IMG-LOGO
Cerrando el círculo
5 /10 decine21

Cerrando el círculo

Closing the Ring

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
5 /10 decine21

Crítica

Entre tres amores

Entre tres amores

El octogenario actor y director Richard Attenborough llevaba sin rodar desde antes del cambio de milenio. Ahora, se ha aburrido de estar jubilado y ha decidido volver al ruedo. Especializado en su faceta de cineasta que lleva al cine las biografías de grandes hombres como Mahatma Gandhi (Gandhi), Charles Chaplin (Chaplin), C.S. Lewis (Tierras de penumbra) o Steve Biko (Grita libertad), Attenborough ha elegido en esta ocasión una historia de ficción, pero que curiosamente comparte título y algo de temática bélica con el quinto volumen de las memorias de Winston Churchill. El primer volumen dio pie al primer biopic del director, El joven Winston, de 1972, por lo que su última película cierra una especie de círculo.

Ethel Ann, una anciana de un pueblo de Carolina del Norte, acaba de perder a Chuck, su marido, un veterano aviador, y tiene dificultades para relacionarse con Marie, su hija. Para honrar al difunto, Jack, otro veterano piloto, realiza una pequeña exhibición aérea en el entierro. Éste sigue enamorado de Ethel Ann desde su juventud, cincuenta años atrás, cuando formaba un trío inseparable de amigos con Chuck y otro apuesto joven, Teddy. Éste último fue el que en realidad conquistó en su momento a Ethel Ann, que sólo se separó de él por culpa del bombardeo de Pearl Harbor, y la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Mientras tanto, en Belfast (Irlanda del Norte), un maduro individuo rebusca algo en los restos de un avión siniestrado durante la citada guerra. Se le une un muchacho que encontrará entre los escombros un anillo de oro con dos nombres escritos: Teddy y Ethel Ann.

El principal problema de Attenborough es que esta vez parte de un guión indigno de su talento, escrito por un debutante, Peter Woodward, hasta ahora dedicado a la interpretación. Éste ha desarrollado una historia imposible, con casualidades muy forzadas, giros de culebrón decimonónico, y toques ‘sentimentaloides’ de tres al cuarto. Por suerte, el veterano curtido en mil batallas Attenborough sabe filmar, por lo que hace gala de una puesta en escena superior al libreto, que permite en cierta medida hacerlo funcionar. Muestra sobre todo su talento a la hora de dirigir a los actores, algunos excelentes como Pete Postlethwaite, Christopher Plummer, Brenda Fricker, y otros no tan brillantes, como la recuperada Neve Campbell, más eficaz que nunca, o la prometedora Mischa Barton, de moda por la serie O.C., una correcta Ethel Ann de joven. No acaba de resultar convincente del todo la Ethel Ann madura, Shirley MacLaine, amiga de Attenborough desde que ambos protagonizaron Los pecados de la señora Blossom. Sinceramente, la legendaria actriz no parece estar muy involucrada con el proyecto, lo que da al traste con las secuencias que deberían resultar más emotivas, con su hija o el personaje de Plummer.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos