saltar al contenido principal

En su 13ª edición, la Muestra SyFy ha cambiado de cine, pero uno tiene la sensación de que… ¡todos los años vamos los mismos! No sólo porque todo friki que se precie pasa por ahí, sino porque casi todos se conocen el protocolo, es decir, aplaudir como locos cuando sale un plano de la Luna llena en una peli de terror de tres al cuarto, o la respuesta que se le grita a la presentadora, Leticia Dolera, cada vez que presume de muestra porque un año se proyectó Canino. No la reproduzco aquí por gamberra y soez, quien no la sepa que acuda al céntrico Palacio de la Prensa de Madrid, o que se estruja el coco imaginando lo peor que pueda rimar con Canino).

El hecho de que sea el año número 13 que se celebra hacía presagiar lo peor, así como que faltaran títulos realmente prometedores. El pasado nos quejábamos y ponían la hilarante Lo que hacemos en las sombras, nada menos que La canción del mar, y hasta una de Joe Dante. En esta ocasión, todo a descubrir, aunque ha sido prometedor el arranque, con La invitación, de Karyn Kusama, la historia de unos tipos invitados a una cena en una casa donde les sirven un vino carísimo, y aunque no es plan de desvelar nada, cualquiera puede imaginar que después de verla no aceptará ni de broma un plan parecido.

the green infernoHasta Eli Roth está (un poco) más inspirado de lo habitual en The Green Inferno , híperburro homenaje a Holocausto caníbal, con unos activistas a los que una tribu indígena del Amazonas de Perú también les convida a cenar… ¡lo malo es que en este caso la cena son ellos! Impagable el método que usan en un momento dado los protas para distraer a sus captores y tratar de escapar.

España estuvo representada por Vulcania, arropada por casi todos los miembros del reparto, presentados con energía por la inagotable Dolera, que le dio al director la enhorabuena por... ¡haber conseguido estrenar en nuestro país una película en la que no salen ni Raúl Árevalo, ni Antonio de la Torre ni Luis Tosar! Aparte de eso, esta ciencia ficción distópica acumula el mérito de un buen arranque, un tipo que vive en un pueblo jerarquizado por unos siniestros individuos planea escapar con una mujer viuda a un lugar idílico. Por desgracia, pronto se desinfla por pura sosería en el guión y en la puesta en escena.

Nos echamos unas risas con Nina Forever,donde una estudiante encuentra al hombre aparentemente ideal, salvo por el pequeño detalle de que cada vez que intenta un acercamiento romántico... ¡se aparece el cadáver de su parlanchina ex! Acaba siendo un poco lenta, y pretenciosa, pero tiene su interés como análisis de lo duro que puede ser el lastre del pasado en las relaciones de pareja.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE