IMG-LOGO

Biografía

Robert Maillet

Robert Maillet

50 años

Robert Maillet

Nació el 26 de Octubre de 1969 en Ste-Marie-de-Kent, New Brunswick, Canadá
Filmografía
Polar

2019 | Polar

Duncan es un asesino profesional letal, que quiere retirarse. Pero su principal cliente no comparte la idea, y no está claro si para liquidarlo o para incentivarle, manda a un equipo de "fieras" para que lo liquiden. Típica película hiperviolenta hasta el paroxismo, con lindezas como la de ver cómo le perfora a un tipo la cabeza con una taladradora. Quiere ir de "mo-del-na", pero a estas alturas la técnica de "epatar" al personal con dosis abundantes de gore, sexo y chistes burros no basta. El espectador está ya de vuelta de todo y pide una trama medianamente inteligente, y la novela gráfica de Víctor Santos que adapta el sueco Jonas Åkerlund no tiene mucho de eso. Así que queda el ritmo "trepidante" y la interpretación hierática del actor danés Mads Mikkelsen.

3/10
Brick Mansions (La fortaleza)

2014 | Brick Mansions

Detroit, en un futuro cercano. El barrio de Brick Mansions reúne a lo peor de la delincuencia y las drogas, de modo que las autoridades han levantado muros para aislarlo del resto de la ciudad. Damien, policía, se infiltrará en el peligroso ghetto con la idea fija de acabar con Tremaine, el capo de la droga del lugar, asesino de su padre. Tendrá como socio a un tipo peculiar, Lino, delincuente de increíble destreza física al que no le gustan precisamente los policías, pero que, sin embargo, conoce como nadie Brick Mansions y comparte enemigo común con Damien. Habitual montador de Luc Besson en películas como Colombiana o MS1: Máxima seguridad, el francés Camille Delamarre debuta como director en este adrenalítico film de acción delirante, remake norteamericano de Distrito 13, escrito por Besson junto a Bibi Naceri. La película es típica del guionista, director y productor parisino: un no parar de acción, ritmo trepidante y efectistas movimientos de cámara, recreándose cuando conviene con ralentizaciones, angulaciones, zooms, etc. Visualmente poderosa es también una película bastante plana en cuanto a la historia que nos narra, aunque resulte entretenida gracias a cierta la sorna continua, la química entre los personajes y a que apenas se puede pensar entre tanta lucha, golpe, salto, patada, pirueta mortal, etc. Llama la atención especialmente la primera y larga secuencia, rodada con gran virtuosismo, en donde vemos a un tipo capaz de aprovechar de modo alucinante el entorno urbano –ventanas, paredes, muros, escaleras– para salir victorioso de una persecución brutal en medio de un bloque de edificios que parece una cochambrosa jungla de piedra. Este modo de moverse, una especie de deporte llamado “parkour”, similar al que vimos también en Yamakasi, es verdaderamente asombroso y el actor David Belle demuestra ser un excelente acróbata. Además, funciona bien la pareja formada por él y Paul Walker, quien hace unos de sus típicos y solventes trabajos de poli infiltrado que se mueve como un pepe en medio del avispero. La película será recordada precisamente por ser la última que rodó el actor californiano, muerto en accidente de tráfico a los cuarenta años, triste suceso que es emotivamente recordado en los títulos de crédito.

4/10
Hércules

2014 | Hercules

Hércules es un héroe de la mitología griega, hijo del dios Zeus y de la mortal Alcmene. Dotado una fuerza descomunal, es conocido por llevar a cabo los llamados 12 trabajos, hazañas guerreras encargadas por los dioses y que le aportaron la gloria de convertirse en el héroe más famoso. Esta leyenda es, al menos, la que repite a los cuatro vientos su sobrino Iolao, quien acompañado de su forzudo tío y de sus compañeros Tideo, Autólico, Anfiarao y Atalanta forman en realidad un sexteto de mercenarios que ofrecen su talento bélico a cambio de oro. Con un encargo de este tipo llega precisamente Ergenia, hija del rey tracio Cotis, quien le pide ayuda para defender a su pueblo de las hordas del malvado Reso. Allá irán entonces Hércules y sus amigos. Por un precio, claro. El director Brett Ratner es un especialista en películas de acción, como ha demostrado en la saga de Hora punta o en X-Men 3: La decisión final. Aquí ofrece un espectáculo apabullante al estilo actual, entretenido aunque no sea nada del otro mundo, con encuentros violentos y efectos visuales que siguen la línea “guerrera” comenzada por 300, aunque sin tanto regodeo en la sangre, más cerca del cine de aventuras que del género bélico. Basado en el cómic de Steve Moore, el guión es obra de Ryan Condal y Evan Spiliotopoulos, y ofrece, más que una puesta al día de los mitos griegos, la historia de seis compañeros de armas que vivirán momentos de heroísmo, traición, sufrimiento, amor, justicia y acción a raudales. Los guionistas echan el resto además no tanto en la trama argumental, sino en el dibujo de los personajes, en las relaciones entre ellos y en especial en la identidad del héroe. Hay osadía en convertir el mito de Hércules en realidad y despojarlo de su leyenda. Meterlo en la piel de un mercenario, un cuentista que se aprovecha de su fama, tiene mucho de escepticismo, pero con algunas dosis de humor y su valentía en la lucha, Ratner consigue hacer creíble al hombre para poder transformarlo después en héroe. Funciona eficazmente en el papel el forzudo Dwayne Johnson, al que tampoco se le pide que maneje el método Stanislavski, sino que de un golpetazo con su mazo se lleve por delante a media docenas de guerreros. Sus amigos, encarnados por actores poco conocidos, con excepción de Rufus Sewell, cumplen y no son meros comparsas en sus hazañas, mientras que John Hurt compone un sólido rey. Ridícula resulta sin embargo la inclusión de Irina Shayk en un papel de modelo florero que dura diez o quince segundos en total. Por lo demás, se agradece que no haya demasiada exageración en los efectos especiales y que la fotografía no convierta la aventura en un cómic psicodélico. La sinfónica banda sonora corre a cargo del español Fernando Velázquez, quien se consolida como uno de los más importantes compositores españoles del momento. 

5/10
The Strain

2014 | The Strain | Serie TV

Ephraim Goodweather (Corey Stoll) y Nora Martínez (Mía Maestro) trabajan en el Centro de Control de Enfermedades en Nueva York. Serán lo primeros en llegar hasta un avión estacionado misteriosamente en la pista del aeropuerto JFK. Parece que no hay nadie vivo en el interior, sólo cuerpos inertes. Sin embargo, cuatro pasajeros "despiertan" de una especie de letargo y son puestos en cuarentena. En el aeropuerto contactará con ellos un anciano llamado Abraham Setrakian (David Bradley) que les dice que han de quemar los cuerpos y destruir un ataúd, pues se trata en realidad del comienzo de una invasión de vampiros, a los que él llama "strigoi". Ephraim y Nora le toman por loco, pero acabarán por creerle cuando los cuerpos de los muertos vuelvan a la vida convertidos en monstruos que atacan a los vivos para beber su sangre. Entretenida serie de temática vampírica, con elementos de thriller, misterio y terror, que viene avalada por el talento de su creador, Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, Hellboy). The Strain da una vuelta de tuerca a la ancestral idea de la humanidad de perseguir la vida eterna, con un personaje sin escrúpulos que será capaz de aliarse con el mismísimo diablo –llamado aquí el amo, el vampiro ancestral– para no morir. Además incluye a un siniestro personaje relacionado con los nazis, que será a lo largo de los años el enemigo acérrimo del anciano Setrakian. La trama sigue las andanzas de un grupo de personajes que se irán uniendo –los investigadores, el anciano, una hacker, un niño, un policía...– y que tendrán que buscar la destrucción del "amo" si no quieren que la humanidad (y Nueva York primero) acabe en manos de los vampiros. Del Toro se esmera en el retrato de personajes, con sus tiras y afloja, y ha cuidado mucho además la estética de los monstruos, de modo que ha laborado una especie de seres que parecen a medio camino entre zombies y vampiros, con un extraño apéndice retráctil que sale de sus bocas y con el que matan a sus víctimas.

6/10
Pacific Rim

2013 | Pacific Rim

Futuro imperfecto. A través de una brecha en el interior de la Tierra han hecho su aparición desde otra dimensión unos monstruos terribles, los Kaijus. Para combatir a estos alienígenas letales los terrícolas usan los Jaegers, unos robots descomunales, que necesitan ser manejados por dos pilotos, usando las habilidades de sus hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, lo que les obliga a compartir sus recuerdos mediante un procedimiento conocido como la Deriva. Raleigh Becket es un piloto retirado tras la muerte de su hermano, con el que conducía un Jaeger, que se reincorpora al servicio para hacer tándem, tal vez, con Mako Mori, una joven nipona que arrastra un trauma de su niñez relacionado con los Kaijus, pero con grandes habilidades. Pacific Rim podría definirse como una película apocalíptica de Godzillas contra Transformers, o mejor aún, contra Mazingers Z, ya que los robots de esos dibujos animados eran manejados por un piloto. Hay mucho ruido y mucha chatarrería, para demolir edificios los Kaijus y los Jaegers se las pintan solos. La historia original (!?) la firma un tal Travis Beacham, que ya hizo otra película con muchos destrozos, Furia de titanes, al que se suma el propio director, Guillermo del Toro, quien contribuye seguramente a humanizar un poco la cosa, lo que es de agradecer. Ello además de contar con sus amiguetes para pequeños papeles –Ron Perlman e incluso el amiguete Santiago Segura–, e introducir sus personales diseños y su particular sentido del humor, que se nota sobre todo en los científicos friquis y en los contrabandistas de restos orgánicos de Kaijus. También hay espacio para elementos propios de cuento, tan gusto de Del Toro, sobre todo en los recuerdos infantiles de Mako, que pueden hacer pensar, remotamente, en El laberinto del fauno. El diseño de producción de Pacific Rim puede ser impresionante, pero al final todo son fuegos de artificio que aturden en exceso, con presencia de criaturas y robots de distinta generación, seguramente para vender los correspondientes juguetes y hacer un poco más de caja. Probablemente no es casual la idea de emparentar los Kaijus con los dinosaurios, si a los chavales les encantan las criaturas prehistóricas, ahora se trataría de encandilarles con los letales bichos de nueva generación. Cita Del Toro a Alexander Korda como referente de su película, aunque nos da la impresión que el cine de aventuras de antaño del británico era otra cosa. Resulta curioso ver cómo los actores se esfuerzan en Pacific Rim. Hay lógica en la elección de intérpretes “baratos”, o sea, no estrellas que exijan cifras millonarias. Guaperas como Charlie Hunnam simplemente cumplen, y otros como Perlman y Segura, o los científicos Charlie Day y Burn Gorman simplemente siguen la corriente a Del Toro para provocar risas entre los fans. Se toman en serio, quizá demasiado para lo que de sí dan sus personajes, Idris Elba y Rinko Kikuchi, con su muy especial relación paternofilial.

5/10
El extraordinario viaje de T.S. Spivet

2013 | The Young and Prodigious T.S. Spivet

T.S. Spivet es un chaval de 12 años de extraordinaria inteligencia, que vive con su atípica familia en un rancho en Montana. Su padre es el tradicional cowboy de pocas palabras. Su madre es una investigadora científica, experta en escarabajos. Su hermana mayor es una adolescente, en plena edad del pavo. Y su hermano mellizo murió en un trágico accidente. Spivet tiene una mente tan preclara que inventa una máquina de movimiento perpetuo que le supone un importante premio. De modo que emprende un viaje en solitario –pues se siente excluido del resto de la familia– para recoger el galardón, mientras que los que se lo han concedido ignoran que el genial inventor es un niño. Adaptación de “Las obras escogidas de T.S. Spivet”, original libro juvenil de Reif Larsen, muy gráfico, con dibujos en los márgenes. Lo traslada muy imaginativamente a la pantalla Jean-Pierre Jeunet, que ha demostrado de sobras su capacidad de crear mundos visualmente muy atractivos a lo largo de una filmografía que arrancó en los 90 con Delicatessen. En esta ocasión además recurre por primera vez al 3D, algo completamente justificado, pues saca todo el partido a la tridimensionalidad con múltiples recursos en planos muy estudiados, de gran elaboración en su concepción en localizaciones y acabado digital, incluidos dibujos, recortables, mapas, “bocadillos”... El guión de Jeunet y Guillaume Laurant estructura la narración en los clásicos 3 actos, “El Oeste”, “El viaje” y “El Este”, y recurre sin cansar a la voz en off de Spivet, muy bien encarnado por el niño Kyle Catlett, todo un descubrimiento por su desparpajo y naturalidad. El extraordinario viaje de T.S. Spivet es un canto al deseo de conocer y a la ciencia, pero, no deja de subrayarse, ésta debe estar atravesada por la poesía, o dicho de otro modo, ser humana. Porque de otro modo lleva al escepticismo ante tantas cosas bellas de la vida, o al mercantilismo y la manipulación de los sentimientos, la tentación que ronda a una de las directivas del Smithsonian, la institución que ha premiado al chico. Cine de aventuras fantásticas, en la línea de La invención de Hugo, con momentos dramáticos, pero también buenos golpes humorísticos, ofrece una atinada reflexión sobre la familia, el modo en que hay que cultivar las relaciones padres-hijos o entre hermanos, abordando de frente los malos tragos que depara la vida, sin excusas que demoran y empeoran determinadas situaciones.

7/10
Percy Jackson y el mar de los monstruos

2013 | Percy Jackson: Sea of Monsters

Percy Jackson, hijo de Poseidón y de una humana (y único vástago vivo de los tres grandes dioses del Olimpo: Zeus, Hades y Poseidón), vive recluido en un lugar idílico, boscoso, junto a otros compañeros semidioses. La zona está protegida por una barrera creada por el árbol en el que se metamorfoseó la mestiza Thalia, hija de Zeus, antes de morir. Pero hay quien desea destruir esa vida placentera de los semidioses... Cuando la barrera cae y el árbol de Thalia está a punto de secarse no quedará otro remedio que ir en busca del Vellocino de oro, el único objeto capaz de sanar a cualquier ser vivo. Sin embargo, Percy Jackson y sus amigos Annabeth (hija de Atenea) y el sátiro Grover, junto con la aguerrida Clarisse, hija de Ares, se encontrarán con que el Vellocino es también perseguido por quienes desean traer de nuevo a la vida al malvado Cronos e instaurar una nueva era. Segunda aventura del personaje creado por Rick Riordan en una saga de novelas que ha tenido un enorme éxito editorial. El atractivo es grande pues introduce la mitología griega en el mundo de hoy y los personajes, monstruos, dioses y semidioses y sus respectivas aventuras resultan bastante atractivas. Ya en la primera película, Percy Jackson y el ladrón del rayo, quedó claro el potencial que tenía esta historia y ahora vuelve a introducirnos en el mundo de los dioses griegos y los mitos clásicos con gran naturalidad. Aparecen así personajes legendarios como las Grayas, el oráculo de Delfos, el gigante cíclope Polifemo, Hermes, el monstruo marino Caribdis, el hipocampo, etc., todos ellos introducidos en la narración con cuidadoso esmero, de modo que se evita la sensación de "colados". Por otra parte, Percy Jackson y el mar de los monstruos acentúa mucho su carácter de película juvenil, con los duelos entre personajes y la problemática acerca de la propia valía, tan típica de la adolescencia. Narrativamente la acción se introduce con gran rapidez, de modo que la sensación es un tanto ligera, atolondrada, mientras que los conflictos se resuelven demasiado fácilmente y los personajes tienen poco peso individual. Quizá por eso el resultado no alcanza la épica que se le presupondría, aunque el conjunto no deja de tener el gancho necesario para el público juvenil. Los eficaces efectos especiales hacen el resto. Se encarga de la dirección Thor Freudenthal (Diario de Greg), mientras que entre los papeles importantes se introduce a Leven Rambin en el rol de Clarisse. Por su parte, Logan Lerman, Alexandra Daddario y Brandon T. Jackson están correctos.

5/10
Un poco zombie

2012 | A Little Bit Zombie

Un joven ejecutivo de recursos humanos es infectado por un extraño virus transmitido por un mosquito, a consecuencia del cual empieza a sentir una insaciable necesidad de comer cerebros. Pero deberá mantener a raya esa sed debido a su novia y a la presencia por la zona de un cazador de zombies. Delirante película de serie B de temática "zombi" que ofrece algunos divertidos gags gracias a su tono gamberro y paródico, no exento también de sus dosis de sangre y asquerosidad. El reparto hace un trabajo eficiente.

4/10
La partícula de Dios

2011 | The Big Bang

El detective privado Ned Cruz se encuentra esposado y ensangrentado. Tres policías le acosan a preguntas acerca de por qué él está siempre allí donde los cadáveres abundan. Cruz comenzará a narrar la historia que recuerda, la cual tiene que ver con un cliente, peligroso ex convicto, que le encargó buscar a su novia, una tal Lexie Persimmon. Cine negro que quiere beber de los clásicos, especialmente literarios al estilo Hammett y Chandler. Antonio Banderas encarna al detective antihéroe, un tipo acostumbrado a llevarse los golpes y a aceptar todo tipo de trabajitos turbios encargados por gente más turbia todavía. El director Tony Krantz nos mete en atmósfera rápido, con el protagonista en la comisaría, contando una historia a la pasma, voz en off que se mezcla con la narración visual de los hechos, chistes a lo Marlowe –“a parte de un espejo no habrás visto en tu vida nada más estúpido”–, claroscuros continuos, colores hipersaturados  un poco al estilo viñeta, en un Los Angeles que parece fantasmal, con neones por doquier y violencia bruta, antros depravados y tugurios malolientes y, por supuesto, con las chicas de turno, misteriosas y seductoras. De todas formas La partícula de Dios cojea debido sobre todo a la historia, que comienza bien pero se va desarrollando por derroteros muy peregrinos, hasta desembocar en una trama tecnológica bastante estrafalaria que viene muy poco a cuento. Además se abusa en exceso del recurso a la voz en off y la puesta en escena, aunque con planos de gran belleza fotográfica, es la mayoría de las veces demasiado manida, artificial, de manera que hay un cierto toque de irrealidad que no le hace ningún bien al resultado. Por lo demás, aparte del protagonismo de Antonio Banderas, es llamativa la presencia de un variado plantel de intérpretes de primera categoría, aunque quizá estén poco aprovechados porque sus personajes son caricaturescos, enormemente tópicos.

4/10
Immortals

2011 | Immortals

Furia de Titanes volvió a poner de moda la mitología griega. Ahora el legendario director de videoclips Tarsem Singh, autor de La celda y la impactante y redonda The Fall. El sueño de Alexandria, rueda un peplum de auténtico lujo. Arrasándolo todo a su paso, el brutal rey Hiperion busca intensamente un viejo arco de intenso poder. En una aldea, asesina cruelmente a la madre de Teseo, un joven campesino con agallas, y a éste le toma prisionero. Escapará con ayuda de un pequeño grupete del que forma parte Fedra, una joven oráculo. El guión de los debutantes Charley y Vlas Parlapanides, estadounidenses aunque quizás les han escogido por su origen griego, acaba siendo demasiado plano y convencional. De algunos personajes se sabe poco, y no queda claro a dónde se dirigen, ocurren cosas por casualidad, y no aspira a tener una mínima profundidad. En manos de cualquier otro director, el film sería bastante aburrido. El modelo de referencia, sobre todo en las secuencias de acción, ha sido claramente 300, otra cinta sobre el mundo helénico, por lo que las intenciones no eran la búsqueda de una desmedida originalidad. Por suerte, en su línea habitual, Tarsem Sighn compone imágenes deslumbrantes. Sus secuencias de las mujeres oráculos con elaborados vestidos rojos o del barco en el que huyen los protagonistas demuestran una creatividad visual muy personal, que invita a seguir estrechamente la trayectoria de este realizador. Los actores hacen lo que pueden con sus inexistentes personajes. Henry Cavill, el próximo Supermán, se revela como un 'guaperas' y poco más, Stephen Dorff se esfuerza aunque está desaprovechado, Freida Pinto llena la pantalla con su enorme atractivo y talento, y los veteranos John Hurt y Mickey Rourke se mantienen en su alto nivel habitual.

6/10
Monster Brawl

2011 | Monster Brawl

Varios monstruos clásicos –el monstruo de Frankenstein, mujer vampiro, zombie, la momia, etc.– se reúnen en un cementerio para luchar entre ellos en el ring. Inenarrable producto de serie B con un guión de lo más simple, carente por completo de historia. El tono cómico, la ambientación nocturna y la caracterización de los personajes son lo único que se salva mínimamente. Sólo para frikis sin demasiadas ganas de aprovechar el tiempo.

2/10
Sherlock Holmes

2009 | Sherlock Holmes

Sherlock Holmes, legendario personaje creado por el novelista Sir Arthur Conan Doyle, ha conocido muchísimas adaptaciones literarias. Es además un personaje que se presta a variaciones y experimentos. Por ejemplo, Billy Wilder presentaba al personaje como un hombre menos inteligente de lo que se suponía, y que ha logrado triunfar a causa del azar, en La vida privada de Sherlock Holmes. Por su parte, Asesinato por decreto mezclaba al personaje con el caso real de Jack el destripador. En Elemental, doctor Freud, Sigmund Freud somete a Sherlock a psicoanálisis para curarle de su adicción a la cocaína. Y El secreto de la pirámide mostraba la juventud del personaje. Ahora, el británico Guy Ritchie, conocido por películas como Cerdos y diamantes, propone una nueva visión del personaje, con Joel Silver (Arma Letal, Jungla de cristal) como productor. En realidad, su visión de Sherlock en esencia se parece a las novelas de Conan Doyle, salvo porque añade muchísima acción y algunos golpes de humor –marcas de fábrica de las producciones de Silver–, y porque los personajes son un poco distintos a lo habitual. Esta vez, Sherlock Holmes está muy preocupado porque su fiel amigo y ayudante, el doctor Watson, está a punto de dejarle, para casarse con Mary, una niñera de la que se ha enamorado, que provoca los recelos del detective. Antes, Watson le ayuda en el extraño caso de Lord Blackwood, un asesino en serie que practica rituales de magia negra. Blackwood parece tener poderes sobrenaturales, pues los propios Holmes y Watson han sido testigos de su ejecución. Sin embargo, se diría que ha regresado de la tumba, continuando con sus fechorías. Guy Ritchie filma su obra más espectacular, con secuencias realmente impresionantes, como la persecución en unos astilleros, o la pelea sobre el Puente de Londres. La reconstrucción de la Inglaterra victoriana es de las más logradas que se hayan visto en la pantalla. El ritmo es dinámico, y los giros de guión dosifican muy bien la intriga hasta el final. El tono es propio del cine de aventuras, con una épica partitura de un inspirado Hans Zimmer, en la línea de su trabajo conjunto con James Newton Howard para El caballero oscuro. Acierta Ritchie al renunciar a su estilo habitual inspirado en Tarantino, salvo en algún momento aislado, como un combate de lucha en el que muestra antes lo que está pensando Sherlock Holmes sobre la táctica a seguir, y luego se puede ver lo que hace el personaje. Tampoco se excede con los gags cómicos, pues aunque incluye muchas risas, éstas no dañan la tensión dramática. Robert Downey Jr. compone muy bien a un particular Sherlock Holmes, tan sagaz como se presupone, pero que también es un experto en combate cuerpo a cuerpo. Tiene por otro lado muchos defectos, pues es por ejemplo desastrado y extremadamente celoso en todo lo referente a su mejor amigo. Jude Law (Watson) es justamente lo contrario, un pulcro ex militar. Quizás el actor que más destaca es Mark Strong, que brillaba en RocknRolla, y que aquí encarna a un inquietante villano.

6/10

Últimos tráilers y vídeos