saltar al contenido principal

 

Cada vez que escribe la crítica de una nueva entrega de Star Wars, desata el furor de hordas de fans, para quienes sus comentarios llevan a la ira, la ira lleva al odio, y el odio al sufrimiento. Como cabía esperar, ha vuelto a ocurrir con Los últimos jedi, a la que dedica numerosos piropos: "Más de lo mismo, qué matraca", "En medio de esa apoteosis de batallas, duelos, ruidos y efectos especiales consigue la paradoja de que a ratos me quede frito", o "tiemblo cada vez que tengo que padecer la nueva entrega de una saga que me resulta insoportable. Y durará hasta el infinito y más allá".

Carlos BoyeroAlgún incondicional se desesperaba. “Mi peor pesadilla es que muero, veo pasar la película de mi vida y al final del túnel está él diciendo: “Me ha parecido una puñetera mierda”, comentó en una red social Pilar de Francisco, apasionada de la saga galáctica.

Dudaba entre escribir su nombre, Carlos Boyero, o decantarme por expresiones como “aquel cuyo nombre no debe ser pronunciado”, al más puro estilo lovecraftiano, o “Aquél al que no nombramos”, ya que estamos ante el Lord Voldemort de la crítica de cine. Como el recontravillano creado por J.K. Rowling adora molestar y provocar, se enoja con facilidad, no mide sus palabras, y se habla de él más veces por apodos (no siempre biensonantes) que por su propio nombre.

Este Lord Sith de la cinefilia se asemeja también a Darth Vader pues arremete contra sus propios seguidores. Y aunque no les estrangula utilizando el poder del Lado Oscuro de la Fuerza, sí que les desprecia, como cuando en los encuentros digitales con sus lectores barrunta “O me preguntan cosas más inteligentes y divertidas o me abro”, o se despide en plan Groucho Marx. "En alguna ocasión ha sido un placer hablar con ustedes, pero no ha sido ésta". Allá ellos si continúan leyéndole.

Daisy Ridley

Pues bien, confieso que aunque este Rey Tenebroso se distinga por no saludar a sus compis en los pases de prensa aunque nos vea todas las semanas un par de veces confieso que al principio me producía ‘fascinación’, un tanto malsana. Enseguida comprendí que sólo despotricaba, limitándose a los improperios desenfrenados. Me haría millonario si me regalaran un euro por cada vez que ha utilizado la palabra ‘pretencioso’. O por las que ha escrito “la diarrea mental más notable que he visto en los últimos años”. O sea mucho "qué estafa La gran estafa americana", pero pocas veces me queda claro por qué el film no ha sido de su agrado. Aclárese un poco, por favor, no dé pie a que le achaquen que está resentido con el cine porque tiene celos de su compañero de facultad Fernando Trueba por triunfar en el cine (si envidiara yo de esa manera a la que se sentaba junto a mí en las aulas del mismo edificio, sería el azote de la monarquía).

Las 10 críticas más maléficas de Carlos Boyero

1. Star Wars: Los últimos jedi

“Esto ha degenerado en un serial tan calculado y fofo que me aburre a morir, sin inspiración ni alma, servil con una fórmula que resulta infalible en el mercado”.

2. Star Wars: El despertar de la Fuerza

“Finn, un personaje sin el menor interés al que interpreta horrorosamente un actor negro”.

3. Mi gran noche

“Es una de las sensaciones más ingratas que puedes sufrir como espectador: que intenten todo el rato hacerte reír y que tu rostro no se altere, que sea de palo, en plan esfinge”.

4. Origen

“Para mí, Christopher Nolan ha abusado de alguna droga muy rara que le ha dañado seriamente el cerebro. Sólo así puede explicar el cúmulo de estupideces pretenciosas que representa Origen”.

5. La fuente de la vida

"Un engendro. Consigue que me desenamore de Rachel Weisz".

6. Blue Jasmine

"Estupor y decepción. Me resulta espeso y forzado todo lo que veo y escucho. Ésta es la película que menos me gusta (o sea, nada) de un artista excepcional".

7. Anticristo

"Imbecilidad con ínfulas de transgresión".

8. Aguirre, la cólera de Dios

"Me parece un coñazo. Y ya sé que suena a blasfemia, pero Klaus Kinski siempre me ha puesto de los nervios. Ese ganador frecuentemente patético que escarba en el suelo cuando su lanzamiento de la falta se va al cielo, echa la culpa a sus compañeros, escupe al aire para justificar sus fallos, ese fulano tan desarmantemente estúpido y sincero, convencido de que los que le detestan es debido a la envidia, a que es guapo, rico y jugador extraordinario”.

9. Hable con ella

“Insufrible, cursi y pseudolírica oda al violador enamorado” (de Los abrazos rotos , también de su odiado Pedro Almodóvar escribió “Pero, ¿qué he hecho yo para merecer esto?”.

10. Kill Bill, volumen 1

"Que mis colegas la califiquen de gran cine me parece un disparate. Acabo de katanas y de sangre hasta los huevos".

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto