IMG-LOGO

Autores

Películas

(1939) | 85 min. | Thriller
Quizá la mejor de las películas de la saga Sherlock Holmes protagonizada por Basil Rathbone y Nigel Bruce, rodada el mismo año que Sherlock Holmes y el perro de los Baskerville para Fox. La cosa arranca con la injusta absolución por un jurado del maléfico profesor Moriarty, enemigo mortal de Holmes. El villano no sólo se pavonea de su impunidad, sino que anuncia al genial detective nuevas acciones que le dejarán en evidencia. En efecto, Moriarty ha ideado dos tramas que captarán la atención de Holmes: una, de apariencia anodina, consiste en custodiar una valiosa joya que se va a incorporar al tesoro real que alberga la Torre de Londres; la otra está llena de pistas y acertijos, e incluye un asesinato y una hermosa mujer en apuros. El plan de Moriarty es que Holmes focalice su atención en el segundo caso, de modo que aseste un golpe maestro en el otro. En esta ocasión el film no adapta ninguna novela concreta de Arthur Conan Doyle, sino que se basa en la obra de teatro posterior de William Gillette, que tomaba elementos y personajes de varios relatos de Holmes. De hecho la famosa frase del detective, “Elemental, querido Watson, elemental”, y detalles como la pipa y su atuendo, son una aportación de Gillette. Hay acierto en fundamentar la trama en la rivalidad de Holmes y Moriarty, y brilla como damisela en apuros Ida Lupino. El film hace un uso perfecto de la fotografía expresionista -con ángulos inclinados de cámara, niebla y contraluces-, y de la inquietante música utilizada para asustar a la joven interpretada por Lupino.
7/10
(1939) | 80 min. | Thriller
Atinada adaptación de una de las más populares novelas protagonizadas por Sherlock Holmes y su inseparable amigo el doctor Watson. Ambos están intrigados por la muerte del anciano Baskerville en una noche de niebla, cerca de su casa, en el peligroso e inhóspito páramo. Una leyenda familiar habla de muchas muertes en tan ilustre linaje, relacionadas con un enorme perro, cuyos gemidos pueden oírse en determinadas noches. Su sobrino y heredero Henry no se toma demasiado en serio estas amenazas, pero Holmes pide a Watson que acompañe al joven a su mansión, mientras él atiende otras cuestiones en Londres. Basil Rathbone y Nigel Bruce son los rostros más fácilmente asociados a Holmes y Watson. En este film producido por Fox encarnaron por primera vez a los personajes, que casi componen con los ojos cerrados. Hay espacio para el humor –los disfraces de Holmes–, diálogos brillantes, y momentos excitantes, sobre todo aquellos en que forcejea Henry con el perro del título. Frente a otras versiones fílmicas aquí no hay arenas movedizas, y quizá el final resulta un tanto brusco.
6/10
(1939) | 70 min. | Thriller
Peter Charrington se convierte en sospechoso del asesinato de una chica. Su esposa no está segura de que sea inocente, pero decide ocultarle de la policía. Raymond Massey protagoniza un film de intriga que recuerda al cine de Hitchcock.
5/10
(1939) | 20 min. | Histórico | Biográfico | Drama
Película sobre la lucha que libró América del Norte por su independencia. El protagonista principal es Haym, un hombre de negocios que financió económicamente la causa. Se encarga de dar vida al citado Hay, Claude Rains quien años después interpretó al mítico capitán Renault en Casablanca, otra vez a las órdenes de Michael Curtiz.
4/10
(1939) | 105 min. | Western | Drama
Interesante drama ambientado en el Oeste americano en el siglo XX. Narra las vicisitudes de Blake Cantrell, un rico empresario que pretende construir una línea de ferrocarril a través de los extensos campos desérticos. Aunque encuentra a su paso numerosos problemas, ninguno será tan difícil de resolver como la oposición del dueño de la diligencia, el capitán Starkey. También habrá su momento para el romance. El resultado es agradable, pues la historia está muy bien llevada, y el conflicto y la posterior relación entre los protagonistas es del todo satisfactoria. Está rodada con pericia por W.S. Van Dyke (San Francisco), quien contó con el veterano Wallace Beery (Champ, Grand Hotel) y el entonces jovenzuelo en alza, Robert Taylor.
4/10
(1939) | 82 min. | Romántico | Comedia | Drama
Agradable comedia dramática con mucho, mucho romanticismo. Cora es la hija de un empresario rico, dueño de una fábrica de acero. El padre desea que su hija herede su imperio, y para ello decide encontrarle un marido adecuado, aunque Cora no cree que su padre pueda hacer bien esa labor. En su lugar, y en en sólo una noche, ella se enamora de un hombre sin blanca llamado Bill. Cediendo a un impulso momentáneo se casan. Pero su amor es verdadero y, tras la noticia, el padre de Cora decide que su hija no recibirá más dinero de su parte. Divertida, ocurrente, con una historia sencilla, pero muy del gusto de la gente de la época, con mujer sofisticada que tiene que aprender las costumbres y la alegría de la vida corriente, el film tiene a su favor su reparto, con unos Myrna Loy (Los mejores años de nuestra vida) y Robert Taylor (El puente de Waterloo) la mar de encantadores.
5/10
(1939) | 80 min. | Comedia | Thriller
Un tipo es propietario de un valioso manuscrito del mismísimo William Shakespeare. Pero le asesinan y el tesoro shakespeareano desaparece. Se convierte en principal sospechoso del crimen Joel, un bibliófilo que anhelaba comprar el precioso documento. Así que ayudado por su esposa se pone a ejercer de detective, no vaya a ser que acabe en prisión o algo peor. Película a lo Agatha Christie, con su buena dosis de misterio, pero que a la vez incluye apuntes de comedia propiciados por el matrimonio protagonista, estupendos Robert Montgomery y Rosalind Russell. Firma el libreto Harry Kurtniz, experto en tramas misteriosas como la de Testigo de cargo.
5/10
(1939) | 63 min. | Thriller
Tim Kerry, un honrado policía, se lleva una gran alegría cuando su hijo, Ritzy, vuelve a casa, después de haber pasado dos años en prisión por cometer un delito. Tanto Tim, como Julia, la ex novia del muchacho, y sus antiguos amigos, esperan que se regenere y se busque un trabajo. Pero Claire Morelli, una mujer que lidera a la mafia local, le ofrece participar en un turbio asunto... Un film noir de serie B totalmente desconocido sobre las relaciones paterno-filiales. Supuso el tercer papel para el cine de un jovencísimo Glenn Ford, que ejerce de ilustre secundario.
5/10
(1939) | 83 min. | Comedia | Musical
El prestigioso actor Brooks Mason quiere disfrutar de unos días de tranquilidad y vacaciones, lejos de las luces de los fotógrafos y del acoso de sus fans. Para ello decide pasar desapercibido y que otro ocupe su puesto por unas semanas, y fija su objetivo en un hawaiano de Honolulu que es físicamente muy parecido a él. El enredo está servido. Robert Young (Tres camaradas) hace doble papel en esta comedia musical en la que está muy bien acompañado por la extraordinaria bailarina Eleanor Powell (Melodías de Broadway). Los números musicales de la actriz amenizan la historia.
5/10
(1939) | 75 min. | Romántico | Comedia
Una mujer intenta y desea triunfar como cantante, y es alentada por su profesor. Pero tras el fracaso, su marido intenta que lo logre en el mundo de la ópera ayudada por un profesional. Adaptación en clave de comedia de una obra de James M. Cain, célebre por sus novelas negras (El cartero siempre llama dos veces), interpretada por una eficiente Loretta Young.
6/10
(1939) | 91 min. | Drama
Adaptación de la obra de Frances Hodgson Burnett a la mayor gloria de la niña actriz Shirley Temple. La cría da vida a una niña recluida en un internado femenino, cuando su padre viudo marcha a África.
6/10
(1939) | 83 min. | Romántico | Comedia
Cuando está a punto de casarse con Sky, la bella Linda se enamora de un joven llamado Jeff. Una vez casados, ella descubre que quizá no haya hecho una buena elección ya que Jeff solo piensa en su trabajo y apenas tienen tiempo para estar juntos. Así que, tras un tiempo, Linda pide el divorcio. La solución para arreglar su crisis matrimonial vendrá de la mano de Sky, que ha fabricado una poción que borrará la memoria de ambos haciendo que vuelvan a enamorarse. Comedia romántica típica de la Metro concebida por Louis B. Mayer para mayor gloria de su nuevo descubrimiento, la actriz Greer Garson. Sin embargo, el film no funcionó todo lo bien que se esperaba, y ella tendría que esperar a que le llegase su oportunidad con La Sra. Miniver en 1942. En Remember?, el trío amoroso se completa con Lew Ayres y Robert Taylor.
4/10
(1939) | 67 min. | Bélico | Drama
Nueva versión sonora de una película muda llamada igualmente Hotel Imperial, dirigida por Mauritz Stiller en 1927, con Pola Negri de protagonista. Este nuevo film sonoro tuvo numerosos problemas durante su producción ya que comenzó a rodarse en 1936 bajo las órdenes de Henry Hathaway con el título de "I Love a Soldier", con Marlene Dietrich de actriz principal. Pero ésta se marchó del proyecto y fue sustituida por Margaret Sullivan, que se rompió un brazo obligando a suspender el rodaje. Tres años después, la Paramount retomó el asunto para relanzar la carrera en Hollywood de la actriz italiana Isa Miranda, que acababa de ser contratada por dichos Estudios y que como no sabía hablar bien inglés repetía sus frases de forma mecánica. Su estreno se hizo con toda la lujosa parafernalia de las grandes superproducciones, aunque el público no fue receptivo a la misma y fracasó en taquilla. Su argumento tiene lugar durante la I Guerra Mundial, cuando una mujer busca vengarse de quien considera responsable de la muerte de su hermano y que se encuentra en el Hotel Imperial del título. La misma historia serviría de base a Cinco tumbas al Cairo, de Billy Wilder (1943).
5/10
(1939) | 105 min. | Biográfico
Biopic –muy al estilo Hollywood– de la figura de Sam Houston (1793-1863), líder de la revolución de Texas que fue nombrado presidente de este territorio que se negaba a pertenecer a la Unión. Le encarna Richard Dix, un discreto actor que estuvo casi toda su carrera en la RKO, aunque en esta ocasión fue cedido para esta producción de la Republic. En su argumento aparecen personajes reales como el presidente Andrew Jackson (Edward Ellis) y David Crocket (David Barrat). El filme logró tres nominaciones al Oscar en las categorías de: registro de sonido (C.L. Lootens), decoración de interiores (John Victor MacKay) y banda sonora para el maestro Victor Young.
5/10
(1939) | 81 min. | Aventuras | Western
El colono Jim Smith, de Pennsylvania, ve peligrar su tierra debido a la tensión que existe entre los ingleses, los franceses y los indios. Por si fuera poco, un tal Callender crea mal ambiente al abastecer ilegalmente a los pieles rojas de ron y armas. John Wayne será el héroe de todo, Claire Trevor, la chica, y Brian Donlevy, el malo.
4/10
(1939) | 118 min. | Drama
Adaptación de la obra de Víctor Hugo "Nuestra Señora de París". Cuenta el triste sino del feo y deforme jorobado Quasimodo, que en el siglo XV vive en el campanario de la catedral de Notre Dame, resignado a rehuir de este modo las burlas de la gente normal. Sin embargo, este campanero, sirviente del arcediano Frollo, que le recogió siendo niño, tiene un gran corazón. Y va a sentir un amor puro por la bellísima gitana Esmeralda, una reacción muy distinta a la de Frollo, que ve cómo se le despiertan las pasiones más bajas. Con un meritorio maquillaje, Charles Laughton encarna de modo vivísimo el drama interior de Quasimodo, hermoso sólo por dentro, que no puede dejar de lamentarse, "¿Por qué no me hiciste de piedra, como a él?", mirando a las gárgolas. Dieterle transmite al film la atmósfera tenebrosa propia del movimiento expresionista alemán en el que se formó.
6/10
(1939) | 83 min. | Drama
Zazá es una guapa cantante y bailarina de un espectáculo francés. Un día conoce a Dufresne, un aristócrata casado, pero Zazá no puede evitar enamorarse de él. Agridulce historia sobre amores imposibles protagonizada por Claudette Colbert (La octava mujer de Barba Azul) y Herbert Marshall (Desayuno para dos).
6/10
(1939) | 133 min. | Comedia | Drama
George Cukor es conocido como un "director de mujeres", y desde luego con este film hizo honor a tal distinción no sólo en el título, sino también en el reparto, exclusivamente femenino. La cosa empieza en un salón de belleza donde se Sylvia se entera de la infidelidad del marido de su amiga Mary. Falta el tiempo para que el chisme circule entre todas sus amistades, entre las cuales la última en enterarse es, por supuesto, la afectada. Cuando debe enfrentarse a la dura realidad, cada amiga le propone una solución distinta. Al empezar este film, que mezcla las risas y las lágrimas a cuento de las cuitas amorosas, se nos presentan a algunas de las protagonistas con su apodo (la gata, el corzo, el leopardo, la oveja), lo que nos permite hacernos una idea de que el film va a ser una lucha entre "animales". Inteligente disección del eterno femenino, a partir de la obra teatral de Clare Boothe Luce, resulta una delicia por el conjunto de actrices, donde estuvieron todas las que tenían contrato con la Metro, excepto Myrna Loy y Greta Garbo. Norma Shearer era una mujer romántica, mientras que Joan Crawford hacía su típico papel de mujer peleona, Rosalind Russell era la más canalla, y Joan Fontaine daba rienda suelta a la ingenuidad de su personaje. En el reparto se puede ver a Hedda Hopper, la célebre gacetillera de Hollywood, haciendo un personaje concebido a su imagen y semejanza.
8/10
(1939) | 93 min. | Musical
El ascenso de un joven matrimonio de recién casados en el mundo del espectáculo es la excusa para seguir los pasos de la pareja de baile más emblemática del cine en el penúltimo de los 11 films que rodaron juntos. De trama romántica y sencilla, inspirada en la historia real de Vernon e Irene Castle, el guión resalta la dulzura de Ginger Rogers en contraste con la elegancia de Fred Astaire y ambos deparan bailes, al son de melodías como "Only When You´re in My Arms", sencillamente deliciosos. Un clásico del musical.
6/10
(1939) | 224 min. | Drama
Lo que el viento se llevó transcurre en el Sur de los Estados Unidos. Modos de vida que se resisten a desaparecer. Escarlata O’Hara es una joven muy solicitada por los jóvenes del lugar. Pero ella, caprichosa y egoísta, no quiere a cualquiera. Aunque le encanta coquetear, ha puesto sus ojos en Ashley, un joven bondadoso, lo más opuesto a su carácter, que ama a una chica dulce de nombre Melanie. Quien sí parece horma de su zapato es Rhett, bravucón y avispado, que espera aprovechar la inminente guerra de secesión para hacer fortuna. Pero Escarlata le rechaza, quizá porque ve en él como en un espejo. Y no le gusta lo que contempla. Adaptación monumental de la popularísima novela, auténtico best-seller, de Margaret Mitchell. El productor David O. Selznick, verdadero autor de Lo que el viento se llevó, puso todos los medios para lograr una gran epopeya, cruzada por los amores y pasiones intensas de sus protagonistas. Ante él desfilaron directores como George Cukor, Victor Fleming y Sam Wood, con los que mantuvo diferencias: sería Fleming, que acababa de entregar El mago de Oz, el que dirigiría la mayor parte del metraje. Entre las grandiosas escenas de Lo que el viento se llevó, rodadas en el alba de un maravilloso technicolor, destacaba el incendio de Atlanta, y el campo después de la batalla, con un precioso plano que empezaba mostrando a decenas de miles de figurantes, combatientes sureños tocados por la derrota, para terminar mostrando la bandera de un Sur condenado a dejar de existir tal y como es en esos momentos. El papel más codiciado de Lo que el viento se llevó, por supuesto, era el de Escarlata. Pese a candidaturas con la fuerza de Katharine Hepburn, Paulette Goddard y Jean Arthur, Laurence Olivier y Vivien Leigh lograron poner a Myron Selznick de su parte. De hecho acudieron un día con ella al rodaje (se habían empezado ya a rodar planos del incendio de Atlanta), y Myron, con una sonrisa de oreja a oreja, se acercó a David Selznick y George Cukor, y les dijo señalando a Vivien Leigh: “Os presento a Escarlata O’Hara”. Diez Oscar, incluidos mejor película y director, obtuvo este film legendario. Y durante muchos años, Lo que el viento se llevó ostentó el título de “más taquillero de los tiempos”, y si se aplican correcciones inflacionarias, puede que hoy en día todavía lo siga siendo. La película se reestrenaba periódicamente en salas de todo el mundo y su primer pase en televisión fue todo un acontecimiento. Incluso, con el pasar de los años, una tal Alexander Ripley se atrevió a perpetrar un libro, continuación del de Mitchell. Pero a pesar de los esfuerzos realizados, no resistía la comparación con el original. Como tampoco lo hizo la miniserie televisiva que inspiró.
8/10

Biografías