saltar al contenido principal
Autores
Estrella Martínez
Biografías
Michael Sheen o Tony Blair. El actor británico se ha ganado a pulso ser el doble del antiguo Primer Ministro Británico en la pantalla. Las dos interpretaciones que ha realizado del político se encuentran entre sus mejores trabajos, a los que hay que sumar los éxitos cosechados en el teatro.
Isabel II de Inglaterra en La Reina le ha dado popularidad internacional. Premios y aplausos se suceden para Helen Mirren, dueña de una extensa carrera donde ya había fama y reconocimiento.
Ha conseguido ser valorado por lo que es, un gran actor. Las evidencias del físico de Denzel Washington han quedado atrás en favor de las garantías de su trabajo.  
Es difícil ser Ave Fénix cuando no hay cenizas de las que resurgir. Al menos esto le sucede a Joaquin Phoenix en su carrera profesional. Ya desde pequeño trabajó duro para llegar a ser el actor que es hoy. A fin de cuentas la interpretación es su vida en mayúsculas.
Los amantes del cine independiente tienen sobradas muestras de la capacidad interpretativa de Catherine Keener. Los más partidarios del cine comercial tendrán problemas para situarla. Pero aún así, no la dejen escapar, pues su valía merece mucho la pena.
Richard Gere fue un niño bonito de Hollywood que ha sabido conseguir el equilibrio perfecto para despertar el interés físico, artístico y personal.
Jennifer Jason Leigh empezó en esto de la interpretación cuando era una niña. Desde entonces ha ejercido su profesión de manera ininterrumpida, lo que le ha posibilitado tener una vasta filmografía. Sin embargo, no es un rostro famoso, aunque no se ha visto obligada a suplantar a nadie para vivir la vida de otra. Con la suya tiene más que suficiente.
El cine oriental cobra peso en occidente. Poco a poco sus películas son reconocidas, con premios y buenas críticas. Las estrellas de ojos rasgados se están convirtiendo en las estrellas de todos, y Gong Li es un buen ejemplo de este fenómeno.
Tenía una carrera sólida en Argentina, aunque prefirió el riesgo. Cruzar el charco y probar con el cine español no fue fácil. Pero ha conseguido ser un actor reconocido a ambos lados del Atlántico.
Todavía no es uno de los rostros más populares de la gran pantalla, pero tampoco es un total desconocido. Él se siente afortunado, pues de un tiempo a esta parte ha conseguido hilvanar varios trabajos que son de su interés. Algo que sabe que sólo les pasa a unos pocos.
¡Towanda! Tremenda. Inmensa. Genial. Kathy Bates es un lujo para cualquier personaje en cualquier película. Puede ser la adorable señora que todo el mundo quiere tener de vecina, y la loca psicótica que estremece al mismísimo Hannibal Lecter. Te hará llorar en las más trágica de las historias y reír en la más desternillante de las comedias. Es simplemente magnífica.
Sus ojos azul cielo y su pelo rubio le confieren un aspecto muy peculiar. Este aire como de llegado de otro mundo parece que ha afectado a su carrera. En su filmografía hay títulos para todos los gustos, pero lo cierto es que si hay algo en lo que ha repetido es en los papeles de religiosos, y no precisamente los más ortodoxos.
Dicen que de casta le viene al galgo, y Ben Stiller es hijo de dos actores de comedia. Así que no es de extrañar que haya consagrado su vida a la risa.
Marisa Tomei puede presumir de ser de los pocos actores que tiene un Oscar por un papel cómico. Su filmografía ha estado marcada por la comedia y especialmente por la romántica, aunque no es la típica graciosa de turno.
Terence Stamp inició su carrera siendo una gran estrella. La popularidad dio paso a un período de retiro en el que permaneció alejado de la profesión. Con los años volvió, y desde entonces ha continuado trabajando para convertirse en un prestigioso secundario.
Hugh Laurie ha alcanzado la fama internacional de la mano del Doctor Gregory House. Con su interpretación del malhumorado médico, se ha metido al público en el bolsillo.
Carmen Maura es espontánea, natural, divertida, con un punto de ingenuidad. Es veterana de la vida y del trabajo, pero conserva la mirada pícara y curiosa de quien descubre todo por primera vez. Su tono de voz también retrotrae a esa niñez evocada en su mirada. Como una niña, Carmen tiene el don de hacer creíble lo increíble. Personajes cotidianos con un aroma surrealista, imprevisible, inesperado, que ella convierte en la cosa más normal del mundo.
Delicada, tierna, sensual, mujer ingenua y fatal. Una mezcla explosiva que conforma a la gran Juliette Binoche, una actriz que cautiva dentro y fuera de la pantalla.
Más que el corazón dividido, él lo tiene ampliado. Vive a caballo entre Francia y España, sus dos hogares. Se considera un tipo afortunado y querido en ambos. Su carrera cinematográfica tiene mucho que ver en esto. El tipo sabe cómo dejar al espectador sin habla. A ser malo no le gana casi nadie. Pero el villano también tiene su corazoncito y gusta de demostrar que también puede enamorar al espectador.
Marion Cotillard ha dado el gran salto internacional gracias a su interpretación de Edith Piaf. Si ya tenía encandilado al público francés, ahora es el mundial el que se rinde ante el talento de la actriz.
Artículos

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE