saltar al contenido principal

ENTREVISTAS

Desde que llamó la atención como Gator Purify, el estremecedor adicto al crack de Jungle Fever, Samuel L. Jackson no ha parado de trabajar. Llega a rodar entre cuatro y seis películas al año. Convertido en estrella desde Pulp Fiction, el actor llama la atención por su versatilidad, pero también por su potente e inconfundible voz. En persona se comporta con una exagerada pose de estrella, y se presenta a todas las entrevistas ataviado con una gorra de béisbol. En S.W.A.T. interpreta a Harrelson, el jefe de un escuadrón de élite de la policía, que curiosamente estaba interpretado por un blanco, Steve Forrest, en la famosa serie de televisión en que se inspira.

Es el director de la comedia del 2001. Aunque los chicos de los Oscar no hayan querido enterarse, y ni siquiera la hayan nominado. Tuvimos ocasión de charlar con Wolfgang Becker de un film que ha emocionado a todo el mundo: Good bye, Lenin!

Como en Único testigo y La sombra del diablo, Harrison Ford vuelve a meterse en la piel de un policía, aunque esta vez Joe Gavilan es un tipo pluriempleado, más interesado en la venta de pisos que en los delincuentes que persigue. Dijo una mítica estrella que su gran problema con los hombres es que estos se iban a dormir con Gilda y se levantaban con Rita Hayworth. Algo parecido sucede al ir a entrevistarse con Indiana Jones y encontrarse hablando con Harrison Ford, al fin y al cabo, un ser humano. Para que los periodistas tengan en cuenta que es un tipo diferente a sus personajes, siempre comparece en las entrevistas y ruedas de prensa con un pendiente en la oreja, impecablemente trajeado. Que en persona sea un tipo tímido, parco en palabras, y que se le note mucho más el paso de los años que en la pantalla, no hace sino subrayar su habilidad para desprender magnetismo en la pantalla.

Andrew Davis, cineasta, y Louis Sachar, escritor. No se conocían hasta que el azar les puso a trabajar juntos en La maldición de los hoyos, dirigida por el primero y basada en un libro del segundo. Andrew Davis, director de El fugitivo, y otras cintas de acción como Alerta Máxima. Louis Sachar, autor juvenil muy famoso, sobre todo en Estados Unidos, aunque Hoyos, en el que se basa el film, está traducido a numerosos idiomas, incluido el español. Aparecen juntos en todas las entrevistas, y se han convertido en una pareja profesional muy compenetrada.

Andrew Davis, cineasta, y Louis Sachar, escritor. No se conocían hasta que el azar les puso a trabajar juntos en La maldición de los hoyos, dirigida por el primero y basada en un libro del segundo. Andrew Davis, director de El fugitivo, y otras cintas de acción como Alerta Máxima. Louis Sachar, autor juvenil muy famoso, sobre todo en Estados Unidos, aunque Hoyos, en el que se basa el film, está traducido a numerosos idiomas, incluido el español. Aparecen juntos en todas las entrevistas, y se han convertido en una pareja profesional muy compenetrada.

Casados en la vida real, decidieron formar un equipo profesional para su debut en la gran pantalla. Chris Kentis y Laura Lau son artífices de Open Water, rodada de forma artesanal, y cámara en mano, en un estilo similar al de los seguidores del Dogma 95. A pesar de los pocos medios con que se rodó, obtuvo un inesperado éxito en taquilla. La historia del rodaje, en el que los actores se sumergían a junto a los tiburones, pone los pelos de punta más incluso que la propia película. Con motivo de su presentación estuvimos con Chris Kentis.

Con motivo de la presentación de la película El día de mañana, entrevistamos al director Roland Emmerich.

Recién casado y feliz por el nacimiento de su primer hijo, Edward Burns ha reorientado un poco su carrera desde que dio la campanada con Los hermanos McMullen, protagonizada, escrita y dirigida por él. Aunque sigue sacando adelante sus propias películas, este neoyorquino de origen irlandés las alterna con escogidos trabajos como actor, en títulos como Salvar al soldado Ryan,15 minutos o Siete días y una vida. Su último trabajo personal, Ash Wednesday (Miércoles de ceniza), sobre dos hermanos con problemas con la mafia, aún no ha llegado a nuestras pantallas.

Detrás de una película tan sorprendente y cuidada como Confidence, suele haber un gran cineasta. En esta ocasión se trata de James Foley, al que los buenos cinéfilos recordarán como responsable de una joyita titulada Glengarry Glen Rose. Tras algunos proyectos inferiores, como Cámara sellada, Pasión obsesiva y The Corruptor, Foley recupera la forma con esta sorprendente historia de timadores.

Meses antes de ser elegido gobernador de California, Arnold Schwarzenegger estuvo en Madrid para promocionar el que ha sido su último trabajo antes de cambiar, al menos temporalmente, de profesión. A punto de cumplir 56 años, el actor retiene parte de la forma física que le convirtió trece veces en campeón del mundo de culturismo. Aunque en la rueda de prensa de Terminator 3, el carismático actor austriaco estuvo acompañado de su compañera de reparto, la modelo noruega Kristanna Loken, y de Jonathan Mostow, el director, lo cierto es que casi monopolizó la atención de los periodistas.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE