IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del año 1923

(1923) | 87 min. | Drama
Marie, una joven huérfana, trabaja en un bar de un puerto de Marsella, explotada por el despótico individuo que la ha adoptado. Deseosa de escapar de él y de su amante, un alcohólico sin escrúpulos, acaba uniéndose a otro hombre, Jean, al que visita a escondidas, ausentándose de su trabajo con la excusa de que le falta aceite. Jean le ofrece protección y le propone que se fuguen juntos y contraigan matrimonio. Primer film dramático como director en solitario del francés de origen polaco Jean Epstein (Varsovia, 1897), uno de los primeros maestros del cine. Rueda un drama con giros lacrimógenos muy del gusto de la época, con un estilo realista que anticipa el cine de Jean Renoir y otros realizadores posteriores. El propio Epstein escribió el guión en una sola noche, aunque luego introdujo aportaciones de Marie Epstein, su hermana, y de Henri Stuckert. El film es bastante innovador en cuanto al uso de los primeros planos, que Epstein había descubierto viendo La Roue, de Abel Gance. Destaca especialmente la secuencia de la feria, en la que numerosos planos montados de forma dinámico van aumentando la tensión del momento.
7/10
(1923) | 22 min. | Comedia
Cortometraje de uno de los magos del humor; Buster Keaton. "El aeronauta" (1923) es el famoso "Pamplinas", como se le conoció durante mucho tiempo, y parodia el cine de aventuras: volará en un dirigible, se enfrentará a osos y freirá peces utilizando las raquetas de tenis como sartén.
4/10
(1923) | 113 min. | Drama
La Viena del emperador Francisco José, previa al estallido de la Primera Guerra Mundial. El frívolo conde Honegegg, comprometido con una mujer de su misma posición social, se queda prendada de Agnes, una organillera que ejerce su oficio en las atracciones del Prater. Empezará a cortejarla, pero ocultando su identidad. Cuando llega la hora de la verdad, dejará tirada a su amada sin darle explicaciones. Entretanto ocurren penas sin cuento, desde el acoso que sufre Agnes por parte de uno de los feriantes, a la enfermedad de la madre de la chica, el amor sin esperanzas del jorobado... Intenso folletín concebido por Erich von Stroheim para Universal. Después de las tensiones acontecidas en el rodaje de Esposas frívolas, el productor Irving Thalberg decidió atar en corto al cineasta, y ante sus excentricidades e imposiciones de personales puntos de vista, tomó la arriesgada decisión de despedirle y sustituirle por Rupert Julian. Aunque los estudiosos disputan qué escenas deben ser atribuidas a von Stroheim y cuáles a Julian, lo cierto es que la película tal y como se exhibió es vigorosa en el dibujo de las penalidades extremas de los personajes, y en la mirada a una forma de ser de la aristocrática Viena que llegaba a su fin. La ciudad imperial y el Prater están reproducidos en estudio con inusitado realismo. Es muy bueno el trabajo de los actores, aunque destaca la sufridora Mary Philbin, que aguanta mucho difícil primer plano, y el veleidoso Norman Kerry, sobre todo cuando asume sus errores y pierde la arrogancia. El título del film alude a un motivo reiterado en la película, que compara la vida con un carrusel, una de las atracciones del Prater.
7/10
(1923) | 73 min. | Comedia
Asombrosa película de Harold Lloyd, probablemente la mejor de su filmografía, que figura en cualquier antología del cine por sus escenas acrobáticas. Harold es un joven que deja en el pueblo a su amada para labrarse un porvenir en la ciudad. Allí trabaja en unos grandes almacenes, pero sus deseos de prosperar no avanzan tan rápidos como quisiera. Sin embargo, cara a su chica, mantiene la ficción de que todo va viento en popa, y que es poco menos que el jefe del negocio donde es un simple dependiente. Las cosas se complican cuando su novia decide visitarle en la ciudad...El film está sembrado de momentos superdivertidos, cuando ella va a visitar a Harold en la tienda, y él simula ser alguien que manda mucho. Pero la secuencia estrella de la función está ligada a la idea que Harold tiene para publicitar los grandes almacenes: pedir a un amigo suyo que trabaja en la construcción que trepe hasta arriba el alto edificio donde tienen su sede los grandes almacenes; el hombre araña no puede cumplir lo pactado por el acoso de un policía, lo que obliga a Harold, muy a su pesar, a convertirse en improvisado trepador. Esto da lugar a imágenes grabadas indeleblemente en la historia del cine, donde se combina lo hilarante con el más genuino suspense. Harold Lloyd hizo sin dobles estas escenas. La protagonista femenina es la que sería su esposa, la actriz Mildred Davis.
8/10
(1923) | 98 min. | Drama
Clásica adaptación muda de la inmortal novela del escritor francés Victor Hugo. El actor Lon Chaney da vida a un memorable Quasimodo, que habita en el campanario de la catedral de Notre Dame, en París. El jorobado, alejado de la gente por su horrible aspecto, vive recluído para evitar las burlas crueles de los ciudadanos. No obstante un día, una bella bailarina gitana cuida de él, tras haber sido azotado en público. El jorobado quedará prendado de esta hermosa criatura, y no dudará en arriesgar su vida para salvarla, cuando ésta sea falsamente acusada de brujería. Wallace Worsley, con la ayuda de un joven William Wyler, dirigen la película. Todo el espíritu de la novela está plasmado en el film, en el que la falta de voz es suplida por unas interpretaciones sublimes. Destaca el actor Lon Chaney, que bajo el repulsivo aspecto que le da un excelente maquillaje, sabe construír un personaje lleno de sensibilidad y virtudes. El film, pese a las limitaciones de la época, realiza un gran esfuerzo en la recreación del París de la época. Mención aparte merece la esmerada fotografía de Robert Newhard.
6/10
(1923) | 93 min. | Romántico | Terror
El jorobado Quasimodo vive en la catedral de nuestra señora de parís, donde toca las campanas y trepa por las torres. Un día es escogido rey de los locos, y se organiza un baile en su honor. Así es como acaba bailando con Esmeralda, una bella gitana. Adaptación de la clásica obra de Victor Hugo, que posteriormente daría lugar a más versiones. Sin duda, es uno de los grandes clásicos del terror de la época del cine mudo, protagonizado por Lon Chaney, la gran estrella del género de la época.
6/10
(1923) | 70 min. | Comedia
Keaton es William McKay, un joven que regresa a su pueblo natal, al sur de los Estados Unidos, para heredar la finca de su madre. En el viaje se enamora locamente de Virginia. Pero se trata de un amor imposible ya que las familias se odian a muerte. Cuando los hermanos de Virginia se enteran de que William es un McKay, intentan asesinarlo. Él se cobija en casa de sus enemigos para aprovecharse de una costumbre sureña según la cual nadie puede matar a su huésped. Keaton muestra así una estampa cómica de las costumbres sudistas, no exenta de criticismo. La película es una de sus indiscutibles obras maestras, sin tanta aureola mítica como El maquinista de la general, pero sí a su altura creativa. Famosa por su trucaje es la memorable escena en que Keaton se balancea al borde del torrente para salvar a su amada. Como dato curioso, actúan también el padre de Keaton y su hijo de quince meses: tres generaciones.
6/10
(1923) | 80 min. | Drama
Adaptación de una obra de Honoré de Balzac, en que una malhadada noche dos amigos médicos recalan en una posada y deben compartir habitación con un comerciante en piedras preciosas, que muere asesinado. Sorprende sobre todo la estructura narrativa adoptada por Jean Epstein, que combina paralelamente dos relatos, en la actualidad, y en la época en que ocurre el crimen.
6/10
(1923) | 60 min. | Comedia
La Edad de Piedra, el Imperio Romano y la Edad Contemporánea son las épocas elegidas por Keaton para poner de relieve la lucha de un hombre contra poderosos enemigos en la disputa por la mujer amada. De este modo el genial humorista rendía homenaje, a la vez que parodiaba, a la célebre "Intolerancia" con sus cuatro episodios. Primer largometraje que dirige el propio Keaton, con espléndidos decorados para la época. En el reparto aparece Oliver Hardy, antes de unirse a Stan Lauren, con el que formaría más tarde la famosa pareja artística del Gordo y el Flaco.
6/10
(1923) | 146 min. | Histórico | Drama
Como contrapunto moralizante a una historia moderna, en la que dos hermanos se disputan el amor de una bella mujer, se introduce la narración del Exodo bíblico. La historia contemporánea que sirve de pretexto para la introducción de los elementos bíblicos resulta casi banal o, por lo menos, bastante tópica, y la historia de Moisés es mostrada en función de su espectacularidad, más que de su profundización. A pesar de todo, el éxito de la película en su tiempo fue apoteósico, y consagró a De Mille como especialista en obras monumentales. Volvería a rodar una nueva versión, esta vez con sonido y color, en 1956. Narra cómo Moisés se enfrenta al faraón y logra que deje salir de Egipto a los israelitas. Los israelitas sufren la persecución de los egipcios, pero Moisés consigue que se abran las aguas del Mar Rojo y, con idéntico truco al que emplearía en 1956, los israelitas lo atraviesan a pie, mientras sus perseguidores se ahogan. El prólogo finaliza cuando la señora MacTavish cierra la gran Biblia familiar, que está leyendo a sus dos hijos, el bueno John y el malvado Dan. Ambos están enamorados de Mary, una muchacha hambrienta que recogieron en la calle. John deja que Dan se case con ella. A partir de ahí, se desarrollan una serie de acontecimientos con mucha carga simbólica. Se trata de una película que tiene tanta economía narrativa como fuerza. De Mille era antiguo ayudante de Griffith, uno de los considerados padres del cine. No en vano, se acusa a De Mille de plagiar a su maestro, director de Intolerancia (1916). Sus películas posteriores tienen enorme brillantez, y van desde westerns como Buffalo Bill (1936), pelis de piratas como Corsarios de Florida (1938), o aventuras como Policía Montada del Canadá (1940). 
8/10
(1923) | 60 min. | Comedia
Marion Whitney abandona su trabajo en una tienda de modas para casarse con un millonario llamado Smith. Sin embargo, no todo es tan modélico como Marion había imaginado, y su vida marital acaba siendo aburrida. Así que Marion no tiene otra ocurrencia que formar una sociedad de mujeres, para que éstas seduzcan a hombres de negocios, se hagan fotos amorosas con ellos y después les chantajeen amenazando con enseñárselas a sus esposas. Una comedia más bien cínica que constituyó uno de los primeros filmes dirigidos por Clarence Brown, elegante autor especializado en comedias de clase e inspirados melodramas.
4/10
(1923) | 93 min. | Melodrama
En esta película Chaplin no actúa, y cambia la comedia por el drama. Denuncia la hipocresía y los prejuicios morales a través de una sencilla joven (Edna Purviance) que se enamora de un pintor.
8/10
(1923) | 63 min. | Comedia
Un joven millonario hipocondríaco viaja con su guapa enfermera y su servicial mayordomo a la imaginaria isla sudamericana de Paradiso, que como su propio nombre indica para el lugar perfecto para cuidar la salud. No imagina que se va a ver atrapado en la vorágine de una revolución llevada a cabo por la clásica cuadrilla de militronchos aprovechados. A cambio va a ganar a un amigo inmenso, va a descubrir el amor, y puede que desaparezca su adicción a las medicinas. Divertido film de Harold Lloyd, a cuento de los tópicos de la clásica república bananera, poblada de soldados torpes y ambiciosos, e incluso de un renegado yanqui. Hay buenos hallazgos en los gags, como el Coloso “jugando a los bolos” con los soldados, o la simulación tras una pared de un ejército armado con poderosos cañones, cuando sólo están Lloyd, su amada enfermera y el gran amigo. Quizá el gran hallazgo del film es el altísimo John Aasen, 2,67 metros nada menos, que con su ingenuidad casi roba la función al genial Lloyd. También hay que señalar la incorporación a los filmes de Lloyd de Jobyna Ralston, después de que el actor se casara con Mildred Davis y ésta diera por terminada su carrera en el cine.
6/10
(1923) | 70 min. | Drama
Una de las cinco películas dramáticas para las que Clarence Brown fue contratado en la Universal. En esta ocasión se basaba en una obra teatral de Rita Weiman, repleta de misterio y suspense. Todo ocurre cuando un hombre es asesinado y su hijo detenido por la policía como sospechoso de este crimen. Solo su esposa parece poder demostrar su inocencia. Uno de sus protagonistas es Norman Kerry (1894-1956), que comenzó su carrera como agente teatral, hasta que después decidió hacer sus pinitos como actor de cine en 1916, sobre todo en papeles de malvado. Al llegar el sonoro no acabó de acomodarse retirándose de la profesión en 1941.
3/10

Últimos tráilers y vídeos