IMG-LOGO
Blog de Hildy

Y el Goya al personaje histórico del año es para... ¡Francisco Franco!

Si hubiera que dar un Goya al personaje histórico con más presencia en el cine español de 2019, el ganador sería sin duda Francisco Franco.

Es más, si hubiera que dar el Goya de Honor al personaje histórico con más presencia en el cine español, a lo largo de todos los tiempos, es muy posible que el Generalísimo también se hiciera acreedor del premio. Desde luego, si el NODO cuenta, no habría mucho más que hablar. Y es que a punto de ser removido de su tumba en el Valle de los Caídos por tozudo empeño del gobierno que preside Pedro Sánchez, nada menos que en helicóptero, el muerto Francisco Franco goza de excelente salud. Desde luego en las películas españolas de 2019 el Caudillo ha tenido una importante presencia.

Un actor, Santi Prego, le ha dado vida en Mientras dure la guerra, la celebrada película de Alejandro Amenábar, que describe la posición de un intelectual como Miguel de Unamuno durante la guerra fraticida, pero también el modo en que Franco maniobra con habilidad en la junta militar de los sublevados, hasta hacerse con el mando que le convertiría en líder supremo y dictador hasta su muerte en 1975.

En otras propuestas fílmicas, no tenemos actor que encarne a Franco, pero su sombra es definitivamente alargada. Es el caso de La trinchera infinita, premiada en San Sebastián y firmada por el trío Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, sobre un caso de los llamados “topos”, personas que para evitar represalias del bando nacional permanecieron escondidas en los rincones más insólitos de su vivienda, a veces en algo que era poco más que un agujero. En un momento dado de la película, Belén Cuesta cuenta que ha visto a Franco precisamente en el cine, en el NODO, y que le ha dado la risa por su voz aflautada, tan monstruosa era la visión que tenía del personaje que había olvidado algo muy sencillo, que era un ser humano.

Por su parte, El crack cero de José Luis Garci, rodada en glorioso blanco y negro, transcurre durante el último mes de vida de Franco, y nos ofrece una portada del diario “Abc” dando cuenta de su estado de salud, más el parte informativo de Radio Nacional de España que informa de su muerte, de la que Germán Areta se entera un pelín antes, contactos que tiene uno.

En estos tres títulos la importancia de Franco es incuestionable, pero aún podríamos forzar un poco más la máquina y recordar que en Sordo de Alfonso Cortés-Cavanillas, se describe la acción del maquis y la Operación Resistencia, y se cita a Franco de pasada, mientras que Intemperie de Benito Zambrano, se sitúa al final de la guerra civil ganada por el Generalísimo, sugiriéndose que se van a perpetuar con él injusticias como las que se describen en la película.

Lo último del mundo del cine