saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Younger y Younger

Younger y Younger

Younger & Younger

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
4
Amor después de la muerte

Jonathan Younger (Donald Sutherland) y Penelope (Lolita Davidovich), su mujer, regentan un negocio de almacenaje de muebles en Los Angeles. Numerosos y variopintos personajes tienen allí su rincón, donden conservan sus objetos más preciados o se encierran, sencillamente, en busca de la paz necesaria para escribir una novela. Penelope es la que verdaderamente saca el trabajo adelante, con asombrosa meticulosidad. Su marido, un viejo calavera siempre en busca de mujeres, cree que lo fundamental es lo que llama ‘relaciones humanas’ con el cliente. Un día Penelope muere de un ataque al corazón, mientras Jonathan se encuentra con compañía femenina. Es el momento, piensa, de que su hijo Winston (Brendan Fraser) dirija el negocio, mientras él sigue ‘viviendo’. Pero comienzan los problemas económicos. A la vez, Jonathan tiene visiones de su mujer, en las que recupera poco a poco su belleza, conquistándole de nuevo.

El alemán Percy Adlon –director de Bagdad Café– ha escrito junto a su hijo Felix un excéntrico drama coral, con toques de comedia y hasta de musical, en el que todos lo personajes son contemplados con una suerte de afecto, aun en medio de sus debilidades. La afición por las mujeres de Jonathan –tratada con más elegancia de lo que cabría esperar– es equiparada a los frecuentes apareamientos de los conejos que cría un personaje. Y es simbolizada de un modo obvio en su obsesión por un antiguo órgano de los que se tocaban durante la proyección de películas mudas. La muerte de Penelope y sus sucesivas apariciones no hacen cambiar demasiado a Jonathan –sigue siendo gandul y mujeriego– pero le hacen redescubrir el amor que una vez sintió por ella. De hecho, se apunta una redención del personaje a través de ese amor.

La película tiene más de un punto de contacto con el cine de Wim Wenders, por su brillante puesta en escena y sus intenciones narrativas moralizantes, a veces difíciles de interpretar. Chirrían un poco el número musical –demasiado largo, como mínimo– y unas breves y acarameladas imágenes celestiales. Destaca, en cambio, la banda sonora del Hans Zimmer.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE