IMG-LOGO

Biografía

Werner Janssen

Werner Janssen

Werner Janssen

Filmografía
Una noche en Casablanca

1946 | A Night in Casablanca

Un hotel de Casablanca, en Marruecos, se ha quedado sin gerente y en su lugar contratan al excéntrico Ronald Kornblow que entabla amistad con Corvaccio, un buscavidas que dirige un negocio turístico con camellos. Ambos se implicarán en la búsqueda de un tesoro que han escondido los nazis. Fantástica comedia de los hermanos Marx donde abundan los chistes de Groucho y las escenas absurdas. Se dice que el film iba a ser una parodia de la mítica Casablanca, pero la produtora Warner puso cartas en el asunto, diciéndoles, incluso, que se les prohibía usar 'Casablanca' en el título. Groucho, con su peculiar humor, apuntó que 'la gente distinguiría a Ingrid Bergman de Harpo', (qué grande). Finalmente se realizó una película al estilo hermanos Marx, y no hacía falta más. La rodaron cinco años después de Tienda de locos, y es que pasaban por una mala racha económica. Una noche en Casablanca es uno de los títulos más recordados de los Marx y desde luego garantiza carcajadas al espectador.

7/10
El capitán Kidd

1945 | Captain Kidd

Inglaterra. 1699. El capitán Kidd es un corsario del rey Guillermo III que pretende hacerse con un valioso tesoro procedente de la India, burlando así las órdenes del soberano. Lo malo para Kidd es que se ha ganado bastantes enemigos durante todos sus años de navegación y el asunto no será tan fácil. Uno de los filmes más célebres de la etapa americana de Charles Laughton. Se luce en el papel de este aventurero que, aunque parece servir al Rey, en realidad sólo se preocupa de sí mismo y su tripulación. Le acompañan en la odisea por los Mares del Sur actores como John Carradine y Gilbert Roland, además de un desplazado Randolph Scott. La banda sonora de Werner Janssen resultó candidata al Oscar. El propio Laughton repetiría papel en la parodia Abbott y Costello contra el capitán Kidd (1952).

7/10
El sureño

1945 | The Southerner

Sam Tucker, un jornalero en los campos de algodón del Sur de los Estados Unidos, está cansando de trabajar para otros. Convencerá a su patrón para que le arriende unas tierras y pueda así obtener una cosecha propia. Se trasladará allí con su mujer, dos niños y la suegra. Y la cosa no va a ser sencilla. Deben arreglar una casa destartalada, dejar el campo en condiciones, aceptar las inclemencias del tiempo, sufrir la alta fiebre de un niño... Además un vecino mira a Sam con envidia y rabia, pues él mismo pasó por las penalidades del otro, y no soporta el buen ánimo con que encara la dura tarea que tiene por delante.Maravillosa película de Jean Renoir, vertebrada con secuencias sencillas, pero cargadas de una emoción desnuda, muy eficaz. Está transida de perfecto lirismo, es un espléndido canto al amor por la tierra, por la familia, por los amigos. Y también, por qué no decirlo, al Creador. Como explicaba el cineasta francés, “yo veía una historia donde sólo hubiera protagonistas, una historia en la que cada elemento desempeñara brillantemente su función, en la que las cosas y los hombres, los animales y la naturaleza, se unieran en un inmenso homenaje a la divinidad”. Renoir agradeció los consejos e influencia de William Faulkner a su historia sureña, basada en una novela de George Sessions Perry. El film pinta bien los tipos humanos, y a la vez la fuerza salvaje de la naturaleza, desatada en el tramo final. Es fácil adivinar que esta película influyó en el Satyajit Ray de La canción del camino, y algunos pasajes humorísticos en la ciudad bien podría haberlos concebido John Ford. La fotografía en blanco y negro es muy estilizada, y Renoir usa muy bien su típico elemento del agua en las imágenes. A pesar de trabajar en Hollywood, el film no contó con estrellas, pues el previsto Joel McCrea rehusó participar, y finalmente se contó con el especialista en papeles de gángster elegante Zachary Scott.

8/10
Semilla de odio

1944 | Guest in the House

Curiosa muestra de cine negro, a cuento de la convaleciente Evelyn (Anne Baxter), que hace la vida insoportable a su familia cuando vuelve al hogar un verano, y aflora su victimismo que la convierte en una terrible tirana. Lo que demuestra que su enfermedad, más que física, es mental, y tiene como dolorosa consecuencia la de hacer padecer a los demás.John Brahm es uno de esos desconocidos artesanos que tanto abundaron en Hollywood, que hacía trabajos muy dignos. Llegado de Alemania, como tanto talento europeo, aquí maneja una historia inquietante, que se presta al lucimiento sobre todo de la Baxter, en su sabroso papel de manipuladora.

6/10
Con su misma arma

1940 | Slightly Honorable

Película en clave de farsa, cuyo principal problema es que trata de aunar de modo imposible la crítica a la corrupción, la típica película de asesinatos en la que hay que averiguar el nombre del criminal, y un curioso toque de comedia. La cosa empieza con la muerte de un empresario relacionado con la construcción de carreteras, donde utilizaba material de ínfima calidad; en un curioso caso de 'justicia poética' ha muerto en accidente en una de 'sus' carreteras. Más tarde, en un baile, coinciden varios de sus socios, el abogado, una mujer de mundo, una bailarina... La cosa parece que discurre por derroteros de enredo. Pero de pronto la mentada mujer de mundo, que tiene el paradójico nombre de Alma, es asesinada con un abrecartas. Y toda la gente citada es sospechosa del crimen. Aunque detrás del film hay un director interesante, Tay Garnett, la peli no deja de ser un producto ligero, algo confuso, y que no acaba de dar con su tono. Combina actores sólidos como Pat O'Brien y Broderick Crawford, con otros menos conocidos, pero aquí dan la talla, como Ruth Terry en el personaje de chica ingenua y algo plasta.  

4/10
El gángster y la bailarina

1940 | The House Across the Bay

Film de cine negro a cargo de la United Artists que contaba con uno de los rostros más conocidos del género como el de George Raft (1895-1980). Dicho actor comenzó a destacar en títulos como Muerto cada amanecer (1939) y La pasión ciega (1940), aportando credibilidad callejera en sus papeles lejos de la ley. En esta ocasión encarna al gángster Steve Larwitt, que es encerrado en la prisión de Alcatraz mientras su esposa Brenda (la bailarina del título encarnada por Joan Bennett) le es infiel con un atractivo individuo (Walter Pigdeon). En el montaje final se otorgó más protagonismo para el personaje de Joan Bennett, por aquel entonces casada con el productor de la película Walter Wanger.

4/10
Eternamente tuya

1939 | Eternally Yours

Anita deja a su aburrido novio a cambio de un mago. Pero cuando le anima a sentar la cabeza y buscar empleo fijo, el chico se resiste. Tay Garnett filmó esta comedia antes de El cartero siempre llama dos veces.

6/10
Winter Carnival

1939 | Winter Carnival

Tras su divorcio Jill Baxter, una rica heredera, regresa a su antigua universidad para reencontrarse con su antiguo novio, Richard Carlson, ahora un elegante profesor, al que había abandonado por el marido. Coquetean y vuelven a encontrar el amor en las pistas de esquí; Mientras tanto, su hermana menor espera ser elegida reina del carnaval, como su hermana cuando estaba en el campus. Intrascendente pero elegante comedia que cuenta con un ajustado reparto. El gran F. Scott Fitzgerald colaboró en el guión, aunque no aparece acreditado y resulta complicado deducir cuáles fueron sus aportaciones.  

4/10
Bloqueo

1938 | Blockade

Al estallar la Guerra Civil Española, un humilde campesino llamado Marco monta una fuerza de resistencia a las tropas nacionales con un grupo de compañeros. Todo se complica para él cuando descubre que el padre de su enamorada es, en realidad, un espía. Película de claro signo propagandístico a favor de la República, rodado en plena contienda española. Su interés radica en que los malos de la cinta no son las tropas de Franco, sino los oficiales republicanos que se venden por dinero al enemigo. Henry Fonda, que llega a gritar el célebre “¡No pasarán!” en un momento determinado de la cinta, fue uno de los actores más combativos contra las tropas nacionales. Por supuesto, el film no fue exhibido en España hasta el fin de la dictadura.

5/10
El general murió al amanecer

1936 | The General Died at Dawn

En plena guerra civil China de los años treinta, el aventurero O'Hara, indignado por el trato dado a chinos por parte del General Yang, envía dinero al Sr. Wu, el hombre que comprará armas en Shanghai para defenderse del opresor y poder establecer la democracia. Gary Cooper es el valiente protagonista. Le acompaña Madeleine Carroll (39 escalones), que aporta sensualidad ante tanto drama.

5/10

Últimos tráilers y vídeos