saltar al contenido principal

La nueva entrega de las andanzas de Mary Poppins, es, como la propia niñera, prácticamente perfecta. Funciona a la perfección en todos sus apartados. Lo sorprendente es que, siendo una secuela, sigue un esquema prácticamente idéntico a la película original. Y a pesar de todo, oh, paradoja, continúa siendo... tremendamente original.

En lo que sigue, amigo lector, toca advertir que hay “spoilers”, sí, esa horrible palabra que se usa para decir que voy a destripar o a comentar aspectos de El regreso de Mary Poppins que tal vez no quieras saber, si aún no has visto la película (lo que es imperdonable, porque estamos sin discusión ante “la película” de estas navidades. Porque el nuevo film está recorrido de cabo a rabo de guiños, elementos y planteamientos que remiten a la película de 1964.

-Vuelve a soplar viento del Este y volvemos a la casa de la familia Banks, en el número 17 de la Calle de los Cerezos

-Aunque los hermanos Michael y Jane Banks son adultos, juegan un papel similar al de los padres de la primera película. Michael es viudo y tiene tres niños, Anabel, John y Georgie, trabaja en el mismo banco que su padre, y su hermana Jane mantiene lazos estrechos y, en los años de la Depresión, es activista a la hora de ayudar a los más necesitados.

-El farolero Jack toma el relevo del deshollinador Bert, y por supuesto protagoniza varios números como cómplice amigo de Mary Poppins, incluido uno de sus amigos faroleros que es paralelo al correspondiente en el film original de los deshollinadores.

-Mary Poppins se mete con los niños y Jack dentro del dibujo de una porcelana china, en la cual viven una maravillosa aventura junto a personajes animados, acudiendo al circo; en el film original, se metían dentro de un dibujo callejero de Bert y de ahí pasaban a montar en un tiovivo e incluso a correr una carrera del gran derby.

-Mary Poppins acude a ver a su prima Topsy con los niños y Jack para que arregle la porcelana, y se encuentran la casa patas arriba porque es un día especial en que se ve obligada a ver todo al revés; en la original iban a ver al tío Jack, y las risas hacían que todos elevaran el vuelo. En el nuevo film, unos globos muy especiales también harán que todos los personajes vuelen (bueno, hay una excepción). Por supuesto, Mary Poppins vuela, como es habitual, con su paraguas. Y recuperamos la cometa del primer film, uno de cuyos remiendos va a jugar un papel muy importante en el desenlace.

-Los niños acuden con Mary Poppins al banco, donde montarán un revuelo que pondrá en apuros a su agobiado padre. Uno de los gestores del banco, Wilkins, le aprieta las tuercas, poniéndole en una situación insostenible.

-La escritura que demuestra que los hermanos Banks tienen acciones del banco acaba apareciendo fragmentada en la cometa. En la película original el señor Banks rompía en pedazos el anuncio que habían escrito para buscar niñera, pero se recomponía mágicamente y lo traía la propia Mary Poppins para ocupar el puesto.

-El almirante Boom sigue disparando cañonazos desde su original casa para marcar las horas, agitando a todo el vecindario.

-El bolso de Mary Poppins sigue conteniendo todo tipo de objetos imposibles. Su paraguas se anima. Es capaz de subir por la varandilla de la escalera al revés, Y nuestra niñera sigue mirándose al espejo, toda coqueta, con un reflejo que le responde.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE