IMG-LOGO

Biografía

Roland Young

Roland Young

65 años ()

Roland Young

Nació el 11 de Noviembre de 1887 en Londres, Inglaterra, Reino Unido
Falleció el 05 de Junio de 1953 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Aquel hombre de Tánger

1953 | Aquel hombre de Tánger

San Benny el carterista

1951 | St. Benny the dip

Amable comedia, con un guión simpático, en general bastante previsible, pero no por eso menos cómico y agradable, en la línea de los clásicos norteamericanos. Sigue a tres granujas timadores, que huyendo de uno de sus golpes, desplumar a un tipo tras una partida en que le emborrachan, acaban en una iglesia, donde acaban disfrazándose de sacerdotes. Ello provoca el equívoco, pero también les da la oportunidad de redimirse, pues empiezan a dirigir una misión en un barrio marginal. Dirige la cinta el eficaz director de serie B Edgar G. Ulmer, más conocidos por sus filmes de cine negro; junto al humor hay algún momento más melodramático, como el momento en que uno de los tres amigos va a reconciliarse con su esposa. Entre el reparto, no demasiado conocido, destacan la presencia de la fina Nina Foch y del veterano Roland Young.

5/10
The Great Lover

1949 | The Great Lover

Comedia policiaca donde Bob Hope es un ingenuo monitor de boy scouts que acompaña a sus pupilos en un viaje por Europa. Una serie de enredos hará que se vea involucrado en un peligroso complot, donde hay desde asesinatos hasta amoríos imposibles con una condesa. Solamente aconsejable a seguidores impenitentes del cómico norteamericano, aquí convertido en protagonista absoluto de la inverosímil trama. Ante todo sobresale la bellísima pelirroja Rhonda Fleming, que además interpreta dos canciones escritas por Jay Livingston y Ray Evans: “A Thousand Violins” y “Lucky Us!”, ésta última junto al inevitable Hope.

4/10
¡Viva la vida!

1948 | You Gotta Stay Happy

La excéntrica y caprichosa millonaria Diana Dillwood va a contraer matrimonio por sexta vez, pero se lo piensa cuando una noche conoce en la habitación de un hotel a Marvin Payne, un serio piloto del que se acaba enamorando, no sin antes pasar por situaciones más bien extrañas y divertidas. Dirige H.C. Potter, autor de la inclasificable Loquilandia (1941). La película pertenece a la Rampart Productions, productora que Joan Fontaine había creado un año antes con su esposo William Dossier, y que apenas duraría un par de años más (concretamente lo mismo que el matrimonio de la actriz, que se divorciaría de Dossier en 1951).

6/10
Diez negritos (1945)

1945 | And Then There Were None

Brillante adaptación de la que es seguramente la mejor y más popular novela de Agatha Christie. Diez personas son convocadas en una isla lejos del mundanal ruido, y son asesinadas una a una siguiendo la letra de una canción infantil; son víctimas de un desconocido que asegura que todos son responsables de algún crimen en el pasado. Reparto de campanillas, gran dirección de René Clair, y por supuesto, sorpresa mayúscula en la resolución de la trama. Aunque pueda parecer algo artificioso el planteamiento, Clair maneja bien el sentido del humor con determinados personajes -una rigorista mujer, el médico alcohólico, el juez cínico, los criados-, en la pareja enamorada es más tópico. Destaca la escena de arranque en la barca, sin palabras, puro cine mudo, donde el director alcanzó gran brillantez sin necesidad de diálogos.

6/10
Todos besaron a la novia

1942 | They All Kissed the Bride

Comedia romántica que parte de un reparto algo chirriante, el que conforman la pareja protagonista Melvyn Douglas y Joan Crawford. Si bien la inclusión de la actriz (más cómoda en melodramas que en historias de este tipo) se debió a que la inicialmente prevista, Carole Lombard, falleció en un accidente aéreo. Como gesto de buena voluntad, Crawford donó todo el sueldo de la película a la Cruz Roja en nombre de Lombard. Una rica heredera pasa la mayor parte del tiempo cuidando de sus negocios e intentando arreglar un matrimonio de conveniencia para su hermana menor. Durante los preparativos de la boda, encuentra a un periodista de quien se enamora pese a sus reticencias iniciales.

5/10
The Lady Has Plans

1942 | The Lady Has Plans

Mezcla de comedia de enredos y melodrama de espionaje, que no acaba por decantarse por ninguna de las dos opciones dejando al espectador bastante confundido. De ahí que, a pesar de su notable pareja protagonista –Paulette Goddard y Ray Milland– pasase bastante desapercibida cuando se estrenó. La acción se desarrolla en Lisboa, donde una corresponsal de guerra es confundida con una espía nazi. Un agente de la inteligencia británica será el encargado de vigilar sus movimientos y descubrir su verdadera identidad. La única pista de que dispone el agente es que la espía tiene un revelador tatuaje en cierta parte de su anatomía. De ahí que no tenga más remedio que seducirla.

6/10
6 destinos

1942 | Tales Of Manhattan

Típica comedia norteamericana de los años 40, caracterizada por un guión de hierro y por un reparto repleto de estrellas. El director Julien Duvivier lleva a cabo un arriesgado experimento con la trama, que sigue los pasos de un traje, que continuamente va cambiando de propietarios, a los que les produce los más variados efectos. Así, asistimos a seis historias completamente diferentes. Entre los protagonistas de los diversos episodios se encuentran nombres míticos como Rita Hayworth (Gilda), Henry Fonda (Las uvas de la ira), Charles Laughton (Testigo de cargo) o Edward G. Robinson (Cayo Largo), entre otros.

6/10
La mujer de las dos caras

1941 | Two-Faced Woman

Larry Blake es un periodista que lleva un magazine en Nueva York y conoce a la bella Karin en una estación de esquí. Por negocios, él regresa a Nueva York, pero Karin acude a la ciudad para reencontrarse con él. Al llegar, ella le ve con Griselda, un antiguo amor. Karin, entonces, finge tener una hermana gemela y se hace pasar por Katherine. El enredo está servido. Comedia romántica con la cual la diva Greta Garbo se despedía del cine. Según ella, se negaba a envejecer en pantalla. Le da la réplica Melvyn Douglas, que ya había coincidido con la Garbo en Ninotchka. El film tuvo en un principio varios problemas con las autoridades censoras, que lo condenaron por escenas y diálogos sugerentes.

6/10
La llama de Nueva Orléans

1941 | The Flame of New Orleans

Clarie Ledouox no tiene las cosas claras en la vida. Ella ve el futuro como algo distante, como un problema a posponer. No se toma en serio sus propios compromisos y no duda en escaparse de su propia boda. Huye a Nueva Orleans y allí causa furor entre los hombres. Entonces, con el paso de los días, se ve obligada a escoger a un hombre... Las elecciones no se pueden posponer para siempre. Historia inconsistente contada con elegancia. René Clair demuestra su talento para crear ambientes y sobreponerse a un guion que tiene lagunas.

6/10
Star Dust

1940 | Star Dust

Producción de Darryl F. Zanuck referente a un avispado agente que descubre a una jovencita llamada Carolyn. Convencido de que puede convertirse en una gran estrella, le consigue un contrato para hacer cine en Hollywood. Pero Carolyn es rechazada porque es demasiado joven. Un encuentro casual con un ejecutivo de los estudios hará que su carrera avance hacia el estrellato. Lo más llamativo del filme es que, en el fondo, el argumento es bastante amoral ya que se antepone el éxito a toda costa, por encima incluso de que la chica tenga la edad legal para entrar en este mundo. Especialmente bella está Linda Darnell, que acabaría siendo una de las máximas estrellas de la Fox, en una de sus primeras apariciones en pantalla.

4/10
Irene

1940 | Irene

Nueva versión de una película muda producida en 1926, que a su vez estaba basada en un musical estrenado en Broadway en 1919 con pegadizas canciones (entre ellas "Castle of Dreams" y "There's Something in the Air"), compuestas por Harry Tierney y Joseph McCarthy, aunque no todas se mantuvieron en esta adaptación para la pantalla. El film obtuvo una nominación al Oscar a la mejor banda sonora para Anthony Collins. Una chica humilde llega a la ciudad de Nueva York y encuentra trabajo en una tienda, donde comienza a sentirse atraída por el dueño del local. Ella es la actriz inglesa Anna Neagle, que se haría bastante popular en su país durante la guerra, y él no es otro que el galán Ray Milland.

4/10
Dulcy

1940 | Dulcy

La novia de un inventor convierte sus vacaciones en una reunión con un inversor, que además es el futuro suegro de su hermano. La mentira genera malentendidos y situaciones tan incómodas como graciosas. Divertida comedia que cuenta con un reparto de calidad.  

5/10
Historias de Filadelfia

1940 | The Philadelphia Story

C.K. Dexter Haven riñe con su esposa, Tracy Lord, una joven de la alta sociedad de Filadelfia, y se divorcia de ella. Poco después, Tracy está a punto de contraer matrimonio con otro hombre. Despechado, C.K. Dexter se presenta en la casa de ella, unos días antes de la boda, para sabotear la ceremonia. También acuden al lugar bajo una identidad supuesta Macauley y Elizabeth, una pareja de periodistas de una revista de cotilleo, dispuestos a cubrir el enlace. En una de las cumbres de la comedia sofisticada, George Cukor reunió a tres de los mejores actores de todos los tiempos: Katharine Hepburn y Cary Grant, reyes indiscutibles del género, y James Stewart, que recibió su único Oscar (posteriormente le dieron uno honorífico). El film ganó además otra estatuilla, al mejor guión adaptado, pues se basa en una obra teatral de Philip Barry. Imprimiendo un ritmo agilísimo, Cukor criticó con elegancia a un sector de la alta sociedad de la época que se centraba en permanecer ociosa.

8/10
Here I Am a Stranger

1939 | Here I Am a Stranger

Un joven inglés llamado David Paulding (Richard Greene) consigue encontrar a su verdadero padre (Richard Dix), al que llevaba buscando toda su vida, hecho un alcohólico en Estados Unidos. Emotivo relato sobre la historia de un padre e hijo que habían crecido y avanzado en sus vidas sin conocerse. Gran interpretación de Greene y Dix.  

6/10
Yes, My Darling Daughter

1939 | Yes, My Darling Daughter

Ellen (Priscilla Lane) es una joven de espíritu libre que está enamorada de Doug (Jeffrey Lynn). Por desgracia, tiene que abandonar Estados Unidos ya que ha encontrado un trabajo en Bélgica durante dos años. La pareja decide pasar su último fin de semana juntos en una cabaña turística en un lago rural.  

5/10
Call It a Day

1937 | Call It a Day

Producción de Hal B. Wallis para una comedia menor que procedía de la obra teatral de Dodie Smith, la cual había gustado bastante al poderoso jefe de la Warner. Su acción no parecía dar mucho de sí, ya que era la crónica de lo que sucedía en un día de primavera en el negocio de una próspera familia inglesa cuando el padre era seducido por una cliente. Esto llevará a una serie de enredos en los que se ven envueltas las hijas del matrimonio. Los gags se suceden gracias al buen ritmo impuesto por su director, Archie Mayo. También el reparto resulta bastante competente con Olivia de Havilland, Frieda Inescort y Bonita Granville como miembros de la familia protagonista.

6/10
Ali Baba Goes to Town

1937 | Ali Baba Goes to Town

Disparatada comedia musical norteamericana, con Eddie Cantor de protagonista. Su papel es el de Al Basbson, que sin querer interrumpe el rodaje de una película sobre Alí Baba. Contratado como extra, su mente comienza a jugarle malas pasadas llegando a soñar que es hijo del mismísimo Alí Baba, y vivir una aventura en el Palacio Real, donde incluso hay un complot para acabar con el reinado de su padre. Aparecido en los cuentos de las mil y una noches, dicho personaje volvería al cine en distintas ocasiones: en la también americana Ali Baba y los cuarenta ladrones (1944), un clásico dirigido por Arthur Lubin con los labios rojos de María Montez y el bronceado de Jon Hall como pareja estelar; la cómica francesa Ali Baba y los cuarenta ladrones (1954) de Jean Becker, con Fernandel de actor protagonista, y la película de dibujos animados japonesa Ali-Baba y los 40 ladrones (1971), de Akira Daikubara.

5/10
Una pareja invisible

1937 | Topper

Comedia basada en la novela “The Jovial Ghosts”, de Thorne Smith. En ella, el matrimonio Kerby (Constance Bennett y Cary Grant), alegres, joviales y muertos tras un accidente de coche, regresan del cielo para ayudar a divertirse a su buen amigo Topper, un banquero gris que vive dominado por su esposa. Los personajes de Grant y Bennett están en su forma invisible gran parte del film, por lo que el protagonismo recae en el actor Roland Young como Topper, que fue candidato al Oscar al igual que Elmer Raguse como técnico de sonido. Su éxito daría lugar a dos secuelas, La pareja invisible se divierte (1938), donde el fantasma viaja hasta la Riviera francesa, y La mujer fantasma (1940), todas ellas con Roland Young repitiendo papel.

6/10
Las minas del rey Salomón

1937 | King Solomon's Mines

Temprana adaptación de la clásica historia de aventuras, donde el cazatesoros Patrick O'Brien deja atrás a su hija Katie y su fiel guía Umbopa para tratar de dar con las míticas minas del rey Salomón, con el resultado de que desaparece sin dejar huella. Ella acudirá al típico hombre duro de buen corazón, el todoterreno Allan Quatermain. El futuro director de Mary Poppins, Robert Stevenson, dirige con buen pulso a un reparto donde está su esposa entonces, Anna Lee.

6/10
Una hora en blanco

1936 | The Unguarded Hour

Dirigida por Sam Wood, se trata de la adaptación de la obra teatral 'The Unguarded hour', escrita por Ladislas Fodor y Bernard Merivale, que había sido estrenada en Londres en 1935. En su trama, una mujer ha sido testigo de un asesinato, pero no puede implicar al criminal sin descubrir un pasado tormentoso de su propio marido. Una producción MGM, con adecuado trío protagonista: Loretta Young, Henry Daniell como el malvado criminal y Franchot Tone en la pose del marido atormentado por las cartas. Con respecto a este último actor hay que decir como anécdota que, al apoyar activamente a la República Española, su nombre fue censurado de todos los carteles y programas de mano en las películas estrenadas en nuestro país tras la Guerra Civil

6/10
Una tarde de lluvia

1936 | One Rainy Afternoon

Nueva versión de una comedia francesa llamada Monsieur Sans-Gêne (1935), que los norteamericanos llevaron por un camino más sofisticado, repleto de gags y diálogos delirantes, y con mayor presupuesto en sus decorados. Además se reunió a un reparto cuando menos curioso que incluía a la condesa Live de Margaret y los actores Francis Lederer e Ida Lupino. Phillipe Martin es un actor que se encuentra en París y se dispone a pasar una romántica velada con su esposa asistiendo a un estreno teatral. Al sentarse en el sitio equivocado besa accidentalmente a la joven Monique, que es la hija del editor de un periódico. Esta intrascendente noticia se convierte en todo un acontecimiento en el país hasta el punto que Martin se ve acosado por la Liga de la Decencia, que le acusa de playboy devorador de mujeres.

6/10
Give Me Your Heart

1936 | Give Me Your Heart

Un dramón en toda regla, que arranca en Inglaterra. Linda es una joven modesta e ingenua, con la que tiene un 'affaire' el aristocrático Jim. Lo que pasa es que Jim está casado con la inválida Rosemond, así que cuando Linda se queda embarazada, la solución que se escoge es la de que Jim adopte al crío, a pesar de que su esposa no soporta a los niños. Mientras Linda marcha a Estados Unidos, a imprimir un nuevo rumbo a su vida. La química de Kay Francis y George Brent vuelve a funcionar, en su tercera colaboración en menos de un año. Dirige el solvente Archie Mayo, que sabe cómo arrancar las lágrimas al espectador.

6/10
El hombre que podía hacer milagros

1936 | The Man Who Could Work Miracles

Una especie de dioses olímpicos ociosos debaten entre ellos qué harían los hombres si tuvieran el poder de hacer milagros. Nada mejor que comprobarlo en vivo, dice uno. Así que deciden conceder poderes especiales a George McWhirter Fotheringay, un sencillo dependiente sin demasiada imaginación. Éste empieza a darse cuenta de su extraordinario don, que inicialmente empieza a utilizar como si fuera un mago de un espectáculo de variedades. Pero poco a poco empieza a darse cuenta de las increíbles posibilidades: curar enfermos, solucionar la pobreza, librarse de los pelmazos... Pero no todo está a su alcance: no puede forzar la libertad de los demás, que una chica que le guste se enamore de él. Amable comedia, producción de los Korda, con guión del novelista H.G. Wells, a partir de su propia obra, y que se anticipa en casi 70 años a Como Dios. Con cierto tono humorístico, y señalando las limitaciones del ser humano, hace ver cómo, en el fondo, nadie sabría qué hacer exactamente con ese don, y cómo mucha gente querría aprovecharse de quien lo tuviera. Así, desfilan en el film banqueros, un pastor, un coronel..., cada uno de los cuales tiene sus propias ideas acerca de lo que sería un mundo mejor. La dificultad de la utopía, y la facilidad con que se cede al propio capricho, son ideas que recuerdan a títulos como el posterior Ultimátum a la Tierra. Destacan los imaginativos trucos visuales, y Roland Young soporta bien el peso de la historia.

6/10
Nobleza obliga

1935 | Ruggles of Red Gap

Mientras visita Paris, el caballero Lord Burnstead pierde a su mayordomo Ruggles jugando al poker. La pareja ganadora es un matrimonio que vive en Washington y una vez de vuelta a Estados Unidos, comienzan a influir en el estilo de vida de Ruggles. Por una serie de circunstancias, Ruggles se irá haciendo cada vez más célebre. Comedia dirigida por el gran Leo McCarey (Sopa de ganso, La pícara puritana), y protagonizada por Charles Laughton (Testigo de cargo). Fue nominada al Oscar a la mejor película.

6/10
Una aventura en la niebla

1933 | Blind Adventure

Un hombre norteamericano que viaja a Londres es confundido con otra persona y allí se verá inmerso en un asunto criminal, por lo que vivirá una experiencia peligrosa, llena de misterio. El norteamericano Ernest B. Schoedsack, codirector del clásico King Kong, rodó el mismo año de 1933 esta breve película de apenas una hora de duración, en donde lo mejor es la cuidadísima ambientación húmeda y lluviosa del Londres de la época.

5/10
Esta es la noche

1932 | This Is the Night

Un campeón olímpico de jabalina monta en cólera cuando se entera de que su mujer está coqueteando con otro hombre. Esto llevará a una serie de situaciones comprometidas que se desarrollan en ciudades tan sofisticadas como París y Venecia (convenientemente recreadas en los Estudios Paramount). Dirigida por Frank Tuttle, supuso el debut en pantalla de Cary Grant. El argumento se debe a una comedia teatral de éxito que se había estrenado en París en los años 20, titulada “Pouche” y escrita por Rene Peter y Henri Falk. En 1925 pasó a los escenarios de Broadway como “Naughty Cinderella”, siendo readaptada por Avery Hopwood. La Paramount compró los derechos y la trasladó al cine.

4/10
Ensayo de boda

1932 | Wedding Rehearsal

Reggie, marqués de Buckminster, se resiste al matrimonio, a pesar de que su abuela le presiona para que elija esposa. Esta comedia dramática supuso uno de los primeros éxitos de la estupenda Merle Oberon.

6/10
Una hora contigo

1932 | One Hour with You

Mitzi, una seductora mujer, va a complicar la vida a los Bertier. Porque aunque el matrimonio se quiere, la juguetona Mitzi puede convertirse en una atracción demasiado irresistible para André . El enredo da varias vueltas porque el marido de Mitzi desea el divorcio, por lo que no le disgusta la aventura de su mujer. Y la esposa de André también se ve atraído por otro hombre. El film fue uno de los primeros trabajos de Ernst Lubitsch, que da muestras más que sobradas de su célebre "toque".

6/10
El guardia real

1931 | The Guardsman

Alfred Lunt y Lynn Fontanne son un matrimonio de actores que llevan una convivencia feliz, pero él no puede evitar ser un irrefrenable celoso y piensa que ella es infiel. Un día decide poner a prueba a su esposa y se disfraza de un oficial, acudiendo al encuentro de ella para conquistarla. Película algo fantasiosa dirigida por Sidney Franklin y protagonizada por Lunt y Fontanne, (matrimonio en la vida real). Los celos, envidias, mentirijillas y trampas solo dan como resultado la revelación del amor que siempre hubo entre los dos. Ambos fueron nominados a los Oscar.

4/10
Su vida íntima (1929)

1929 | Her Private Life

Una joven aristócrata monta un escándalo público cuandos se divorcia de su marido y se escapa con un joven norteamericano. Interesante película dirigida por Alexander Korda y protagonizada por la estrella de entonces Billie Dove –que se retiraría tan sólo tres años después– y por un jovencísimo Walter Pidgeon (Qué verde era mi valle).

6/10

Últimos tráilers y vídeos