IMG-LOGO

Biografía

Peter Menzies Jr.

Peter Menzies Jr.

Peter Menzies Jr.

Filmografía
Peter Rabbit 2: A la fuga

2020 | Peter Rabbit 2: The Runaway

Bea, Thomas y los conejos han creado una familia improvisada, pero a pesar de sus mejores esfuerzos, Peter no parece sacudirse su traviesa reputación. Aventurándose más allá del jardín, Peter se encuentra en un mundo que aprecia sus trastadas, pero cuando su familia lo arriesga todo por ir en su búsqueda, Peter deberá decidir qué tipo de conejo quiere ser.

Uno más de la familia

2019 | A Dog's Way Home

Una cachorrilla callejera de pitbull es encontrada por el joven Lucas, quien se la lleva a su casa. Desde entonces hombre y animal se harán inseparables. Bella, que así se llama la perra, es completamente feliz en casa de Lucas y su madre. Sin embargo, debido a una ley vigente en Denver, esa raza de perro está prohibida, por lo que Bella será trasladada a Texas, a 600 kilómetros de su hogar y de su adorado Lucas. Pero Bella no está dispuesta a renunciar a su felicidad y emprenderá en solitario un arriesgado camino de regreso. Bonita película familiar, tan dulce como previsible, que se inscribe en el género canino y en especial en la unión que se establece entre los perros y los seres humanos, en la línea de otros filmes como Siempre a tu lado. Hachiko, Una pareja de tres o Mi perro Skip. Tras las cámaras se sitúa Charles Martin Smith, que anteriormente filmó otra película de animales, La gran aventura de Winter el delfín, pero que muchos telespectadores recordarán en sus papeles de actor, en especial en el del inolvidable contable de Los intocables de Eliot Ness. Aquí traslada con eficacia a la pantalla un emotivo guión que adapta la novela de W. Bruce Cameron, quien ya escribió otro relato perruno llevado recientemente al cine, Tu mejor amigo. El sello de identidad de Uno más de la familia es sin duda que la narración proviene del propio perro, o mejor dicho de la perrita Bella, que va narrando sus sentimientos y percepciones al más puro estilo humano, aunque la comprensión de muchas situaciones se le escapen a su cerebro canino. El film sin duda logra reflejar la potencia con que los perros se aferran a sus dueños, la necesidad que tienen de cariño, su agradecimiento ante cualquier muestra de afecto, su fidelidad inquebrantable. Pero también tiene mucha presencia el carácter de aventura de la historia, pues Bella tendrá que hacer un gran ejercicio de supervivencia en su intento por recorrer los 600 kilómetros que le separan de casa. En este sentido, hay un esfuerzo encomiable en todas las escenas, las andanzas de Bella no parecen forzadas sino completamente naturales. Y sin duda lo mejor son las secuencias del bosque y en especial las que tienen que ver con el pequeño puma, creado digitalmente con estupendos efectos visuales. Entre el reparto humano destaca la presencia como secundaria de Ashley Judd, que tan poco se prodiga en pantalla en los últimos años.

5/10
Peter Rabbit

2018 | Peter Rabbit

Simpática película familiar, que combina actores con animales creados con herramientas digitales, inspirada en los estupendos cuentos ilustrados de Beatrix Potter, ella misma un personaje de la sencilla trama. La interacción entre unos y otros personajes roza la perfección. Sigue a una familia de conejitos, Peter Rabbit, Benjamin Bunnie y las trillizas Flopsy, Mopsy y Cottontail, que viven felices en el campo gracias a su simpática vecina pintora Bea. La muerte del viejo gruñón McGregor, otro de lso vecinos, propicia la llegada de su sobrino Thomas, que se empeña en vallar su propiedad para que no entren dentro los conejos. Aunque no le gustan estos animales, su creciente enamoramiento hacia Bea suaviza su visión de las cosas, pero Peter no deja de verle como a un rival, y se empeña con los suyos en la misión de hacerle la vida imposible. Will Gluck (Rumores y mentiras, Con derecho a roce) vuelva a la senda del cine para toda la familia que intentó con su nueva versión del musical Annie, tras cuatros años sin dirigir. Acierta con el tono del film, que combina secuencias de puro cartoon, que retrotraen a Solo en casa, con otras en Londres que pueden hacer en Paddington. No tiene el nivel de los filmes citados, pero desde luego es infinitamente mejor que la saga de Alvin y las ardillas, y sabe combinar risas, acción y buenos sentimientos. Los actores de carne y hueso, Domhnall Gleeson y Rose Byrne, cumplen sobradamente.

6/10
Dioses de Egipto

2016 | Gods of Egypt

El dios Horus se prepara para la ceremonia en la que sucederá a su padre, Ra, como rey de Egipto. Pero antes, su malévolo tío Seth frustra sus pretensiones, pues usurpa el trono tras asesinar a su hermano Ra, mientras que a Horus le arranca los ojos y le condena al exilio. El caído en desgracia recibirá la ayuda de un mortal, Bek, que espera a cambio que pueda resucitar a Zaya, su amada. Dirigió El cuervo, que obtuvo una enorme repercusión, publicitada por la trágica muerte en pleno rodaje de Brandon Lee, pero después ni Dark City, ni Yo, robot, ni mucho menos Señales del futuro alcanzaron el éxito que se esperaba. Esto ha dejado al realizador Alex Proyas fuera de juego durante bastante tiempo. Siete años después de su último trabajo, regresa con una superproducción que de nuevo se ha estrellado en taquillas. Además, el film ha levantado cierta polémica, por su reparto mayoritariamente blanco, y ha obtenido en general unas críticas pésimas. Se le puede achacar su ingenuidad argumental, algunos giros delirantes, la poca originalidad, su abuso de los decorados y personajes digitales, y unos diseños que tienen un aire pasado de rosca. Y sobre todo que fracase la mayor parte del reparto, quizás porque la mayoría de los actores de primera fila que lo componen no dan con el tono, pretenden tomarse en serio lo indefendible. Ocurre con el joven Brenton Thwaites (Bek), Nikolaj Coster-Waldau (Horus), el actor fetiche del realizador, Rufus Sewell (sicario de Seth), y sobre todo con un Geoffrey Rush que provoca vergüenza ajena, con una caracterización barata como el dios Ra. Sólo consigue resultar eficaz en todo caso Gerard Butler, en un registro desenfadado como el villano Seth. Sin embargo, se agradece que a ratos se tome con humor sus propias carencias y excesos, y que recupere el tono del péplum y de filmes como Furia de Titanes, esta vez con dioses egipcios, como su título indica. Si no se tienen grandes expectativas funciona como entretenimiento ligero para toda la familia. Y por mucho que no sea una obra maestra, su narrativa tradicional logra mejores resultados que el caos argumental de otros títulos que se estrenan más o menos al mismo tiempo, como Warcraft. El origen y Ninja Turtles, que sin embargo no han sido tan vapuleados por los especialistas.

5/10
Raíces

2016 | Roots

Miniserie de A&E, que adapta de nuevo la novela "Roots: The Saga of an American Family", de de Alex Haley, que ya dio lugar a uno de los grandes éxitos televisivos de todos los tiempos.

Los mercenarios 3

2014 | The Expendables 3

Tercera entrega de la saga de Los mercenarios, sin trampa ni cartón, da lo que se espera de ella, mucha acción adrenalítica, actores del género entrados en años –los habituales y nuevos fichajes–, sangre fresca –actores jovencillos, como la debutante luchadora, muy popular en Estados Unidos, Ronda Rousey– y autoparódico sentido del humor. La fórmula inventada por Sylvester Stallone vuelve a funcionar, esto resulta innegable. Y en tal sentido, la trama es casi lo de menos, un esqueleto con la mínima consistencia requerida: Barney Ross está a punto de perder a uno de sus hombres en una misión donde descubre que su eterno enemigo Stonebanks, con el que fundó el grupo de los "Expendables" sigue vivo y más villano que nunca; ve que él mismo y sus chicos ya están mayores, así que para cazar a Stonebanks recluta a un equipillo de jóvenes, menos brutos que sus antecesores y que saben algo de informática; pero claro, al final tendrá que tirar de los "viejos carrozas". La película es entretenida, y tienen gracia algunas de las nuevas incorporaciones, sobre todo Harrison Ford, Mel Gibson, Wesley Snipes y Antonio Banderas, que han tenido margen en algún caso para la disparatada improvisación. La idea de Galgo "Banderas" como un pesado que nunca deja de hablar, pese a cierto histrionismo, da pie a algunos de los momentos más divertidos de la función, donde la complicidad con el espectador permite reírse sanamente de sí mismos a los actores, "Hemos pasado un buen rato", dice Stallone a Ford en cierto momento de la película, frase que presenta inequívocamente un doble sentido sobre el espíritu que guía a estas películas.

5/10
Caza humana (2013)

2013 | Killing Season

Benjamin Ford (Robert De Niro) es un coronel retirado de los Estados Unidos. Vive en una cabaña solitaria situada en los Apalaches. Se adivina que es un hombre atormentado y apenas tiene trato con su hijo y su nieto. Un día encuentra a un excursionista (John Travolta) por esos parajes y decide darle cobijo. En realidad se trata de un antiguo combatiente de la Guerra de Bosnia, que busca vengarse de Ford, el hombre que le dio por muerto. Brioso y violento film de acción cuyo plantemiento no deja de ser muy, muy simple. No hay que más que lo que dice el título. Tras unos breves prolegómenos, la historia es una persecución a muerte en los bosques entre dos hombres entrenados para matar. Ahora uno lleva las riendas y tortura al otro, y al poco tiempo cambian las tornas. La cosa se alarga demasiado con ese esquema, un tanto repetitivo, pero el final funciona medianamente bien, aunque sea inevitablemente un poquito irreal...

5/10
Un buen partido

2012 | Playing for Keeps

George Dryer triunfó como profesional del fútbol europeo, pero fracasó estrepitosamente como marido y padre, por su carácter un tanto caótico. Aunque tras el divorcio sólo ha visto esporádicamente a su hijo, Lewis, George se muda al extrarradio de Washington, cerca de él, para recuperar la relación, al tiempo que intenta sobrellevar la ruptura matrimonial y conseguir un empleo. Acaba entrenando al equipo infantil de fútbol, lo que propicia que más de una de las madres de otros niños pierda la cabeza por George. A pesar de todo, éste sólo parece interesado de verdad por su ex, a punto de casarse con otro. Tercer trabajo en Hollywood del italiano Gabriele Muccino, que parece enlazar con la temática de su película En busca de la felicidad, también sobre la paternidad, aunque esta vez el realizador establece un tono premeditadamente más ligero. El principal problema de Un buen partido reside en que el guión de Robbie Fox (Una novia sin igual) resulta excesivamente previsible, no acaba de describir bien a los secundarios, y a los diálogos les falta brillantez. Por culpa de este libreto, en Un buen partido no acaban de funcionar los trabajos de la mayoría de actores secundarios, entre los que se encuentran los sobradamente conocidos Uma Thurman, Judy Greer, Catherine Zeta-Jones y un exagerado Dennis Quaid. Quizás porque tienen alguna secuencia un tanto más intensa que los demás, se salvan en cierta medida los protagonistas, Gerard Butler, Jessica Biel y el convincente niño Noah Lomax, que ya había hecho algún papel pequeño en series como The Walking Dead. A pesar de sus evidentes defectos, Un buen partido tiene a su favor cierta cercanía (marca de fábrica de Muccino), así como su optimismo y evidente falta de pretensiones. Además, aborda de forma positiva las relaciones familiares, y apuesta por la capacidad de superación personal en el seno del matrimonio.

5/10
Sin salida

2011 | Abduction

Nathan Harper es el típico adolescente rebelde y guaperas, al que sus padres, por motivos desconocidos, han entrenado para dar patadas y defenderse de potenciales enemigos como nadie. Un día prepara con su vecinita y compañera de "insti" Karen –por la que está coladita– un trabajo de sociología sobre personas desaparecidas... ¡y descubre que él mismo es un niño desaparecido, que sus padres no son sus verdaderos padres! A partir de aquí entra en una espiral donde está envuelta la CIA y todo tipo de agentes dobles, que inician una persecución implacable. Una peli entretenidilla a cambio de no exigir demasiada coherencia. Cierto que la primera media hora es completamente estúpida, parece que estamos ante la típica historia de adolescentes de instituto. Pero de pronto la cosa se convierte en un movidito thriller, y al menos logra que el espectador esté atento a lo que sucede ante sus ojos. Lo que resulta más curioso es ver a John Singleton detrás de la cinta. Quedan lejos los días en que el director afroamericano filmaba el cine combativo de Los chicos de la calle. En los últimos tiempos se ha plegado al cine comercial, y aquí se diría que se toma un poco a broma la historia que tiene entre manos. Por supuesto, saca a Taylor Lautner a pecho descubierto, ya se sabe, marca de fábrica del licántropo de Crepúsculo, pero para los que puedan "odiar" al actor les reserva a modo de guiño una escena en que recibe una somanta de palos. Y el modo nada disimulado en que se presentan pasajes ilógicos –la CIA logrando persuadir a los chicos en una loma que son de los "buenos" e invitándoles a un batido y a una hamburguesa, por ejemplo–, invita a pensar que está cultivando la ironía sin decirlo abiertamente: da a los productores lo que esperan de él, pero mostrando sin ambages su condición de "mercenario".

4/10
Furia de titanes

2010 | Clash of the Titans

Spyros, un humilde pescador, encuentra flotando en el mar un ataúd con el cadáver de una mujer y un bebé vivo. Criará a éste con el nombre de Perseo, como si fuera su propio hijo. Pero en realidad se trata de un semidiós, vástago de Zeus. Cuando Perseo ya es adulto, los hombres de Argos osan desafiar a los dioses olímpicos, ocasión que aprovecha la divinidad del inframundo Hades para pedir el sacrificio de Andrómeda; en caso de negativa, la ciudad sea destruida por el Craken, una terrible bestia. Perseo encabezará una expedición para evitar ese sacrificio y poder desafiar con éxito al Cracken, lo que le obliga a enfrentarse con increíbles criaturas. El cine en 3D se ha convertido en una gran atracción de feria, el relieve concede al cine de aventuras una nueva dimensión, nunca mejor dicho. Lo confirma Furia de titanes, grandioso espectáculo visual, reconvertido al formato de moda en la última fase de su producción, taquilla obliga. Tal decisión de última hora se nota, el uso del 3D no es tan perfecto como el de Avatar y Alicia en el País de las Maravillas, el juego plano-contraplano no parece hecho para la tridimensionalidad, y algunas escenas, como las del Olimpo, tienen un acabado extraño, un algo que chirría. No obstante, es previsible que el público general no se ande con demasiadas sutilezas técnicas, y acepte “subirse a la atracción”, sin más. Y es que, en muchas escenas, la cosa funciona perfectamente, a Louis Leterrier le va este tipo de cine, como ya probó en otra mitología, moderna, la de El increíble Hulk. Dentro del esquema de aventuras mitológicas al que da pie el viaje del héroe y sus compañeros, los guionistas – Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi– han dado primacía al conflicto interno de Perseo, que no quiere asumir su parte divina –cree que Zeus no le atendió y que su auténtico padre fue su padrastro–, lo que sirve para acentuar su condición humana, sobre todo el ejercicio de la libertad. Lo demás son fuegos de artificio más o menos vistosos, con guiños a sagas épicas como El Señor de los Anillos –esas expediciones por parajes increíbles– y La guerra de las galaxias –hay unas criaturas que se parecen mucho a los moradores de las arenas, y el gruñido de uno de ellos bien podría haberlo proferido Chewbacca–. Ha habido una apuesta por actores más bien desconocidos, a excepción de los “divinos” Ralph Fiennes y Liam Neeson, y el héroe de acción de moda –es su segunda película en 3D– Sam Worthington. Y a diferencia de títulos como 300, se evita la violencia desagradable, en busca del gran público.

6/10
El increíble Hulk

2008 | The Incredible Hulk

Los responsables de Marvel, editorial que publica las aventuras de Hulk, no quedaron satisfechos con la adaptación al cine que hizo Ang Lee en 2003, porque recaudó menos que las películas sobre otros personajes de la casa, como Spider-man o X-Men. De ahí que hayan lavado completamente la cara a la franquicia, al colocar a otro director al frente del proyecto, y a un nuevo reparto encabezado por Edward Norton, que también figura acreditado como guionista. Norton retoma el personaje de Eric Bana, Bruce Banner, un científico que tras verse expuesto a una radiación de rayos gamma, cada vez que se enfurece se convierte en el monstruoso Hulk. Banner huye de los militares que le buscan, dirigidos por el general Thaddeus Ross, padre de su amada, Betty, de la que ha tenido que apartarse porque teme hacerla daño. En su periplo, ha llegado a Brasil, donde consigue un trabajo en una fábrica envasadora de bebidas, investiga en busca de una cura y recibe clases de autocontrol y relajación a través de ejercicios respiratorios. Por desgracia, Banner sufre un pinchazo en el dedo, y una gota de su sangre cae sobre una botella, causando estragos al tipo que lo consume. Esta pista llevará a Brasil al general Ross, que cuenta con la ayuda de Emil Blonsky, un despiadado soldado. Al contrario que a Ang Lee, al cineasta Louis Leterrier (Transporter, Danny the Dog) le tira más la acción que los conflictos dramáticos, y compone eficaces secuencias de enfrentamientos entre Hulk y sus perseguidores. Todo desemboca en el clímax final, en Nueva York, que no decepciona, con el protagonista enfrentándose a otra gigantesca criatura que causa todavía más destrucción que él. Parte además de un guión muy bien desarrollado, en el que se nota el toque de Edward Norton, una estrella con muy buen criterio, a juzgar por los filmes en los que se involucra, y que descontento con el montaje final, se ha negado a participar en la promoción. Muy posiblemente, Norton es el responsable de que se enfaticen las críticas a la falta de ética en las investigaciones científicas, de que la tragedia de su personaje esté muy bien desarrollada, y de que se le saque bastante jugo al trasfondo romántico. La historia de amor entre el monstruo y su prometida sigue las líneas del mito de 'La bella y la bestia' y de King Kong y da lugar a los momentos más emotivos. A los aficionados al cine les costará ver a Liv Tyler sin recordar a Arwen, su personaje en El Señor de los Anillos. Pero es una actriz competente que no desmerece frente al todoterreno Edward Norton. La pareja está rodeada de secundarios tan competentes como el veterano William Hurt (general Ross), Tim Roth (el soldado Blonsky) y Tim Blake Nelson (un científico que ayuda a Banner).

6/10
Shooter: el tirador

2007 | Shooter

Adaptación de la novela “Point of Impact”, best-seller con el que ganó el Pulitzer el escritor Stephen Hunter, también crítico de cine del diario Washington Post. Desde que empezó a escribir el libro, Hunter ya pensaba en su posible versión fílmica, que sin embargo ha tardado en llegar, pues no acababan de convencerle las diversas ofertas que le iban llegando. El film está concebido como vehículo para el lucimiento de Mark Wahlberg, más o menos creíble en el papel de Bob Lee Swager, antiguo francotirador de élite de los marines, que dejó el cuerpo tras perder a su habitual compañero y amigo en una misión. Unos agentes del gobierno apelan a su patriotismo para convencerle de que acepte un nuevo encargo: estudiar los lugares desde los que podrían disparar contra el presidente de los Estados Unidos, durante una visita oficial. En realidad, es una trampa para que parezca que es el propio Swager el que intenta atentar contra el máximo mandatario. Perseguido por las fuerzas de la ley, Swager debe demostrar su inocencia, con la única ayuda de ayuda de Sarah, la viuda de su amigo. En Training Day (Día de entrenamiento), Antoine Fuqua convertía en un thriller interesante un material que en manos de otro director habría dado lugar a una película muy convencional. Su nueva película recupera el tema central, la corrupción de servidores públicos, que en teoría deberían velar por los intereses de los ciudadanos. Sin embargo, Fuqua apenas indaga en este asunto, y se centra en la acción, como ocurría en El rey Arturo, una de sus películas más ligeras y decepcionantes. Desde luego, el punto de partida no es muy original, pero al menos Fuqua se muestra como un realizador solvente en el terreno de los tiroteos, logrando las deseadas dosis de espectacularidad. El tono violento recuerda a las películas de Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger de los 80.

5/10
Cuando llama un extraño

2006 | When A Stranger Calls

Remake de una película de terror de 1979 titulada Llama un extraño. Una jovencita que ejerce de canguro en un aislado chalet es acosada a llamadas telefónicas por un desconocido. Al principio piensa que es un bromista, pero la insistencia empieza a preocuparla. Y su inquietud será aún mayor cuando un amable policía que se ha preocupado de localizar la llamada, le informa de que están llamando… ¡desde dentro de la casa! Film para incondicionales del género. La trama no es especialmente novedosa, pero abundan los sustos, y Camilla Belle, además de hacer honor a su apellido, grita hasta desgañitarse.

2/10
El hombre de la casa

2005 | Man Of The House

Simpático trabajo de Stephen Herek (Profesor Holland), que aúna algo de acción policiaca con mucha dosis de comedia juvenil. Todo comienza cuando cinco animadoras presencian el asesinato de un informador de la policía, y son sometidas entonces a vigilancia durante las veinticuatro horas para garantizar su seguridad. El encargado de cuidar de ellas será el teniente Roland Sharp, un duro y experimentado “madero” dispuesto a cumplir su misión pase lo que pase. Lo malo es que las cinco jovencitas no están por la labor: sólo quieren pasarlo bien. Tommy Lee Jones es el gran gancho de esta comedia al uso, que cuenta también con la presencia destacada de la cantante y actriz Christina Milian (Be Cool).

4/10
Cuatro hermanos

2005 | Four Brothers

Los Mercer son cuatro hermanos adoptivos, cuyas vidas transcurren por separado desde hace tiempo, cada uno sigue su camino. Jeremiah es un hombre de negocios, Bobby, un joven impulsivo, Angel se ha convertido en padre de familia y Jack es músico y trata de triunfar en el mundo del rock. Son tipos duros, criados en la calle, que habrían acabado convertidos en delincuentes, de no ser por Evelyn Mercer, una carismática mujer que se hacía cargo de pequeños huérfanos de Detroit, y que formó con ellos una auténtica familia. Durante un atraco en una tienda, la señora Mercer es tiroteada y muere. Tras el funeral, Bobby propone a sus hermanos buscar a los culpables y tomarse la justicia por su mano. John Singleton, director afroamericano responsable de Shaft y A todo gas 2, reincide en el género policíaco. Como suele ser habitual en su filmografía, está muy presente el tema racial, pues en esta ocasión los protagonistas son dos blancos y dos negros. Cuenta como protagonista con Mark Wahlberg, con quien le une una relación de amistad, aunque nunca habían trabajado juntos. El guión es ligero y convencional, pues repite el típico esquema de cualquier película de venganzas, aunque añade algún toque de crítica social y pequeñas pero acertadas reflexiones sobre la importancia de la familia. Pero a Singleton le interesa sobre todo componer secuencias de acción, tan curiosas como el tiroteo de la casa, en que las balas destruyen brutalmente las paredes.

5/10
Miss agente especial 2

2005 | Miss Congeniality 2: Armed And Fabulous

Al haber neutralizado una amenaza terrorista en un concurso de belleza, haciéndose pasar por concursante, la agente del FBI Gracie Hart se ha hecho tan popular que ya no puede trabajar en secreto. Sus superiores la convierten en una especie de relaciones públicas del departamento, que acompañada del estilista Joel, se somete a sesiones fotográficas y concede entrevistas en que recrea su hazaña con pelos y señales. Pero deberá volver a la acción cuando se entera de que sus dos mejores amigos, la ganadora del concurso de belleza y el presentador del mismo, han sido secuestrados. Puesto que no anda sobrada de éxitos últimamente, Sandra Bullock aprovecha que Miss agente especial tuvo suerte en la taquilla, y produce y protagoniza la inevitable secuela. Aunque Michael Caine ha salido huyendo del proyecto, repite el veterano William Shatner, mítico protagonista de la serie Star Trek. El film hará las delicias de los espectadores a los que gustó la primera parte, por su tono humorístico y amable.

2/10
El gran rescate

2005 | The Great Raid

Islas Filipinas, 1945. El sexto batallón de los rangers americanos, bajo el mando del teniente coronel Henry Mucci, va a acometer una misión de rescate casi imposible. Se trata de adentrarse treinta millas en territorio enemigo japonés, para liberar a 500 prisioneros de guerra, confinados en el campo Cabanatuan, supervivientes de la trágica marcha de la muerte que siguió a la batalla de Bataan. Film basado en hechos reales acontecidos durante la II Guerra Mundial, se estructura alrededor de tres subtramas que tienen como epicentro los preparativos del rescate, la vida en el campo de prisioneros y el movimiento de resistencia filipino. Se carga la mano en el comportamiento inhumano de los soldados japoneses, y se subraya la colaboración de los filipinos con los aliados. El reparto es notable, pero falta una profundización razonable en los personajes, que ayude a entender su heroísmo. Dirige un inesperado John Dahl, que dio nuevos bríos al cine negro con La última seducción y Red Rock West. Destaca la fotografía de tonos desaturados que la acercan al blanco y negro.

6/10
Canguro Jack

2003 | Kangaroo Jack

Dos amigos de la infancia, jóvenes y algo patanes. Uno es hijastro de un gángster, y está un poco dolido de que ‘papá’ nunca le encarga nada. Tanto insiste el chico, que le dan un trabajillo que parece fácil: entregar un dinero a un tipo nada recomendable en Australia. Por avatares del destino, ese dinero va a parar a una sudadera que se ha puesto un simpático canguro. De modo que deben hacer lo posible para recuperar la pasta con ayuda de una guapa experta en bichos, mientras un matón de su padrastro con malas pulgas viene al ¿rescate? Comedia simpatiquilla, que nos permite ver el desierto australiano y sus simpáticos canguros. Los “protas” no son muy conocidos, pero como secundarios resultan familiares Christopher Walken, como gángster supervillano, y Estella Warren, la caperucita de Chanel 5, que quizá no sea una superactriz, aunque nadie negará que es mona (y no sólo por haber intervenido en El planeta de los simios, versión Tim Burton).

4/10
Tomb Raider

2001 | Lara Croft: Tomb Raider

Lara Croft es una hermosa arqueóloga, amante de la acción y de desentrañar misterios. Una noche descubre entre las pertenencias de su padre un reloj que le pone tras la pista de las dos mitades de un triángulo místico, llave de apertura del espacio y el tiempo cuando se alinean los planetas. Esta alineación ocurre cada 5.000 años y faltan dos días para la repetición del suceso. Mientras las horas se agotan, Lara tendrá que evitar que las dos piezas del triángulo caigan en manos de los Illuminati, una despiadada secta que ve en la posibilidad de detener el tiempo un medio de transformar el destino del mundo. En 1993, la industria del cine, ávida de plasmar las referencias culturales del momento, adaptó a la gran pantalla el universo de pixels y bits de Super Mario Bross. Entonces el mercado del videojuego estaba en pleno boom, circunstancia ideal para convertirse en una lucrativa materia cinematográfica. Descubierto el filón, era lógico que Tomb Raider, el juego interactivo con más seguidores en el mundo –100 millones de jugadores–, corriera la misma suerte. La clave fue dar con la actriz idónea para no defraudar en la piel de Lara Croft, la heroína virtual por excelencia. La elegida, Angelina Jolie, cubrió plenamente las expectativas del director Simon West (La hija del general): “Sólo ella era capaz de dar la talla dramática sin perder el atractivo sexual que demanda el personaje de Lara”. Y es que al verla con ojos felinos, ceñida hasta el aliento y con dos pistolones por banda lista para la aventura, es toda una tentación seguir sus pasos. El resultado es un film repleto de momentos explosivos, con dinámica similar a los patrones del videojuego, pero con el toque intransferible del más sofisticado cine de acción y entretenimiento actuales. La película no es una versión del videojuego ampliada en tres dimensiones sujeto a la tiranía del “game over”, sino que tiene personalidad propia y regala al cine el nuevo personaje de Lara Croft, como un híbrido femenino entre James Bond e Indiana Jones.

4/10
The Kid (El chico)

2000 | The Kid

El éxito de Russ Duritz (Bruce Willis) muchos lo querrían tener. Triunfador en su profesión de asesor de imagen, tiene el crédito de sus clientes y un alto estatus social. Pero todo es simple apariencia. Su vida interior naufraga, aunque no quiera reconocerlo. La “burbuja” donde se recluye lo aísla del contacto amable con los demás. Todo en él es arisco, desagradable e incluso cruel con quienes muestran sus sentimientos. Pero esa “burbuja” estalla cuando un niño irrumpe en su cotidiana y “triste” existencia, para ponérsela patas arriba hasta hacerle cambiar. Lo increíble es que ese chico es él mismo con ocho años. La catarsis del protagonista adulto es construida en clave de comedia, con situaciones de enredo y estupendos diálogos. Y se ilustra con la presencia de un “Pepito Grillo” tan ingenuo como lo puede ser cualquier crío y, al mismo tiempo, tremendamente divertido y sensible. Spencer Breslin es Rusty, el alter ego infantil de Bruce Willis, el espejo limpio donde mirarse para deshacer su condición de “pringado” y recuperar la ilusión de lo que siempre quiso ser: piloto. Tras la cámara, Jon Turteltaub esboza adecuadamente la sonrisa dulce (que no dulzona) y amable en los espectadores, igual que hizo en Mientras dormías. También provoca la risa libre de compromisos y auténtica. Con sentido de la oportunidad introduce los puntos de inflexión románticos e interpela al corazón al más puro estilo Frank Capra. “Como cineasta tenía la necesidad de trabajar en una pelÌcula que fuera de lo más honesta y revelara mejor lo que yo soy “, dice Turteltaub. A la pregunta de qué pasaría si un adulto se encontrase consigo mismo de niño, da respuesta e imaginación la guionista Audrey Wells. Bruce Willis lo traduce en pantalla con una interpretación ajustada, gracias a una vis cómica de la mejor escuela y sin aspavientos. Hace creíble cómo el niño que lleva dentro sale a flote (“fue un incentivo para mí”), y también el amor, al cual había dado cerrojo y que Amy (Emily Mortimer) consigue finalmente abrir. Mención aparte es el talento del gordito protagonista de medio metro, Spencer Breslin: el niño perfecto para dar réplica al cínico cascarrabias de Willis.

6/10
La bendición

2000 | Bless the Child

Maggie es enfermera en un hospital de vida algo insatisfactoria. Una lluviosa Nochebuena se presenta su hermana Jenna, oveja negra de la familia, con su hija, una recién nacida. Jenna desaparece sin dejar rastro, y Maggie ve que la niña puede ser la luz que ilumine su vida. Seis años después, Maggie es la madre de Cody a todos los efectos. Pera Jenna reaparece junto a su recién estrenado marido, siniestro líder de una secta, que pretende llevarse a la niña por alguna misteriosa razón. Inquietante thriller de tintes sobrenaturales, que sigue la estela de títulos como La profecía y El exorcista. En esta ocasión la diferencia radica en que Cody es un instrumento divino, con un don especial, mientras que los que la combaten son servidores del diablo. Kim Basinger da bien el tipo de mujer inquieta que es feliz satisfaciendo sus instintos maternales. Chuck Russell, firmante de títulos de acción como La máscara, se encuentra a gusto con una historia que define como “una lucha muy real entre el bien y el mal que, en alguna medida, todos debemos afrontar cada día de nuestra vida”.

4/10
El guerrero nº 13

1999 | The 13th Warrior

Ahmed Ibn Fahdlan es un joven y sensible árabe del siglo X, que es expulsado de su tierra natal. Condenado a vagar como un nómada, por enamorarse en su país de la mujer equivocada, se topa con unos guerreros vikingos que le fuerzan a que se una a ellos, en su lucha con unas sanguinarias y misteriosas criaturas devoradoras de hombres. Él es el décimotercer guerrero, que debe ser decisivo en el combate, según la profecía de un viejo adivino. Antonio Banderas afianzó su posición en Hollywood, con un título trepidante, repleto de acción y aventuras, que se inspira en una novela del autor de best-sellers Michael Crichton: "Devoradores de cadáveres". Tan encima de la filmación estuvo Crichton que parece que tuvo alguna trifulca con el director, John McTiernan, autor de clásicos del cine de acción como Depredador, Jungla de cristal o El último gran héroe. El novelista asegura haberse inspirado en una crónica histórica real: “Fahdlan es uno de los pocos historiadores de la época que escribió relatos detallados sobre los guerreros noruegos.” Uno de los aspectos que destacan en el film es el contraste entre el sofisticado Ahmed, que pertenece a una cultura refinada, y los embrutecidos vikingos; sin embargo, ambas partes llegan a intercambiar su sabiduría. Banderas se revela una elección perfecta para el papel protagonista, pues externamente da el tipo perfecto del árabe culto, con dotes para el combate. El esfuerzo de ambientación para las escenas de acción ha sido impresionante: espadas, martillos, mazas, tótems, vestuario, viviendas y embarcaciones, muchas veces iluminados con simples antorchas, dan una sensación de increíble realismo. A destacar, la secuencia de la batalla final.

5/10
La hija del general

1999 | The General's Daughter

Una mujer militar, hija de un célebre general con aspiraciones a la vicepresidencia de los Estados Unidos, aparece brutalmente violada y asesinada. La cuestión es delicada, y si se filtrara a la prensa el escándalo podría ser mayúsculo. Paul Brenner, oficial de la División de Investigación Criminal del Ejército, es el encargado de llevar la investigación con eficacia y discreción. Pero cuanto más ahonda en el caso, más obstáculos encuentra para descubrir la verdad pura y dura. El director, Simon West, abandona la acción de Con Air para adentrarse por la senda del thriller. La adaptación de una novela de Nelson DeMille, un autor de best-sellers, ha corrido a cargo del prestigioso guionista William Goldman (Marathon Man, Dos hombres y un destino, Todos los hombres del presidente, La princesa prometida), lo que es garantía de solidez. John Travolta dice de su personaje, el militar investigador, que “es un hombre que ha visto mundo, ha estado en la guerra, ha ganado medallas. Ha visto la muerte cara a cara, pero sabe afrontar los horrores que le toca presenciar con algo de ligereza. (...) Su dilema es hasta dónde debe llegar para proteger a los peces gordos.”

5/10
Hard Rain

1998 | Hard Rain

Una banda de ladrones intenta aprovechar el caos de unas inundaciones para robar un furgón blindado que transporta el dinero de varios bancos. Tom y su tío Charlie se disponen a salir de la ciudad, cuando se ven atrapados por la banda de atracadores. Divertida mezcla de thriller y el género de catástrofes, cuyos personajes pretenden ser muy realistas. Se trata de un producto repleto de acción al uso de Hollywood, ideal para pasar un rato muy ameno. Del reparto destaca el siempre excelente Morgan Freeman (Sin perdón).

4/10
Tiempo de matar

1996 | A Time To Kill

El escritor John Grisham es un filón. Sus novelas de ambiente judicial han encandilado a tantos lectores que su paso al cine, asegurado un mínimo de calidad, tiene asegurada la rentabilidad. En Hollywood, lo saben; véanse, si no, El informe Pelícano, La tapadera, El cliente, etc. Grisham, consciente de su creciente poder en la industria fílmica, se reservó el visto bueno a director, guionista y reparto de Tiempo de matar, adaptación de su primera novela, muy querida por él, con recuerdos del Sur donde se crió y de los años en que ejerció la abogacía. Una niña negra es brutalmente violada y maltratada por dos blancos cargados de alcohol. Cuando van a juicio, Carl Lee, el padre de la pequeña, dispara a bocajarro sobre ellos ante numerosos testigos. Aunque todo apunta a que le ha movido la venganza –la hija ha quedado estéril, los culpables podrían recibir un castigo benigno–, Jake Brigance, un joven abogado blanco, tratará de probar enajenación mental. El caso despierta enseguida los conflictos raciales: organización de un grupo del Ku Kux Klan, entrada en liza de la NAACP –asociación pro derechos de los afroamericanos–, selección de un jurado integrado sólo por blancos. Joel Schumacher y Akiva Goldsman adaptan de nuevo novela de Grisham tras El cliente. Ambos presentan un caso donde sitúan, frente a frente, las fallas de un sistema legal y el deseo de tomarse uno la justicia por su mano; y se coloca al espectador en situación de juzgarlo, haciendo notar el posible peso del color de la piel del acusado, a la hora de tomar postura. Aunque no se justifica la venganza, sí que se disculpa; y se obvia la posibilidad de perdonar. Una visión que se puede tachar de simplista –la vida es más compleja de lo que allí aparece–, pero que produce resultados vistosos, en la mejor tradición del thriller de letrados. Hay momentos vibrantes y el interés por la narración se mantiene siempre. El reparto es envidiable, de esos que ponen los dientes largos: Sandra Bullock, Donald y Kiefer Sutherland, Samuel L. Jackson, Kevin Spacey, Brenda Fricker, Oliver Platt, Patrick McGoohan... Muchos son pequeños papeles, pero de fuerte presencia. Destaca sin duda el entonces desconocido Matthew McConaughey, que logra una magnífica composición en su primer papel principal para el cine. La fotografía de Peter Menzies está muy cuidada. Los tonos dorados, con imágenes casi quemadas, ayudan a recrear el calor asfixiante del verano sureño en que transcurre la acción. La opción de rodar gran parte del film con steadycam, arriesgada, ayuda a hacer presente aún más el ambiente tenso y crispado que rodea al juicio. Bien resuelta está la secuencia inicial de la violación de la niña. Sin caer en el morbo de mostrarla, se sugiere de modo impactante con planos de las cuerdas que atan a la chiquilla y una cámara subjetiva, a ras de suelo, que “ve” a los dos hombres, bestias salvajes, que la atacan.

6/10
Jungla de cristal 3. La venganza

1995 | Die Hard: With A Vengeance

Para muchos el bueno de Willis siempre será el detective John McClaine de la primera entre de la Jungla de cristal, el personaje que le hizo famoso, después de pasar por la televisión en la divertida serie "Luz de luna". En esta película un sanguinario terrorista (Jeremy Irons) hace explotar una bomba en un concurrido centro comercial de Nueva York. Tras el estallido, el terrorista anuncia la existencia de varias bombas más que amenazan con destruir la ciudad. Con la ayuda de un simpático y singular héroe (Samuel L. Jackson), McClaine comenzará una carrera frenética para descubrir los artefactos antes de que explosionen. Se trata de una película de acción como pocas se han realizado, toda una verdadera demostración de hasta dónde se puede llegar en efectos especiales. El especialista John McTiernan ha contado además con la colaboración de uno de los actores más oscuros e inquietantes del panorama actual, como es Jeremy Irons (La misión, El misterio de Von Bullow) y la colaboración de un magnífico actor en alza, Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, Negociador). Para amantes de la acción sin límites.

5/10
La huida (1994)

1994 | The Getaway

Carter y Carol son dos ladrones que tras estafar a un mafioso, emprenden una huida deseperada mientras los matones de la mafia y la policía les pisa los talones. La película es un remake de La huida que dirigió Sam Peckinpah en 1972, y que cuenta con el mismo guionista. El film no tiene nada nuevo y el ritmo narrativo cojea bastante. A parte de alguna lograda secuencia de acción, la historia no es más que un conjunto de tomas violentas e inoportunas escenas sexuales. Los protagonistas, Alec Baldwin y Kim Basinger, por entonces marido y mujer, no dan mucho más de sí para levantar cabeza a la historia.

2/10
Renegados

1993 | Posse

Unos cuantos hombres que se conocieron en la Guerra de Cuba entre Estados Unidos y España, huyen de América después de apropiarse del oro de un cargamento que estaban encargados custodiar bajo las órdenes de un corrpto coronel. Cuando al cabo del tiempo regresan a su tierra, la ira del coronel aún no se ha disipado. Violento producto dirigido y protagonizado por Mario Van Peebles, que entrega un western discreto aunque rodado con ritmo e intensidad. Cuenta además con una platea de actores con suficiente atractivo.

4/10
Arenas blancas

1992 | White Sands

Una película que engancha, donde el sheriff de un pueblecillo encuentra un maletín que contiene una gran cantidad de dinero, junto al cadáver de un hombre. Para destapar el caso de corrupción que oculta, adopta la identidad del difunto. Dirige el australiano Roger Donaldson a actores de perfil duro, Willem Dafoe, Samuel L. Jackson y Mickey Rourke, que hacen buenos trabajos.

Últimos tráilers y vídeos