saltar al contenido principal

 

Trabajaba para pagarme los estudios en la recepción de un hotel. Un día estaba leyendo “El regreso del caballero oscuro”, magistral cómic de Frank Miller entintado por Klaus Janson, que daba una visión muy adulta del personaje, cuando me interrumpió una muchacha rubia, menudita, pero con actitud prepotente.

—¿Tienes un paquete para mí? —me preguntó.

belen esteban—Depende —contesté escueto, lo que provocó que mi interlocutora pusiera una expresión de incredulidad.

—¿Perdooooooona? ¿De qué depende?

—De quien sea usted.

Se quedó aún más perpleja, como si no concebiera que alguien desconociera su identidad. Tras unos interminables segundos digiriendo la idea, volvió a hablar.

—Esteban, soy Belén Esteban –un nombre  que no me sonaba de nada; por unos instantes había temido que me iba a desvelar que era la reina de Inglaterra.

—Encantado, yo soy Juan Sánchez —y le entregué un bulto que guardaba, efectivamente, a su nombre, ése que no me decía gran cosa.

—Hasta luego, Mari Carmen —exclamó al despedirse.

Después se lo conté a la Kelly, la que limpiaba, que no se lo podía creer.

—¿Cómo puede ser que no conozcas a la Esteban —exclamó indignada—. ¡Eres un inculto!

Mi respuesta fue contundente:

—No, señora. La inculta es usted por conocerla.

Me ha venido esta anécdota a la cabeza leyendo en Twitter esta semana a Jorge Bustos, director de opinión de El Mundo, y tertuliano en “El programa de Ana Rosa” y “Al rojo vivo”. El hombre opina sobre Joker con criterio, pues dice “Convierte un cómic de la Marvel en un psicodrama con resonancias sociopolíticas en plan populismo nihilista. De víctima aterrada a verdugo aterrador del sistema. La interpretación es impresionante, claro, pero sospecho que a Joaquin Phoenix no le habrá costado demasiado”.

 

 

Pues bien, como comiquero veterano enseguida detecto que ha cometido uno de los peores pecados de las redes sociales: atribuye a Marvel un personaje de DC. Como no podía ser de otra manera, y puesto que además también se le puede achacar el ‘error’ de tener opiniones de derechas, la turba le lincha como si hubiera blasfemado en arameo. “Así va el tema... Gente sin cultura escribiendo en los periódicos...", comenta un usuario. "Hasta mi hijo con seis años sabe a qué compañía pertenece tanto el Joker como muchos superhéroes”. Paradójicamente, le han tratado como al personaje de Phoenix en la cinta, con grosería y agresividad, antes de que éste se vuelva definitivamente loco y opte por defenderse a tiros. O sea que el film acierta en su retrato de la insolidaridad contemporánea.

JokerEn un primer momento, no resisto la tentación de enfadarme con él, por lo que sopeso unirme a la multitud para apedrearle. Me indigna que desdeñe la cultura popular, que yo adoro. Eso sería lo fácil, pero enseguida me pregunto si realmente el error tiene tanta importancia, o ahora el inculto soy yo.

Antes de acceder a su estatus actual, Jorge Bustos fue becario de estrenos21, la compañía tras decine21.com (como otros jóvenes periodistas que hoy triunfan en ABC, o RNE), y aunque no aprendió de nosotros qué editorial publica a cada personaje de cómic, yo sí saqué en claro algunas cosas de él. No se trata precisamente de un iletrado, es más cuando yo estaba leyendo a Batman, él ya se había acabado la Eneida, y eso que soy una década mayor que él. Pese a su juventud, sabía mucho de Literatura, y domina las palabras, con una habilidad especial para citar mitología clásica a la hora de escribir sobre cualquier tema, incluso de fútbol. Cada vez que me veía con un tomo de Los Vengadores, o una novela de género más bien malucha, de ésas que tan buenos ratos me hacen pasar, siempre me comentaba que un ser humano corriente podía leer como mucho unas 5.000 libros en su vida, a buen ritmo, lo que supone más de ochenta títulos al año.

—Eso significa que por cada best-seller malo que te tragas, o tomito de superhéroes, estás dejando de lado algunas joyas de la Literatura Universal. ¿Por ejemplo, has leído todo lo de Pío Baroja? ¿Y de Miguel de Unamuno?

Y le daba la razón, porque la tenía. Luego seguía leyendo los grandes clásicos dibujados por John Byrne, claro. Pero como un placer culpable, con cierto conocimiento de causa, como cuando entras en un McDonald's a ponerte ciego de grasa, pero luego no defiendes que al establecimiento deban darle cinco estrellas Michelín. También he tenido ratos en que me apetecía más ver una peli de Bud Spencer y Terence Hill que una de Andrei Tarkovsky, sin que por ello tache de analfabeto a quienes ignoren a los italianos que mejor han repartido guantazos en el celuloide. Pienso que estamos perdiendo el norte, con asuntos triviales. Pese a que tras su muerte protagonizó un cómic, “Gabo. Memorias de una vida mágica”, dudo mucho que mi admiradísimo Gabriel García Márquez supiera qué compañía publica a Batman, ni falta que le hacía.

En línea con lo que me vino a la cabeza, el propio Jorge Bustos respondió a sus detractores:

—Impresiona la cantidad de gente dispuesta a darle importancia a la diferencia entre Marvel y cualquier otra cosa que edite tebeos. Tengo que dejar “La montaña mágica” y ponerme a hojear dibujos de esos”.Bustos2

Sí, puede resultar un poco pedante, pero en el fondo sabemos que tiene razón. Además, otros personajes que no son de derechas han cometido errores peores (al menos para mí) y luego han llegado muy alto. Quizás no eran de derechas.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto