IMG-LOGO

Lista de cine

Las mejores películas de submarinos

Ofrecemos una lista de las mejores películas en donde los submarinos tienen destacado protagonismo.

A veces se trata de grandes naves pero en otras ocasiones son pequeños artefactos utilizados para bucear por los mares. Muchas, lógicamente, son del género bélico, otras destacan por la aventura o la comedia, pero las hay también de terror o ciencia ficción.

Las mejores películas de submarinos
(2010) Serie TV | 174 min. | Histórico | Bélico | Drama

El 12 de septiembre de 1942, cerca de la costa africana, el submarino alemán U-156 descubre al buque de carga inglés Laconia cerca de la costa occidental de África. El capitán Hartenstein ordena torpedear al Laconia sin saber que, además de 136 miembros de la tripulación, 80 pasajeros y 268 soldados británicos, el barco transporta 180 soldados polacos que vigilan a 1 800 prisioneros de guerra italianos, aliados de los alemanes.

(1957) | 95 min. | Bélico | Aventuras | Acción
El capitán de un destructor americano (interpretado por Robert Mitchum) detecta un submarino alemán. Inmediatamente ordena a su tripulación que se disponga a darle caza. El comandante del submarino (interpretado por Curd Jürgens) es un astuto veterano, capaz de poner en marcha las más ingeniosas tácticas evasivas, mientras trata de encontrar la posición adecuada para torpedear al destructor. Los dos capitanes rivalizan para conseguir la mejor táctica que les permita derrotar a su oponente. La persecución llegará a convertirse en una peligrosa partida de ajedrez en la que cualquier mínimo error puede llevarles a la derrota e, incluso, a la muerte. Pero ninguno de los dos está dispuesto a retirarse y renunciar a la victoria. Una de las mejores películas bélicas dentro del subgénero marítimo, cuya originalidad reside en que ambos oponentes se tratan con profesionalidad y respeto mutuo, tanto los americanos como los alemanes. El guión de Wendell Mayes está basado en un libro del Comandante D. A. Rayner, en el que narró su propia experiencia personal. El productor y realizador Dick Powell supo aprovechar la tensión y dirigir a los extraordinarios intérpretes con precisión. Uno de los puntos fuertes de esta cinta, reside en sus efectos especiales, muy impresionantes para la época, y que obtuvieron el oscar en el año 1957.
7/10
(2016) | 128 min. | Histórico | Acción | Bélico
Historia bélica que narra la historia real del USS Indianapolis, el barco que entregó las bombas atómicas que finalmente acabarían con la II Guerra Mundial. La nave sufrió el ataque de un submarino japonés y sus tripulación quedó a la deriva en el Mar de Filipinas, unas aguas infestadas de tiburones. Se trata de una producción esforzada, poco ambiciosa para la historia que se busca narrar, que demandaba un mayor despliegue de medios y escenas más épicas. Aún así hay momentos intensos y se agradece la presencia de un buen reparto de actores conocidos, encabezados por Nicolas Cage, Tom Sizemore o Thomas Jane. Resulta cuando menos curioso que el film esté dirigido por Mario Van Peebles, actor de acción y comedia que destacó especialmente en los 80 y 90, con películas como El sargento de hierro o Gunmen.
5/10
(2017) | 82 min. | Documental Tráiler
Jean-Michel Cousteau toma el relevo de su célebre padre, Jacques Cousteau, explorador y documentalista de las profundidades marina, que logró captar imágenes nunca vistas antes, además de ser premiado en Cannes con la Palma de Oro por El mundo del silencio. Le acompañan sus hijos a la hora de captar espectaculares imágenes submarinas, en lo que supone una fiel cuestodia del legado familiar, que de algún modo lo es también de la humanidad. Narrado por Arnold Schwarzenegger en su versión original, quien también está acreditado como productor, el film está está envuelto por una advertencia acerca de la importancia del agua y del equilibrio del ecosistema, no se quiere caer en alarmismos desaforados, pero se recuerda con acierto la importancia de cuidar los mares, está en juego el futuro de la Tierra. Dicho esto, el film nos lleva por las aguas profundas de las islas Fiji, California, el mar de Cortés en México y Bahamas, para mostrarnos la incomparable belleza del arrecife y los animales tan curiosos que pueblan las aguas, incluidos algunos que brillan con luz propia en la oscuridad, casi como si fueran seres extraterrestre. Aunque ciertamente el documental gustará sobre todo a los apasionados de las ciencias de la naturaleza, no dejará de sorprender a cualquier espectador. Se aprovecha con habilidad la música envolvente y el efecto 3D, casi flotamos entre los pececillos, y aparte de destacar tiburones, mantas, pulpos y peces martillo, los animales de extrañas formas y colores llamativos casi parecen arte abstracto de singular belleza..
6/10
(1980) | 120 min. | Bélico
La historia sigue la línea de comandos que inició Patos salvajes (1978), y que daría origen a otros filmes similares como Rescate en el Mar del Norte (1979), siempre con Roger Moore pululando por ahí. La película que nos ocupa está basada en una operación secreta que ocurrió realmente durante la II Guerra Mundial en la que un grupo de civiles británicos tuvieron que transformarse en una unidad de elite para eliminar a un barco espía alemán que había estado transmitiendo información primordial para el desarrollo de la guerra desde la colonia portuguesa de Goa, situada en el Océano Índico. Una operación tan secreta que no se conoció hasta que James Leasor publicó un libro sobre el tema en 1978. Rodada en la propia Goa y Nueva Delhi, además del mencionado Moore la película se completa con un reparto de viejas glorias como Gregory Peck, Trevor Howard y David Niven.
5/10
(1959) | 132 min. | Drama
Durante más de dos horas, Stanley Kramer nos sumerge en una claustrofóbica historia que narra la angustiosa situación de un reducido grupo de supervivientes de una catástrofe nuclear que ha asolado el planeta. Intensas interpretaciones de todo el reparto, con mención especial para el secundario Anthony Perkins.
6/10
(1989) | 89 min. | Terror
Wick Hayes es reclutado para una misión. Junto con un grupo de personas debe rescatar a los integrantes de un navío desaparecido. El especialista en terror Juan Piquer Simón rodó esta curiosa cinta acuática, muy influida por Alien, el octavo pasajero y Abyss, que acababa de triunfar. Coproducida por España y Estados Unidos se nota que cuenta con un presupuesto mayor al que solía manejar el director.
4/10
(1958) | 93 min. | Bélico
Durante la Segunda Guerra Mundial, un submarino norteamericano tiene una importante misión que cumplir en el frente oriental. Sin embargo, dos de sus oficiales van a enfrentarse poniendo en peligro, tanto el éxito de dicho cometido como la vida de sus soldados. Años después un argumento muy similar –aunque más exagerado– apareció en las tramas de Marea roja (1995) y K-19: The Widowmaker (2002). Por supuesto, la baza principal está en el duelo entre sus dos máximas estrellas: Clark Gable, en una de sus últimas apariciones en pantalla, y Burt Lancaster que ese mismo año estrenaría nada menos que cinco títulos. Él mismo produjo el filme a través de su compañía “Hecht- Hill- Lancaster”, siendo distribuida por la “United Artist”.
4/10
(1943) | 126 min. | Bélico | Drama
Film de propaganda, rodado en los Estudios Warner en plena Segunda Guerra Mundial, sigue la peripecia de un barco que es separado del resto de su flota por culpa del ataque de un submarino alemán. Bastante averiado y con pocas posibilidades de que sus tripulantes lleguen sanos y salvos a la costa de los Estados Unidos, la valentía y pericia del capitán hará que consiga lo imposible, y que sean recibidos como héroes. Para otorgar un tono aún más épico a la historia, se añadió una locución real del presidente Roosevelt arengando al pueblo americano contra los alemanes. Excelente reparto con Raymond Massey y Humphrey Bogart al frente, en un realista retrato del clima social generado en el país durante la contienda. El argumento original de Guy Gilpatric recibió una nominación al Oscar. Última película que el director, Lloyd Bacon, realizó para la Warner, donde había permanecido desde 1926.
7/10
(1939) | 90 min. | Thriller
El capitán de un submarino alemán es enviado al norte de Escocia, durante la Primera Guerra Mundial. Primer film que unió a Michael Powell y Emeric Pressburger, autores de clásicos como Las zapatillas rojas.
6/10
(2009) | 135 min. | Acción | Ciencia ficción Tráiler
Después de Transformers, Hasbro prosigue la aventura cinematográfica de llevar sus juguetes a la pantalla con G.I. Joe, basada en unos célebres muñecos de acción creados en 1964, y que eran como la versión masculina de la Barbie para las niñas. El trío compuesto por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett, dirigidos por Stephen Sommers, el responsable de La momia, han imaginado una trama situada en un futuro no muy lejano, donde las fuerzas de élite internacionales -aunque lideradas por Estados Unidos, faltaría más- de los G.I. Joe se enfrentan a los villanos complicados con todo tipo de armas sofisticadas. Y justamente McCullen es un supervillano, descendiente de un escocés que vendía armas en el siglo XVII a franceses y escoceses que luchaban entre sí; ha pasado el tiempo, y, 'de casta le viene al galgo', McCullen se dedica a la fabricación de armas. Y acaba de desarrollar para la OTAN un arma vírica que corroe el metal de modo alucinante. Pero tiene trazado un plan maquiavélico para que esta peligrosa arma provoque el caos mundial, de modo que nazca un nuevo orden político internacional que pueda controlar personalmente. Por supuesto los intrépidos G.I. Joe, unos marines de lujo total dirigidos por el general Hawk, van a tener que impedirlo. Sus mejores soldados -entre ellos Snake Eyes y Scarlett- pelearán de firme, respaldados por dos nuevos fichajes del grupo, Duke y Ripcord. Además, deben vérselas con dos secuaces de McCullen: Storm, el viejo enemigo de Snake Eyes, experto como él en artes marciales; y la Baronesa, una antigua novia de Duke. Stephen Sommers entrega lo que se le pide: acción a raudales, explosiones, persecuciones, peleas, armas sofisticadas, adrenalina pura y dura. Casi no hay un sólo plano que carezca de algún tipo de efecto especial. Práctica en este terreno tiene el chico, pues su currículum peliculero va en la línea del cine de acción y aventuras, y aunque se le agradecería un poquito más de fuerza visual, hay que reconocer que trepidación no falta al film, aunque a veces puede llegar a ser cansino. Cierto tipo de escenas las hemos visto mil veces, y aquí se entrega más de lo mismo; pero justo es señalar también que todo el tramo de la película que transcurre en París es tremendamente original, la imposible acción transcurre en pleno centro de la capital francesa, y junto a lugares emblemáticos, lo que da pie planos muy impactantes. En cuanto a la trama, hay cierto esfuerzo en componer algo coherente, con múltiples personajes, que hasta arrastran pequeños traumas del pasado; quizá sean algo estereotipados -nadie debe esperar actuaciones de Oscar-, pero al menos presentan algún elemental rasgo definitorio. Y cuestiones como la venganza y la rivalidad, justifican al menos ciertas acciones. El arranque, que se sitúa en el siglo XVII, se diría marca de fábrica de Sommers, piénsese en sus entregas de la La momia. Y se apuntan críticas a la industria armamentista -¿inspiración de Iron Man?- y a los peligros de la biotecnología, a lo que se suma una malévola broma final a cuento del presidente estadounidense.
5/10
(1961) | 96 min. | Aventuras
En su fuga, un grupo de prisioneros recala en una isla desierta donde habitan horribles criaturas. Inolvidable adaptación del clásico de Julio Verne con impagables efectos especiales de la factoría Ray Harryhausen.
5/10
(1965) | 98 min. | Bélico
Corren años de crispación en las relaciones internacionales entre los dos colosos que dominan el mundo. La Guerra Fría está en su punto álgido. En este marco, un navío de la fuerza marítima de Estados Unidos, en una misión rutinaria, se cruza de imprevisto con un sospechoso submarino. Empiezan a cundir los nervios entre la tripulación. La ambigüedad del Capitán Eric Finlander (Richard Widmark) ante la situación, no ayuda a poner remedio al conflicto. Da la casualidad de que en el barco viaja un inquieto periodista, interpretado por Sidney Poitier, que pretendía realizar un reportaje sobre una tranquila misión de rutina. Una emocionante película bélica, con una fuerte carga de suspense. Desarrolla con fluidez la tensa situación que plantea el argumento. Widmark y Poitier están muy correctos en sus interpretaciones.
6/10
(1955) | 99 min. | Bélico
Segunda Guerra Mundial. El comandante Stringer (José Ferrer) y el capitán Thompson (Trevor Howard) son los encargados de llevar a cabo una peligrosa misión. Deben reclutar a los mejores hombres del ejército para cumplir unas órdenes que se guardan bajo el más estricto secreto. Una vez formado el grupo, su tarea consiste en entrenarles y prepararles para cualquier adversidad. Nadie debe conocer este plan, ni siquiera los propios soldados. Un año después, el equipo dirigido por Stringer y Thompson está preparado para cumplir su arriesgado plan: una silenciosa invasión en canoa con el objetivo de destruir un comboy de acorazados enemigos. Todos saben que las posibilidades de éxito son mínimas, y que pocos de ellos podrán contar su aventura. Una entretenida película de acción bélica, con un planteamiento original. Se aprovecha de los elementos básicos del género para crear un aceptable grado de tensión.
5/10
(1951) | 104 min. | Romántico | Bélico
El comandante Duke Gifford está al mando de un submarino y llevará a cabo una peligrosa misión durante la 2ª Guerra Mundial: rescatar a un grupo de niños huérfanos que han caído en manos de los japoneses. Mientras, Gifford no sabe como conseguir reconciliarse con su ex mujer Mary, involucrada también en el conflicto. George Waggner dirige este título bélico con un rudo John Wayne dividido entre su deber profesional y sus "deberes" sentimentales. Acción y romance a partes iguales.
5/10
(1954) | 100 min. | Thriller | Aventuras
Adam Jones, oficial retirado de la Marina, es reclutado para una misión. Deberá capitanear un submarino que traslade a Alaska al profesor Montiel, experto en enrgía atómica, y a su joven colaboradora. Tras Manos peligrosas, el experto en cine de acción Samuel Fuller volvió a fichar como protagonista a Richard Widmark. El resultado es un sobrecogedor thriller de submarinos que ha influido en títulos como U-571 o Marea roja.
6/10
(1979) | 118 min. | Bélico | Comedia
Si algo demostró Steven Spielberg con esta película es que la comedia gamberra no era lo suyo. Con la ayuda de sus compinches de la saga de Regreso al futuro pergeñó una trama sobre el pánico que se desata en California ante una posible invasión japonesa a los pocos día del ataque a Pearl Harbor, durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de personajes lunáticos y un submarino nipón perdido por allí cerca dan pie a situaciones disparatadas. Spielberg, niño bonito de Hollywood tras sus taquillazos con Tiburón y Encuentros en la tercera fase, se estrelló con un film al que faltaba el adecuado timing para provocar las risas. Era como explotar el tirón de Que vienen los rusos, de Norman Jewison, con un reparto coral más o menos estelar; pero la jugada no funciona.
4/10
(1966) | 121 min. | Comedia
Rodada en los mejores tiempos de la guerra fría, Que vienen los rusos es una simpática comedia que narra la divertida situación que se origina cuando un submarino ruso encalla en las costas americanas. Obligados a salir al exterior, los miembros de la tripulación del submarino soviético entran en contacto con los lugareños de un pueblecito norteamericano, que creen verse envueltos en una tercera Guerra Mundial. Norman Jewison dirige esta amable sátira de la guerra fría con acierto, logrando dibujar la sonrisa en la cara del espectador y en ocasiones arrancarle la carcajada, Cuenta para ello con un excelente reparto, destacando Alan Arkin como comandante del submarino (su interpretación le valió el globo de oro al mejor actor), Brian Keith, que está "tronchante" en su papel de ineficaz jefe de policía, y Jonathan Winters como su ayudante. El film obtuvo cuatro nominaciones a los oscars en las categorías de mejor película, mejor actor, mejor guión adaptado y montaje.
6/10
(1968) | 82 min. | Aventuras | Animación | Comedia
Cinta animada con música de los Beatles, muy de su época en la concepción sicodélica de la animación, y en su mensaje pacifista. Transcurre en la idílica Pepperland, tierra que ve amenazada su paz por la llegada de los malvados azules, que petrifican a todos sus habitantes menos a uno, que huye en el submarino amarillo del título, dispuesto a recabar ayuda en la ciudad de Liverpool.
5/10
(2014) | 114 min. | Aventuras | Thriller
Cinta de aventuras que se adscribe al subgénero de thriller con en las profundidades del mar abordo de un submarino. Sigue la expedición comandada por Robinson, que tiene bajo sus órdenes a una tripulación compuesta por anglosajones y rusos, que tratan de dar con el paradero de un U-Boat alemán hundido durante la Segunda Guerra Mundial, que transportaba un cargamento de lingotes de oro rusos, parte del acuerdo de cooperación entre Hitler y Stalin. Están financiados clandestinamente por un inversor privado, al margen de la empresa que despidió a Robinson, y de los países en litigio por los fondos marinos, Rusia y Georgia. Kevin Macdonald sabe crear la deseada atmósfera claustrofóbica, y el modo en que la avaricia y el instinto de superviviencia dictan las acciones de los distintos personajes. Quizá éstos son algo toscos y monolíticos, pero la trama se sigue con interés. En el reparto tiene el protagonismo Jude Law, que compone al típico capitán que impone su autoridad de un modo que no convence a todos.
5/10