IMG-LOGO

Biografía

Nicolás López

Nicolás López

Filmografía
Una mujer sin filtro

2018 | Una mujer sin filtro

Knock Knock

2015 | Knock Knock

El excesivo especialista en películas con poco argumento y muchas vísceras Eli Roth, responsable de la insana Hostel, filma una especie de homenaje o remake apócrifo de Los sádicos, de 1977. Aunque parece no disponer de los derechos de aquélla, sí que cuenta con el aval de las protagonistas, Sondra Locke y Colleen Camp, como productoras. La historia viene a ser muy parecida, un padre de familia supuestamente responsable que se queda solo en su casa les abre la puerta a dos jovencitas bien parecidas que se han perdido por la zona. Le piden información, poder quitarse la ropa pues están caladas hasta los huesos y llamar por teléfono pues el móvil también se les mojó. Acaban seduciendo al desventurado, que pagará el error con creces, pues resultan ser dos psicópatas que le secuestran y torturan. Aunque se nota cierto esfuerzo de Roth por contenerse más que en otras ocasiones, quizás por la presencia de un actor de serie A como Keanu Reeves, continúa en su línea de recrearse en los puntos más sórdidos y encarnizados del relato, y dar rienda suelta al humor negro, lo que le quita cualquier seriedad a su advertencia de los peligros de la infidelidad a lo Atracción fatal un tanto evidente. A Roth nadie le ha advertido de que como guionista deja mucho que desear, sobre todo a la hora de componer diálogos, así que insiste en coescribir también Knock Knock, para colmo de males con la ayuda de sus colaboradores en la indescriptible The Green Inferno, el uruguayo Guillermo Amoedo y el chileno Nicolás López. Pero el punto más débil del realizador sigue siendo la dirección de actores, como queda demostrado en la exagerada composición del protagonista de Matrix, mientras que Lorenza Izzo y Ana de Armas, actriz de la serie española El internado, que empieza a hacer carrera en Hollywood, parecen haber sido escogidas más por su exuberancia y falta de escrúpulos a la hora de rodar lo que sea que por otra cosa.

3/10
Aftershock

2012 | Aftershock

En medio de una noche de fiesta salvaje, un turista americano desventurado y sus amigos se sumergen de repente en un infierno cuando un fuerte terremoto destruye la ciudad costera de Valparaíso en Chile.

Santos

2008 | Santos

El cineasta chileno Nicolás López debutó con la prescindible comedia Promedio rojo, apoyado por su amiguete Santiago Segura, que interpretaba un pequeño papel. López había escogido hablar de sí mismo, pues contaba las peripecias de un joven muy parecido a él mismo, prototipo de ‘friqui’, estudiante de instituto, con poco éxito a nivel social, que escapa de sus problemas dibujando y leyendo cómics, y que intenta conquistar a una chica atractiva. Su segundo trabajo –para el que cuenta con un presupuesto más amplio y protagonistas de renombre– va en la misma línea. Lo protagoniza otro ‘friqui’, aunque esta vez treintañero. Salvador Santos –cuyo apellido propicia el título del film– también es casualmente dibujante de cómics, y también intenta conquistar a una chica atractiva. Un día se presenta ante él Antropomosco, un extraño ser que le explica que el universo es en realidad un ‘dobleverso’, formado por dos dimensiones distintas. Y resulta que el mejor amigo de Santos es un tirano que proviene de la otra dimensión, dotado de superpoderes, que tiene planes siniestros. Sólo Santos podría detenerle, si acepta ser entrenado para convertirse en superhéroe. Nicolás López ha recibido unas críticas bastante buenas, con elogios de directores como Quentin Tarantino y Robert Rodriguez; y la revista Variety ha dicho de él que es el próximo Guillermo del Toro e incluso ha conseguido ser distribuido en todo el mundo por una ‘major’, Disney. Además, ha recibido el Premio Especial del Jurado a la Película más innovadora, en el Fantastic Film, de Austin. Sin embargo, se trata de una gamberrada con poca gracia. Es cierto que Nicolás López tiene cierta imaginación visual, pero eso no basta para sostener una cinta con un humor muy simplón. Parte de una idea trillada, de la que es incapaz de sacar ninguna secuencia fresca. En cuanto a los actores, sólo Leonardo Sbaraglia y Elsa Pataki parecen tomarse en serio sus papeles, mientras que el resto parecen aficionados. Especialmente histriónico resulta Guillermo Toledo.

3/10
Promedio rojo

2004 | Promedio rojo

Gran éxito comercial en Chile en 2004, Santiago Segura ha decidido distribuir esta película en España, seguramente porque conecta con su universo personal, del cutrepolicía Torrente y compañía. El protagonista es un friki adolescente, amante de los cómics, y cuyas hormonas están muy disparadas. Asegura el director, Nicolás López, que el film contiene elementos autobiográficos. Y, ferviente defensor de los frikis, afirma que “las personas que han estado al margen siempre han sido capaces de contar mejores historias. Nosotros somos los que hemos tenido problemas con mujeres, hemos usado lentes y hemos sido gordos.”

3/10
Aftershock

2012 | Aftershock

En medio de una noche de fiesta salvaje, un turista americano desventurado y sus amigos se sumergen de repente en un infierno cuando un fuerte terremoto destruye la ciudad costera de Valparaíso en Chile.

Santos

2008 | Santos

El cineasta chileno Nicolás López debutó con la prescindible comedia Promedio rojo, apoyado por su amiguete Santiago Segura, que interpretaba un pequeño papel. López había escogido hablar de sí mismo, pues contaba las peripecias de un joven muy parecido a él mismo, prototipo de ‘friqui’, estudiante de instituto, con poco éxito a nivel social, que escapa de sus problemas dibujando y leyendo cómics, y que intenta conquistar a una chica atractiva. Su segundo trabajo –para el que cuenta con un presupuesto más amplio y protagonistas de renombre– va en la misma línea. Lo protagoniza otro ‘friqui’, aunque esta vez treintañero. Salvador Santos –cuyo apellido propicia el título del film– también es casualmente dibujante de cómics, y también intenta conquistar a una chica atractiva. Un día se presenta ante él Antropomosco, un extraño ser que le explica que el universo es en realidad un ‘dobleverso’, formado por dos dimensiones distintas. Y resulta que el mejor amigo de Santos es un tirano que proviene de la otra dimensión, dotado de superpoderes, que tiene planes siniestros. Sólo Santos podría detenerle, si acepta ser entrenado para convertirse en superhéroe. Nicolás López ha recibido unas críticas bastante buenas, con elogios de directores como Quentin Tarantino y Robert Rodriguez; y la revista Variety ha dicho de él que es el próximo Guillermo del Toro e incluso ha conseguido ser distribuido en todo el mundo por una ‘major’, Disney. Además, ha recibido el Premio Especial del Jurado a la Película más innovadora, en el Fantastic Film, de Austin. Sin embargo, se trata de una gamberrada con poca gracia. Es cierto que Nicolás López tiene cierta imaginación visual, pero eso no basta para sostener una cinta con un humor muy simplón. Parte de una idea trillada, de la que es incapaz de sacar ninguna secuencia fresca. En cuanto a los actores, sólo Leonardo Sbaraglia y Elsa Pataki parecen tomarse en serio sus papeles, mientras que el resto parecen aficionados. Especialmente histriónico resulta Guillermo Toledo.

3/10
Promedio rojo

2004 | Promedio rojo

Gran éxito comercial en Chile en 2004, Santiago Segura ha decidido distribuir esta película en España, seguramente porque conecta con su universo personal, del cutrepolicía Torrente y compañía. El protagonista es un friki adolescente, amante de los cómics, y cuyas hormonas están muy disparadas. Asegura el director, Nicolás López, que el film contiene elementos autobiográficos. Y, ferviente defensor de los frikis, afirma que “las personas que han estado al margen siempre han sido capaces de contar mejores historias. Nosotros somos los que hemos tenido problemas con mujeres, hemos usado lentes y hemos sido gordos.”

3/10
Familia rodante

2004 | Familia rodante

Toda una familia viaja en una roulotte la friolera de 1.500 kilómetros, abuela octogenaria incluida, para ir desde Buenos Aires a Misiones. Allí asistirán a una boda. Tercer film de Pablo Trapero, inferior a las anteriores, Mundo grúa y El bonaerense., pues resulta menos fresca, y las diferentes subtramas se resuelven de forma irregular.

4/10
Sin rodeos

2018 | Sin rodeos

A punto de cumplir los 40 años, en la vida de Paz hay de todo menos paz. Divorciada y sin hijos propios, vive con su nueva pareja, Dante, un argentino con ínfulas de artista, que no pega golpe, y que aporta al hogar, por llamarlo de algún modo, a un adolescente no menos gandul. Aunque es buena en su trabajo, creativa publicitaria, se encuentra alienada por un jefe hijo de papá, que ha heredado su empresa, y que sólo piensa en contratar mujeres espectaculares por motivos poco profesionales; la última que le ha hecho, es colocarle por encima a una jovencita que sólo piensa en redes sociales. Al borde de un ataque de nervios, decide acudir a la consulta de un chamán indio muy publicitado, que le prescribe una pócima que va a cambiar del todo su personalidad. Primer largometraje de Santiago Segura como director sin su emblemático cutrepolicía Torrente. Su propuesta es una comedia más comedida y de enredo, aunque ha tenido la mala pata de coincidir con otra reciente y con la misma protagonista, Maribel Verdú, de temática comparable, Abracadabra. Curiosamente el guión original pertenece a un film mexicano-chileno también de este año, Una mujer sin filtro, y la jugada corre paralela a la de un amiguete de Segura, Álex de la Iglesia, quien recientemente entregó la versión hispana de una comedia italiana en Perfectos desconocidos. La cinta es entretenida, con algunos gags divertidos, pero desde luego no es memorable. De desarrollo poco elaborado, se podría decir que tiene dos posiciones, off y on. En off, la primera parte, Paz es una mujer que se traga todo tipo de desplantes y comportamientos impresentables de las personas que la rodean; la trama pasa al on tras la visita al chamán, personaje secundario que Segura interpreta con gracia, y entonces ella es capaz de soltar cuatro frescas y decir todo lo que se le antoja, al fin ha tomado las riendas de su vida. Como le gusta al director, abundan en el film los famosetes amigos haciendo cameos, como la absurdamente célebre Cristina Pedroche, que debuta en el cine. Si se pretende hacer una lectura de fábula contemporánea, hay poco que rascar. Su visión antropológica resulta bastante paupérrima, porque de la alienación inicial de Paz, se pasa a una posición de autorrealización individualista que tampoco da para mucho; ni siquiera parecen muy sinceras las pretensiones feministas. En cualquier caso queda la ligera diversión, mientras se reparten críticas suaves a la cultura del postureo en internet, el culto al aspecto físico y a la eterna juventud, y a los excesos en el cariño a los animales, aquí mininos.

5/10

Últimos tráilers y vídeos