ella. Con esta simple premisa, el guión de Jim Kouf ofrecía entretenimiento, diálogos brillantes, persecuciones, sexo y un sentido del humor basado principalmente en las bromas que los policías se gastaban entre ellos. Todo un apetecible cóctel que fue todo un éxito en taquilla, algo que era bastante habitual en la carrera de su director como demostraban Fiebre del sábado noche (1977), Juegos de guerra (1983) y Cortocircuito (1986). Doce años después, Procedimiento ilegal conoció una secuela llamada En el punto de mira (1993).

6/10
Carretera al infierno (1986)

1986 | The Hitcher

Carretera al infierno provocó en 1986 más de una pesadilla. El film se inscribía en la tradición de historias de miedo que transcurre en esas interminables carreteras rectas donde apenas circula un alma, tan abundantes en Estados Unidos. Con una historia así, El diablo sobre ruedas (1971), dio el golpe Steven Spielberg cuando era un desconocido. Y títulos recientes como Nunca juegues con extraños (2001) y Jeepers Creepers (2002) siguen esta estela terrorífica. Incluso esta película dio lugar a una secuela en 2003, Carretera al infierno II. La película fue el debut de su director, Robert Harmon. Especialista en fotografía, Harmon dirigió un corto de casi media hora que se incluye en el DVD, como carta de presentación para poder debutar en el largo. En el reparto, además de a C. Thomas Howell y Rutger Hauer, se pudo a ver a la entonces desconocida Jennifer Jason Leigh.

6/10
La costa de los mosquitos

1986 | The Mosquito Coast

Allie Fox es un inventor iracundo que se ha cansado del consumismo y derroche que aporta la gran ciudad, por lo que se marcha con toda su familia a vivir a la jungla hondureña. La vida allí no será fácil y Fox comenzará a mostrar manías y signos enfermizos de locura por la vida ecológica y natural que acabará con los nervios de su esposa y de sus hijos. Poco a poco, la madre y los niños empezarán a pensar en tomar medidas. Peter Weir dirige esta película basada en la novela de Paul Theroux que ha pasado desapercibida a través del tiempo, a pesar de contar con el protagonismo de Harrison Ford, en pleno auge de su carrera y la magnífica Helen Mirren, en un papel que no está a la altura de una actriz de sus cualidades.

4/10
Hijos de un dios menor

1986 | Children of a Lesser God

James (William Hurt) es el nuevo profesor en una escuela para personas con deficiencias auditivas. Allí se enamora de una joven y hermosa sordomuda llamada Sarah (Marlee Matlin), a la que la sociedad no ha tratado nada bien. Sarah es tozuda y no quiere aprender. Prefiere seguir aislada, distanciada de todo y de todos, a pesar de que es muy inteligente. Gracias a su amor, James entenderá mejor el mundo de los sordos, y Sarah tratará de salir de su hermetismo. Una historia muy emotiva, con sendas magníficas interpretaciones. Marlee Matlin, sorda en la realidad, obtuvo el Oscar a la mejor actriz. Hurt está enternecedor y convincente. Esta historia de amor es inusual, y su planteamiento absorbe al espectador desde el principio. Está basada en la obra teatral de Mark Medoff. Una impresionante película, en la que los sentimientos siempre están en tensión.

6/10
Único testigo

1985 | Witness

Para proteger a un niño amish, testigo de un asesinato, un policía se traslada a la población donde vive esta pequeña y singular comunidad religiosa. Allí trabará amistad con el chaval y conocerá las costumbres del pueblo. Con el apoyo de un guión excepcional, el más que interesante Peter Weir (El club de los poetas muertos, El show de Truman), rueda un thriller soberbio que no decae en ningún momento. Harrison Ford –en uno de sus mejores trabajos– se encuentra en su salsa, muy bien acompañado por la guapa Kelly McGillis y el sorprendente debut de Lukas Haas. Fantástica la tensión creada en la escena del asesinato.

8/10
Los bicivoladores

1983 | BMX Bandits

Tres niños a los que les encanta montar en bicicleta sufren un percance y éstas se rompen. Para reunir el dinero suficiente y comprarse otras bicis nuevas, deciden pescar almejas y venderlas. Cinta juvenil sin otro interés que saber que estaba protagonizada por una pepona Nicole Kidman en su primera aparición en el cine. Destacan, aún así, los saltos y piruetas de los personajes practicando bicicross.

4/10
El superviviente

1981 | The Survivor

Al piloto de un 747 le toca la carga de ser el único superviviente de un accidente aéreo, en que el comandaba el avión. Como el tipo está superagobiado pide ayuda a una mujer para contactar con los espíritus de las víctimas, de modo que le liberen del sentido de culpa. Lo mejor de este film es quizá la secuencia del accidente. Luego la cosa no resulta demasiado creíble, se falla en conseguir la deseable atmósfera inquietante.

4/10

Últimos tráilers y vídeos