saltar al contenido principal

 

captain marvel 37266 g10 copiaLa 16 Muestra SyFy de cine fantástico empezó el jueves a lo grande, con la esperadísima Capitana Marvel, que no reinventa el género de superhéroes, pero ni falta que le hace, ya que resulta de lo más entretenido. Tiene a la siempre eficaz Brie Larson, y al gran Samuel L. Jackson recuperando a Nick Furia, cuando todavía tenía dos ojos, pero yo me quedo con el desternillante gato, y también con unos toques de nostalgia de ésos que a los más veteranos –o vejestorios– nos hacen ilusión, pues transcurre en los 90 (qué tiempos aquéllos), y aparecen videoclubs, cibercafés y canciones de Nirvana.

La jornada del viernes comenzó con In Fabric, bizarrada excesiva con estética retro inspirada en el giallo italiano, sobre una pobre señora a la que se le ocurre comprar un vestido rojo en las rebajas de unos grandes almacenes, ignorando que el negocio está gestionado por un akelarre de brujas. Al realizador Peter Strickland (The Duke of Burgundy) parece traerle sin cuidado que su propuesta surrealista, no tenga ninguna posibilidad de interesar al público masivo. Parece bastante apropiado para un festival de películas de cine Z como éste, donde gracias a los comentarios de los locos que estábamos presentes lo pasamos bomba, y nos mondábamos de risa ante cada nueva locura, pero leo que ha estado programada… ¡en el Festival de San Sebastián! ¡Allí debieron alucinar en colores!

Elizabeth Harvest 5La tarde continuó con Elizabeth Harvest, peli de ciencia ficción en la que la prota llega tras de su boda a la finca de su marido Henry, un reputado científico. Éste le da permiso para disponer de todo lo que encuentre en el interior de la mansión, pero no puede entrar en una habitación cerrada. Como cabe suponer, ante la soledad y el aburrimiento ella decidirá investigar. El film tiene un ama de llaves estilo Rebeca, interpretada por Carla Cugino, esposa del director, Sebastián Gutiérrez (Rise, cazadora de sangre).

El broche de oro de la jornada lo puso Upgrade, dirigido por Leigh Whannell, guionista de títulos como Insidious, que parece recuperar esas pequeñas propuestas de ciencia-ficción de otras épocas, que pese a la falta de presupuesto encandilaban al público, pero sirviéndose de los efectos especiales del cine de ahora. Transcurre en un futuro en el que un tipo reacio a la tecnología es asaltado junto a su mujer por unos descerebrados que a ella le asesinan y a él le dejan parapléjico. Se somete a una operación experimental en la que le implantan un sistema cibernético para controlar su cuerpo, que habla con él, y que le ayudará a vengarse a porrazo limpio. El público está con el protagonista, encarnado por un tal Logan Marshall-Green, que (por lo menos me pareció a mí)… ¡se parece muchísimo a Tom Hardy! Ésta habría arrasado en el videoclub ochentero.

Anteriormente:

La 16 Muestra Syfy a punto de arrancar: ¿cómo sé si ése es mi lugar en el mundo?

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE