ZONA FRIKI


Dungeons and dragonsEn la actualidad el gran público sabe qué es un friki gracias sobre todo a la serie The Big Bang Theory, donde los protagonistas han aparecido en numerosos episodios jugando al rol, sin que nadie interprete que sea algo peligroso. Sin embargo, en los 80 y principios de los 90, cuando empezamos a tirar dados de "Dungeons and Dragons" muchos fueron los analistas, psicólogos, expertos y gurús que al tratarse de una novedad proclamaban poco más o menos que aquel pasatiempo suponía la primera señal del Apocalipsis.

Puesto que mis padres ignoraban a ciencia cierta cómo pasaba con mis amigos las tardes de los viernes, decidí alquilar en el videoclub (singulares establecimientos que existían por aquel entonces, mucho antes del advenimiento de Netflix) la anteriormente emitida en Antena 3 El umbral del juego, primera película en la que recuerdo que se trataba este fenómeno (dejando aparte que a Elliot no le dejaban jugar los mayores en una escena de E.T., el extraterrestre, y un capítulo excelente sobre el tema en la tronchante serie El gran héroe americano).

El umbral del juegoCraso error. Para mi consternación, el film no daba una imagen demasiado positiva de nosotros. Tenía como protagonista a un jovencísimo Tom Hanks, con un look típico de la época, que interpretaba a Robbie Wheeling, universitario que acababa jugando a “Mazes and Monsters” (no usaron el nombre “Dungeons and Dragons” por problemas de derechos) con un grupo de perturbados por pura frustración, ya que tiene una madre alcohólica que discute continuamente con el padre. ¡Empezábamos bien! El resto del grupo sufría problemas de desestructuración familiar similares… ¡en caso contrario preferirían ir a la discoteca como los chicos ‘normales’ de su edad!

clerigoTras un tiempo, las partidas le afectan tanto que el tal Wheeling empieza a sufrir alucinaciones en las que ve monstruos del juego que intentan matarle. Así que acaba creyéndose realmente que es su personaje en el juego, el clérigo Pardeux, así que por ejemplo rompe con su novia, Kate, porque debe mantener el celibato. Por si mis padres no estaban lo suficientemente asustados, al tipo se le iba la olla del todo, y tiene sueños que le incitan a dirigirse a las dos torres, por lo que acaba en el World Trade Center, donde está convencido de que debe tirarse de una de las torres gemelas, para lanzar un hechizo que le lleve a otra dimensión.

Cuando la cinta acabó, mientras se rebobinaba (me trae recuerdos recordar que por entonces “rebobinábamos”), las pasé canutas para convencer a mis padres de que no me iba a lanzar desde lo alto de un edificio. Me costó años conseguir que recuperaran la fe en mí, hasta 1994… ¡cuando apareció en los telediarios el asesino del rol! Ya es mala suerte.

En resumen, que si tenéis hijos y no queréis que sean como yo, ¡mantenedles alejados de las tiendas especializadas!

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit