10 razones por las que “Star Wars: El ascenso de Skywalker” aburre a los muertos
IMG-LOGO
Zona friki

10 razones por las que “Star Wars: El ascenso de Skywalker” aburre a los muertos

Leía hace poco que un defensor de la saga galáctica protagonizada por el doctor Spock que argumentaba que “los fans de “Star Trek” no odian cinco de ocho películas como los de "La guerra de las galaxias”. Ya puede decir que son seis de nueve, gracias a “Star Wars: El ascenso de Skywalker”.

"Star Wars: El ascenso de Skywalker"
"Star Wars: El ascenso de Skywalker"

criticas negativasNo teníamos grandes esperanzas en ella, pero la realidad ha superado con creces los peores augurios. Recopilamos las 10 razones más evidentes por las que Star Wars: El ascenso de Skywalker decepcionará hasta a los fans incondicionales que le han puesto a su hijo Chewbacca.

1. En las letras flotantes iniciales nos enteramos de que no ha muerto el Emperador. Vaya por Dios, con lo que le costó a Luke sacar a su padre del Lado Oscuro para que le liquidara. La 'sorpresa' parece un tanto arbitraria, si se supone que en realidad estaba detrás del Líder Supremo Snoke, y de la Primera Orden, ¿por qué hasta ahora no se nos había dado ninguna pista? Fácil, porque no lo habían pensado hasta este momento.

2. Al fallecer -por desgracia- Carrie Fisher, se ha recurrido a planos de la actriz descartados de las dos anteriores entregas. Pero por mucho que se le haya integrado muy bien en la acción, se nota que está insertada, que en realidad no está ahí, que no tiene ninguna conexión con los actores que le dan la réplica y que las frases que dice no aportan mucho. Para colmo, se muere de repente, supongo que de aburrimiento por la peli.

3. El beso lésbico que se ve de fondo en las celebraciones por la victoria final está metido con calzador por el ejecutivo de turno. Este pequeño detalle, que muchos ni verán, no contentará ni al público LGTB que pedía que Finn se liara con Poe Dameron, ni a quienes prefieren que la saga siga por la línea clásica, sin ningún detalle gay.

4. Ese mismo jerifalte ha seguido dando la lata con que aparezcan representadas todas las minorías habidas o por haber, o sea que no contentos con haber puesto como protas a una chica, un latino y un joven de color, si por ejemplo aparece ahora alguien que haya desertado del enemigo como Finn, por fuerza tiene que ser una mujer y negra. Mientras que en Creed, la leyenda de Rocky fluye de forma natural que el hijo del afroamericano Apolo Creed se haya convertido en protagonista de la saga pugilística, aquí resulta demasiado evidente que todo está forzado, y calculado. ¡Que perdemos ventas de merchandising en algunas minorías!

5. "Existía otra nave, en la que tenían preso a Chewbacca, así que no ha muerto", "había otro localizador del mundo de los Sith, por lo que todavía podemos encontrarlo", "tengo dos espadas de jedi, así que puedo con el emperador". Pienso que se abusa un poco del recurso a duplicar elementos del guión, sobre todo para crear grandes desgracias que después no han ocurrido. Muy facilón todo.

odiadores de Star Wars6. Se abusa un poco del duelo de Rey contra Kylo Ren. Ambos se tiran practicando la esgrima minutos y minutos interminables, lo que contribuye (entre otras cosas) a que el film se alargue. Tiene una ventaja, si alguien tiene que salir al cuarto de baño cuando ambos combaten, puede tomárselo con tranquilidad, pues cuando regrese no se habrá perdido nada.

7. ¿Qué significa el título? Star Wars: El ascenso de Skywalker sonaba más que nada a que algún miembro de esta familia subía de categoría en el trabajo, en una oficina o algo así. Pero vista la cinta, no parece que ningún Skywalker ascienda a ningún sitio, como mucho dos (Leia y Kylo Ren) suben al cielo de los jedis al espicharla.

8. Casi todos los fans de la saga detestan a las criaturas concebidas para vender peluches, o sea a los ewoks y a los porgs. Pues bien, J.J. Abrams recupera a ambas razas, se diría que con afán de choteo, porque no cabe otra explicación. Ya puestos, ¿por qué no ha resucitado también a Jar Jar Binks?

9. El romanticismo tenía una enorme importancia en la primera trilogía que se rodó. Aquí han tratado de resucitar el triángulo formado por Leia, Luke Skywalker y Han Solo en el primer tramo, con Finn y Poe Dameron tirándole los trastos a Rey. Pero el enamoramiento les dura poco, pues ambos encuentran otros intereses amorosos enseguida y se olvidan de ella, que por su parte acaba liándose con Kylo Ren, aunque le dura sólo un beso, qué gran desgracia.

10. "Eres una Palpatine". Sin comentarios. O sea que se supone que el hecho de que Rey sea nieta del Emperador te tiene que sorprender. Pero ese conejo que se han sacado de la chistera con tanta caradura, no produce ni de lejos el mismo efecto emocional que el célebre "No, yo soy tu padre". De igual manera podían haber puesto que Poe Dameron en realidad es primo de Chewbacca... Yo me esperaba ya cualquier cosa.

11. Ya, ya sé que dije que iban a ser 10 puntos. Pero no me resisto a hablar de Billy Dee Williams, que regresa para interpretar de nuevo a Lando Calrissian. Lo peor con diferencia, pues para empezar, ¿qué se ha hecho en la cara ese hombre? Resulta totalmente inexpresivo. Además, los guionistas se han olvidado de que era "un jugador de cartas, un sinvergüenza", ahora sólo le han dado frases de relleno totalmente insulsas.

12. Sí, ya la última y paro. ¿Por qué resulta que ahora el fantasma de Luke Skywalker puede coger con sus manos un sable de luz? Pues si no es tan etéreo como parecía, que contribuya a la causa y se una a la lucha.

A diferencia de mis artículos despotricando contra las anteriores entregas, éste va un poco en serio. O sea, que este año no voy a rectificar diciendo que todo es una gran broma. Realmente estamos ante la peor parte de la nueva trilogía. Sobre todo, le falta algo de frescura, casi cualquiera de las escenas suenan a ya vistas antes en la franquicia. Menos mal que por ahora Walt Disney parece que se va a tomar un descanso antes de rodar nada más.

Lo último del mundo del cine