IMG-LOGO

Lista de cine

Las 100 mejores películas de baile

Actualizada el 07/07/2020

Género por excelencia del Séptimo Arte. No se sabe qué tiene pero a los humanos nos encanta quedarnos extasiados viendo bailar a la gente al ritmo de la música. No por casualidad se dice que la danza fue la primera expresión de nuestra especie, ante que hablar o comunicarse con signos. así que mover el cuerpo nos viene, digamos, en serie. Por tanto no es de extrañar que nos gusten tanto estas películas y que presentemos aquí una selección de las mejores películas de baile, de danzas y de asombrosas coreografías.

Entre las mejores películas de baile las hay para todos los gustos. Los estilos, las canciones, la música cambia con el tiempo, pero los musicales han gozado siempre del favor del público, tanto jóvenes como viejos disfrutan de los lindo. Aunque es cierto que dependiendo del momento el cine ha sido más o menos prolífico en este tema. No cabe duda de que la época dorada del musical fueron los años 30 y 40 del siglo XX, con parejas tan meorables como las que formaron Fred Astaire y Ginger Rogers. Eran momentos de angustia en el mundo. Acababa de tener lugar la Gran Depresión que siguió a los llamados felices años 20 en Estados Unidos y en la lejana Europa se cernían tiempos sombríos con la llegada del nazismo y la II Guerra Mundial. Ese fue el caldo de cultivo para un cine, el de los grande musicales, que ayudaba a evadirse de la realidad y de las penurias e invitaba a ser alegres y a soñar con historias de amor, de alegría de tiempos mejores, siempre con final feliz. Más tarde el cine de baile fue apropiándose de historias quizá menos alegres, más realistas e incluso con un sesgo trágico, véase la modélica West Side Story. Ni que decir tiene que la mayoría de los títulos elegidos en esta lista de las mejores películas de baile tienen un fuerte componente romántico, aunque eso la mayoría de las veces no vaya en detrimento del ritmo y la diversión.

Las 100 mejores películas de baile
(1941) | 88 min. | Comedia | Musical
Martin Cortland (Robert Benchley) es un productor de teatro que se ha encaprichado con Sheila Winthrop (Rita Hayworth). Ella trabaja como corista en una obra, y no tiene ni idea de que el productor no le quita ojo de encima. Temeroso de mostrar abiertamente sus intenciones, Cortland utiliza como intermediario al director de escenografía, llamado Robert (Fred Astaire). Pero una desafortunada confusión obliga a Robert a alistarse de inmediato en el ejército. Desde este momento, se desencadenan una serie de situaciones en la que los personajes tratan de aclararse y arreglar el lío que han montado. Entretenida comedia musical de enredo, protagonizada por un Fred Astaire en el mejor momento de su carrera. El genial bailarín ya se había lanzado al estrellato con Sombrero de copa (1935) y Sigamos la flota (1936), ambas junto a la inolvidable Ginger Rogers. Por su parte, Rita Hayworth acababa de forjar su imagen mítica en Sólo los ángeles tienen alas (1939), que llevaría a su máxima expresión en Gilda (1946). No es una película de referencia, pero no defraudará a los admiradores del género.
5/10
(1992) | 94 min. | Musical
La Federación de Baile es una poderosa organización que no quiere que ninguno de sus miembros haga las cosas por su cuenta. Esta Federación tiene sus propias normas, entre las que estipula lo que se puede y lo que no se puede hacer en las salas de baile profesionales. Scott Hastings es un bailarín con mucho talento. Liz es su pareja de baile. Ambos se entienden a la perfección, y tienen muchas posibilidades de ganar el Gran Premio Pan Pacific. Pero todo se va al garete cuando a Scott se le ocurre improvisar con unos pasos que no están permitidos por la Federación. Por este motivo, Liz le abandona. Scott se queda sin pareja de baile a consecuencia de su atrevimiento. La salvación se presenta con Fran, una bailarina principiante, pero con una calidad indiscutible. Original película sobre el mundo del baile artístico profesional, protagonizada por unos intérpretes australianos desconocidos. Publicitada como la heredera de Dirty Dancing en los años 90, en la que los protagonistas desarrollan su historia de amor en una situación adversa. Recomendable para los aficionados a las películas cuyo argumento gira en torno al mundo del baile. Su director, Baz Luhrmann, se convertiría tiempo más tarde en realizador de éxito gracias a su versión de Romeo y Julieta con Leonardo DiCaprio de protagonista, y a la atrevida Moulin Rouge, con la gran Kidman.
4/10
(1971) | 178 min. | Musical
Adaptación cinematográfica de un célebre musical de Broadway. El violinista en el tejado narra la historia de una comunidad judía asentada en la Rusia de primeros de siglo. A través de Tevye, un honrado lechero, firmemente decidido a casar a sus hijas, presenciamos el choque de las antiguas tradiciones, con las nueva mentalidad de los jóvenes, así como las injusticias que debe sufrir el pueblo hebreo a manos de una opresora Rusia zarista. Norman Jewison dirige esta película de amor, orgullo, sufrimiento y esperanza, que contiene canciones inolvidables tales como "Si yo fuera rico", consiguiendo como resultado un extraordinario espectáculo musical, no carente de una elevada fuerza dramática. Inolvidable resulta la escena en que Tevye reniega de su hija, que se ha atrevido a casarse con un gentil. La excelente banda sonora de John Williams, se ve acompañada por algún sólo del famoso violinista Isaac Stern. El film obtuvo 3 Oscar en las categorías de mejor fotografía (Oswald Morris), mejor sonido (Gordon McMallun) y mejor Adaptación Musical (John Williams).
8/10
(1977) | 114 min. | Musical
John Travolta interpreta a Tony Manero, un orgulloso joven de Brooklyn, cuyo máximo aliciente en la vida es que llegue el fin de semana. En la discoteca es el rey de la pista, aunque sus amistades y su existencia diaria son bastante desastrosas y él no sabe adónde dirigirse. Pese a que tiene a un aluvión de chicas detrás, Tony se fija en la atractiva Stephanie (Karen Lynn Gorney), que parece interesarse por él pero que también se mantiene distante. Sin embargo, él se enamora de ella y juntos deciden por fin preparar un número de baile y competir en un conocido concurso de la discoteca 2001. Fiebre del sábado noche que lanzó al estrellato al prometedor, por entonces, John Travolta, que se vio atado el resto de su vida a esta interpretación. Además, la inteligente dirección de John Badham, pone de relieve la inconsecuencia y el perdido sentido de la existencia de una generación dominada por la música, el baile y el sexo desmadrado. Destaca una frivolidad buscada, que tiene su atractivo en las excelentes e inolvidables canciones de los Bee Gees, y en las espectaculares coreografías, que se siguen imitando hoy en día. Un auténtico clásico juvenil que relanzó el género.
5/10
(1983) | 91 min. | Drama | Musical
Jennifer Beals interpreta a una ambiciosa bailarina con un temperamento irreductible. Tiene una afición pasional por el baile, al que está dedicada en cuerpo y alma. Su gran oportunidad se presenta cuando se convocan unas pruebas para un importante musical. Como es natural, tendrá que competir con los mejores, y no le resultará nada fácil ser seleccionada. Pero ella pondrá toda su dedicación y su esfuerzo para cumplir el sueño de su vida. Uno de los musicales modernos más conocidos. Cuando el género musical parecía enterrado, a principios de los años 80, después del éxito de Grease (1977), el éxito de esta película sorprendió a todo el mundo. Aunque la historia es sencilla y nada brillante, su atractivo radica en la excepcional banda sonora, ganadora del Oscar, y a su trepidante coreografía. La interpretación de Jennifer Beals es digna de mención.
4/10
(1984) | 103 min. | Drama
La moralista y reprimida comunidad de Bomont, dirigida por el autoritario Reverendo Shaw Moore (John Lithgow) está enfrentada a la del joven Ren Mac Cormack (Kevin Bacon), que tiene unas ideas más tolerantes y liberales. Ambos temperamentos no pueden convivir en un mismo lugar. El baile y la música están prohibidos en el pueblo porque pueden 'incitan a los jóvenes a pecar', según Moore. La existencia de Ren se complica cuando Shaw Moore y sus discípulos comienzan a hacerle la vida imposible. Para que las cosas resulten aún más difíciles, Ren se enamora de la chica equivocada. Además para imponer la justicia, Ren deberá esforzarse para conseguir a su amada. Una película pensada para el público adolescente. Un animoso papel del polifacético Kevin Bacon. Lo más llamativo es el ritmo y la acción sin descanso, que entretiene bastante al espectador. Entre las canciones seleccionadas para su exitosa banda sonora están Kenny Loggins, Shalamar o Denice Williams.
4/10
(1946) | 103 min. | Cine negro
Son los años de la Segunda Guerra Mundial, en Buenos Aires. Ballin Mundson (George Macready) está al frente de un casino, y su hombre de confianza es un jugador llamado Johnny Farrell (Glenn Ford), al que Mundson ha sacado de un aprieto. Un día, a la vuelta de un viaje, Mundson se presenta en su casa con una atractiva mujer llamada Gilda (Rita Hayworth), y enseguida se establece una tirantísima relación entre Johnny y ella, una profunda mezcla de amor y odio que marcará la vida de los tres protagonistas. Una de las grandes películas de la historia del cine, con una apoteósica Rita Hayworth, que hace honor a al reclamo del film: "Nunca hubo una mujer como Gilda". Se trata de una genuina historia de cine negro, narrada con una tremenda fuerza. Impactó de tal manera en los espectadores de la época, que la primera experiencia atómica de la posguerra, la bomba lanzada por los norteamericanos sobre el atolón Bikini, llevó por nombre Gilda y tenía pegada una fotografía publicitaria de la Hayworth. Este papel encumbró a la actriz a la categoría de estrella eterna del celuloide. La escena en la que interpreta "Put the Blame on Mame", en la que se quita un guante, es una de las más famosas de la historia del cine, y el bailecito de "Amado mío" no le va a la zaga. Y, en fin, la sonora bofetada posterior que le propina un severo Glenn Ford no es menos célebre. Un drama pasional lleno de intriga, con una fantástica ambientación. Una joya.
9/10
(1978) | 115 min. | Romántico | Musical
John Travolta interpreta a Danny, el arrogante jefe de una pandilla de adolescentes de los años 50. Todos le conocen como un tipo duro e implacable con las chicas. Cuando regresa de sus vacaciones de verano y se reúne con sus amigos en el instituto, continúa siendo el mismo. Todo cambia cuando Sandy (Olivia Newton-John) le reconoce como su amor del verano. Pero él se hace el loco, aunque sigue enamorado de ella. Sandy se integrará en una pandilla de chicas de armas tomar, y de esta manera se enfrentará a la altanería de Danny. Una de las películas musicales míticas. John Travolta se presenta en plenas facultades, y es un derroche de energía y magnetismo. La debutante Olivia Newton-John, una estrella de la canción por entonces, realiza un atractivo papel como la ingenua enamorada de Travolta. Las canciones son excelentes, y no pierden su ritmo y su frescura con el paso de los años. Las coreografías son magníficas. Un homenaje a la época dorada del verdadero rock and roll. Nadie debe perdérsela.
6/10
(1948) | 128 min. | Drama Tráiler
Un empresario muy exigente descubre a una joven con muchas actitudes para el baile, llamada Shearer. Cuando debuta como bailarina, la esclaviza al servicio del espectáculo. Tras el estreno de un ballet, que la consagra como artista, se enamora del compositor. En ese momento, comienza a dudar si continuar con su carrera artística o abandonarla por el hombre que ama. Una obra maestra intemporal, cuyo momento clave es un ballet de catorce minutos compuesto especialmente para la película. El equipo formado por Michael Powell y Emeric Pressburger consiguió una puesta en escena grandiosa. El filme consiguió dos Oscar, a la mejor dirección artística en color y a la mejor banda sonora de film dramático, en el año 1948.
7/10
(1953) | 109 min. | Musical
Uno de los mejores musicales de todos los tiempos, producido por el gran Arthur Freed, responsable de otras maravillas del estilo Un americano en París, Cantando bajo la lluvia o La bella de Moscú. Tony Hunter (Fred Astaire) es una estrella del cine, algo desvaída y en horas bajas, que viaja hasta Nueva York para participar en un musical en Broadway. Allí le esperan los Marton, el matrimonio amigo que ha escrito la obra, quienes le presentan al director Jeffrey Cordova (Jack Buchanan). Como coprotagonista femenina deciden contratar a Gabrielle Gerard (bellísima Cyd Charisse), una joven bailarina de ballet. Pero Cordova, obsesionado con las grandes obras clásicas, enfoca la historia hacia una versión trágica de "Fausto", lo cual no agrada para nada al resto del equipo. El film es una delicia y un modo excelente de comprender cómo funcionaban los montajes musicales del Broadway de la época. La música es un primor, con grandiosos temas escritos por Arthur Schwartz y Howard Dietz. La pareja Astaire-Charisse está inconmensurable y ofrece algunos de los mejores números de la historia, como el bellísimo baile en el Central Park "Dancing in the Dark" o el espectacular número final "En busca de la chica", con divertida atmósfera de cine negro. Algunas melodías pasaron a la historia, como la citada "Dancing in the Dark" o las pegadizas y divertidas "That's Entertainment" y "A Shine on Your Shoes". También destaca el diseño de vestuario, obra de Mary Ann Nyberg, que fue nominada al Oscar, al igual que los guionistas y el compositor de la banda sonora, Adolph Deutsch.
8/10
(1984) | 131 min. | Thriller | Drama
Rodada en los tiempos de la "guerra fría", el film narra la historia de Nikolai Rodchenko, uno de los mayores bailarines de ballet rusos, que desertó hace diez años de la Unión Soviética. Durante un vuelo a Tokio su avión se ve obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en Siberia. Circunstancia que aprovecharán los servicios secretos soviéticos parta tratar de que vuelva al "redil". Tratarán de utilizar para ello a un bailarín norteamericano de raza negra, que en su día pidió refugio en la Unión Soviética. No obstante, entre ambos bailarines surge una gran amistad, y ambos urdirán un plan para abandonar el llamado "paraíso comunista". Taylor Hackford dirige este film que se ve con interés en todo momento. El reparto está encabezado por Mikhail Baryshnikov y Gregory Hines. Excelentes secuencias de ballet, una magnifica coreografía de Thwyla Tharp, así como las magníficas canciones "Say You Say Me" de Lionel Richie y "Separate Lives" de Phil Collins y Marilyn Martin, hacen aún más atractiva la película.
6/10
(1993) | 112 min. | Drama
Es ésta una película que pone a la libertad como valor insoslayable de la vida humana. Alemania, 1939. El dictador Hitler abandera un aparato gubernamental que pretende agrupar la mentalidad de todos los ciudadanos hacia su personal ideología criminal denomidada nacionalsocialismo. Pero un grupo de jóvenes encuentra en la música americana el medio de proclamar su individualidad y libertad ante la cosificación ideada por Hitler. Se hacen llamar "los rebeldes del Swing" y llevan sombrero hongo, paraguas y pelo largo. Pero lo que empieza como una inocente rebelión juvenil se acaba convirtiendo en una peligrosa rebeldía política contra los poderes establecidos. Muy bien interpretada por unos estupendos Robert Sean Leonard (El Club de los Poetas Muertos) y Christian Bale (El imperio del sol), la película constituye un entretenido y dramático canto a la libertad individual.
6/10
(1996) | 102 min. | Musical
‘Riverdance’ trae ante nuestros ojos lo mejor de la danza y de la música celta. Estamos ante un maravilloso espectáculo, que es una auténtica recreación para los sentidos. Luces, sonidos, música. Una elaborada coreografía, unos magistrales bailarines, una perfecta coordinación. Todo ello se une para hacernos pasar unos momentos realmente inolvidables. Escaso gusto artístico es preciso tener, para no saber apreciar esta gran obra de arte, ahora al alcance de nuestros vídeos. Excesivamente largo sería mencionar a todos los responsables de esta maravilla. Baste aquí mencionar a John McColgan como director y a Bill Whelan como compositor de la música.
6/10
(1983) | 93 min. | Drama | Musical
Tony Manero (John Travolta) es un joven que tiene una afición apasionada por el baile de discoteca. Le conocimos en Fiebre del sábado noche (1978). Un chico ambicioso, con un fuerte carisma, que sólo quiere divertirse bailando cada fin de semana en la discoteca. Son los años de la fiebre por la música disco. En esta ocasión, a Tony se le presenta la oportunidad de subirse a un escenario de Broadway como bailarín principal. Pero el camino hasta la gloria no va a ser fácil. Deberá trabajar mucho, perfeccionar sus números, y luchar contra los contratiempos que inesperadamente le surgen. El éxito de la mítica Fiebre del sábado noche, que lanzó al estrellato a John Travolta, oscurece esta segunda parte. Las coreografías y los efectos de luces y de música son espectaculares, pero Staying Alive no tiene el atractivo de la primera película. John Travolta ha sofisticado sus bailes al ritmo de las nuevas canciones de Bee Gees, los reyes blancos de la música disco.
4/10
(2000) | 146 min. | Drama | Musical Tráiler
Pantalla en negro. Música. Un minuto, dos, ¿tres? Así empieza el último y galardonado film del danés Lars Von Trier. Una de las muchas audacias que se permite. Si nos contaran el argumento, diríamos: “es un melodrama.” Selma Jezkova; inmigrante checa, madre soltera de un niño de diez años; trabaja en una fábrica; se está quedando ciega y, lo que es peor, la enfermedad es hereditaria; su vecino policía tiene problemas; hay una amiga que la aprecia y comprende... Y sin embargo, no parece tal melodrama. Parece la vida misma. Von Trier, a la hora de contar la triste vida de Selma, se agarra, al menos aparentemente, a los principios del movimiento Dogma que él impulsó: ausencia de música, luz natural, espontaneidad... Y mueve la cámara compulsivamente, sin dejarla quieta un momento, como queriendo recalcar el estrés de nuestra época. Y de pronto... ¡milagro! ¡La película se convierte en un musical! Von Trier arroja los principios “dogmáticos” al cesto de los papeles. El director y guionista nos ha preparado un poco –la protagonista es forofa de los musicales de Hollywood–, pero en absoluto para que una noche en una lúgubre fábrica con ruidos anodinos se transforme en un animado número musical. Y es que Selma se evade con sus fantasías musicales de una realidad dura o, mejor, integra esa realidad con su imaginación y dotes musicales, haciéndola mejor, más pura, más como debiera ser. Björk compone y canta de modo asombroso. Los personajes de la película son auténticos. Magníficos Björk, Catherine Deneuve –la amiga fiel–, David Morse –el policía torturado–, Peter Stormare –prototipo de enamorado–, pero también los secundarios como la conmovedora Siobhan Fallon, vigilante del corredor de la muerte, o Jean-Marc Barr, patrón de la fábrica. Y hay conflictos de interés: la amistad mantenida a machamartillo, la custodia de un secreto, la comprensión del dolor ajeno, el sacrificio por el propio hijo... El desenlace, magistral, es el último capítulo que no es el último capítulo si uno no quiere que lo sea. Para entender esto último, ¡no dejes de ver esta joya!
8/10
(2000) | 115 min. | Drama
Quizá más de uno se sonrojaría al confesar ante sus amigos que le gusta el ballet. ¡Pues no señor, no señora, el ballet es hermoso, y no hay que avergonzarse de decirlo! Lo demuestra esta peli en que un grupo de jóvenes deben superar mil y un obstáculos para formarse en la Compañía Americana de ballet. Nicholas Hytner (La locura del Rey Jorge, El crisol) sigue la estela de films como Fama, o de la aclamada Billy Elliot (Quiero bailar), para contarnos una historia de superación ante las dificultades. El reparto juvenil lo componen rostros desconocidos, pero no hay que asustarse: lo hace más que bien, en una historia la mar de entretenida.
6/10
(1998) | 115 min. | Drama | Musical
Mario es un cuarentón, profesional del espectáculo, sumido en una honda crisis personal. El abandono de su mujer procura olvidarlo metiéndose de lleno en el rodaje de una película sobre el tango. Mientras busca gente para el reparto y los números musicales, conoce a Elena, una hermosa bailarina de enorme talento. La pega es que ella es amante de Ángelo Larroca, propietario de un cabaret y personaje involucrado en negocios dudosos. Este film de Carlos Saura conecta con sus trabajos previos Sevillanas y Flamenco. Pero en esta ocasión el director maneja una trama de ficción. De nuevo tenemos una hermosa música y coreografía, y una fotografía preciosista, obra del genio de la luz Vittorio Storaro. Tango fue candidata al Oscar al mejor film extranjero, y ganó un premio especial en el Festival de Cannes.
6/10
(2005) | 103 min. | Romántico | Comedia
Casi se diría que existe un subgénero de cine romántico en bailes de salón, a juzgar por títulos como ¿Bailamos? (versiones japonesa y americana), Déjate llevar o el documental Mad Hot Ballroom. Aquí es un viudo (Robert Carlyle) el que trata de sobreponerse a su dolor con la terapia del baile, descubierta a la hora de cumplir el encargo de un moribundo. Se trata de una película amable y emotiva, donde con facilidad se derrama alguna que otra lagrimita. Entre el fabuloso reparto destaca la oscarizada Marisa Tomei.
6/10
(1988) | 88 min. | Musical
En su momento de mayor popularidad, a finales de los 80, Michael Jackson protagonizó este insólito film musical. Combina imágenes del divo en concierto con fantasiosas imágenes estilo videoclip de espectaculares coreografías.
4/10
(1944) | 114 min. | Musical
La familia Smith vive feliz en la sureña ciudad de San Luis... de momento. Porque el padre podría aceptar una oferta de empleo en Nueva York. Lo que supondría que la numerosa familia dejara la alegre ciudad en vísperas de la Feria Mundial, y justo cuando Esther se ha enamorado de un apuesto vecino. Maravilloso musical de Vincente Minnelli, con Judy Garland en su apogeo, y una entrañable Margaret O'Brien como la niña ‘Tootie’. Son inolvidables los temas “Meet me in St. Louis”, “The Boy Next Door” y "Have Yourself a Merry Little Christmas".
6/10