IMG-LOGO

Biografía

François Boyer

François Boyer

François Boyer

Filmografía
La hora veinticinco

1967 | La Vingt-cinquième heure

Su acción tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial y su protagonista es Johann, un humilde trabajador rumano que, sin saber muy bien cómo, se ve envuelto en una surrealista espiral de odio y violencia cuando es acusado por un vecino de ser judío. Enviado a un campo de concentración, se convierte en guardián de sus propios compañeros, y, al descubrirse que no es hebreo, se le toma, incluso, como prototipo de la raza aria, siendo enrolado en el ejército alemán y puesto de ejemplo de nazi en revistas especializadas. Adaptación de la novela de C. Virgil Gheorghiu, donde destaca la interpretación de Anthony Quinn en el rol del desconcertado personaje. La historia de amor con su esposa –Virna Lisi– descoloca un poco de la trama real. A destacar la melódica partitura del maestro Georges Delerue en una nueva colaboración con el director Henri Verneuil tras Cien mil dólares al sol (1964).

7/10
Fin de semana en Dunkerque

1964 | Week-end à Zuydcoote

Durante la Segunda Guerra Mundial tropas aliadas luchan contra los alemanes en Dunkerke. Un batallón franco-británico ha quedado atrapado y tiene como única posibilidad de salvación cruzar el canal hasta Inglaterra, algo que no será fácil debido al ataque de la aviación enemiga. Al tiempo que esperan huir de esa trampa mortal, un sargento vive una historia de amor. Adaptación de una novela de Robert Merle, que cuenta un hecho real acaecido durante la guerra. Concebida como un gran espectáculo de amor en tiempos bélicos, mantiene un buen ambiente de tensión entre los soldados y el romance resulta de lo más emotivo. Con un gran reparto que incluye a Jean-Paul Belmondo, Catherine Spaak, Jean-Pierre Marielle y Pierre Mondy, fue un gran éxito de público y crítica.

7/10
Un singe en hiver

1962 | Un singe en hiver

Adaptación de la novela de Antoine Blondin, donde Henri Verneuil dirige a dos de las máximas estrellas del cine francés, Belmondo y Gabin. Ambos se lo pasaron muy bien durante el rodaje de la cinta, participando en partidos de fútbol organizados por el primero. Ese ambiente distendido se nota en su relación en pantalla, siempre amable, y complementaria entre el dinamismo de Belmondo y la sobriedad del maestro Gabin. Escrita para la pantalla por el magnífico dialoguista Michel Audiard, su trama comienza cuando el joven Gabriel llega a las costas de Normandía para visitar a su hija, interna en un colegio de señoritas. Allí traba amistad con Albert, un hombre mayor y amargado que hunde sus penas en alcohol.

8/10
La guerra de los botones (1962)

1962 | La guerre des boutons

Una entrañable historia sobre chavales de escuelas rivales. Tradicionalmente mantienen la guerra que da título al film, en que deben arrancar los botones de las chaquetas de los chicos del otro 'cole'. El film adapta todo un clásico de la literatura juvenil gala debido a Louis Pergaud. Se trata una alegoría de los enfrentamientos que acaban invadiendo la vida adulta, aquí narrados con magnífico sentido del humor, entre un puñado de grandes actores infantiles, en la deliciosa campiña francesa.

6/10
Une manche et la belle

1957 | Une manche et la belle

“Noir” en la mejor tradición del cine francés, según una novela de James Hadley Chase. Todo comienza en la localidad de Niza, cuando un vividor llamado Philippe se casa con Betty, una rica y madura viuda. Al regresar al hogar de la viuda, Philippe queda fascinado por la presencia de Eva, la sobrina de su esposa. Ella es una joven caprichosa, que no duda en seducir a su nuevo tío. Ante la posibilidad que Eva se case con un rico hacendado y pueda perderla para siempre, Philippe solo ve una única salida: matar a su mujer. Entre todo el reparto destaca la italiana Isa Miranda (1909-1982), quien comenzó su carrera a comienzos de los años 30 y en cuya filmografía encontramos títulos tan interesantes como La ronda (1950) y Las sandalias del pescador (1968).

6/10
Des gens sans importance

1956 | Des gens sans importance

Jean Vidard es un hombre maduro que, en uno de sus viajes, decide parar en una posada. Allí queda obnubilado por la presencia de la joven Clotilde, con la que traba una buena amistad que con el paso del tiempo acaba desembocando en historia de amor. Lo malo es que Jean está casado y dobla en edad a Clotilde. Su romance parece imposible. Basada en una novela de Serge Groussard, lo mejor radica en su agobiante atmósfera y en esa tensión que parece atenazar en cada momento a sus dos protagonistas, Jean Gabin y Françoise Arnoul. Rodada en escenarios naturales, sobresale la ambiental fotografía en blanco y negro de Louis Page. Clásica historia de amor del cine francés.

7/10
Juegos prohibidos

1952 | Jeux interdits

Junio de 1940. La población francesa huye de las ciudades. Lo que no impide que sean bombardeados y disparados por los alemanes. Precisamente en uno de estos ataques Paulette, una niña, pierde a sus padres. Sola y desamparada, va a parar a la granja de los Dolle, una familia sencilla y acogedora. Paulette hará buenas migas con Michel, un chico poco mayor que él, que irá atendiendo todos sus ruegos. A la decisión de enterrar al perro de Paulette, seguirá la idea de hacer un cementerio muy especial para todo tipo de animales, que adornarán con cruces. Es la idea de juego que surge en el escenario bélico, en que el hijo mayor acaba de morir a consecuencia de las heridas producidas por un animal.Formidable mirada a la infancia de René Clément, que adapta una novela de François Boyer, que también ha intervenido en el guión de la cinta. Con lirismo acentuado por la música de la guitarra de Narciso Yepes, somos testigos de ese precipitado final de la infancia, de los juegos macabros que surgen en la guerra, y de escenas costumbristas no exentas de humor, como la de las confesiones en la iglesia, y el intento de robo de la cruz del altar mayor. Los niños protagonistas, Georges Poujouly y Brigitte Fossey son un encanto, desprenden la naturalidad que requiere la cinta. De emociones contenidas, el final no es nada acomodaticio, muestra en toda su crudeza la realidad de la vida, que sobrepasa a las mejores intenciones.

8/10
Juegos prohibidos

1952 | Jeux interdits

Junio de 1940. La población francesa huye de las ciudades. Lo que no impide que sean bombardeados y disparados por los alemanes. Precisamente en uno de estos ataques Paulette, una niña, pierde a sus padres. Sola y desamparada, va a parar a la granja de los Dolle, una familia sencilla y acogedora. Paulette hará buenas migas con Michel, un chico poco mayor que él, que irá atendiendo todos sus ruegos. A la decisión de enterrar al perro de Paulette, seguirá la idea de hacer un cementerio muy especial para todo tipo de animales, que adornarán con cruces. Es la idea de juego que surge en el escenario bélico, en que el hijo mayor acaba de morir a consecuencia de las heridas producidas por un animal.Formidable mirada a la infancia de René Clément, que adapta una novela de François Boyer, que también ha intervenido en el guión de la cinta. Con lirismo acentuado por la música de la guitarra de Narciso Yepes, somos testigos de ese precipitado final de la infancia, de los juegos macabros que surgen en la guerra, y de escenas costumbristas no exentas de humor, como la de las confesiones en la iglesia, y el intento de robo de la cruz del altar mayor. Los niños protagonistas, Georges Poujouly y Brigitte Fossey son un encanto, desprenden la naturalidad que requiere la cinta. De emociones contenidas, el final no es nada acomodaticio, muestra en toda su crudeza la realidad de la vida, que sobrepasa a las mejores intenciones.

8/10

Últimos tráilers y vídeos