Saw V - Película - decine21
IMG-LOGO
Saw V
4 /10 decine21

Saw V

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
4 /10 decine21

Crítica

Conejillos de indias

Conejillos de indias

Quinta entrega de una saga llamada a convertirse en clásica e interminable, al estilo de las iniciadas con La noche de Halloween, Pesadilla en Elm Street o Viernes 13. Por supuesto, la gran diferencia entre estas películas ochenteras y las iniciadas por Saw es, por un lado, la originalidad del planteamiento y, por otro, el cuidadoso realismo de la producción, también en lo referente a los guiones, esmerados y nada tramposos, al crudo tratamiento de la violencia, al estudio de personajes y, por supuesto, a las rebuscadas y horrorosas torturas sufridas por las víctimas.

La película comienza con el salvaje ajuste de cuentas al que sometido un criminal condenado por asesinato que quedó libre por un "legalismo". Su víctima fue la hermana del agente de policía Hoffman, y ahora éste se ha tomado la justicia por su mano. Para camuflar su crimen, Hoffman deja pistas con el fin de que parezca obra de Jigsaw. El espectador se dará cuenta de que esos sucesos ocurrieron en el pasado cuando aparece Jigsaw (muerto en Saw III) y entre más tarde en relación con Hoffman. Por otro lado, el agente Strahm, prosigue con la persecución del asesino "Puzzle" que comenzó en Saw IV, y tras lograr escapar de la muerte "in extremis" se va acercando a la verdad... Al mismo tiempo, seis nuevas víctimas tienen que atravesar un extraño y horroroso laberinto de pruebas como si fueran conejillos de indias. Correrá la sangre.

Que no es ésta una película apta para todos los estómagos (o más bien para la mayoría de ellos) es una cosa bien clara. Pero desde la primera escena –claramente inspirada en el relato "El pozo y el péndulo" de Edgar Allan Poe– el film da lo que promete. Mucha sangre, mucha violencia insana y un peldaño más en el macabro y ya conocido juego del ratón y el gato creado por Jigsaw. En este sentido, resultan logradas las piruetas del guión para mantener "vivo" al monstruo criminal, cuya inclusión en la trama no resulta inverosímil en exceso. Pero, sobre todo, el director debutante David Hackl muestra una gran habilidad a la hora de manejar la compleja estructura narrativa, compuesta de tres líneas netamente diferentes, también en el tiempo, lo cual ayuda sin duda a mantener el interés (y a tomar aire entre tortura y tortura). Por lo demás, el reparto cumple y destaca como siempre el angustioso diseño de producción, con profusión de espacios cerrados cochambrosos y fotografía de tonos oscuros virados al gris. Ah, y por supuesto queda la puerta abierta para posteriores entregas.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.