saltar al contenido principal
Autores
Estrella Martínez
Biografías
Fue una “coyote” en busca de fama y ahora es una pija de Beverly Hills en busca de un chihuahua. Parecía destinada para el primer papel pero, sin embargo, el personaje de su vida aún no ha llegado. Pero seguro que lo hará, su expresividad bien lo merece.
A pesar de que empezó como una estrella infantil, la presencia de Christina Ricci siempre ha resultado inquietante. Especializada en papeles oscuros y problemáticos, ella misma reconoce que nunca encajó en el cliché de la típica niña de Hollywood.
Es de ésos cuya cara empezó sonando, posteriormente su nombre no resultó extraño, y ahora trabaja para aglutinar ambos en una única y reconocible persona.
Ben Chaplin es un auténtico todoterreno que siempre suma, nunca resta. Empezó como actor de teatro en Inglaterra y a esa tarea le ha unido sus trabajos en cine y televisión, tanto en su país natal como en la meca del cine. En su filmografía, la variedad de géneros que salpica sus trabajos vuelve a ser una muestra de que siempre es más.
Que Vin Diesel es más que una montaña de músculos lo demuestra su último trabajo, Declaradme culpable. Es interesante que lo aprecie un público que a veces no ve más allá de su cuerpo atlético, lo que les impide disfrutar de alguien que además de actuar, dirige y escribe guiones. 
Pocos intérpretes son capaces de ofrecer un registro terriblemente cómico y la más trágica de las caras. Joan Cusack es una de ellas, capaz de hacer llorar, de risa y de pena. Todo un reto que la convierte en una actriz irresistible.
Como si una buena hada madrina la hubiera tocado con su varita mágica, Anne Hathaway se convirtió en princesa con su primer trabajo. El público infantil la recibió con las brazos abiertos, mientras que ahora es el adulto el que descubre su talento. Con su amplia sonrisa se gana a unos y otros.
Guy Pearce no es uno de esos grandes nombres del cine que a todos suenan, aunque no será por falta de talento. Pero no hay que compadecerse, pues no todos necesitan ser una estrella para ser felices, ya que a algunos, con amar su trabajo les basta.
Otra cosa no, pero John C. Reilly suena de maravilla como demostró en Chicago (2002). Es uno de los actores secundarios más valorados del momento. Una profesión que hace que muchos a su alrededor se pregunten: ¿de qué me suena esta cara?
No es fácil triunfar en la música, ni tener éxito en cine y televisión. Tampoco lo es conseguir escapar de un personaje como el del Príncipe de Bel-Air, tan propenso al encasillamiento. Will Smith lo ha hecho y ha conseguido lo que parecía imposible.
Lisa Niemi tiene su propia carrera cinematográfica, pero ha sido conocida por ser la mujer de Patrick Swayze. La pareja se conoció cuando eran niños, y desde entonces han vivido una historia de amor interrumpida sólo por la muerte del actor a los 57 años.
Ashton Kutcher es el nuevo rostro de la comedia romántica, aunque él adereza al clásico galán con un toque gamberro y canalla.
Danny Glover es un veterano actor negro con un sinfín de títulos a sus espaldas. Sin embargo, su vida no es sólo el cine, pues mucho antes de ser actor ya era un comprometido activista, una faceta que nunca ha abandonado.
Es actor, aunque su gran paso en Hollywood lo dio al ganar el Oscar al mejor guión por El indomable Will Hunting.
Johnny Depp ha triunfado en todo el mundo gracias a Jack Sparrow, personaje protagonista de la saga Piratas del Caribe. Pero el actor ya había conseguido la fama y el respeto por una dilatada carrera al margen de los convencionalismos de Hollywood. 
Ha muerto con las botas puestas. Pete Postlethwaite ha muerto de cáncer, con 64 años, en un hospital cercano a su domicilio en Shropshire. Batallaba desde hace años con la enfermedad. Para este actor de carácter el 2010 había sido un gran año, pues intervino en títulos tan notables como Origen, The Town, ciudad de ladrones y Furia de titanes. Y logró la nominación al Oscar en 1994 por su excepcional composición en En el nombre del padre.
Tras unos inicios que no llamaron la atención, Stanley Tucci ha ido encontrando su hueco, su ritmo de carrera. Su trabajo sigue siendo infatigable y los resultados hace tiempo que comenzaron a llegar. Ha estado mucho tiempo al pie del cañón para demostrar que es un grande y que puede con todo, aunque su especialidad sea el típico tío al que no sabrías si darle un bofetón o un cariñoso beso en su reluciente calva.
Geoffrey Rush tiene edad suficiente como para asegurar que su éxito no es pasajero y que es dueño de una consolidada carrera. Su profesionalidad va ligada a una versatilidad que le permite encarnar el bien y el mal, además de la gama de grises que los separan.
Encandiló a medio mundo siendo la niña de E.T. No era más que una cría, pero el éxito la lanzó al abismo. Cuando su futuro se presentaba más negro, comenzó a trabajar para recuperar la carrera perdida. No en vano, la interpretación ha sido su vida.
Querer ser como Malkovich es un imposible, pues a su talento como actor se une una presencia física que atrapa al espectador. Pocas veces se ha visto en pantalla a un hombre que aterre y cautive tanto al mismo tiempo.
Artículos

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE