IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del año 1934

(1934) | 67 min. | Drama | Comedia
Jimmy Corrigan se dedica a buscar herencias que nadie reclama para quedarselas él, pero no todo sale como esperaba.
(1934) | 61 min. | Drama
Versión cinematográfica de una novela de Willa Cather, escrita en 1923. Cather (1873-1947) era una brillante escritora que había ganado el premio Pulitzer en 1923. Sin embargo, la película dejó tan enojada a la novelista que firmó en su testamento que ninguna de sus obras fuese llevada de nuevo al cine. Algo que sus herederos no cumplieron, ya que de ella es la serie de televisión Oh, Pioneers! (1991), entre otras obras. En A Lost Lady, Barbara Stanwyck es Marian Forrester, una mujer que tras la muerte de su marido se marcha a descansar a las montañas de Canadá. Allí sufre un accidente y es rescatada por Daniel, un hombre mayor que acaba enamorándose de ella. Sin embargo, Marian no encuentra la felicidad en su amable salvador, sino en un amante más joven. La mencionada novela había dado lugar a una película muda de 1924 con el mismo nombre.
4/10
(1934) | 59 min. | Western
Unos forajidos encuentran una mina de oro en las profundidades de un pequeño pueblo. Entonces comienzan a extorsionar a los pacíficos habitantes locales con el objetivo de que abandonen sus casas. Un joven se opondrá a la banda para defender la ley. Uno de los primeros filmes como protagonista del legendario John Wayne, que ya llevaba algunos años como secundario. En esta ocasión, la trama combina los elementos básicos del western con escenas cómicas.
6/10
(1934) | 81 min. | Drama | Romántico
Jerry es un ladrón de guante blanco que se dedica a robar joyas. Está casado con la bella Toni y ambos son felices, sin embargo ella no quiere ese tipo de vida en su hogar, pues desea tener hijos. Un día, aparece Penny, una niña que ha estado viviendo con la familia de su madre, la difunta esposa de Jerry. El encanto y la simpatía de la pequeña hará que Jerry se replantee su vida y piense en formar una familia junto a Toni. Preciosa película de buenos valores, que cuenta principalmente con el protagonismo de la niña prodigio Shirley Temple, que tenía tan sólo seis añitos. Lo cierto es que la cámara le adoraba y, sólo con su aparición, robaba protagonismo a actores ya consagrados. Gary Cooper y Carole Lombard, perfectos.
6/10
(1934) | 60 min. | Western
La banda de Gentry fue la causante de la muerte del padre de Ted Hayden, y la misma banda le ha robado el rancho a Fay Winters. Ted intentará rescatar el terreno y recuperar a su hermano Spuds, desaparecido hace tiempo. Venganzas, rencores y reencuentros en este western de Robert N. Bradbury (Frontera sin ley).
4/10
(1934) | 105 min. | Histórico | Drama
Adaptación británica de la novela de Lion Feuchtwanger, situada en el ghetto de Würtemburg, y que simpatiza en líneas generales con sus personajes judíos, a diferencia de la versión alemana rodada seis años después, ya durante la guerra provocada por los nazis. La acción se sitúa en el siglo XVIII, y pinta el enfrentamiento entre un lujurioso señor lleno de ambición y su siervo, donde el primero quiere aprovechar en su provecho su condición de judío en un ambiente antisemita. 
5/10
(1934) | 87 min. | Comedia | Romántico
Un joven que se las da de chulo, se alista en la Marina por error. Por distintas circunstancias será premiado por su heroísmo, y además conocerá a Dorothy, con la que iniciará un romance. El film fue nominado al Oscar como mejor película y está protagonizado por James Cagney, a quien le acompaña una jovencita Gloria Stuart (la anciana Rose de Titanic).
6/10
(1934) | 93 min. | Melodrama
Melodrama de la Metro sobre los distintos avatares amorosos de una mujer llamada Sadie McKee. En Nueva York, ella se ve rechazada por un delincuente que prefiere caer en brazos de una actriz más exuberante. Dolida y sola, Sadie encuentra trabajo en un club nocturno de la ciudad y allí un millonario borracho se enamora de ella. A pesar de aceptar su proposición matrimonial, Sadie no es feliz porque se encuentra con el rechazo de la familia del magnate que la considera poco menos que una prostituta, que solo pretende sacarle el dinero. Película destinada al lucimiento de su actriz principal, Joan Crawford, quien, curiosamente, dos años antes también había encarnado a una mujer llamada Sadie (Thompson) en el melodrama Bajo la lluvia (1932).
5/10
(1934) | 52 min. | Western
Chris Morrell es un vaquero que ayuda a Nina, una niña mestiza, a encontrar a su padre blanco, el cual le ha dejado una importante herencia. El bandido Sam Black intentará hacerse con el dinero. Un jovencito John Wayne protagoniza este western de corta duración. Yakima Canutt, asiduo también de películas del oeste, le acompaña.
4/10
(1934) | 87 min. | Musical | Romántico
Película a mayor gloria de la cantante de opereta Irene Dunne, tan sofisticada como de costumbre. Ella es la Adelina del título, una artista del entretenimiento de 1898, enamorada de un escritor de canciones, a la vez que partícipe de una intriga de asesinato donde aparece una espía española llamada Elysia (encarnada por Wini Shaw). Todo proviene de un célebre musical de Broadway escrito por los talentosos Jerome Kern y Oscar Hammerstein II en 1929. Esto hace que la trama sea lo de menos y que el público valorase las dotes de cantante de Dunne así como los números de baile del coreógrafo Bobby Connolly. Entre las canciones se encuentran algunas de las melodías más reconocidas del dúo Kern–Hammerstein como 'Here Am I', 'We Were So Very Young' y 'Out of the Blue'.
4/10
(1934) | 0 min. | Comedia | Romántico
Kitty, empleada de unos grandes almacenes, se debate entre dos amores: el heredero del dueño de la tienda, y un humilde mecánico al que conoce desde hace mucho tiempo. El segundo parece admirarla no sólo por su belleza, sino que quiere lo mejor para ella. Sencilla comedia romántica que sin embargo funciona, por su tono positivo, y por el carisma de los protagonistas.
4/10
(1934) | 85 min. | Musical
Un musical de ambientación romántica que tiene como aliciente principal ver bailar el bolero de Ravel a la pareja formada por George Raft (que había practicado este oficio en Broadway y que en el cine sería célebre por sus papeles de gángster) y la estimulante rubia Carole Lombard mostrando un ajustado vestido negro poco antes de la censura. Raft es el propietario de un local en París que pierde a su pareja de baile cuando ella se casa con un millonario. Después de la Primera Guerra Mundial, los destinos de ambos vuelven a unirse gracias al baile. El largometraje supuso el debut de Ray Milland en la Paramount, productora donde permaneció hasta 1949 ganándose allí unos galones de estrella que perdería rápidamente al acumular años y películas baratas.
4/10
(1934) | 104 min. | Biográfico | Drama | Histórico
Siglo XVIII. Tras mantener negociaciones con Rusia, se acuerda el enlace matrimonial de la joven princesa prusiana Sofía con Pedro, hereredero al trono del imperio ruso. Sofía es una joven ingenua, que en su largo viaje de siete semanas a Moscú, espera encontrarse con un auténtico “príncipe azul”. Lo que encuentra es a un lunático depravado, medio retrasado mental, y a su dominante madre, la emperatriz Isabel. La princesa, que cambia su nombre por el de Catalina, deberá aprender a sobrevivir a las intrigas palaciegas, mientras su corazón insatisfecho busca consuelo en otros hombres distintos a su marido. Intensa película de Josef von Sternberg, se basa en los diarios de Catalina. El cineasta, con guión coescrito por Manuel Konroff, sabe lidiar con el difícil género del biopic dividiendo la trama en grandes bloques, y presentando un amplio fresco de la corte imperial, mostrada como un lugar depravado y lleno de podredumbre, donde los comportamientos lascivos son moneda corriente. A crear la atmósfera deseada ayuda un departamento artístico excelente (Peter Ballbusch, Hans Dreier y Richard Kollorsz), que crea unas esculturas y pinturas de formas siniestras. También resulta perfecta la composición de Marlene Dietrich, que maneja una amplia gama de registros, desde el de jovencita ingenua al de mujer resabiada y ambiciosa; y la de Sam Jaffe como el gran duque Pedro, que da verdadero miedo con su aspecto de completo chiflado. El film contiene escenas excelentes, como la de la boda, sin palabras; la de la noche que un conde cree que va a pasar con Catalina, repleta de ironía; o las cabalgadas por el interior de palacio. Sternberg destaca en sus memorias un momento especial: cuando “un monje pide limosna alrededor de la mesa del emperador y se deja abofetear por él diciendo: ‘esto es para mí, ¿qué tenéis para dar a los pobres?’”.
8/10
(1934) | 101 min. | Musical
Característico musical de la época, que servía para que todo el mundo pudiese cantar y bailar a gusto. En este caso se incluyen canciones de Cole Porter como 'Wunderbar', con vocalistas algo descabellados, como Charles Boyer. En su argumento, una condesa es obligada a casarse –al menos durante una noche– si no quiere perder su inmensa fortuna. El elegido no es otro que un vagabundo, pero cuando la boda va a llevarse a cabo ella encuentra el amor en un apuesto teniente. Se trata de una especie de parodia del género de opereta, resuelta con estilo y cierta gracia, si bien los números musicales son algo planos. Sus protagonistas, Boyer y Loretta Young volverían a formar pareja en Shanghai (1935). En la película destaca la presencia de Jean Parker (1915-2005), que tuvo un gran éxito al encargar a la frágil Beth en Las cuatro hermanitas (1933), pero que después pasó por una carrera más bien de serie B, hasta su definitivo retiro en 1966.
5/10
(1934) | 95 min. | Biográfico | Histórico
Cómo una princesa austriaca llegó a ser la emperatriz de todas las Rusias. Los hermanos Korda fueron muy aficionados a las producciones de corte histórico, como La vida privada de Enrique VIII o Rembrandt. Aquí nos trasladan a Rusia, con el compromiso matrimonial de Catalina con el gran duque Pedro. Su relación se deteriora, por lo que la princesa se inventa pretendientes, con la idea de hacerle cambiar. Lo peor sucede cuando Pedro se convierte en zar. El film narra con intensidad las intrigas palaciegas para derrocar a un mandatario poco amado.
6/10
(1934) | 83 min. | Drama
Adaptación de la novela de W. Somerset Maugham, en que un tipo que ha decidido sentar la cabeza, y estudiar para médico, es incapaz de olvidar a Mildred, camarera a la que conoció antaño. Cuando ella vuelve, soltera y esperando un niño, él le pone un apartamento y está dispuesto a comprometerse. Pero Mildred es incorregible. Bette Davis borda el papel de mujer mundana.
7/10
(1934) | 77 min. | Drama | Romántico
Agradable drama romántico sobre un grupo de amigos, encabezados por Janet Gaynor y James Dunn, que una vez graduados en la costa oeste de Estados Unidos viajan a Nueva York para encontrar trabajo. Habrá problemas y romances. Destaca la presencia de Ginger Rogers y la aparición de una jovencita Shirley Temple en el avión.
5/10
(1934) | 79 min. | Acción
Una de las muchas películas producidas por la Fox que se rodaron sobre el personaje creado por Earl Derr Biggers, el inspector de Honolulu Charlie Chan. En este caso todo transcurre durante un fin de semana que pasa tranquilamente en Londres. Durante ese tiempo ha de demostrar la inocencia de un joven acusado de asesinato. Envenenamientos y policías de Scotland Yard se cruzan en el camino del genial detective. El actor que más veces le dio vida fue Warner Oland (1879-1938), nacido en Suecia y que, debido a sus rasgos exóticos, encarnó a míticos personajes orientales como el malvado Fu Manchú y a Charlie Chan en nada menos que 16 ocasiones recorriendo todo el mundo.
5/10
(1934) | 72 min. | Comedia
Rose, que vive en una situación de extrema pobreza, se las arregla para que la detengan, con el único propósito de disfrutar de comida y techo. Será puesta bajo la custodia del muy excéntrico coronel Ransome, que se la lleva a su propia casa, para disgusto de su querida esposa. Amable comedia de Richard Thorpe, cuyo reparto está compuesto de actores de carácter.
4/10
(1934) | 100 min. | Drama | Épico | Histórico Tráiler
No es tan conocida como la monumental versión de Joseph L. Mankiewicz, que puso en números rojos, muy rojos, a la Fox. Pero la aproximación de Cecil B. DeMille a la legendaria reina de Egipto no desmerece del film citado en despliegue de medios, y hasta cabe decir que tiene una estructura dramática más convincente. El triángulo amoroso entre Cleopatra, Julio César y Marco Antonio da pie a escenas tan inolvidables como la de la reina envuelta en una alfombra en forma de regalo, o la de la seducción en la lujosa barcaza que navega por el Nilo. También funciona muy bien todo lo que rodea a un posible envenenamiento, o el pasaje lleno de dignidad, en que el veterano general advierte con nobleza a Marco Antonio acerca de cómo se está labrando su ruina. Como no podía ser menos en una película de DeMille, hay escenas espectaculares de batalla, con muchos figurantes, en el enfrentamiento de Roma y Egipto, aunque concentradas y presentadas casi como si formaran parte de un noticiario de la época.La película es una verdadera 'perita en dulce' para su protagonista, Claudette Colbert, que sabe conjugar la majestuosidad de Cleopatra con unos adecuados matices pícaros. La actriz ya había trabajado con DeMille en El signo de la cruz. El director se encuentra en su salsa con el despliegue fastuoso del misterioso Egipto, con un muy característico toque 'kitsch', donde abundan las hermosas danzarinas, y el vestuario sexy, con una radiante Colbert, auténtica reina de la función. Por supuesto, el film contiene los sucesivos amores de Cleopatra, primero por Julio César, quien pretende utilizarla para sus propios intereses, pero que acaba sucumbiendo a los idus de marzo; y luego por Marco Antonio, donde cambian algo las tornas, pues ella es claramente la seductora y él quien sucumbe a sus encantos, comportándose como un chiquillo. Curiosamente, Colbert tenía fobia a todo tipo de bichos, de modo que para preparar a la actriz para la escena final con una serpiente, se le ocurrió un truco: apareció con un enorme ofidio al cuello en el plató, lo que despertó las protestas de la actriz; cuando le dijo que lo haría con una más pequeña, y sacó una serpiente de tamaño muy inferior, se solventó el problema.El casting de Marco Antonio fue completamente casual. Cuenta DeMille que andaba buscando actor, sin saber a qué carta quedarse. En éstas, viendo metraje de unas pruebas de caballos, vio que otros cineastas estaban visionando su material. Y escuchó una voz masculina, que sonaba a inglesa, que le gustó. “Olvide los caballos”, le dijo al proyeccionista, “sólo quiero que vuelva a pasar ese fragmento”. Preguntó el nombre del actor, y le dijeron, “Harry Wilcoxon, aunque le hacen llamar Henry”. Su réplica fue: “Harry o Henry, será Marco Antonio”.
6/10

Últimos tráilers y vídeos