saltar al contenido principal

 

 

Puesto que la tercera temporada de Stranger Things transcurre durante el caluroso verano de 1985, Once, Will, Mike, Dustin y Lucas pasarán mucho tiempo en la piscina, y vivirán en primera persona el acontecimiento más recordado de ese año. ¿La elección de Mijail Gorbachov como presidente de la URSS? ¿El inicio del nuevo mandato de Ronald Reagan? No, nada de eso, quienes lo vivimos no nos podemos quitar de la cabeza sobre todo… ¡la nueva fórmula de Coca Cola! 

coca cola 2Hasta los grandes fiascos se evocan con cariño. Pese a que la maniobra publicitaria se estudia en las escuelas de marketing como uno de los grandes fracasos de todos los tiempos, la compañía aprovechará el tirón de la serie de Netflix… ¡para volver a introducir la New Coke en el mercado! Sí, señor, al más puro estilo “no quieres café, dos tazas”. Al menos por un breve tiempo, pues la empresa sabe que los nostálgicos querrán volver a probar lo que en su momento odiaron. No puedo reprochárselo, ya que por añoranza de aquellos años he vuelto a ver Rambo –que por entonces no soportaba– y hasta he escuchado otra vez a los Hombres G, que odiaba con pasión.

El 23 de abril de ese año, un día para la infamia del marketing, la gigantesca corporación lanzó al mercado la New Coke, en busca de un golpe de efecto para mantener el liderazgo del sector. “Lo mejor sólo puede mejorar”, aseguraban los carteles. Recuerdo que al menos aquí, en España, se disparó la rumorología urbana; sobre todo se hablaba de que la vieja receta –ésa que sólo conocen cinco personas en el mundo– tenía cocaína, así que la CIA les había obligado a cambiarla, pero también escuché que era más dulce para captar a los seguidores de Pepsi, la competencia.

coca cola 4El principal problema fue que los numerosos adictos a la bebida de todo el mundo entraron en pánico, como si fueran a quitarles el aire que respiran. Muchos se gastaron todos sus ahorros en aprovisionarse de todas las latas que encontraron. En concreto, un tipo de San Antonio, en Texas, gastó mil dólares en botellas para guardarlas en su sótano, como si fuera a haber una guerra y hubiera acumulado trigo. Algunos apasionados se asociaron para hacerse más fuertes, por ejemplo se formó la Asociación de Bebedores de la Antigua Coca Cola… ¡que llevó la reformulación a los tribunales!

El caos se apoderó del mundo. Manifestantes furiosos trataron de sabotear las reuniones corporativas de la empresa, portando letreros tronchantes, como “Nuestros niños nunca sabrán lo que es refrescarse”. Roberto Goizueta, jefe de la empresa que había tomado la discutible decisión, recibió una carta en la que le pedían un autógrafo, “porque la firma de uno de los ejecutivos más estúpidos de todos los tiempos valdrá una fortuna dentro de unos años”. Y menos mal que por entonces no existían las redes sociales, porque se habría despotricado más acerca de este tema que sobre el final de Juego de Tronos, que ya es decir. Menos de tres meses después, Coca Cola tuvo que anunciar su rendición incondicional, y que volvería a sacar su sabor de siempre.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE