Persona non grata - Película - decine21
IMG-LOGO
Persona non grata
8 /10 decine21

Persona non grata

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
8 /10 decine21

Crítica

La esposa ausente

Wiktor, embajador de Polonia en Uruguay, enviuda inesperadamente. Su esposa Helena, a la que amaba con locura, ha muerto en Varsovia de una hemorragia. Sus superiores pensaban que tal vez esta circunstancia le empujaría a pedir la vuelta a su país natal, pero después de las exequias regresa a su puesto, y pide que le asignen como cónsul a un joven que considera muy prometedor, casado con una rusa. Mientras convive con su pena, siguen torturándole las dudas de si Helena le pudo ser infiel con un amigo común, el viceministro ruso Oleg. Trata de sonsacar soterradamente al confesor de Helena, y al propio Oleg, pero no parece que obtenga nada en claro. Entretanto se enfrenta a las tareas habituales de la embajada, como la de asegurar que un contrato de venta de helicópteros con Uruguay llegue a buen puerto. Aunque Wiktor sospecha que hay filtraciones entre su personal, que alguien de su entorno está facilitando información a otros países que pujan por el contrato.

Sólido film escrito y dirigido por Krzysztof Zanussi, que capta con formidable hondura los pliegues y repliegues de la condición humana. El cineasta polaco no sólo pinta con magnífico verismo lo que pueden ser las tareas típicas de una embajada, incluido un espionaje que poco tiene que ver con las aventuras de James Bond, sino que sabe retratar personas de carne y hueso, con sus puntos fuertes y sus flaquezas. Zbiegniew Pasaziewicz compone muy bien al apenado embajador, sus dudas, sus suave ironía y perspicacia certera... casi siempre, su fe católica, su compasión por los compatriotas (o no) atrapados en situaciones denigrantes. El guión perfila muy bien al personaje, y el actor lo aprovecha para entregar una interpretación sensacional. Pero el resto del reparto no le anda a la zaga, con un Nikita Mikhalkov que con su gran presencia y un par de trazos encarna muy bien al presunto amigo infiel. Los otros personajes (el consejero al que Wiktor tiene tirria, el cónsul y su esposa, el resto de funcionarios, el botones, el criado...) tienen algo raro en gran parte del cine contemporáneo: humanidad. No son meros comparsas, muñecos de trapo para llenar plano. Incluso el mendigo que grita aquello de “¡Viva Polonia!”, celebrando que el embajador le haya regalado unas botellas de precioso licor, tiene su punto de gracia y el encanto de lo auténtico.

Zanussi ha sabido insuflar al guión interesantes resonancias, pues Wiktor se mueve en un entramado de sospechas que se refieren no sólo al comportamiento de su esposa, sino al de su personal en la embajada, y al suyo propio en relación con su protegido, el nuevo cónsul. Y ello, con un tempo adecuado, el magnífico acabado visual y la sugerente partitura de Wojcich Kilar, ayudan a configurar una excelente película.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.