saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Merlí

Merlí

Merlí

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Oh, filósofo, mi filósofo
Oh, filósofo, mi filósofo

Las vicisitudes de Merlí Bergeron, profesor de filosofía cercano a los 60 años, requerido para cubrir una baja en un instituto Àngel Gimerà, donde casualmente estudia su hijo Bruno primero de bachillerato, lo que va a suponer que tendrá que darle clases. Divorciado, su ex le ha dejado precisamente a cargo del chico mientras viaja a Roma con su novio, en el momento en que Merlí se ha trasladado a vivir casa de su madre actriz. Con sus formas “alternativas” de dar clase, Merlí se ganará a sus alumnos, al menos les obliga a pensar. Habla con tono irónico y mordaz, diciendo todo lo que piensa de modo directo, siente bien o mal. Este estilo descarado producirá tiranteces con profesores de métodos pedagógicos más “tradicionales”, pero también le permitirá ligar con la profesora de inglés.

El referente claro de esta serie de TV3 creada por Héctor Lozano es El club de los poetas muertos, escenas como la de abandonar el aula para dar la clase en la cocina, o los discursos desafiantes donde despotrica de otros estilos de enseñanza permiten reconocer en Merlí un trasunto del célebre profesor Keating, aquí con Francesc Orella tomando el relevo a Robin Williams a la hora de estimular al alumnado y “epatar” a los profesores del “jurásico”; y sus clases gustan, por ese tema de fondo de la filosofía de poner patas arriba todo lo que pensamos… En relación a los alumnos, esta primera temporada se centra en el secreto de Bruno, que estudia danza y resulta ser gay, y su atracción por el repetidor Pol. Aunque también hay otras situaciones, como la de Iván, que tiene agorafobia y no sale de casa. Entre las chicas está Berta, que juega con Pol sugiriendo que podría estar embarazada, o Tania, la confidente de Bruno. En cuanto a Merlí, se muestran sus contradicciones, a veces es capaz de dar buenos consejos a sus alumnos, y logra avances en el caso de la fobia de Iván, pero él personalmente resulta ser un inmaduro, de modo llamativo en sus relaciones con las mujeres –entabla relaciones con la madre de uno de sus alumnos–, pero también en acciones cómo la de dar la copia de un examen de otra asignatura a su hijo.

Los capítulos, dirigidos por Eduard Cortés, aluden siempre a un filósofo, aunque no se debe pensar que la serie pretende dar a conocer el pensamiento de cada uno, más bien es un recurso narrativo, a veces como mucho a modo de subtexto, así Platón sirve para hablar del amor platónico. Si un filósofo tiene más presencia, ése seguramente es Nietzsche, de quien Merlí cuelga un póster en su dormitorio, y que como él es el vitalista, el que tiene su ideal de superhombre en el niño que juega en el puro presente, sin tener que rendir cuentas a nadie. Aunque Merlí coincide con Keating en ser un iconoclasta de las reglas, quizá difiere de éste en su mayor superficialidad, la invitación a pensar no es tan evidente en uno como en otro.

También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (1)

    4177 | Carmen - 2018-06-12 16:42:00
    Un profesor empatico pero amoral su ética es hedonista y utilitarista. Los alumnos con familias peculiares
  • Comenta esta Serie TV



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto