saltar al contenido principal

 


 

 

Comentábamos ayer Dhogs, de Andrés Goteira, que finalmente se ha alzado con el Premio del Festival Nocturna de Madrid. Pienso que será una decisión discutida, pues a pesar del talento del realizador gallego, que tiene ante sí un brillante futuro, y de su precisa dirección de actores (aceptable el galardón al mejor actor para Carlos Blanco), aún no ha pillado ese guión con el que lo petará, esperemos que pronto.  

Cuando Mike Hostench, subdirector de Sitges, recogió el premio otorgado por Nocturna a su festival, de manos de Sergio Molina, acertó al recordar la figura del padre de éste, el icónico Paul Naschy. “Me habló de proyectos sin realizar, le comenté lo difícil que está todo y me respondió ‘es que yo he venido a este mundo a hacer películas’. Tú, Sergio has venido a este mundo para programarlas”. Lo cierto es que tiene razón, no se le ha dado mal a él y al resto de la organización, sobre todo en cuanto a los cortos de este año. Se pudo ver ayer Caronte, de Luis Tinoco, que ha trabajado como técnico de efectos visuales en films como Interstellar; tal vez sea lo mejor que un realizador español haya rodado en esa área, por sus impresionantes batallas de astronaves. Además, la historia no está nada mal, muy emotiva. Ya, recomendaros un corto es una faena, porque a ver dónde se puede visionar, pero tenía que hacerlo.

Les affamesEl viernes, tercer día del certamen, también tuvimos muertos vivientes y venganzas. La gran aportación de Les Affamés, del canadiense Robin Aubert, al sobreexplotado género de zombies, consiste en que los que aparecen en esta cinta padecen síndrome de Diógenes, por lo que cuando se aburren porque no tienen cerebros humanos que comerse acumulan sillas y otros objetos, con resultados por cierto que se parecen a determinadas obras que hoy en día se exhiben en el Moma. Por lo demás, al film le sobran tópicos y metraje. Premio a los efectos especiales.

REVENGEAunque el jurado no haya opinado así, Revenge supera con creces el nivel del resto de films a competición. La ópera prima como guionista y realizadora de la francesa Coralie Fargeat rebosa talento y potencia visual. Consigue además que el espectador esté del lado de la protagonista, una mujer que sufre una violación (Matilda Lutz, distinguida como mejor actriz), después dada por muerta por sus asaltantes, tres ejecutivos asquerosos que debieron ir a la escuela con Harvey Weinstein. Pienso que no se puede presentar al personaje central como una pardilla que provoca con un sensual baile a los psicópatas, pero que después resulte ser Rambo, capaz de cauterizarse las heridas con una lata de cerveza al rojo vivo, y también que a partir de un momento dado sus excesos hemoglobínicos son tan exagerados (atención a la escena del cristal en el pie), que se pasa de la tensión al humor negro, uno cree estar viendo Mal Gusto, de Peter Jackson. Sus personajes se distinguen por albergar en sus cuerpos más sangre que el resto de los mortales, de hecho dejan un extenso chalet inundadísimo, casi parece una piscina roja.

 

 

Anteriores entradas

Festival Nocturna 2017 (previa)

Festival Nocturna 2017 (día 1)

Festival Nocturna 2017 (día 2)

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto