IMG-LOGO
El declive de Patrick Leary
7 /10 decine21

El declive de Patrick Leary

Lights Out

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Patrick “Lights” Leary, un ex campeón de los pesos pesados, es obligado a encontrar el rumbo de su vida tras verse obligado a retirarse después de años de éxitos en el ring. El actor Holt McCallany (CSI: Miami) da vida al personaje, al que ya conocemos tras su retiro del cuadrilátero. Pese al éxito que conoció como campeón de boxeo, Leary se vio obligado a dejar la alta competición hace cinco años debido a que su cuerpo ya no podía aguantar más golpes y a la presión de su mujer, Theresa, que no estaba dispuesta a verle morir sobre el ring. Ahora, Leary tiene una vida acomodada, vive en una gran mansión junto a su mujer y sus tres hijas y tiene un gimnasio que gestiona su propio hermano. Además, mantiene una excelente relación con su padre, que fue su entrenador durante toda su vida profesional y, para muchos, el culpable de la derrota traumática que sufrió en su último combate.

7 /10 decine21

Crítica

El crepúsculo de un ídolo

Alejado del ring desde hace cinco años, Patrick Leary afronta la vida con cierta amargura. Quien fuera campeón de los pesos pesados es ahora un hombre que se gana los garbanzos con trabajos de medio pelo y gracias a la fama que todavía conserva de su glorioso pasado pugilístico. Su mayor felicidad son sus tres hijas a las que adora y una mujer que intenta abrirse camino en su profesión médica. Pero lo cierto es que en su día a día le invade la desazón y el sentimiento de inutilidad. Su situación se agrava cuando sus negocios, gestionados por su hermano, sólo dan pérdidas y cada vez más cuantiosas. Para atajar esta situación debe enfrentarse a un dilema: trabajar como cobrador de deudas para un criminal o volver a la competición, algo que su mujer no aprobaría, ya que ella misma fue quien le presionó para dejar el boxeo. Patrick se ve al borde del abismo, máxime cuando es conocedor de la amenaza de verse afectado por una enfermedad neuronal propia de los boxeadores. Está pues a punto de pelear el combate más decisivo de su vida.

El primer plano de Patrick con la cara deformada por los recientes golpes de un combate, supone el impactante comienzo de este drama intenso y duro. A las pocas escenas ya sabemos del retiro de su protagonista y de su insatisfacción por haber dejado atrás aquello que le supuso fama y gloria. Quizás por eso más de uno podría pensar que estamos ante un episodio más de la vida de un boxeador que no tiene más remedio que volver a batirse el cobre sobre el ring para sacar adelante a su familia. Lo cierto es que bastante de ello hay y de esa épica pugilística que tan buena materia prima ha proporcionado siempre al drama, transitando desde la fuerza bruta por la nobleza, a la redención y el honor.

A través de una espléndida fotografía, de tonos saturados y oscuros, vivimos de cerca el ambiente de los gimnasios, la preparación de un gran combate, los códigos de los luchadores y la atmósfera turbia que rodea el mundo del boxeo. Pero si bien la serie cuenta con estos elementos, la introspección en el personaje protagonista es lo que más sorprende, al equilibrar de manera soberbia una filosofía de vida de la que no se puede desligar a pesar de los años transcurridos (en su memoria está continuamente presente el último combate disputado), con la situación personal (una enfermedad) y familiar con la que debe lidiar (la tesitura de enfundarse de nuevo los guantes a riesgo de quebrar su matrimonio). Es en el entorno familiar donde extraemos mayor jugo de los personajes principales, a través de unos diálogos estupendamente trazados en función de los niveles padre-hijas, marido-esposa o hijo-padre, con el trasfondo del regreso de Patrick a los cuadriláteros.

Bien realizada y escrita, la serie tiene el ritmo justo para evidenciar aquello que siente Patrick, su frustración y su obligada resignación hasta el momento de tomar una decisión que afectarán a su familia. Sobresale la forma en que el protagonista entra en conflicto con lo moral y ético, cuando a costa de mantener un estatus social y de imagen inevitablemente ligado al dinero, es capaz de hacer de matón e incluso liarse a puñetazos a las afueras de un bar. Un alarde de realización y de oportunismo, es la que muestra el director Justin Zackham (Ahora o nunca) al combinar momentos de cierta ternura con flashbacks cortos donde preside la violencia ejercida por Patrick en diferentes situaciones.

Además de la imponente presencia de Holt McCallany (CSI: Miami) como Patrick Leary, destacan en el plantel de actores Catherine McCormack, en el papel de la esposa del protagonista, y un veterano Stacy Keach (Mike Hammer), como padre. Una más de las muchas y buenas razones para ver esta sobria y brillante producción de Philip Noyce (Revenge), que nos acerca a las luces y sombras de un deporte tan polémico como el boxeo, con inmejorables escenas de combate en la mejor tradición de películas como Marcado por el odio, El luchador y Toro Salvaje.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

También te pueden interesar

Últimos tráilers y vídeos