saltar al contenido principal

Como le ocurre a cualquiera, nunca he soportado a esos relatadores de películas que te cuentan el final, chafándote la posible sorpresa. O ese compañero espectador que te dice lo que va a ocurrir un minuto antes de que lo veas en la pantalla.

Pero he de decir que ya comienzo a hartarme de las peticiones de las distribuidoras de películas reclamando al crítico o cronista “no hagáis spoilers, por favor”. Hace unos días, cuando fui al pase de prensa de Blade Runner 2049, mis colegas y yo nos encontramos con un mensaje proyectado en la pantalla, firmado por “Denis” –es de suponer que este otro “colega” que se dirigía a nosotros con tanta confianza era el director Denis Villeneuve–, pidiendo que no contáramos nada, para que futuros espectadores pudieran disfrutar del film en el mismo estado virginal de ignorancia que nosotros.

A mí este tipo de peticiones me parecen una muestra de infantilismo, que quizá refleja también la inmadurez de nuestra sociedad y el descrédito y maltrato alcanzados por los profesionales de los medios de comunicación en general. alguno dirá que a pulso, aunque no entraré en la cuestión. En mi caso, me considero lo suficientemente mayorcito para incluir en mis comentarios o crónicas sobre esta u otra película, la información que considero relevante para que el lector se haga su composición de lugar, y decida o no ver la peli en cuestión, o la disfrute con mayor conocimiento de causa. Y también por supuesto para omitir o no avanzar demasiado una trama, no es ése el objetivo de una crítica. Pero esto lo sé yo y lo saben la mayor parte de mis colegas, se llama profesionalidad y sentido común. Otra cosa es que ahora, con tanto bloguero por ahí suelto, la democratización de la información dicen, haya quien ignore reglas básicas de lo que no conviene decir, pero a ése, pienso que por mucho que se le pida algo, nada se va a conseguir, le faltan los fundamentos, vaya.

De igual modo, mi respeto y aprecio al cinéfilo que tiene en cuenta lo que tengo que decir, me lleva a considerar que tendrá la suficiente madurez y fuerza de voluntad para detener la lectura del comentario, si piensa que se está revelando demasiada información, o si prefiere estar en la inopia bastándole saber que es “la secuela de Blade Runner” y que resulta digna. Todos hemos leído textos en diagonal, omitiendo algo que nos parecía frívolo o irrelevante, buscando el meollo de lo que queremos saber. Lo que no me cabe en la cabeza es que al profesional alguien deba pedirnos, aunque sea “por favor”, que no contemos tal o cual cosa. Que cada uno actúe con libertad, y lo mismo hará el lector con lo que le dan.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto