Decine21

Cartelera

IMF Finestrat 3D

País Valenciá, 3500 Alicante (Alicante)

Películas en cartel

(2018) | 90 min.
Adaptación de la novela homónima de Henry James, supone el debut en el largometraje de su director, el francés Julien Landais. Ya había sido llevada a la pantalla en España de la mano de Jordi Cadena, una versión en catalán que contaba en el reparto con Silvia Munt. La que nos ocupa incluye en los títulos de crédito como productor ejecutivo a James Ivory, que se aproximó al universo jamesiano en Los europeos y Las bostonianas, aunque intuimos que el nonagenario director se ha limitado a permitir el uso de su nombre en unos créditos que incluyen nada menos que 24 personas en tareas de producción. Morton Vint, editor y crítico literario, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de la obra literaria del poeta Jeffrey Aspern, ya fallecido. Aunque ha tratado de acceder en repetidas ocasiones a la viuda y musa Juliana Bordereau, para que le permita estudiar sus papeles, ella se ha negado. De modo que recurre a una triquiñuela: se presenta bajo identidad supuesta en su "palazzo" en Venecia, dispuesto a alquilar varias habitaciones para disfrutar del magnífico jardín y cultivar flores. En realidad lo que quiere es intimar con ella y con su sobrina, la solterona Tina, para tener acceso a los mencionados papeles, donde habría cartas de amor y quizá poemas inéditos. Y está dispuesto a todo, incluso a seducir a Tina. La trama de James y las interpretaciones de Vanessa Redgrave y Joely Richardson (madre e hija en el mundo real), no tanto la del envarado Jonathan Rhys Meyers, tienen el suficiente interés para atrapar la atención del espectador, e invita a reflexionar acerca de la ambición que se desea satisfacer a cualquier precio, y del peligro de una vida apocada por no atreverse a tomar las riendas de la propia vida o estar sometido a influencias negativas. El triángulo así formado recuerda un tanto al de “Washington Square” y su estupenda versión fílmica La heredera de William Wyler, con el dominio tiránico de la anciana, y el pretendiente de la solterona al que mueven intereses bastardos. En manos de un director mejor, el film funcionaría mejor. Resultan postizos, casi de mal anuncio de perfume de lujo, los flash-backs acerca de la pasión ardiente de Juliana en su juventud, en que duda entre dos hombres. En cambio tienen más encanto los personajes secundarios del presente, las mujeres con las que Morton desahoga su frustración por la cabezonería de la anciana y estar a punto de "perder los papeles" literalmente.
6/10

Hoy Sábado 05

  • 20:30

Mañana Domingo 06

  • 20:30

Lunes 07

  • 20:30
(2020) | 124 min.
Mediados de los 90. A Isabel, estudiante de prácticas en un periódico de Cantabria, le asignan ocuparse de la sección de esquelas. Ahí se publican los misteriosos textos que cada año envía un individuo anónimo, donde manifiesta el intenso amor que sentía hacia su esposa. Al investigar esta historia, la becaria descubre el drama de Gonzalo, joven arquitecto que durante el verano de 1958 viajó a Jerez de la Frontera para construir la nueva bodega de su mejor amigo, Hernán Ibáñez. Una vez allí, éste le indica que está a punto de casarse con la joven Lucía Vega, pero Gonzalo no puede evitar sentirse atraído por ella. Carlos Sedes tiene en su haber numerosísimos episodios de series de Bambú, como Gran Reserva y Gran Hotel. Ahora, la productora le ha puesto al frente de un largometraje con muchos elementos en común con aquéllas, por ejemplo las bodegas de la primera, o que arranca en Cantaloa, el pueblo ficticio donde transcurría la segunda. También comparte su cuidada ambientación histórica, al servicio de una trama propia de un culebrón. No se entiende que hayan sido necesarios hasta seis guionistas, entre ellos Ramón Campos y Gema R. Neira, pesos pesados de la empresa, para construir un guión bastante convencional, inspirado muy libremente en un hecho real: las curiosas esquelas donde cada año un individuo recordaba a su mujer fallecida. También parece que planea la estela de la epistolar Querido John y otras adaptaciones de novelas melosas de Nicholas Sparks. Tiene cierta fuerza su homenaje a los viticultores jerezanos que se abrieron camino en el mercado internacional. De factura impecable, destaca una fotografía cálida de Jacobo Martínez (Fariña), y las interpretaciones del trío protagonista, con Blanca Suárez y Javier Rey a su nivel habitual, y un trabajo especialmente memorable del menos conocido Pablo Molinero (La peste), que se distingue por una enorme naturalidad. Por el contrario, se abusa de los elementos folclóricos, en el film se estimula el tópico de que los habitantes del sur improvisan bailes de sevillanas en cualquier sitio, y canta “La Traviata” que una conocida bodega ha pagado por el emplazamiento de sus productos en el film. No todos los giros funcionan y la historia avanza con mucha lentitud hasta llegar a un final poco creíble. Por otro lado la subtrama moderna apenas tiene fuerza, y sus protagonistas, Guiomar Puerta y Carlos Cuevas, carecen de química.
5/10

Hoy Sábado 05

  • 20:30

Mañana Domingo 06

  • 18:00
  • 20:30

Lunes 07

  • 18:00
  • 20:30
(2020) | 90 min.
La pequeña reina Poppy vive despreocupadamente en su reino de música Pop, mientras el tristón Branch sigue sin encontrar las palabras para decirle que está enamorado de ella. Pero la diversión del lugar se desestabiliza cuando la reina del Pop descubre que hay más trolls en el mundo y, todavía más grave, que la reina del Rock pretende destruir la música de las demás comunidades de trolls. Sin embargo, Poppy piensa que puede evitarlo y llegar a convertirse en aliada Barb, la reina rockera. Coloridísima secuela de Trolls, una apuesta que Dreamsworks convirtió en éxito en 2016. Cuatro años después, las aventuras de los pequeños muñecajos peludos se adentran de lleno en el mundo de la música en Trolls 2: Gira mundial, cuyo argumento servirá como metáfora de la cultura y la diversidad humana. Retoman los guionistas, principalmente Glenn Berger y Jonathan Aibel, a la pareja compuesta por la pizpireta Poppy y el gris Branch, para ofrecer un viaje musical por un mundo de colores vivos realmente atosigante y que se ve incrementado por las variadas canciones y las coreografías. La verdad es que resulta ocurrente esa división de los pueblos trolls por cinco estilos musicales –country, tecno, funky, clásica y pop– y esa idea tan mordaz en el fondo de que el pop robó las melodías a los diferentes géneros… Siguiendo por esa línea algunos momentos son especialmente divertidos, como la aparición del smooth jazz (que casi te hace odiar el jazz), de la troll-country con look a lo Dolly Parton o los encuentros con cazarrecompensas tan distantes como los trolls del reguetón, del canto tirolés o del K-pop. La película acaba así haciendo un entretenido y original repaso por los distintos estilos de música. Dirigida por el tándem compuesto por David P. Smith y Walt Dohrn, que repite tras la primera parte, Trolls 2: Gira mundial está destinada a los más pequeños y ofrece bajo su envoltorio musical una interesante reflexión predicable a todos los ámbitos humanos: unificar pensamientos y modos de ser nos empobrece; la diferencia y la diversidad son las que crean la verdadera armonía y es posible que todo tipo de pensamientos y actitudes convivan pacíficamente. En su aspecto formal, la película cuenta con unos dibujos de gran calidad, aunque la explosión de color y el tono decididamente infantil pueden agotar al espectador adulto.
5/10

Hoy Sábado 05

  • 18:45

Mañana Domingo 06

  • 17:00
  • 18:45

Lunes 07

  • 17:00
  • 18:45
(2020) | 94 min.
Cinta familiar que imagina que Peter Pan y Alice, la del País de las Maravillas, eran hermanos, aunque con el paso del tiempo lo olvidaron. La muerte de un tercer hermano lleva a la madre a la melancolía y a la bebida, mientras que el padre sufre por unas crecientes deudas que no sabe cómo pagar. Peter puede refugiarse en su fértil imaginación, y también Alice tiene recursos, aunque su tía quiere aprovecharse de la situación y adoptar a la pequeña, para hacer de ella una perfecta señorita. Brenda Chapman, directora de las cintas de animación El príncipe de Egipto y Brave, acomete su primera película con actores de carne y hueso, aunque manteniéndose en el ámbito de todos los públicos. Tiene entre manos un guión de la debutante Marissa Kate Goodhill, que tal vez tenga un original punto de partida, buscando los posibles puntos de conexión entre dos de los personajes de cuentos infantiles más populares del mundo, pero que falla a la hora de dar con una trama sostenible a lo largo de hora y media sin que el interés decaiga. El modo en que asoman "niños perdidos", "sombrereros locos", "piratas con garfio" y "reinas de naipes" resulta un tanto caótico. Plegada a las modas del momento, el film nos regala una familia multirracial con los papás Angelina Jolie y David Oyelowo, más los peques, sencillamente correctos. Los cameos de Michael Caine y Derek Jacobi son un lujo, pero quizá alguien más malévolo los calificaría de despilfarro. La combinación de las ideas "la vida es dura" con "la fantasía nos ayuda a encararla mejor" –lo que incluye escenas de corte fantástico– no acaba de funcionar, en tal sentido es muy, muy superior, Descubriendo Nunca Jamás. De todos modos hay algún pasaje con encanto, sobre todo el final con una Alice adulta.
5/10

Hoy Sábado 05

  • 19:00
  • 21:00

Mañana Domingo 06

  • 17:00
  • 19:00
  • 21:00

Lunes 07

  • 17:00
  • 19:00
  • 21:00
(2020) | 108 min.
Mayo de 1940. El ejército francés no puede hacer frente a la invasión alemana por sus sofisticados tanques y aviones. En este contexto, el coronel Charles De Gaulle recibe la orden de retroceder con sus tropas, pese a que sigue convencido de que todavía existe una oportunidad de derrotar al enemigo. Paul Reynaud, Presidente del Consejo, le ascenderá en París a general, y le nombrará secretario de Estado, para formar parte de un gobierno donde también está el mariscal Pétain, partidario del armisticio con el que mantendrá un fuerte enfrentamiento. Tras la huida de parte del gobierno galo a Burdeos, De Gaulle marcha a Londres para pedir ayuda a Winston Churchill, mientras que su esposa, Yvonne, y sus tres hijos, entre ellos Anne, nacida con Síndrome de Down, tratan de ponerse a salvo ante la entrada de los nazis en el país. El poco conocido Gabriel Le Bomin (Nos patriotes), dirige y coescribe el guión de un film que pretende ser la respuesta gala a Churchill y El instante más oscuro, que mostraban a Churchill encarando la Segunda Guerra Mundial. Aquí se abordan las semanas más decisivas de Charles De Gaulle, el héroe que supo decir no a la capitulación de su país, avivó el patriotismo de los suyos, y la resistencia, y organizó a las fuerzas coloniales, hasta el 18 de junio, cuando pronunció un decisivo discurso en la emisora británica BBC. Rodada con una puesta en escena clásica, están bien reconstruidos los encuentros del protagonista, con otros personajes históricos, entre ellos el mandatario británico, con el que entabla negociaciones. Sin embargo, el film tiene interés sobre todo cuando desarrolla la idea de que una figura histórica con la tenacidad de Charles De Gaulle tuvo detrás un enorme apoyo familiar. En este sentido, quedan más en el recuerdo las escenas con su esposa, sobre todo cuando ésta le recuerda unas palabras suyas que había escrito en uno de sus libros, o sus cariñosos encuentros con su hija Anne, cuando con el resto de hermanos se muestra más bien frío. En el papel principal, y muy bien caracterizado Lambert Wilson no decepciona, muestra la solvencia de títulos como De dioses y hombres, aunque quizás sorprende más como su cónyuge Isabelle Carré (La historia de Marie Heurtin), al tratarse de una actriz menos reconocida. Quizás le falta algo de fuerza a las secuencias de la huida familiar, lo que no desmerece un aceptable film.
6/10

Hoy Sábado 05

  • 21:00

Mañana Domingo 06

  • 21:00

Lunes 07

  • 21:00
(2020) | 94 min.
El alma se le cae a los pies al jovencito Peter cuando se ve obligado a dejar su cuarto para trasladarse a la buhardilla. Y es que además de sus padres y sus dos hermanas, el hogar familiar va a completarse con un nuevo inquilino, el abuelo, que ha quedado recientemente viudo. Pero Peter no está dispuesto a dejarse robar su habitación tan fácilmente y emprende una guerra para hacerle la vida imposible al recién llegado. Y el abuelo decide responder a la agresión… Simpática comedia familiar sobre la lucha generacional que se produce entre un abuelo y un nieto. El guión de Tom J. Astle y Matt Ember es bastante simple, pues prácticamente se limita a mostrar la serie de graciosas jugarretas que van sufriendo ambos contendientes. Las canicas, la espuma de afeitar, la serpiente… arrancarán seguramente sonoras carcajadas (sobre todo a los espectadores más jóvenes), así como ese momento en que el abuelo se queda colgado de la cornisa. Por contra, quizá podría habérsele sacado más partido a la subtrama colegial. Basada en la novela de Robert Kimmel Smith, En guerra con mi abuelo es también eficaz al mostrar que el cariño familiar no siempre viene acompañado de una perfecta armonía, pero también que esas diferencias son cosas que se pueden paliar con amor genuino y la ternura necesaria. Dirige la película Tim Hill, especializado en comedias infantiles como Alvin y las ardillas o Hop. Aquí hace un correcto trabajo y sabe sacar partido al reparto, pues todos cuentan. Aparte del trabajo de Robert De Niro en el papel del abuelo, de lo mejor son las divertidas apariciones de sus amigotes vejestorios, interpretados por viejas glorias como Cheech Marin, Jane Seymour o un genial Christopher Walken.
5/10

Hoy Sábado 05

  • 19:00
  • 21:00

Mañana Domingo 06

  • 17:00
  • 19:00
  • 21:00

Lunes 07

  • 17:00
  • 19:00
  • 21:00
(2020) | 97 min.
Lily y su madre Helen se trasladan a vivir a casa de Adam, el hombre de quien Helen se ha enamorado, padre de tres hijos. Sus comienzos en el nuevo instituto serán traumáticos para Lily, pero encontrará la amistad de tres jovencitas, aprendices de bruja. Pronto Lily demostrará que la brujería es lo suyo y las cuatro amigas se harán inseparables. Jóvenes y brujas es una película que parece diseñada para satisfacer la tontería de jovencitas con poco, muy poco cerebro. Esta vez la compañía Blumhouse se ha columpiado a lo grande ofreciendo lo que más bien parece a un telefilm de los años ochenta, con unos efectos especiales vulgares y un argumento de lo más pobre que se recuerda, donde el guión no cuenta absolutamente nada, sin hilo narrativo, ni conflicto, ni nada que se le parezca. La hondura y el desarrollo de los personajes es inexistente y durante casi toda la película, asistimos a una continua reunión chicas de instituto, jijiji, jajaja, cuánto me divierto, qué malita soy, mira lo que hacemos, somos brujitas, etc., para después, sin comerlo ni beberlo, ofrecer como colofón una batalla de magia de lo más superficial y ridícula. Resulta, la verdad, poco comprensible que la directora y guionista Zoe Lister-Jones no haya dado para más, especialmente cuando a priori esta película era una puesta al día de su precedente noventero, Jóvenes y brujas, que ahora se sitúa años luz de distancia en cuanto a calidad, y eso que tampoco era para echar cohetes. Claramente ha pinchado en hueso la que había demostrado tener colmillo e imaginación en su debut tras las cámaras con Band Aid. Por destacar algo bueno podría comentarse la expresividad de la actriz Cailee Spaeny, que intenta, aunque sea en vano, que las cuitas de su personaje interesen algo.
3/10

Hoy Sábado 05

  • 19:00

Mañana Domingo 06

  • 19:00

Lunes 07

  • 19:00
(2020) | 90 min.

Cuatro parejas deciden ir a un retiro espiritual en un exclusivo resort del Caribe con el fin de salvar su relación y evitar una inminente separación. Para lograrlo, no solo deberán sobrepasar las insólitas pruebas creadas por dos destornillados gurús del amor, sino que sin imaginarlo, también se verán obligados a tener que salvar hasta sus propias vidas.

Hoy Sábado 05

  • 21:00

Mañana Domingo 06

  • 21:00

Lunes 07

  • 21:00
(2020) | 106 min.
Entretenida adaptación de la novela de Roald Dahl, que ya había sido llevada al cine en 1990 de la mano de Nicolas Roeg. En esta ocasión es Robert Zemeckis quien acomete la nueva aproximación, con un guión en el que ha intervenido también Guillermo del Toro, aunque no es fácil saber si el mexicano se sentirá muy identificado con el resultado final. El film, aunque no sea de animación, sigue la estela de cintas familiares de Zemeckis basadas en títulos más o menos clásicos, como Polar Express y Cuento de Navidad, que partía de Charles Dickens. Tras la muerte de sus padres en un accidente de automóvil, un chaval va a vivirse con su abuela. Y aunque el principio se encuentra embargado por la tristeza, el cariño de la yaya y su nueva mascota Daisy, un ratoncito, le levantan el ánimo. Además, los dos se van de vacaciones a un hotel de lujo para blancos ricachones, pero con la mala pata de que coinciden ahí con un congreso de brujas que odia a los niños, de modo que están empeñadas en transformarlos en ratones. Tenemos aquí una trama sencilla de aventuras, con un pequeño mensaje de fondo, hemos de estar contentos de cómo somos, incluso si somos... ¡ratones! Mientras tengamos el amor de los seres queridos y una familia, no hay problema. Esto está envuelto con diseño de producción de lujo, escenario y vestuario, más los efectos visuales, que Zemeckis siempre ha sabido aprovechar de modo excepcional, no solo para la parafernalia de Regreso al futuro, sino para dar un realismo histórico en Forrest Gump en la presencia de personajes históricos, o de mostrar personajes agujereados en La muerte os sienta tan bien, por citar unos pocos ejemplos. Aquí los rasgos que ocultan las brujas, en manos, pies o cuero cabelludo, tienen su gracia, al igual que las transformaciones de las personas en ratones, aunque la primera puede asustar a los más pequeños de la casa. También los actores dan peso específico a sus personajes, Octavia Spencer es la abuela que todos querríamos tener, y Anne Hathaway se lo pasa en grande como bruja muy bruja. Es menor la aportación de Stanley Tucci como el encargado del hotel, mientras que los niños como Jahzir Bruno sencillamente cumplen.
6/10

Mañana Domingo 06

  • 17:00

Lunes 07

  • 17:00
(2020) | 91 min.
Hace mucho tiempo convivían en la Tierra los dragones y los humanos. Pero los hombres se levantaron contra los seres alados y los dragones tuvieron que huir. Desde entonces los dragones han vivido cientos de años escondidos en un valle oculto. Pero ahora los humanos han reaparecido y mientras la comunidad de dragones decide ocultarse, Lung, un joven dragón, decidirá viajar a la Orilla del Cielo, un lugar legendario que antaño era un paraíso para los dragones. Le acompañará su amiga Piel de Azufre, una especie de genieciella en forma de ardilla. Notable película de animación alemana que adapta una novela de Cornelia Funke, conocida sobre todo por la obra que dio lugar a Corazón de tinta. El guión de Johnny Smith (responsable de éxitos como Gnomeo y Julieta) es entretenido y lleno de aventuras, pues los protagonistas pasarán mil y una pruebas hasta llegar a su destino. Además los personajes resultan atractivos y están bien descritos: el dragón traumado porque no expulsa fuego, el jovencito que ha perdido a sus padres y va por el mal camino, la ardilla inquieta y celosa. También se toparán con un simpático profesor naturalista y, por supuesto, con el malvado de turno, un dragonoide de metal llamado Ortiga Abrasadora, que fue construido por enemigos humanos y cuya misión es exterminar a los dragones del mundo. El jinete del dragón, destinada sobre todo al público infantil, está dirigida con ritmo creciente por el israelí Tomer Eshed, debutante en el largometraje. Al inicio recuerda sin duda a Cómo entrenar a tu dragón (hay referencias casi explícitas a la película de Dreamworks), aunque quizá la viveza de los dibujos y la intensidad de la historia sean algo inferior. De cualquier forma, aquí la calidad visual es igualmente bastante buena, los acabados son excelentes y las expresiones de los rostros están muy cuidadas. Y hay momentos logrados, como la escena de la captura de Piel de Azufre en las rocas o la estupenda secuencia en la cueva. Y ayuda al tono de aventura la banda sonora de Stefan Maria Schneider.
6/10

Hoy Sábado 05

  • 19:00

Mañana Domingo 06

  • 17:00
  • 19:00

Lunes 07

  • 17:00
  • 19:00