saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Amigo

Amigo

Amigo

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
5
Atrapado entre dos fuegos
Atrapado entre dos fuegos

La veteranía es un grado, y el guionista y director John Sayles tiene un buen puñado de películas a sus espaldas que prueban de sobras su solvencia. Amigo, pese a ciertos destellos de su habilidad como cineasta, no tiene la fuerza esperable, está lejos de Hombres armados, el título con que más fácilmente puede asociarse.

El film se sitúa en la época revolucionaria de Filipinas, el declive español es evidente y las tropas de ocupación norteamericanas no hacen más que enredar y complicar las cosas. Rafael Dacanay, un hombre justo y cabal, es el carismático líder del pueblo selvático de San Isidro, situado en la zona donde chocan estadounidenses y guerrilleros. Su hermano Isidro y su hijo Joaquinito están en la selva, con los revolucionarios. Él en cambio es un hombre pacífico y pragmático, que sobre todo quiere lo mejor para la gente del pueblo, en vez de enfangarse en luchas y enfrentamientos que sólo generan odio y destrucción. Así que trata de convivir con las tropas del teniente Compton, un tipo más o menos sensato. Tal postura le hace ser malinterpretado por unos y otros.

Parecen claras las intenciones de Sayles de presentar su historia como metáfora de otros "asentamientos" más recientes de sus compatriotas, Vietnam o las cercanísimas Irak y Afganistán vienen enseguida a la mente. Algunos trazos funcionan, pero otros son menos sutiles. De modo especial chirría esa especie de general Custer al que da vida Chris Cooper, caricatura del militar descerebrado, o la muy evidente utopía de la convivencia pacífica entre americanos y nativos, rota enseguida por la realidad impura y dura. También suenan a cliché la atracción entre yanqui y filipina y la visión de un fraile poco cristiano como soldado de Dios.

Da la impresión de que el director ha acudido a su biblioteca mental de "recursos para que la cosa funcione", véanse los montajes paralelos de dos enterramientos muy diferentes, con los discursos de los bandos enfrentados, o el clímax con los hilos del telégrafo, que prueban su habilidad artesanal, el resultado es apañado, pero que suenan a conocido, a recurso fácil para criticar a los "metepatas" habituales, los yanquis. La costumbre de autoflagelarse típica de los americanos empieza a traspasar en exceso los sanos límites de la autocrítica para ubicarse en territorio masoquista.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto