IMG-LOGO
Death Race (La carrera de la muerte)
4 /10 decine21

Death Race (La carrera de la muerte)

Death Race

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
4 /10 decine21

Crítica

Corriendo por la libertad

Corriendo por la libertad

Jensen Ames es un tipo duro que pasa sus días en la cárcel por un delito que no ha cometido. Dada su experiencia como piloto de coches, es trasladado a la prisión de Isla Terminal, donde se celebra el espectáculo más sangriento del mundo. Se trata de una carrera de coches donde los competidores pelean no sólo por el triunfo, sino también por su vida. Los pilotos son peligrosos reclusos de la cárcel, que saben que el que gane cinco carreras obtendrá la libertad.

La película tiene su inspiración en la cinta de los años setenta La carrera de la muerte del año 2000. Más que un remake, Death Race es una nueva visión de las carreras de coches llenas de violencia. Si en la película original ganaba el que atropellara a más personas, en ésta, cada piloto trata de matar a su rival. Lo que sí tienen en común es la visión crítica de la sociedad del momento, aunque ésta se realice de forma superficial. En el caso de Death Race, el blanco de los ataques está en los reality-shows televisivos. La carrera realizada en la cárcel es uno de los programas con más éxito en antena y cualquier excusa es buena para captar a nuevos espectadores. El programa presenta la carrera como si de un videojuego se tratase, con la diferencia de que en pantalla se están jugando la vida seres humanos.

Los amantes de películas como A todo gas, disfrutarán con este título, ya que, como cabe esperar, los coches desempeñan un papel fundamental. El ritmo de las carreras es enrevesado, además de por la velocidad, por el hecho de que cada coche está dotado de varios sistemas de defensa y ataque para sobrevivir a la ronda, lo que implica que se suceden los ataques con metralletas, lanzallamas, y demás armas. Como toda película de coches que se precie, Death Race no sólo cumple con el requisito de la velocidad, sino también con el de la aparición de chicas sexys ligeras de ropa.

Paul W.S. Anderson carga las tintas en el apartado violento. La película no es apta para todos los públicos y más de uno tendrá que bajar la cabeza en algún punto del film. El responsable de Resident Evil muestra un futuro oscuro lleno de maldad, reflejada no sólo en los convictos, sino también en la arpía que gobierna la prisión y que encarna Joan Allen. Aún así, hay un resquicio para la esperanza.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.