IMG-LOGO

Biografía

Michael Connelly

Michael Connelly

Michael Connelly

Filmografía
Bosch (2ª temporada)

2016 | Bosch | Serie TV

Segunda temporada de la serie televisiva basada en el personaje novelesco de Michael Connelly, el agudo y temperamental detective de la policía de Los Ángeles Harry Bosch. Tras la resolución de su último caso y una suspensión temporal por agredir a un compañero, Harry se reincorpora al tajo. Le toca investigar la muerte violenta de un director de películas pornográficas, caso que colisiona con otro federal de mayor envergadura, que tiene todos los visos de estar relacionado con el terrorismo. El se centrará en su caso de asesinato, lo que le lleva a Las Vegas y le pone en una situación desagradable, cuando descubre un vínculo entre el asesinado y su propia ex mujer, Eleanor Wish, que vive con su hija adolescente Maddie y su nuevo marido en esa ciudad, trabajando en el mundo de los casinos. Como telón de fondo se encuentra la campaña para elegir al nuevo alcalde de Los Ángeles, que busca el apoyo el director adjunto de la policía, Irvin Irving, Por otro lado, su hijo policía intenta labrarse una carrera propia tratando de infiltrarse en una red chanchullera dentro del propio cuerpo policia. De nuevo al estilo de The Wire nos sumergimos en el mundo de las investigaciones policías, a menudo sórdido, con comportamientos nada ejemplares, por supuesto entre la delincuencia, pero también al chocar intereses entre unos y otros policías. Titus Welliver sigue demostrando que ha interiorizado bien su personaje de detective duro, que trata de mantener vivos los vínculos con su familia, sobre todo con su hija. Y resultan creíbles los pasos que da, con su compañero del alma Jerry Edgar, y bajo las órdenes de la teniente Grace Billets, con la que se entiende bien. Los personajes y sus conflictos son perfectos para introducir un poco de humanidad ante crímenes y explotaciones de las personas degradantes, con palizas frecuentes y clubes de alterne donde las mujeres son simple objeto. Por otro lado, el showrunner Eric Ellis Overmyer sabe trenzar bien los distintos hilos narrativos y ramificaciones del caso, que capítulo a capítulo logran crecer en interés hasta su desenlace. Un puñado de competentes directores y un reparto bien escogido, y que lo hacen bien, redondean el buen resultado final.

7/10
Bosch

2014 | Bosch | Serie TV

Adaptación del las andanzas de Hieronymus "Harry" Bosch, el policía protagonista de muchas de las populares novelas de Michael Connelly. Su nombre es evidentemente una alusión al pintor flamenco del siglo XV bien conocido por sus representaciones del paraíso y el infierno. Porque en efecto, por su trabajo en el departamento de la policía de Hollywood en Los Ángeles, le toca investigar casos muy dolorosos, en los que asoma lo peor de la naturaleza humana, con personas brutalmente asesinadas, cuerpos mutilados y almas trastornadas que están hechas añicos. De modo que se produce un verdadero descenso al averno, con personajes muy degradados moralmente, donde no se escatiman detalles sórdidos. El hallazgo de un hueso humano por un perro destapa el enterramiento de un niño que murió repetidamente golpeado veinte años atrás. Los hechos coinciden con la detención de Raynard Waits, un serial killer que mata varones blancos jóvenes, y que inesperadamente afirma que comenzó sus asesinatos con el niño cuyos huesos han sido descubiertos recientemente. El propio Connelly ha intervenido en el desarrollo de esta serie televisiva de Amazon desarrollada por Eric Ellis Overmyer. Sigue la tradición de otros seriales policíacos como el celebrado The Wire, que junto al desarrollo de la trama de intriga incluye algunas cuestiones políticas y pinta el día a día de los detectives, incluidas sus relaciones familiares y sentimentales, el trato con otros agentes y superiores, los tribunales... En este sentido tiene fuerza el dibujo de Harry, bien interpretado por Titus Welliver: su profesionalidad, que raya en lo obsesivo, dedica todo su tiempo a la investigación; su hogar roto, su ex, que fue agente del FBI, se trasladó a Las Vegas con su hija adolescente Maddy, con la que intenta mantener los vínculos, aunque le cuesta; su nueva relación sentimental con una policía novata, que le va a traer más de un quebradero de cabeza; su pasado traumático, pues su madre prostituta fue asesinada, y acabó en un reformatorio. Precisamente este último background sirve para conectar a Harry con el asesino al que persigue, siniestro individuo frío y manipulador, bien interpretado por Jason Gedrick, verdadero antagonista.

7/10
El inocente (The Lincoln Lawyer)

2011 | The Lincoln Lawyer

Mickey Haller es un arrogante abogado de Los Ángeles, divorciado y con una niña, cuyo particular despacho es el asiento trasero de su vehículo, un Lincoln. A través de un conocido le llega un apetitoso caso, la defensa de Louis Roulet, un joven millonario de buena familia, acusado de atacar brutalmente a una prostituta en su casa. Roulet sostiene su inocencia, le habrían tendido una trampa, y la víctima se habría dejado agredir por un cómplice para obtener una suculenta indemnización. Entretenido thriller judicial, que adapta una de las novelas del popular Michael Connelly. De alguna manera el protagonista, Matthew McConaughey, recupera las esencias de los inicios de una carrera venida a menos, la época de Tiempo de matar y Lone Star, cuando era saludado como un nuevo Paul Newman. El actor da bien el personaje, mezcla de cinismo y vulnerabilidad, que sabe que ha echado a perder su vida familiar y trata de salvar en lo que puede los muebles, y capaz de guardarse algún as en la manga, cuando su trabajo se complica. El desconocido Brad Furman dirige con buen pulso el film, y John Romano ha hecho un buen trabajo de adaptación de la novela de Connelly, deja bien atados los cabos de las numerosas sorpresas de la enredada madeja argumental y define bien a los numerosos personajes secundarios. Se trata de un buen ejemplo del artesanal cine de Hollywood, capaz de ofrecer una historia tal vez no memorable, pero sí entretenida, perfectamente realizada, y que deja buen sabor de boca. Además, la incertidumbre de cómo discurrirá la narración, está bien entrelazada con los diversos dilemas morales que plantea la película: la confidencialidad abogado-cliente, la creencia en la inocencia de quien defiendes, los agujeros del sistema legal, el deseo de tomar la justicia por la propia mano...

6/10
Deuda de sangre

2002 | Blood Work

Terry McCaleb es un duro detective de homicidios, que durante la persecución de un asesino en serie, sufre un infarto. Pasará varios años en el dique seco, hasta que se le practica un trasplante de corazón. Decidido a llevar una vida tranquila, se ve moralmente obligado a aceptar un último trabajo: el que le encarga la hermana de la donante del corazón, y que consiste en atrapar al hombre que la asesinó. A partir de la novela de Michael Connelly, adaptada por Brian Helgeland (ganador de un Oscar por su guión adaptado de L.A. Confidential), Eastwood dirige un entretenido film policíaco, con una investigación bien descrita, y unas cuantas sorpresas que mantienen la atención del espectador. Si bien el romance de McCaleb se ve venir, y chirría un tanto (está mucho mejor definida la relación casi maternal con Anjelica Huston que la que se inicia con la desconocida Wanda de Jesus), hay un acierto en la definición inicial del personaje de Jeff Daniels, vecino del detective, perdedor con aires de divertido y vago “colega”. Menos creíble en su transformación en el último tramo del film, lo que conduce a un desenlace que tiene algo de opereta, y que recuerda al trazado por Martin Scorsese en El cabo del miedo.

5/10
Bosch (2ª temporada)

2016 | Bosch | Serie TV

Segunda temporada de la serie televisiva basada en el personaje novelesco de Michael Connelly, el agudo y temperamental detective de la policía de Los Ángeles Harry Bosch. Tras la resolución de su último caso y una suspensión temporal por agredir a un compañero, Harry se reincorpora al tajo. Le toca investigar la muerte violenta de un director de películas pornográficas, caso que colisiona con otro federal de mayor envergadura, que tiene todos los visos de estar relacionado con el terrorismo. El se centrará en su caso de asesinato, lo que le lleva a Las Vegas y le pone en una situación desagradable, cuando descubre un vínculo entre el asesinado y su propia ex mujer, Eleanor Wish, que vive con su hija adolescente Maddie y su nuevo marido en esa ciudad, trabajando en el mundo de los casinos. Como telón de fondo se encuentra la campaña para elegir al nuevo alcalde de Los Ángeles, que busca el apoyo el director adjunto de la policía, Irvin Irving, Por otro lado, su hijo policía intenta labrarse una carrera propia tratando de infiltrarse en una red chanchullera dentro del propio cuerpo policia. De nuevo al estilo de The Wire nos sumergimos en el mundo de las investigaciones policías, a menudo sórdido, con comportamientos nada ejemplares, por supuesto entre la delincuencia, pero también al chocar intereses entre unos y otros policías. Titus Welliver sigue demostrando que ha interiorizado bien su personaje de detective duro, que trata de mantener vivos los vínculos con su familia, sobre todo con su hija. Y resultan creíbles los pasos que da, con su compañero del alma Jerry Edgar, y bajo las órdenes de la teniente Grace Billets, con la que se entiende bien. Los personajes y sus conflictos son perfectos para introducir un poco de humanidad ante crímenes y explotaciones de las personas degradantes, con palizas frecuentes y clubes de alterne donde las mujeres son simple objeto. Por otro lado, el showrunner Eric Ellis Overmyer sabe trenzar bien los distintos hilos narrativos y ramificaciones del caso, que capítulo a capítulo logran crecer en interés hasta su desenlace. Un puñado de competentes directores y un reparto bien escogido, y que lo hacen bien, redondean el buen resultado final.

7/10
Bosch

2014 | Bosch | Serie TV

Adaptación del las andanzas de Hieronymus "Harry" Bosch, el policía protagonista de muchas de las populares novelas de Michael Connelly. Su nombre es evidentemente una alusión al pintor flamenco del siglo XV bien conocido por sus representaciones del paraíso y el infierno. Porque en efecto, por su trabajo en el departamento de la policía de Hollywood en Los Ángeles, le toca investigar casos muy dolorosos, en los que asoma lo peor de la naturaleza humana, con personas brutalmente asesinadas, cuerpos mutilados y almas trastornadas que están hechas añicos. De modo que se produce un verdadero descenso al averno, con personajes muy degradados moralmente, donde no se escatiman detalles sórdidos. El hallazgo de un hueso humano por un perro destapa el enterramiento de un niño que murió repetidamente golpeado veinte años atrás. Los hechos coinciden con la detención de Raynard Waits, un serial killer que mata varones blancos jóvenes, y que inesperadamente afirma que comenzó sus asesinatos con el niño cuyos huesos han sido descubiertos recientemente. El propio Connelly ha intervenido en el desarrollo de esta serie televisiva de Amazon desarrollada por Eric Ellis Overmyer. Sigue la tradición de otros seriales policíacos como el celebrado The Wire, que junto al desarrollo de la trama de intriga incluye algunas cuestiones políticas y pinta el día a día de los detectives, incluidas sus relaciones familiares y sentimentales, el trato con otros agentes y superiores, los tribunales... En este sentido tiene fuerza el dibujo de Harry, bien interpretado por Titus Welliver: su profesionalidad, que raya en lo obsesivo, dedica todo su tiempo a la investigación; su hogar roto, su ex, que fue agente del FBI, se trasladó a Las Vegas con su hija adolescente Maddy, con la que intenta mantener los vínculos, aunque le cuesta; su nueva relación sentimental con una policía novata, que le va a traer más de un quebradero de cabeza; su pasado traumático, pues su madre prostituta fue asesinada, y acabó en un reformatorio. Precisamente este último background sirve para conectar a Harry con el asesino al que persigue, siniestro individuo frío y manipulador, bien interpretado por Jason Gedrick, verdadero antagonista.

7/10

Últimos tráilers y vídeos