IMG-LOGO

Biografía

Renato Scarpa

Renato Scarpa

Renato Scarpa

Filmografía
Una storia senza nome

2018 | Una storia senza nome

Tommaso

2016 | Tommaso

Díaz: No limpiéis esta sangre

2012 | Díaz-Don't Clean Up This Blood

Julio de 2001, el G8 consitituido por los países más desarrollados se reúne en Génova y arrecian las protestas de estudiantes y grupos antisistema. Los mandos policiales ordenarán el asalto del edificio de la escuela Díaz, donde se supone que se ocultan peligrosos anarquistas, aunque por allí no se ven más que a ingenuos e idealistas jóvenes, y a los "chicos de la prensa". Y los agentes se emplean con inusitada violencia. Película basada en hechos reales, coescrita y dirigida por Daniele Vicari, Díaz: No limpiéis esta sangre tiene un enfoque cercano al documental, donde adrede nunca llegamos a conocer a fondo a los personajes, situados en los tres bandos, manifestantes, periodistas y policías. La meta, se supone, es presentar lo ocurrido con la mayor objetividad posible, denunciando los abusos policiales, que habrían sido reconocidos parcialmente por los tribunales, aunque con los inevitables obstáculos interpuestos por la clase política gobernante. El director decide partir del nimio hecho del lanzamiento de una botella, supuesto desencadenante de lo que vendrá después, para contarnos varias veces desde distintos puntos de vista cómo se llega al asalto de la escuela, Más allá de lo que se pueda ajustar Díaz: No limpiéis esta sangre a la realidad, lo cierto es que Vicari entrega una película estirada en exceso, muy, muy reiterativa, donde se repiten una y otra vez los mamporros de la policía, todo el rato se está dando vueltas a lo mismo sin una progresión que mantenga el interés del espectador. Por otro lado, aparte de que se caiga en el tópico poli bueno, poli malo, no se entiende por qué a los agentes se les ordena cargar, y por qué lo hacen de modo tan brutal, no se nos ofrece una justificación plausible, ni siquiera la tan manida venganza típica de otras historias, o el deseo de quien sea de apuntarse un tanto político. La verdad es que, puestos, ni siquiera sabemos cuáles son los ideales que mueven a los jóvenes manifestantes. Así las cosas, quedan los hechos escuetos de jóvenes inocentes sufriendo una somanta de palos propinada por una panda de energúmenos, lo que sería algo absurdo e irracional. Y, la verdad, no bastan para hacer una película medianamente interesante. Una pena, estando tan de actualidad los movimientos de "indignados", 15M, 25S y similares.

4/10
Habemus Papam

2011 | Habemus Papam

Tras la muerte del Papa, el colegio cardenalicio se reúne en cónclave para elegir a su sucesor. Aunque en las “quinielas” suenan varios nombres como favoritos, resulta escogido alguien inesperado, un cardenal francés que acepta su nueva responsabilidad abrumado. Hasta el punto de que cuando llega la hora de asomarse al balcón para dar su primera bendición papel, sucumbe a un ataque de pánico. La situación no es desvelada a los fieles y a la opinión pública, la explicación oficial es que el nuevo Papa se ha retirado a rezar. Mientras, se requiere la presencia de un afamado psicoanalista no creyente, para que ayude al Pontífice a seguir adelante con su pesada carga. Como es habitual en su cine, Nanni Moretti escribe, dirige, produce e interpreta esta mirada a lo que no puede dejar de definirse como una situación insólita, el Papa sufriendo un auténtico bloqueo mental, lo que supone un sugerente punto de partida. No es la primera vez que el cineasta italiano, ateo confeso, pinta personajes eclesiásticos, existe el precedente de su interesante La misa ha terminado (1985); también ha planteado el tema de cómo afrontar la muerte, y si hay algo después, en La habitación del hijo (2001), que le valió la Palma de Oro en Cannes. El film que nos ocupa va en la misma dirección respetuosa, con un punto de vista tragicómico. Ciertamente se nota que Moretti no es creyente, se echa en falta en su historia una presencia más trabajada de las convicciones de los cardenales y el Papa, aunque él no las comparta. Que prácticamente su oración en el cónclave se limite a pedir a Dios que no recaiga personalmente sobre ellos el duro oficio del papado resulta humorístico, y humaniza a estos príncipes de la Iglesia, que no se mueven por ambición, pero no deja de ser una visión algo limitada. También la reacción angustiosa del Papa electo se nos antoja un tanto exagerada, Michael Piccoli debe hacer muchos equilibrios a lo largo del metraje para sostener a su mentalmente frágil personaje. Pero es cierto que esta ligereza forma parte de la película, y que también Moretti lanza disimulados dardos no sólo a la Iglesia –de la que se dice que necesita cambios, aunque no cuáles–, sino al psicoanálisis, del que también se hace broma. Moretti tiene el mérito de que suspendamos la incredulidad ante lo que nos cuenta. Maneja un humor suave, a veces de tintes surrealistas, en la pantomima que se mantiene en el Vaticano en el ínterin para resolver la crisis, resulta muy divertido y no hay maldad en el modo en que se muestra a los cardenales y al psicoanalista ocupando su tiempo de espera más o menos tensa, incluidos esos partidos de balonvolea que sirven para constatar que, dentro de las sotanas rojas, hay seres humanos normales y corrientes. Resultaba difícil concluir la película, y el desenlace escogido por el director deja posos de insatisfacción, aunque seguramente expresa la angustia vital del artista, que es la de tantos.

6/10
La habitación del hijo

2001 | La stanza del figlio

Una familia feliz. El padre, la madre, los dos hijos adolescentes, chico y chica. Se llevan bien. Apenas hay conflictos. Hasta que un día… el padre, que es psicoanalista, debe acudir a ver a un paciente. No podrá salir con su hijo Andrea, que aprovechar para ir a bucear con sus amigos. Será su última inmersión. El chaval muere, y todos se derrumban. ¿Hay un sentido en esa muerte? ¿Es posible superarla? ¿Por qué tanto dolor? Surgen mil y una dudas: “si no hubiera ido a ver a ese tipo, que encima no quería nada”, “debería haber estado más tiempo con él”, “hablar más”… El italiano Nanni Moretti ganó la Palma de Oro en Cannes con este drama que habla del vacío que puede dejar la muerte. Sentimientos de culpa, dificultad para reanudar la vida ordinaria, e incluso el silencio de Dios, forman parte de una película que llega a todo espectador, y que provoca un nudo en la garganta. Hasta el desenlace, un prodigio en su simplicidad, que nos permite tomar aire tras pasar casi cien minutos con la respiración contenida.

7/10
Por amor a Rosana

1997 | Roseanna's Grave

Marcelo (Jean Reno) se entera de la irreversible enfermedad de su amada esposa Rosana (Mercedes Ruehl). Cuando consigue aceptar que no puede hacer nada por salvarla, su único empeño en la vida es hacer realidad el último deseo de ella. Pero hasta entonces, aún les queda un tiempo repleto de felicidad por vivir, a pesar de la tristeza que amenaza su amor. Una película que a pesar de su aparente trama trágica y emotiva, sabe introducir el humor y los buenos y románticos sentimientos. Jéan Reno, en su faceta de grandullón poco agraciado con un corazón de oro, realiza una actuación impecable. Se mezclan con finura los sentimientos esenciales del ser humano y el humor, con un delicioso tono nostálgico.

6/10
El cartero (y Pablo Neruda)

1994 | Il Postino / The Postman

Emotiva y entrañable historia del cartero de un pueblecito de Italia. Mario Ruoppolo (Massimo Troisi) es un ingenuo y tímido cartero de buen corazón que recibe el encargo de llevar la correspondencia a la casa del poeta chileno Pablo Neruda (Philippe Noiret), cuando éste permanece varias temporadas en la remota isla del Mediterráneo. La relación entre el cartero y el poeta da lugar a una hermosa amistad, en la que Neruda va introduciendo a Mario en la magia de las metáforas y el poder de las palabras. Ésas serán las armas del tímido Mario para conseguir el amor de la inaccesible Beatrice (Maria Grazia Cucinotta), la mujer que adora. Aclamada por la crítica y nominada para varios Oscar (entre ellos el de mejor actor para Massimo Troisi, fallecido poco después del final del rodaje), esta película es un balsamo contra la violencia y un verdadero homenaje al mundo de la palabra y el amor. La música, magnífica, logró el Oscar a la Mejor Banda Sonora.

6/10
Dos granujas en el oeste

1981 | Occhio alla penna

Un hombre muy corpulento llega en compañía de un indio llamado Gerónimo a un pueblo llamado Yucca. El hombre será confundido con un médico por un malentendido. Pero el tipo cura al paciente y empieza a vivir del cuento... Michele Lupo vuelve a dirigir a Bud Spencer en este western cómico, un año después de contar con El supersheriff. El resultado es como cabía esperar: amable, simpático y poco más.

4/10
Pies grandes

1975 | Piedone a Hong Kong

El inspector Rizzo, llamado "Pies grandes", se la tiene jugada a la mafia de Nápoles y a su tráfico de estupefacientes. Cuando el capo más importante es asesinado, Rizzo sospechará que hay un topo en la policía, de modo que haciéndose pasar por criminal viajará a Bangkok para desenmascarar el contrabando de droga. El director Steno (Vida de perros) dirige al gradullón más violento y a la vez más pacífico que ha dado el cine, el simpático Bud Spencer. Risas y golpes a mansalva.

5/10
Giordano Bruno

1973 | Giordano Bruno

Giuliano Montaldo, responsable del film Sacco y Vanzetti, continuó con su siguiente trabajo en el campo del cine biográfico. En esta ocasión, reconstruye la vida de Giordano Bruno, sacerdote dominico y filósofo e intelectual. Gian Maria Volonté realiza un gran trabajo, transformándose en el personaje central.

6/10
Amenaza en la sombra

1973 | Don't Look Now

Los Baxter están de luto, su hijita se ahogó en el lago cercano a su casa, mientras tenía cierta clarividencia de que algo malo estaba ocurriendo. Deciden viajar juntos a Venecia para tratar de olvidar la trágica muerte, ocupado él de la restauración de unas antiquísimas vidrieras de una iglesia. Pero el encuentro con una especie de pitonisa que les asegura que puede ver a su hija les trastornará profundamente. Película de terror con dos actores más que presentables, Donald Sutherland y Julie Christie, que tratan de crear la atmósfera inquietante que requiere la historia, creada por Daphne Du Maurier, artífice de la mítica Rebeca. Sobrecogedora gracias a la habilidad como director de Nicolas Roeg, que demuestra talento a la hora de inquietar en el incomparable marco de la misteriosa ciudad de los canales. Sobre una secuencia elevada de tono, que nada tiene que ver con la trama.

5/10
En el nombre del padre (1971)

1971 | Nel nome del padre

Film transgresor típico de la contracultura de la época, que transcurre en un internado para chicos bien con problemas en casa, donde la llegada de Transeunti provoca una rebelión de esa clase burguesa contra los curas que regentan el lugar. Un trabajo poderoso del italiano Marco Bellocchio, pero también con momentos grotescos y una mirada irreverente y poco amable hacia la religión, que puede emparentarse con facilidad con algunas películas de Luis Buñuel y Federico Fellini.

5/10

Últimos tráilers y vídeos