IMG-LOGO

Biografía

Rod Lurie

Rod Lurie

58 años

Rod Lurie

Nació el 15 de Mayo de 1962 en Israel
Filmografía
The Outpost

2020 | The Outpost

Intensa película bélica basada en hechos reales, ocurridos en Afganistán en 2009, en el marco de la operación militar estadounidense bautizada “Libertad Duradera”. En la zona de Kamdesh, en un entorno de defensa poco menos que imposible –el fondo cónico de un valle, rodeado de montañas, una auténtica ratonera–, los americanos establecieron el puesto Keating, un campamento que pretendía establecer buenas relaciones con la población local, de tal modo que se fortaleciera la contrainsurgencia frente a los talibanes. La tarea no era sencilla, porque en sus conversaciones con los jefes tribales, no podía saberse si de verdad querían colaborar, o si estaban en estrecho contacto con los talibanes. Sea como fuere, estos no les dejan de hostigar, disparándoles desde puntos altos, casi a diario, lo que obliga a la defensa a morterazo limpio. El tiempo pasa, y quizá se acabe dejando el puesto, pero entretanto los talibanes podrían estar preparando una gran ofensiva. Estamos ante una lograda adaptación de un libro de no-ficción de Jake Tapper, que cuenta con detalle lo ocurrido, a partir de un guion de la pareja Eric Johnson y Paul Tamasy, firmantes de libretos de películas poderosas como Día de Patriotas y The Fighter, la segunda de las cuales les dio una nominación al Oscar. Tras la cámara se encuentra un director bastante competente, Rod Lurie, que estudió en la célebre Academia Militar de West Point y ya había entregado filmes con elementos bélicos como La última fortaleza, además de la serie American Odyssey. El film comparte algunos rasgos con Black Hawk derribado: muestra con realismo la lucha armada y describe la intensa camaradería de los muchos combatientes estadounidenses, con la dificultad a veces de reconocerlos y hacerse con sus nombres, aunque algunos acaban calando más en el espectador, por rasgos y acciones específicas. Los actores no son grandes celebridades, el que más es Orlando Bloom –que, curiosamente, actuó en Black Hawk–, y luego tenemos a varios “hijos de” que entregan buenas interpretaciones, Scott Eastwood, hijo de Clint, Milo Gibson, hijo de Mel, y James Jagger, hijo de Mike. Además Rod Lurie quiso dedicar el film a su hijo Hunter, que había muerto dos años atrás, pensando en los jóvenes soldados que perdieron la vida en la Batalla de Kamdesh. Lo hace muy bien Caleb Landry Jones, un marine que acaba probando sobradamente su coraje. La trama de algún modo está estructurada alrededor de los distintos capitanes a los que toca liderar el puesto, y que por distintas circunstancias, algunas trágicas, deben ser reemplazados. Somos testigos de su día a día, con la añoranza de los seres queridos, sus conversaciones a veces chabacanas mientras dejan pasar las horas, y el valor con que deben acometer momentos de riesgo extremo, hasta el heroísmo que será debidamente recompensado. En más de un momento podemos pensar que estamos visionando un western, y de hecho se alude explícitamente al general Custer; en efecto la defensa de una posición imposible, y los talibanes superiores en número, hacen pensar en los indios que le sitiaron en Little Big Horn. Destaca en la película la parte bélica final, muy bien rodada e impactante.

6/10
Damnation

2017 | Damnation | Serie TV

La Gran Depresión. En un pueblo de Iowa, un desconocido con un violento pasado se hace pasar por predicador y subleva a los granjeros para que inicien una huelga.

Killing Reagan

2016 | Killing Reagan

American Odyssey

2015 | American Odyssey | Serie TV

Entretenida serie televisiva, con una trama de las que propicia el escenario post 11-S, realizada casi 15 años después del ataque terrorista de Al-Qaeda. Está tejida con tres hilos argumentales que están relacionados con una misma conspiración de proporciones colosales. Por un lado tenemos la peripecia de la sargento Odelle Ballard, que tras el éxito del comando al que pertenece, que liquida a un comando terrorista en Mali, se encuentra con la sorpresa de que toda su unidad es liquidada por un dron excepto ella, y que el ataque no es yihadista, sino del propio Estados Unidos, a través de una empresa contratista con turbios negocios que implican la financiación del terrorismo. Ella será dada por muerta, pero hackers y miembros de grupos antisistema que operan en Nueva York capitaneados por Harrison Walters acceden a un correo electrónico que Ballard envió a superior señalando que ha sobrevivido, una información que ha sido ocultada. Finalmente, el abogado corporativo Harry Decker descubre datos sospechosos en una de las empresas a las que representan, justo la que Ballard y compañía han descubierto que tiene vínculos con los fanáticos islamistas. Con elementos conspiranaicos que enredan la madeja, Adam Armus, Nora Kay Foster y Peter Horton crean una estructura coherente y con capacidad de sorprender, con momentos tensos en que Ballard podría ser degollada ante las cámaras, o lapidada por unirse a una peregrinación de tuaregs a La Meca. La cinta trata de adoptar un tono realista, aunque imaginando escenarios políticos extremos, al estilo Homeland, más que 24. Los actores están bien, un ajustado reparto compuesto no de grandes estrellas, pero sí de eficaces intérpretes, donde los rostros más reconocibles son los de Peter Facinelli y Treat Williams.

6/10
Perros de paja (Straw Dogs)

2011 | Straw Dogs

Revisión de la novela "The Siege of Trencher's Farm", de Gordon Williams, que ya dio lugar a una de las películas más conocidas y duras de Sam Peckinpah. Toma el testigo como realizador Rod Lurie, responsable de La última fortaleza y Candidata al poder. El principal cambio con respecto al film precedente es el escenario donde transcurre la acción, ya que se sustituye Gran Bretaña por el sur estadounidense, con sus jugadores de fútbol americano, entrenadores, música country, etc. El protagonista pasa de ser astrofísico a guionista de cine, aunque sigue llamándose David Sumner. Se mantiene en líneas generales el mismo esquema, pues Sumner se traslada con su mujer, Amy, actriz que ha aparecido en una conocida serie televisiva, al pueblo natal de ésta tras la muerte de su padre. Los Sumner pretenden quedarse allí una temporada mientras arreglan la casa familiar, tarea para la que han contratado a Charlie, un ex novio de Amy, al frente de un pequeño equipo. Pero el reservado guionista, necesitado de soledad para trabajar en un guión sobre una película acerca de la batalla de Stalingrado, no acaba de encajar con unos vecinos que piensan que les mira por encima del hombro. Además, Charlie sigue sintiéndose atraído por Amy... Todo esto, más la desaparición de la hija del entrenador, desencadenará la tragedia... Peckinpah era más hábil para utilizar el fuera de campo de cara a contar cómo la tensión iba en aumento, hasta que explotaba la violencia. De esa forma, su relato se hacía más fluido y creíble. También se apoyaba bastante el film en la elaborada construcción del personaje central que realizaba Dustin Hoffman, genial como intelectual poco agraciado físicamente que parece sentirte acomplejado por su carácter débil e impotente para proteger lo suyo. Aunque James Marsden hace lo que puede, obviamente no es lo mismo. En la nueva cinta quedan numerosos cabos sueltos. De repente, los carpinteros resulta que han ahorcado brutalmente al gato. ¿Son trabajadores o una panda de psicópatas? No se entiende por qué los protagonistas ante la marcada hostilidad que sufren en el lugar siguen permaneciendo allí. Y luego, de repente, una trama secundaria desencadena un auténtico baño de sangre por pura casualidad, y el personaje de Marsden pasa de ser un inútil que no sabe ni ponerle el seguro a la escopeta, a comportarse como un Terminator. Por lo demás, Kate Bosworth (Superman Returns) sin ser Susan George realiza un trabajo aceptable, el joven Alexander Skarsgård da el tipo, y la factura técnica es correcta.

4/10
Nada más que la verdad

2008 | Nothing But the Truth

En Washington la reportera Rachel Armstrong (Kate Beckinsale) se enfrenta a una posible pena de cárcel por negarse a revelar la fuente que le ha permitido revelar la identidad de un miembro de la CIA. Thriller dramático, con más drama que intriga, inspirado en hechos reales y llevado con buen pulso por Rod Lurie, autor también del guión. La película pone en la balanza asuntos de calado: por un lado la necesidad de contar y hablar de la verdad, y por otro la de mantener en secreto información sobre la seguridad nacional. Aunque no sea memorable, cuenta con un formidable reparto, lo cual hace que el resultado mejore considerablemente. De todas maneras se echa en falta un desenlace mejor elaborado.

6/10
El último asalto

2007 | Resurrecting the Champ

Erik Kernan es un joven y ambicioso periodista deportivo del Denver Times, que lleva un apellido mítico en su gremio, pues su padre fue un popular locutor radiofónico del mundo del deporte. A sus treinta y pico años se encuentra en una encrucijada. Por un lado no está satisfecho en el trabajo, pues le encargan crónicas de muy escaso interés. Por otro lado está separado de su esposa, que trabaja en el mismo diario, y tiene un hijo pequeño que le idolatra, pero al que mantiene engañado acerca de la verdadera importancia de su tarea. Este panorama podría cambiar cuando conoce en la calle a un “sin techo”, antiguo boxeador, al que todo el mundo llama “Campeón”. Pues el tipo resulta ser Robert Satterfield, un púgil que estuvo en un tris de convertirse en alguien importante, y que combatió con nombres míticos como Rocky Marciano o Jake La Motta. Se trata del tema perfecto para un artículo que podría ayudar a rencauzar la vida profesional y familiar de Erik. Interesante y emotivo drama basado en hechos reales, con muchos puntos de interés, rodado con pulso firme por Rod Lurie (Candidata al poder, Sra. Presidenta)… Ojalá se pudiera decir esto de más películas. Porque no diremos que éste sea un film que reinvente el Séptimo Arte o aporte grandes novedades en modos de narrar… Pero sin embargo su trama atrapa, porque está desarrollada con oficio, y presenta personajes muy humanos, y problemas entendibles por cualquier hijo de vecino. Por un lado se plantea la cuestión de la tarea periodística, con la ética que obliga a comprobar todos los extremos de una historia, y a no olvidar nunca que cualquier artículo trata de personas de carne y hueso, no de papel. También se bucea en la ambición profesional, que puede nublar y llevar directamente al abismo. Sin hacer sangre, pero con contundencia, resulta muy interesante la mirada a los distintos profesionales del periodismo: por supuesto Josh Harnett, como el protagonista, pero también su veterano editor, un magnífico Alan Alda, o la productora televisiva de Showtime, la “mujer desesesperada” Teri Hatcher, que atrapa la frivolidad de la pequeña pantalla y el tratamiento efímero de la noticia. Una habilidad del guión de Michael Bortman y Allison Burnett, que adaptan un artículo de J.R. Moehringer, es su cohesión interna, que relaciona las subtramas porque comparten los “grandes temas”. Así, tenemos la gloria perdida del Campeón –genial Samuel L. Jackson, en uno de los mejores papeles de su carrera, el actor está de Oscar–, mientras Erik trata de conquistar la suya. Y está toda la cuestión familiar, el fracaso matrimonial y la relación padre-hijo, que resuena a varios niveles.

7/10
Sra. Presidenta

2005 | Commander in Chief | Serie TV

Por primera vez en la historia, una mujer llega a la presidencia de los Estados Unidos. Bien es cierto que ello ocurre cuando el presidente muere repentinamente, tras sufrir un colapso en el Despacho Oval. La vicepresidenta Mackenzie Allen se ve inesperadamente aupada al cargo. Aunque las trabas surgen desde el primer momento, pues inicialmente le sugieren que dimita, y así le sucederá el más experimentado Nathan Templeton, jefe de la Cámara de Representantes. Ella está a punto de hacerlo, pero cuando observa la actitud de Templeton en cuestiones como el papel de la mujer y la relación con el islam, cambiará de idea. Lo que no agrada nada al personal de la Casa Blanca, cuyos cargos principales presentan en bloque su dimisión. Rod Lurie está detrás de lo que podríamos denominar versión femenina de El ala oeste de la Casa Blanca. El cineasta no es novato en pintar los entresijos del poder estadounidense, pues en Candidata al poder ya pintaba a una senadora encarnada por Joan Allen, que aspiraba a la vicepresidencia. Aquí pinta las diversas crisis a que se enfrenta en su mandato, como la posible ejecución de una mujer en Nigeria. Aunque el mayor escándalo se produce con la salida a la luz de que un presidente muribundo le pidió que renunciara al cargo.

5/10
La última fortaleza

2001 | The Last Castle

Expectación en un penal militar. Llega un nuevo inquilino. Se trata de Irwin, un general cargado de condecoraciones. Metió la pata en una misión, y ha ido a dar con sus huesos a prisión. Ahora, disciplinado que es el chico, sólo desea cumplir su condena y volver a casa. Pero el coronel del recinto, un tipo frustrado, descarga adrenalina llevando con mano dura a los presos. Hasta el punto de que el general deberá liderar un motín. El director de Candidata al poder ofrece una entretenida película carcelaria con variante militar. El personaje de Robert Redford está cargado de dignidad, como el inocente recluso de Tim Robbins en Cadena perpetua: ayuda a sus hombres, les comunica ideales. El contrapunto lo da James Gandolfini, escogido quizá como el coronel por su composición en Los Soprano: en ambos casos, gángster o soldado, se revela como un tipo muy de nuestros tiempos. Como marco del film se escogió una prisión auténtica, la Penitenciaría Estatal de Tennessee, que estuvo en funcionamiento, desde su fundación en 1898 hasta 1992. Entre sus huéspedes “ilustres”, el asesino de M. Luther King.

5/10
Candidata al poder

2000 | The Contender

Así son los políticos del siglo XXI, nos dice este ácido film, donde la lucha por el poder se convierte en una auténtica pelea barriobajera. La peli expone una situación insólita en Washington: el vicepresidente ha fallecido y hay que buscar sustituto. El presidente (entonadísimo Jeff Bridges), demócrata, deja de lado al que parece sustituto ideal, honrado y hasta heroico, escogiendo a cambio a una mujer (excelente Joan Allen), ambiciosa política de raza. La confirmación del Congreso se pone cuesta arriba en una sucia campaña republicana, donde se recurre a artimañas varias para tumbar a la candidata. Divertida pero feroz crítica al pragmatismo político, donde viejas ideas como “servicio a los ciudadanos” parecen ya gastadas. Demócratas y republicanos son personajes de dudosa moralidad, que buscan sólo disfrutar de su pequeña o gran cuota de poder. Quizá por ello sorprende el vuelco que da el film hacia el final, para salvar la cara a unos por encima de otros.

6/10
Amenaza nuclear

1999 | Deterrence

Ejercicio de política ficción. Antes de que EE.UU. invadiera Irak, Rod Lurie dirigió este film, situado en el año 2008. A una escena internacional complicada (hay movida en Corea y Kuwait) se suma la muerte del presidente americano, a quien ha sucedido el vicepresidente (Kevin Pollak), quien está en plenas primarias para la reelección. Curiosamente Lurie es responsable de otra película ambientada alrededor de la Casa Blanca: Candidata al poder, interpretada con solvencia por Joan Allen, que por su papel fue candidata a otra cosa: el Oscar.

4/10
Perros de paja (Straw Dogs)

2011 | Straw Dogs

Revisión de la novela "The Siege of Trencher's Farm", de Gordon Williams, que ya dio lugar a una de las películas más conocidas y duras de Sam Peckinpah. Toma el testigo como realizador Rod Lurie, responsable de La última fortaleza y Candidata al poder. El principal cambio con respecto al film precedente es el escenario donde transcurre la acción, ya que se sustituye Gran Bretaña por el sur estadounidense, con sus jugadores de fútbol americano, entrenadores, música country, etc. El protagonista pasa de ser astrofísico a guionista de cine, aunque sigue llamándose David Sumner. Se mantiene en líneas generales el mismo esquema, pues Sumner se traslada con su mujer, Amy, actriz que ha aparecido en una conocida serie televisiva, al pueblo natal de ésta tras la muerte de su padre. Los Sumner pretenden quedarse allí una temporada mientras arreglan la casa familiar, tarea para la que han contratado a Charlie, un ex novio de Amy, al frente de un pequeño equipo. Pero el reservado guionista, necesitado de soledad para trabajar en un guión sobre una película acerca de la batalla de Stalingrado, no acaba de encajar con unos vecinos que piensan que les mira por encima del hombro. Además, Charlie sigue sintiéndose atraído por Amy... Todo esto, más la desaparición de la hija del entrenador, desencadenará la tragedia... Peckinpah era más hábil para utilizar el fuera de campo de cara a contar cómo la tensión iba en aumento, hasta que explotaba la violencia. De esa forma, su relato se hacía más fluido y creíble. También se apoyaba bastante el film en la elaborada construcción del personaje central que realizaba Dustin Hoffman, genial como intelectual poco agraciado físicamente que parece sentirte acomplejado por su carácter débil e impotente para proteger lo suyo. Aunque James Marsden hace lo que puede, obviamente no es lo mismo. En la nueva cinta quedan numerosos cabos sueltos. De repente, los carpinteros resulta que han ahorcado brutalmente al gato. ¿Son trabajadores o una panda de psicópatas? No se entiende por qué los protagonistas ante la marcada hostilidad que sufren en el lugar siguen permaneciendo allí. Y luego, de repente, una trama secundaria desencadena un auténtico baño de sangre por pura casualidad, y el personaje de Marsden pasa de ser un inútil que no sabe ni ponerle el seguro a la escopeta, a comportarse como un Terminator. Por lo demás, Kate Bosworth (Superman Returns) sin ser Susan George realiza un trabajo aceptable, el joven Alexander Skarsgård da el tipo, y la factura técnica es correcta.

4/10
Nada más que la verdad

2008 | Nothing But the Truth

En Washington la reportera Rachel Armstrong (Kate Beckinsale) se enfrenta a una posible pena de cárcel por negarse a revelar la fuente que le ha permitido revelar la identidad de un miembro de la CIA. Thriller dramático, con más drama que intriga, inspirado en hechos reales y llevado con buen pulso por Rod Lurie, autor también del guión. La película pone en la balanza asuntos de calado: por un lado la necesidad de contar y hablar de la verdad, y por otro la de mantener en secreto información sobre la seguridad nacional. Aunque no sea memorable, cuenta con un formidable reparto, lo cual hace que el resultado mejore considerablemente. De todas maneras se echa en falta un desenlace mejor elaborado.

6/10
Sra. Presidenta

2005 | Commander in Chief | Serie TV

Por primera vez en la historia, una mujer llega a la presidencia de los Estados Unidos. Bien es cierto que ello ocurre cuando el presidente muere repentinamente, tras sufrir un colapso en el Despacho Oval. La vicepresidenta Mackenzie Allen se ve inesperadamente aupada al cargo. Aunque las trabas surgen desde el primer momento, pues inicialmente le sugieren que dimita, y así le sucederá el más experimentado Nathan Templeton, jefe de la Cámara de Representantes. Ella está a punto de hacerlo, pero cuando observa la actitud de Templeton en cuestiones como el papel de la mujer y la relación con el islam, cambiará de idea. Lo que no agrada nada al personal de la Casa Blanca, cuyos cargos principales presentan en bloque su dimisión. Rod Lurie está detrás de lo que podríamos denominar versión femenina de El ala oeste de la Casa Blanca. El cineasta no es novato en pintar los entresijos del poder estadounidense, pues en Candidata al poder ya pintaba a una senadora encarnada por Joan Allen, que aspiraba a la vicepresidencia. Aquí pinta las diversas crisis a que se enfrenta en su mandato, como la posible ejecución de una mujer en Nigeria. Aunque el mayor escándalo se produce con la salida a la luz de que un presidente muribundo le pidió que renunciara al cargo.

5/10
El precio de la gloria

2004 | Capital City

Película para televisión de serie B que cuenta una historia ambientada en el mundo de la política, con filtraciones y atentados. Lo mejor sin duda es el nutrido reparto de actores conocidos, con secundarios de renombre como Peter Fonda en el papel del presidente Bridgewater, Mary Steenburgen o Katharine Ross.

5/10
Candidata al poder

2000 | The Contender

Así son los políticos del siglo XXI, nos dice este ácido film, donde la lucha por el poder se convierte en una auténtica pelea barriobajera. La peli expone una situación insólita en Washington: el vicepresidente ha fallecido y hay que buscar sustituto. El presidente (entonadísimo Jeff Bridges), demócrata, deja de lado al que parece sustituto ideal, honrado y hasta heroico, escogiendo a cambio a una mujer (excelente Joan Allen), ambiciosa política de raza. La confirmación del Congreso se pone cuesta arriba en una sucia campaña republicana, donde se recurre a artimañas varias para tumbar a la candidata. Divertida pero feroz crítica al pragmatismo político, donde viejas ideas como “servicio a los ciudadanos” parecen ya gastadas. Demócratas y republicanos son personajes de dudosa moralidad, que buscan sólo disfrutar de su pequeña o gran cuota de poder. Quizá por ello sorprende el vuelco que da el film hacia el final, para salvar la cara a unos por encima de otros.

6/10
Amenaza nuclear

1999 | Deterrence

Ejercicio de política ficción. Antes de que EE.UU. invadiera Irak, Rod Lurie dirigió este film, situado en el año 2008. A una escena internacional complicada (hay movida en Corea y Kuwait) se suma la muerte del presidente americano, a quien ha sucedido el vicepresidente (Kevin Pollak), quien está en plenas primarias para la reelección. Curiosamente Lurie es responsable de otra película ambientada alrededor de la Casa Blanca: Candidata al poder, interpretada con solvencia por Joan Allen, que por su papel fue candidata a otra cosa: el Oscar.

4/10
Sra. Presidenta

2005 | Commander in Chief | Serie TV

Por primera vez en la historia, una mujer llega a la presidencia de los Estados Unidos. Bien es cierto que ello ocurre cuando el presidente muere repentinamente, tras sufrir un colapso en el Despacho Oval. La vicepresidenta Mackenzie Allen se ve inesperadamente aupada al cargo. Aunque las trabas surgen desde el primer momento, pues inicialmente le sugieren que dimita, y así le sucederá el más experimentado Nathan Templeton, jefe de la Cámara de Representantes. Ella está a punto de hacerlo, pero cuando observa la actitud de Templeton en cuestiones como el papel de la mujer y la relación con el islam, cambiará de idea. Lo que no agrada nada al personal de la Casa Blanca, cuyos cargos principales presentan en bloque su dimisión. Rod Lurie está detrás de lo que podríamos denominar versión femenina de El ala oeste de la Casa Blanca. El cineasta no es novato en pintar los entresijos del poder estadounidense, pues en Candidata al poder ya pintaba a una senadora encarnada por Joan Allen, que aspiraba a la vicepresidencia. Aquí pinta las diversas crisis a que se enfrenta en su mandato, como la posible ejecución de una mujer en Nigeria. Aunque el mayor escándalo se produce con la salida a la luz de que un presidente muribundo le pidió que renunciara al cargo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos